Un millón de firmas para despenalizar la eutanasia

En plena pelea política y sin un Gobierno a la vista desde las elecciones generales del 28 de abril, los ciudadanos quieren hablar a los políticos y lo hacen presentando este viernes en el Congreso un millón de firmas para que se despenalice la eutanasia. El médico Marcos Hourmann recabó más de 600.000 apoyos en la plataforma change.org para que la fiscalía no presentara cargos contra Ángel Hernández, que ayudó a morir a su mujer, María José Carrasco, con un preparado letal, como ella le había pedido. La esclerosis múltiple que sufría Carrasco apenas le dejaba ya tragar el líquido. Txema Lorente vio morir a su mujer, aquejada de alzhéimer, sin poder cumplir la palabra que le dio de ofrecerle un final digno cuando ya no reconociera a los suyos. La recogida de firmas que inició esta familia ha conseguido más de 374.000 apoyos en la misma plataforma. Y la viuda de Luis de Marcos, María Asunción Gómez, sumó la voluntad de otras 99.000 personas al mismo objetivo.

La eutanasia es uno de esos casos en los que la sociedad va por delante de la política. Las encuestas de las últimas décadas son inequívocas, alrededor de un 84% de la población muestra su respaldo a regular la muerte deseada. El último Sociómetro del País Vasco, la más reciente, dio un 86%. “El apoyo se mantiene estable en el tiempo, es transversal a las ideologías, con apenas un escalón cuando se trata de creencias religiosas. Eso nos habla de que la sociedad ha madurado la idea, de que quiere alcanzar este derecho de salida”, explica Rafael Serrano del Rosal, investigador del Instituto de Estudios Sociales Avanzados del CSIC.

En la Transición se habló de “derecho de entrada”, cuando se regulaba el uso de anticonceptivos para decidir si traer o no a alguien al mundo. Cuarenta años después, el “derecho de salida” no acaba de encontrar su sitio en el Congreso. El PSOE presentó en 2018 una ley para la despenalización de la eutanasia que Ciudadanos bloqueó en la Mesa del Congreso. “Lo que queremos ahora es que salga la ley adelante. Cualquier ley que salga será un avance. Si la despenalización es casuística pues dejará a gente fuera, seguro, pero será un avance. La ley que ha presentado el PSOE el caso de nuestra ama lo recogería, pero ¿cómo le digo yo luego al vecino que él no puede morir porque no está tan mal como mi ama? Tampoco recoge los casos existenciales, la gente que está bien pero que un día quiere morir porque sí. Estos casos se quedarían fuera y nosotros queremos que se respete el motivo de cada cual para abandonar la vida, pero nos basta con que se apruebe la ley presentada, será un avance. Si cada partido saca la suya todas serían diferentes y no avanzaríamos nunca”, dice David Lorente, hijo de Maribel Tellaetxe, que murió en Portugalete el 6 de marzo.

A pesar del amplio apoyo social, a los partidos les cuesta hablar de este asunto. Se queja de ello el argentino Marcos Hourmann, el primer médico que fue condenado en España por practicar una eutanasia. Se enfrentaba a 10 años de cárcel pero consiguió eludirla. La familia de la fallecida lo apoyaba. Corría 2005. “Y aquí seguimos, estos días los de izquierdas y los de derechas se andan peleando pero en los acuerdos de los que hablan para montar Gobierno este asunto ni se menciona, ni lo nombran. Ya sabemos que es verano, pero hemos decidido que en esta inestabilidad política estaba bien presentar estas firmas para meter el dedo en el ojo para que los políticos dejen de jugar a partiditos”.

