Yo un dia me voy permabaneado

pero por mi hija que te pego un tiro en la pierna

Unos 630km ida y vuelta, Visita al Lago de San Mauricio (Lerida)
saliendo desde Barcelona.

el viaje de ida casi perfecto, el viaje de vuelta mayoritariamente horrible.

Salimos “prontito” a las 7:30 un poco pasadas, un poco de callejeo
urbano muy tranquilo en las casi solitarias calles de la ciudad condal
un domingo por la mañana. Llegamos a la ronda litoral, con un trafico
soprendentemente escaso en comparacion con un dia laboral cualquiera. Y
enfilamos el inicio del viaje.

El primer tramo, que conozco a la perfeccion, son los 50 y pico km hacia
Igualada por la A-2, despejandonos de los ultimos resquicios del
“madrugon”. Hace un sol estupendo, la musica suena suavemente por los
dos altavoces delanteros… es lo que hay cuando no tienes detras ningun
elemento de esos. El trafico aunque existente no molesta, salvo algun
escaso despistadillo, algun dominguero presupongo.

Las velocidades, principalmente alegales, con puntas ilegales no
punto-perecederas. Hasta pasar Igualada, donde bajo a los 100/120km/h.
No me conozco la autovia y se que esta muy bacheada. Despues de una
pequeña discusion simpatica y alegre confirmamos que las mujeres no
saben leer mapas y que hemos de salir en la salida 461 para coger la
L-230 que esta perfectamente señalizada, Empezamos el camino por
nacional. practicamente solos, algun que otro turismo, ningun camion,
80/100km/h, puntualmente 120 en alguna recta, somos adelantados varias
veces por gente que conoce la ruta, sin peligros ni sobresaltos, el
circular que todos deseamos y sin molestarnos.

Vemos una discoteca… no recuerdo 768 o algo asi, y justo despues una
gasolinera, paramos, repostamos, unos pocos km mas y llegamos a almenar,
un pueblecito, donde desayunamos. Los abuelos estan jugando a las
cartas, algunos piden cafes o tilas, descafeinados o con sacarina. Un
venerable, anuncia con rotundidad que el quiere azucar, se le nota algo
ofendido, defiende su hombria. La camarera nos sirve unas rebosantes
tazas, cafe con leche y nos dice que tendremos que esperar un poquito si
queremos uno bocadillos, ya que el hombre ha ido a Lerida a buscar al
niño. Nos espanta el significado de un poquito, puede que no midan el
tiempo como en Barcelona. Asi que le decimos que nos tomamos el cafe con
leche y luego veremos cuanto esperamos. Con la tonteria estamos una hora
en el bar, evidentemente nos comemos unos maravillosos y jugosos
bocadillos y otro cafe, este solo. La gente muy agradable, en el pueblo
nos sorprende que la gente saluda, somos demasiado urbanitas.

Salimos de nuevo a la carretera, recordando la Iglesia del pueblo,
estaba muy mal la pobre, aunque solo al mirarla de cerca. Durante unos
largos km de carreteras suaves, sin curvas pronunciadas, con algun que
otro pueblo, vistas apacibles, un sol rotundo y alguna que otra obra en
en el camino, con parada incluida y obrero director de trafico en la
misma, nos vamos acercando a la zona divertida.

13 son si no recuerdo mal, los tuneles de escala, pequeñitos y separados
por escasos metros, con las divertidas curvas de un puerto de montaña
que discurre entre un lago y altas montañas escarpadas de azul y naranja
palido en sus paredes y verde turquesa en las aguas. Se divierte quien
mira el paisaje, si divierte quien conduce en esas curvas, que a veces
cerradas, no dejan de ser suaves. Cuando termina el disfrutable paisaje
nos adentramos en montañas aridas, maltratadas por el clima que sugieren
una dureza, un estado agreste muy agradable, muy natural.

Llegamos a un pueblo y por fin alguien nos recuerda que vivimos en un
mundo un humano. Un Patrol se incorpora delante nuestro, es limite 50,
hay que ir despacio, pero tanto? circulamos un buen tramo a 20km/h, como
maximo, curvas y curvas, no se puede adelantar. Vemos como el patrol,
pegado a la derecha casi circula metiendo la rueda fuera del asfalto, en
un hueco de 20cm de profundida, aterra verlo sino fuera por al
distancia. Finalmente veo hueco, una suave doble curva con visibilidad
perfecta, linea discontinua, acelero, pongo intermitente, me voy
acercando, invado, el carril contrario pasando velozmente al vehiculo,
con cierto panico, a que negarlo, por algun extraño motivo el susodicho
va ahora pegado al lado izquierdo del carril.

Hemos superado al becerro y seguimos nuestro camino pero de nuevo caemos
en el error, solo que esta vez no me tome mi tiempo y como las mujeres
no saben leer mapas, damos media vuelta, y ahora si. Tomamos el desvio,
L-500.

Cruzamos un puente y vemos el famoso patrol ahi parado, adelantamiento
inutil ? no se, pero detras de ciertos vehiculos no es sano circular.
Segun nuestra hoja de ruta, hemos de encontrar un desvio a la izquierda
L-502 que tomamos y nos lleva a un pueblo… sin salida. Vaya,
preguntamos una señora habitante del lugar que muy amablemente nos
indica, deshacemos medio km y seguimos, poco despues encontramos un
lugar donde aparcar, el camino que sigue, ya en la zona de destino esta
cerrado por la nieve.

