Tras Demon's Souls, Bluepoint dice adiós a los remake para su próximo videojuego de PS5

El equipo de desarrollo pasa a manos de PlayStation y ya busca dar un siguiente paso en su aplaudida carrera.

Ya está, se acabaron los rumores. PlayStation ha confirmado hoy la compra de Bluepoint Games, un equipo de desarrollo que se ha hecho un nombre en los últimos años firmando dos aclamados remake, Shadow of the Colossus y Demon’s Souls. Sin embargo, sus responsables han anunciado que para su próximo proyecto planean algo original , descartando de esta forma rehacer otro clásico de Sony.

“En estos momentos, estamos trabajando en contenidos originales para nuestro próximo proyecto. No podemos hablar nada más sobre ello en este momento, pero es el siguiente paso en nuestra carrera”, comentó Marco Thrush , presidente de Bluepoint Games, en una entrevista concedida al portal estadounidense IGN para hablar de su reciente adquisición por parte de los fabricantes de PS5 y PlayStation VR.

No ha habido más detalles sobre la entidad del nuevo desarrollo del equipo de Austin, por lo que no se puede descartar que sea una nueva entrega de una saga de Sony, o una nueva IP . Para conocer estos datos parece que habrá que esperar aún. Sí sabemos, por declaraciones de abril, que Bluepoint busca superar sus límites con esta producción.

¿Por qué abandonar los remake ahora? Marco Thrush aprovecha su charla con IGN para explicar cómo el equipo ha ido creciendo estos últimos años, pasando de 15 personas cuando empezaron a trabajar en God of War Collection para PS3 y ahora son 70 empleados, habiendo crecido hasta 95 durante los meses claves del proceso de gestación de Demon’s Souls, incluyendo estudios asociados.

Fuente:

Adiós silent Hill con hassan

Demons souls 2

1 me gusta

Remake de Metal Gear Solid de PSX. :sob:

Venia a decir eso mismo, a enseñarle por fin a FS a hacer juegos

Jajaja

¿No estaban haciendo el Bloodborne para PC?

:kappa:

Salió en febrero de 2021

1 me gusta

Aquí si vamos a ver de lo que son capaces.

A ver si no se marcan un Kena, o peor con la dirección artística del culo que tienen.