Hourmann inició su recogida de firmas para que Ángel Hernández no fuera procesado por ayuda a María José Carrasco a acabar con su vida. Su caso está ahora en un juzgado de Violencia de Género a la espera de que se determine lo ocurrido, que dejaron grabado en un vídeo donde la enferma, con las facultades físicas muy deterioradas confiesa su voluntad de acabar con su vida con luz y taquígrafos para que su marido, quien la cuidó en todo momento, no fuera inculpado. Pasó la noche en el calabozo, donde recibió el apoyo explícito de los guardias que lo custodiaban. Lo contó por la mañana al salir. Este caso, ocurrido semanas antes de las elecciones, ocasionó una polvareda electoral que pasó con el curso de unas horas.

“La eutanasia se ha metido en el marco de la disputa política, no de los derechos o de las necesidades de los ciudadanos. Algún partido decidió que estaban ‘a favor de la vida’ y los demás tenían que situarse ‘a favor de la muerte’. Y de esa forma burda se ha tratado el tema a pesar del apoyo popular que suscita”, dice Rafael Serrano del Rosal, que es, además, presidente de la Red de Investigación sobre el Final de la Vida, una organización multidisciplinar donde debaten y estudian sobre ello filósofos, médicos, sociólogos… Opina que ese miedo a abordar esta cuestión, también entre la ciudadanía se debe a que el asunto se presta a un ataque fácil, ramplón. “Basta con acusarte de que no quieres cuidar de los tuyos o que si se abre esa puerta luego vendrá la eugenesia para acabar con los seres que nos estorben”. Los estudios empíricos, que los hay, demuestran que no es así, dice Del Rosal. “Tampoco va a ir la gente en masa a que le practiquen una eutanasia como dicen algunos. Eso ya se ha visto que no es así, ni siquiera en Bélgica, donde está legalizado y que es un país muy católico ha ocurrido eso. Hay gente que sufre y hay gente que sencillamente no quiere estar, y eso afecta a ricos y pobres. María José Carrasco tenía recursos pero llegó un momento en que, sencillamente no quería seguir”, afirma el investigador.

Hay cuatro mitos falsos sobre la eutanasia, sostiene este experto, que hay que desterrar. El primero es que no es incompatible en absoluto con la Constitución, donde se defiende la vida, pero no se obliga a vivir. El segundo es que no se obliga a la gente, el que quiera lo solicitará y el que no, pues nada. Hay que rechazar también los argumentos consecuencialistas: el qué vendrá después. No se puede legislar así, en base a algo que no se puede conocer. También es falso que si hay eutanasia no se desarrollan los cuidados paliativos. Los datos demuestran lo contrarios, de nuevo Bélgica es el campo de estudio, durante años. “En todo caso, la ley presentada en España”, que cuenta con el apoyo de PSOE y Podemos, “es muy garantista, más que en otros países.

Por último, la asociación por el Derecho a Morir Dignamente (DMD) también estará apoyando esta iniciativa en el Congreso este viernes porque “detrás de cada testimonio que sale en los medios de comunicación y que conmueve a todo el mundo hay miles de casos que se quedan en la oscuridad, porque no quieren salir a la luz o porque planean organizar su muerte de la forma más digna que puedan”, dice Fernando Martín, de la DMD.

1 me gusta

@Darko03 me chivo gigi

1 me gusta

¿aquí o en Francia?

Aquí, quieren que aquí el Estado permita el asesinato de enfermos, como el caso de hoy en Francia (no tienen vergüenza en Elpaís sacar esto justo hoy) y que se pueda ejecutar incluso a jovenes con trastornos mentales, como este caso: https://www.bbc.com/mundo/noticias-45128517

Un millón de firmas, si, para que se legalice el asesinato de enfermos.

Pero despenalizar la eutanasia no es asesinato de enfermos, ese caso será una mala praxis que puede darse y que debe evitarse, pero no a costa de prohibir el uso de sustancias que solo se pueden administrar previo consentimiento de personal médico cualificado y que en otros casos pueden ser de gran ayuda.

La vida es un derecho, no una obligación; si alguien conscientemente y con plenas facultades mentales decide terminar con su vida cuando esta significa una lucha continua en situación total de dependencia, con sufrimiento y dolor extremos hasta el inevitable final de una enfermedad terminal, pues tiene todo el derecho del mundo a tomar esa decisión.