Aqui empezamos nuestro viaje a pie, por parajes blancos, trozos nevados,
trozos sin nevar, un rio precioso y tras varias horas de disfrutar del
silencio, el paisaje y algunos mosquitos, la fotografia y la desconexion
total, incluida la falta de cobertura termina nuestro viaje con el
principio del regreso.

Otro mundo, mucha circulacion, fluida, una caravana de coches infinita
lleva de SUVs. Un numero infinito de necios adelantando continuamente
para nada. Estres, y de repente, un berlina, un volvo frenando con
dureza en todas y cada una de las curvas… horrible, imposible
seguirlo, es evidente que va a tener que ser adelantado. Pero antes, de
nuevo un patrol se incorpora a la circulacion, esta vez delante del
volvo. 20km/h… el horror s hace insoportable. Finalmente veo una señal
de fin de prohibicion, visibilidad, no viene nadie y empiezo el
adelantamiento… Error, exactamente dos errores. Primero, la linea no
era discontinua, tenia tramos discontinuos para permitir
incorporaciones, Y segundo error, el patrol, tenia puesto el
intermitente a la izquierda, iba a meterse por un camino. Bueno, no pasa
nada, desisto, pongo el intermitente derecho. Como de costumbre el volvo
frena mucho, tengo espacio y me recoloco en mi sitio a pesar de quedar
ya muy poco espacio, pero como estamos practicamente parados no es
preocupante. Veo gesticular al conductor del volvo, alla el. Mi copilota
en cambio no se lo toma tan bien. Poco despues consigo librarme del
volvo y poco despues se libra una furgoneta que iba detras, con su
flamante L. Discurrimos los dos por la zona de puentes y pasado esta por
la nacional 230. Muchos km dejandonos distancias de seguridad correctas
y agradables. Y sufriendo las hondonadas de SUVs y no SUVs cagaprisas
adelantando mal y peligrosamente y comiendo culos con la calma necesaria
para seguir tranquilos, eso si, una tranquilidad de entre 80 y 120 km/h
segun orografia. Los adelantadores se van quedando delante, no se
escapan puesto que el trafico es muy intenso y solo se van alejando a
medida que otros adelantadores nos van “echando para atras”.

Cuando el nivel de hartazgo es suficiente paramos en otro pueblo, no
recuerdo el nombre, unas cocacolas, unos bocadillso otra vez muy
sabrosos, un camarero muy amable que nos explica que prefiere hacer las
tortillas al momento que guardarlas… y finalmente despues del descanso
tranquilo y sin prisas, y ya sumidos en la oscuridad de la noche
reemprendemos el viaje bastante odioso. vemos algun que otro disparate
mas, adelantamientos cancelados porque venian vehiculos, adelantamientos
dobles, triples, adelantamientos dobles o triples hechos por dos o tres
coches a la vez sin esperar a que quien les precede finalice el
adelantamiento. Y exceptuando uno o dos, todos iniciando el
adelantamiento pegados al coche que van a delantar, hasta al punto de no
ver las luces del coche que te va adelantar.

Interesante el baile de luces rojas, variando continuamente su
intensidad, pues el frenar continua e irregularmente para que se ha
convertido en algun extraño deporte o juego nocturno.

Finalmente llegamos de nuevo a la autovia, quitando algo de estres al no
tener que vigilar tan cuidadosamente los vehiculos adelantadores, aunque
estos disminuyen. Aparecen los camiones, inexistentes en todo el
trayecto. Las velocidades aumentan, y bajan de nuevo, tapones,
pelotones, cerradas… el caos, de nuevo el baile de luces, pero muy
pocas veces naranjas, siempre rojas. Paciencia y km… llegamos a Barcelona.

Estamos cansados, como si no hubieran pegado una paliza, pero ha
merecido la pena. Triste el regreso que enturbia el gozo de la visita al
Parc nacional d’Aiguestortes. Nos quitaremos el sabor cuando revisemos
las fotografias.

Saludos y los sugus estan en la caja esa de ahi.

11 Me gusta

Ya es lunes. Compórtese.

pero desgraciado acentúa bien

5 Me gusta
1 me gusta

baby animals otter GIF

3 Me gusta

Fox Tv Popcorn GIF by The Four

1 me gusta

t read GIF

6 Me gusta

Yo siempre tengo piñas en las cuevas.

¿De qué hablas manano?

1 me gusta

Con razón dicen que en mi españita se dispara a las piernas.

Tu ya estas permabaneado de la vida, hulio.

Hablas como si te acabase de cagar en la boca, manín.

Gustate defecar en las fauces de los demás?

Necesitas un correctivo a mano abierta con la suficiente fuerza G para que te de la cara 7 vueltas, hulio.

1 me gusta

No sé si es que te crees un user gracioso o algo, pero solo das cringe hermano.

Comportate.

4 Me gusta

Increíble de la vida, te has quedao fatality, tu eres s de carabanchel no?

Kevin Hart Ok GIF by The Secret Life Of Pets