Tommy Morrison y su lucha después de muerto por demostrar que no portó VIH

¿Era portador de VIH Tommy Morrison o no? Eso es lo que dirime la Corte del Distrito Federal de Las Vegas (Nevada) tras la demanda de Trisha, la viuda Morrison , contra la Comisión Atlética del Estado de Nevada (NSAC) y Quest Diagnostics , el organismo y la empresa que realizaron el análisis al famoso boxeador que dio positivo por VIH en 1996 , justo antes de la pelea que le debía llevar al fin a enfrentarse a Mike Tyson en un duelo por años esperado. ‘El Duque’ , apodo que el púgil adoptó por su tío abuelo, el famoso actor John Wayne , aceptó aquellos resultados durante años, hasta que en 2006 , quien fuera considerado la ‘gran esperanza blanca’ del boxeo, expresó públicamente que estaba limpio del virus y que éste nunca había estado dentro de su organismo.

Padre alcohólico, madre acusada de asesinato…

Pero para poner en contexto, habría que ubicar a Morrison, a quien mucha gente conocerá por haber encarnado a Tommy ‘Gunn’ en la película Rocky 5 , junto a Sylvester Stallone. El caso es que Tommy (2-1-1969 Gravette, Arkansas) tuvo una infancia harto complicada, rodeado de un padre alcohólico -que lo llevó a un club de striptease con 14 años para que perdiera la virginidad- y una madre que fue acusada de asesinato . Su hermano mayor incluso pasaría 15 años entre rejas por un delito de violación . Él trató de refugiarse en el deporte, y desde muy joven cinceló su cuerpo hasta parecer un Adonis. El boxeo se convirtió en su pasión, y ya con 13 años acudió a su primer campeonato , para mayores de edad, falseando su identidad .

‘The Duke’ desarrolló una carrera amateur extraordinaria con 220 victorias , la mayoría por KO, y 20 derrotas. En 1988, tras proclamarse campeón del peso pesado de Kansas City, se enfrentó a Ray Mercer en los Trials estadounidenses por una plaza en los Juegos de Seúl , cayendo por decisión dividida. Mercer ganaría luego el oro.

Stallone lo ve pelear y lo ficha para ‘Rocky’ con 20 años

Tras aquella decepción, dio el salto a profesional. Entre el final de 1988 y 1989 participó en 21 combates , venciendo en todos y ganando 17 de ellos por la vía rápida. Había nacido nacido la ‘gran esperanza blanca’ . 1990 fue un año de poca actividad sobre el ring para Tommy, ya que Sylvester Stallone , que había presenciado el año anterior algunas de sus peleas, lo contrató para su película Rocky 5 . Por entonces, la fama ya se había adueñado del púgil y el filme había disparado su popularidad. Su estilo de vida, de hecho, era cada vez más atribulado y se le asociaba con todo tipo de excesos , aunque su figura seguía impresionando sobre un cuadrilátero.

Ray Mercer lo convierte en ‘mandíbula de cristal’

En 1991 retomó con fuerza su carrera de boxeador y al fin llegó su gran oportunidad por el título mundial , con 21 años, precisamente frente a Ray Mercer . Tras un año perdido, ya no podría igualar a Tyson -el campeón más joven, a los 20- pero sí vengarse de quien lo privó del sueño olímpico. Tras cuatro asaltos dominados por Morrison, en los que propinó golpes durísimos a su adversario, éste se mostró indestructible. En el quinto, Mercer acorraló al aspirante y, tras un primer golpe que Tommy no encajó bien, se produjo uno de los KOs más espeluznantes de la historia del boxeo . Desde entonces se dijo que ‘El Duque’ tenía mandíbula de cristal .

Campeón del mundo contra Foreman

Morrison siguió adelante con su carrera y encadenó ocho triunfos seguidos por KO. Finalmente llegó una nueva oportunidad y se proclamó campeón del mundo (WBO) al vencer a George Foreman por decisión unánime. Seguidamente sucederían varias detenciones por conducir bajo los efectos del alcohol y de drogas, y por portar un arma cargada . Dos peleas después su quijada volvió a temblar contra Michael Bentt , un rival muy inferior, que lo aniquiló en el primer asalto. Le costaría volver a situarse entre los grandes, pero noquear Donovan ‘Razor’ Ruddock le valió un billete para vérselas con Lennox Lewis . Cosechó su tercera derrota aunque se empezó a hablar con más intensidad del enfrentamiento con Mike Tyson , recién salido de prisión.