Con los casos más complejos y moralmente discutibles puede haber debate, pero con los del párrafo de arriba ya estamos tardando en aprobarla y ayudar a esa gente.

5 me gusta

Qué te parece si en vez de “asesinato” acordamos una palabra con menos connotaciones intencionadas: GENOCIDIO :rage:

1 me gusta

Con una regulación estricta estoy a favor.

Si no los fachillas se ponen nerviosos y piensan que van a matar al abuelo en contra de su voluntad.

Eso es compatible?? Y lo digo en serio no por trolear.
Habrá casos extremos en que nadie debería durar de que está bien la eutenasia… El problema son los no claros, donde los grises llegan y es difícil distinguir

change.org no sirve de nada

Si lo que quieren es arreglar el problema de las pensiones siempre se puede volver al clásico volcán.

Votar en las Generales tampoco y bien que lo haces.

Perdón, echo de menos a @censor :cry: Más vale que vuelva en una semana, porque no puedo seguir llenando este vasío

1 me gusta

Ahí te equivocas, nunca he votado porque me parece inútil.

Prefiero gastar esos 15 minutos que me cuesta votar en cosas más productivas, como por ejemplo estar tumbado en el sillón mirando a las musarañas.

Pues por llevar la contraria, estos primeros 6 párrafos presentan una posible solución a esa Paradoja del Votante sin necesidad de coordinación entre agentes (la versión española variaría por población, presupuestos, carencia de presidenciales, etc.).

1 me gusta

Sí, los casos en los que una persona tiene una depresión crónica o un trauma por el que está sufriendo y va a tardar años en curarse para mí entran en la categoría de “debatibles”, y una persona que consideremos sana y emocionalmente estable dudo que decida suicidarse.

Pero con los casos claros hay que actuar ya. Dice Pedro Sánchez que la primera medida que tome una vez llegue al gobierno será asegurarse de que estos bloqueos para formar gobierno no se repitan: joder, qué prisa se dan cuando hay algo que les interesa (como subirse el sueldo en ayuntamientos, por cierto). ¿Eso es lo más urgente? ¿Qué hay de esas otras decisiones más sencillas desde el punto de vista jurídico y que no cuestan nada, como sería la de la eutanasia? ¿Lo del robo de los bancos con los desahucios para cuándo? Eso sería visión de Estado y preocuparse por los ciudadanos, y no el evitarse el posible marrón para las próximas generales aunque también sea un tema a abordar.

Si se presentan un millón de firmas pidiendo la eutanasia, es que algo no funciona. Si tanta gente quiere la eutanasia, ¿qué hacen todos ellos vivos, eh? Piénsenlo.

2 me gusta

Pero ya estás reconociendo que tienen una enfermedad, hasta que punto es ético???

El psoe no la iba a legalizar? O se va a quedar en promesa como derrogar la reforma laboral?

Lo del robo de los bancos con los desahucios? Quiero q expliques el tema

Es que una depresión crónica es una enfermedad, creo. Un trauma posiblemente no, pero a efectos prácticos es real porque la causa es real y los síntomas también. Reconocerlo no creo que tenga ver con la ética… permitir la eutanasia en esos casos sí, pero son los que estoy dispuesto a dejar fuera bajo la etiqueta de “complejos” para analizar la cuestión más a fondo. Son los otros casos que no tienen nada de complejos los que deberíamos legislar ya.

Que el banco se quede la vivienda y no te devuelva el dinero (¿nada?) que has pagado hasta entonces de la hipoteca. No es que te tengan que salir gratis los años que has estado viviendo ahí pero es que tampoco era un contrato de alquiler.

El problema es donde poner el límite. Creo que muchos nos pondríamos de acuerdo con el caso de alguien cómo el de mar adentro.
Pro uso otros casos que puffff yo no sabría decidirme