Un padre solicita en el juzgado que traten con Vitamina C a su hijo en coma

Mientras no deje el tratamiento real… Que haga lo que quieran

Pd que tiene que ver la vitamina c con la. Homeopatía?

Si que tiene ganas de deshacerse del chico…

Estando como está el chaval con muerte cerebral y si al menos sirve para que los padres se queden mas tranquilos…

En la noticia pone que los padres solicitaron tratarlo con homeopatía y Vitamina C.

Ya que estamos, que vaya la monja esa indepe y podemita y le de lejía milagrosa…

Le operan de una apendicitis…

Según la familia:
“La anestesista comete negligencia y le provoca parada cardiorrespiratoria al no colocar correctamente el tubo de respiración”

El informe médico:
“La causa del paro fue un edema pulmonar tras extraerle el tubo”.

Lo tienen en coma inducido.

Los facultativos le dieron solo unas “pocas horas de vida”. “En estos momentos nos informan de que no pueden hacer nada por su vida”

Ante la repentina situación derivada de una presunta negligencia médica, y que los médicos tiran la toalla, resulta que los familiares se enteran que un tratamiento alternativo ha tenido éxito en otros casos en Francia.

El Tratamiento homeopático, según la familia, consiste en inyectar vitamina C por vía intravenosa y después tres preparados (Apis-homaccord, Lymphomyosot y Cerebrum comprimidos NM) por la misma vía.

Resumiendo: Posible desenlace fatal no esperado por presunta negligencia médica. Los médicos tiran la toalla, y los familiares se enteran de un tratamiento que ha dado presuntamente resultados en Francia.

A pesar de que todos estamos creo yo, muy en contra de las tonterías estas de los chamanes, la lejía milagrosa y polleces varias. Dudo mucho que estando en la piel del padre no terminases actuando igual. Debe ser difícil dejar morir a un hijo cuando te dicen que hay algo que supuestamente ha sido efectivo en casos similares. (por muy charlatanería que sea, no es rezar o sacrificar a un pollo, es inyectar una serie de compuestos y tiene cierto aura de “medicina”)

5 Me gusta

Que le metan semen de ahorcado y musgo de calavera por via anal. Esta gente esta a un paso de regresar a la alquimia.

Que le perfundan zumo de naranja por vía intravenosa.

No se si sera legal, pero de serlo estaría totalmente a favor de hacer caso a los padres.

Que se muera tu hijo es lo peor que te puede pasar, como para encima sumarle ese sentimiento de " y si hubiera hecho X… ".

Que le den el chute magico y almenos podran tener un luto mas tranquilo. Muerto ya está.

Soy yo y si como dicen no hay solucion posible hago rituales de todo tipo vendiendo mi alma la diablo si hace falta asi de claro te lo digo. Pero todo esto siempre despues de descartar todo lo mas cientifico y valido posible claro.

Es que hasta lo veo lógico, chicos.

El padre vio lo q parece ser una negligencia médica.
Es normal que, dado el sentimiento de fallo de la medicina actual, recurra a la homeopatía.
Lo siento x el chico y su padre.

Supongo que como padre lo último que haces es tirar la toalla si ves alguna posibilidad, por remota que sea, de no dejar morir a tu hijo.

1 me gusta

Remota pero científica, se morirá el hijo y todavía dirán que al menos le han quitado la tos

Una cosa es un “tratamiento” homeopático y otra un tratamiento con escasos fundamentos médicos y probabilidades de éxito.

Subnormales. Estaría bien que les dejasen hacerlo sólo para que se den cuenta de su profundo retraso.

En este caso no me parece un caso de retraso, sino de un intento desesperado por probar ya cualquier cosa, nacido de la frustración de un golpe de mala suerte durante un procedimiento médico.

Gilipollas y retrasados son los que medican a sus hijos vivos con tratamientos que no tienen fundamento ciéntifico y que descartan la medicina oficial.

1 me gusta

Pues el juez ha dicho que no, aunque pueden recurrir.

Que no sirve para la enfermedad del paciente

No pretenden curar un cancer a base de zumo. Su hijo ya está clinicamente muerto, si por desesperación quieren probar ese tratamiento, que li hagan. No es comparable ni mucho menos a aquellos que ponen en riesgo la vida de sus hijos por creer en cosas raras