Wonderball 1: El Cazador (2016), de Duval & Pécau-Wilson

Este cómic, primero de una serie de tomos publicados por Norma Editorial desde 2016, toma como base un hecho que marcaría la vida de su protagonista y de paso, a toda una nación: el asesinato en 1963 en Dallas de John Fitzgerald Kennedy a manos, teóricamente, de Lee Harvey Oswald. Con guión de Fred Duval y Jean Pierre Pecau, ayudados por Colin Wilson en los lápices, tenemos una historia interesante que nos sirve para conocer al personaje y el mundo donde se desarrolla la historia.

1983: nueve personas han muerto en nueve segundos a manos de un francotirador experto, y para investigar tan terrible e inexplicable crímen, el departamento de policía de San Francisco recurre al Inspector Spadaccini, uno de los que antaño fueron guardaespaldas de JFK en el magnicidio de Dallas, y que es conocido por su departamento con el sobrenombre de “Wonderball”, ya que le gustan esas chocolatinas que tienen sorpresa dentro. Para su sorpresa, encuentran los casquillos de bala alineados de una manera muy particular, y Spadaccini pide comprobar si la munición coincide por la empleada por Oswald en el magnicidio de Dallas… coincidiendo, dando a entender que el tirador es un imitador de Oswald o alguien cojonudamente entrenado para disparar con la misma rapidez y misma arma con la que Oswald mató a JFK.

Mientras Spadaccini hace su investigación, sombras del pasado comienzan a moverse, siguiendo al Inspector con el fin de evitar que encuentre al francotirador, considerado como “Alpha”, lo cual incluye matar a gente que de una u otra manera está relacionada con él: viejos compañeros de escolta o la actual pareja de su exmujer… todo con tal de que Spadaccini no siga investigando, hasta que el destino decide jugar sus bazas, provocando el encuentro entre el cazador y su presa.

La historia esta muy bien, ya que mezcla datos y sucesos reales (el asesinato de JFK, las pastillas Gamma Go, suministradas a soldados para mantener la concentración durante horas fabricadas por Sandorf… por no hablar del célebre fallo de Oswald a menos de 30 metros al intentar matar a un militar en su casa siete meses antes de la muerte de Kennedy) con una trama en la cual un tirador hace la escabechina que hace para finalmente, entregarse a Spadaccini y confesarle lo mucho que sabe de él y su pasado, dando a entender de que hay conexiones entre los “Alpha” y el asesinato de JFK.

Por supuesto, no faltan espías dentro de la policía, sicarios que matan sin dejar huella alguna, explosiones, tramas incriminatorias para dejar al héroe fuera del caso… y ésto es tan solo la punta del iceberg, ya que éste es el primero de una serie de volúmenes que harán que conozcamos mas a Spadaccini y su gusto o afición por los “Wonderball”, un equivalente a cierto huevo con sorpresa dentro.

Un cómic interesante donde la ambientación esta bastante lograda y que permite ir mas allá de un simple tebeo de policías y ladrones, donde se mezclan experimentos, magnicidios y conspiraciones.