Da positivo

Antes de pelear contra Arthur Weathers, en 1996, la Comisión Atlética de Nevada le informó que había dado positivo por VIH. Él lo asumió entonces y reconoció que se había acostado con infinidad de chicas sin usar protección . Como muestra de su alocada vida, aquel año había contraído matrimonio con dos mujeres a la vez. El médico del boxeador, que revisó los análisis, confirmó el positivo . Su familia quiso creer en un principio que contrajo el virus a través de una aguja mientras se pinchaba esteroides . Al día siguiente de comunicar que era portador, incluso Magic Johnson lo llamó para ofrecerle algunos consejos . Desapareció de la vida pública, aunque trascendió que se compró una cueva para refugiarse durante el cambio de milenio, pues pensaba que el mundo podía acabar al entrar en 2000.

Una década después dice que no dio positivo

En 2006 , Morrison reapareció asegurando que había tratado de obtener una copia de su análisis original , pues no se fiaba, y que le habían proporcionado un documento que ni siquiera ofrecía los resultados de su prueba positiva. Realmente todo tenía que ver con volver a subirse a un ring . La Comisión Atlética de Nevada derivó su petición a Quest, que a tenor de su proceder, dio la impresión no poseer el documento primigenio o no quiso entregarlo, lo que llevó al púgil a convercerse de que todo había sido un complot para finiquitar su carrera . Según ‘The Duke’, ninguna de sus exesposas había contraído el virus y eso que habían mantenido relaciones sexuales sin usar protección. En este punto, ya hacía mucho tiempo que había dejado de tomar la medicación.

Tres análisis en 2007: dos negativos, y un positivo dudoso

En 2007 Tommy se hizo tres pruebas a principios de año , a las que The New York Times tuvo acceso. Dos de ellas (LabCorp de Phoenix) dieron negativo por VIH en el ADN , mientras que otra , realizada en Specialty Laboratories, en Valencia (California), ofreció un positivo por anticuerpos contra el VIH, pero negativo por VIH en el ARN . Los expertos consultados por el NYTimes expresaron que había una alta probabilidad de que “el resultado del anticuerpo fuera un falso positivo” . Eso sí, siempre y cuando aquella fuera la verdadera sangre de Morrison , claro. Es más, aquel cuadro de expertos determinó que nunca habría estado infectado en base a esos análisis, ya que “nunca se había dado un caso documentado de una persona infectada por VIH que elimine el virus y se cure”. Varios de los doctores usaron este mismo argumento para sospechar de la procedencia de la sangre ya que se habían puesto en contacto con quien fuera el médico del boxeador y éste les aseguró que en 1996 dio positivo . Tampoco había pruebas de que el paciente hubiera sido monitoreado mientras se las realizaba las extracciones. Sí que es cierto que se acreditó con su carné de conducir, al menos en la prueba de Valencia.

Bajo la sombra de la duda, el Estado de Virginia Occidental permitió a Tommy volver pelear , pues en teoría estaba limpio de enfermedades en el análisis que presentó (obvió el del positivo). Eso sí, previamente había retirado su solicitud para pelear en Arizona alegando una lesión y luego, tras aquel combate de regreso, en Texas, cuando le solicitaron más pruebas médicas. El caso es que volvió a subirse a un ring y a ganar, y lo repitió un año después en México. Se retiró definitivamente en 2008, habiendo ganado durante su carrera unos 16 millones de dólares. ‘El Duque’ murió el 13 de septiembre de 2013 a los 44 años de edad, sosteniendo que nunca fue portador de VIH. Su madre aseguró que falleció en las etapas finales de la enfermedad del SIDA , mientras que su viuda, Trisha , con quien se casó en 2011 y que prosiguió con esta batalla legal desde la muerte de su esposo, sostiene que fue víctima de un paro cardíaco, que vino causado por una infección derivada de una operación de corazón reciente.

https://www.marca.com/boxeo/2019/12/25/5e00edee22601d5d2a8b45d1.html

2 Me gusta