Todas las almas, de Javier Marías

He leído recientemente este libro (dos veces) y tengo que decir que me ha encantando. Estoy realizando un máster de letras y humanidades. En una de sus asignaturas, nos han mando leerla. Por suerte, he disfrutado haciéndolo.

Es buen ejemplo de autoficción, donde el lector no sabe si está leyendo una novela o una autobiografía. Situado en el marco incomparable y estático en el tiempo (una ciudad conservada en almíbar) de Oxford, se basa en las experiencias del autor en los dos años que estuvo dando clase en esa universidad.

Un complejo mundo lleno de personajes peculiares, Will, el anciano conserje cuya cabeza cree vivir otros momentos y épocas, Claire Bayes, la amante del protagonista, Cromer-Blake, el amigo con una enfermedad incurable, Rylands, el mentor jubilado del anterior. También son mencionados escritores ingleses ya fallecidos, Machen, Gawsworth, etc.

En definitiva, una novela muy recomendable.

Todas las almas

1 me gusta

No sé si has leído más de Marías pero varios de los personajes que mencionas son recurrentes en varias de sus novelas. Que yo haya leído aparecen en Tu rostro mañana, Berta Isla y Tomás Nevinson, y a su vez estos tres libros forman parte de una suerte de trilogía.

Tras la muerte de Chirbes y Marsé este señor es lo mejor que nos queda en este país.

1 me gusta

Pues he empezado dos veces Corazón tan blanco y me pareció infumable.

Supongo que en algún momento tendré que darle otra oportunidad. Con otro libro, eso sí.

Pensaba que Berta Isla y Tomas Nevison formaban una dupla. ¿Tu rostro mañana entonces forma parte de la “saga” (se que no es una saga, pero por entendernos?

1 me gusta

Si, los tres tienen el mundo de los servicios secretos británicos como telón de fondo.

2 Me gusta

Y por lo que leo Tupra sale en Tu Rostro Mañana.

2 Me gusta

Tupra me parece uno de los grandes villanos de la historia de la literatura. Personaje fascinante donde los haya, quizás sea en Tu rostro mañana donde mejor se lo define.

1 me gusta

Acabo de empezar Corazón tan blanco y me está gustando… :slightly_smiling_face:

Aprovecho el hilo para comentar que ayer me terminé Mañana en la batalla piensa en mí.

Muchas sensaciones contradictorias.

O sea, el tipo (Marías, digo) sabe lo que hace y te lleva por donde quiere; no pensé jamás que un tipo con una prosa tan densa y reiterativa ("¡la nuca!") fuera tan adictivo de leer, y con unas reflexiones sobre la existencia profundas y bien hiladas. El inicio de la novela es muy impactante, a pesar de esa primera página (que si fuera de otro sin referencias, la habría dejado de leer). Y sin embargo, una vez planteada la situación inicial, el conflicto es una soberana chorrada y hay dos capítulos enteros del libro que podrían suprimirse sin resentirse absolutamente nada. Además, Marías (otro que es como Reverte, todos sus protagonistas son él mismo) es un clasista bastante asqueroso (¿“tipo de dicción plebeya”?) y con unas obsesiones muy particulares que probablemente solo le interesan a él (Freud tendría para un rato sobre su digresión sobre los “conyacientes”).

En resumen: es un genio / es gilipollas; seguiré leyéndolo / no os lo recomiendo.