Tienda de lencería con modelos reales en los escaparates

La dueña de una tienda de lencería que ha colocado modelos en su escaparate: 'Si fuesen de tallaje ‘normativo’

María Tapiador

3–4 minutos


La exhibición de un grupo de mujeres en el escaparate de una tienda de lencería ha levantado ampollas en los medios de comunicación. Tanto es así que, incluso, Espejo Público ha comparado esta campaña de marketing con el Barrio Rojo de Ámsterdam.

Este viernes, el matinal de Antena 3 ha contactado en directo con Cristina, la propietaria de este negocio de ropa íntima. “Yo entiendo que tú lo haces con la mejor de las finalidades. Digamos que tú quieres normalizar las tallas normales, no quiero llamarlas grandes”, ha introducido Susanna Griso.

“Pero el hecho de que lo hagas exhibiendo a las mujeres en escaparates no nos acaba de gustar. Entendemos que se cosifica a la mujer y nos recuerda al Barrio Rojo de Ámsterdam”, ha agregado la presentadora.

Me parece una ofensa que se compare una cosa con la otra. He estado en Ámsterdam y lo he visto, pero no tiene nada que ver con esto. Con respecto a la cosificación, eso sería si las obligásemos, pero realmente es una iniciativa de ellas. No se cosifican. Lo hacen porque quieren y pueden. Ellas tienen todo el derecho y la libertad para poder hacerlo. ¿Y por qué no? Ellas se ven fantásticas en lencería. Si estuviesen vestidas no habría tanto problema”, se ha defendido Cristina.

“Yo vendo lencería, no las voy a sacar vestidas porque no tiene sentido. Una de las chicas me decía: ‘es que no vamos a salir con gorro ni con jerséy. Si vendemos lencería, enseñamos lencería’”, ha apuntado la empresaria. Por su parte, Griso ha recalcado la buena intención de Cristina que, además, colabora con diversas asociaciones que luchan contra la violencia hacia las mujeres.

“Yo encajo y respeto la crítica. No la entiendo, pero la puedo respetar. Cada uno es muy libre de pensar y opinar lo que quiera, pero nosotras también somos muy libres de mostrarnos tal cual somos. Pero estoy segura de que si todas las modelos fuesen de talla pequeña o con tallaje ‘normativo’, lo que está aceptado en la sociedad, no habría tanta polémica”, ha afirmado Cristina.

Mabel Lozano, por su parte, ha alzado la voz para defender que no es una cuestión de tallas, sino del contexto en el que las mujeres están expuestas: “Está claro que estas mujeres están ahí libremente, lo hacen felices… Es, efectivamente, que nos lleva al Barrio Rojo, es decir, a la cosificación, a la venta de los cuerpos. Si estas mujeres tuvieran una talla 36, la crítica sería la misma”.

Finalmente, Antonio Herrera ha querido saber cuál era la opinión de los viandantes que pasean y ven el escaparate del negocio, a lo que Cristina ha explicado: “El 98% ha sido muy positivo. Creo que vosotros habéis sido la única cadena que ha hecho este tipo de comentarios y comparaciones. Realmente, hemos sentido un apoyo total por parte de toda la sociedad y de la clientela. La primera reacción que hemos tenido ha sido de una de nuestras propias modelos que ha dicho que parece que cuando damos dos pasito hacia adelante, viene gente de este tipo y nos da seis pasos hacia atrás”.

1 me gusta

Deliciosa iniciativa. Ojalá pronta implantación en nuestro país.

1 me gusta

Está en Vigo:

Meaño presenta a improvisadas modelos haciendo de maniquí

Tino Hermida

6–8 minutos


La lencería da un paso más para mostrarse de una forma diferente, o poco habitual, ante el público. Lo hacía en la tarde de ayer en pleno centro de Dena, en el Concello de Meaño, donde estas prendas se lucían con todo lujo de detalles en el escaparate de una tienda especializada en el sector de la ropa íntima de mujer. Lo que se hizo fue mostrar diferentes prendas en vivo y en directo, sin complejos de ningún tipo. Y también sin importar la edad ni las tallas. Durante dos horas posaron en el escaparate seis modelos que despertaron enorme expectación entre los peatones.

Por un momento, en las tres ventanas del escaparate de la firma meañesa “Sensualtissé” los tradicionales e inertes maniquíes fueron sustituidos por mujeres de carne y hueso. Ellas**, seis modelos no profesionales con edades de entre 25 y 50 años,** aparcaron cualquier tipo de complejo para lucirse con naturalidad ante el público.

Por un momento, los transeúntes, al pasar, mudaban de la sorpresa a la curiosidad al toparse con la estampa. Algunos se acercaban al ver público apostado en el exterior de la tienda en la calle Ponte Dena.

La iniciativa partía de Cristina Rey, propietaria de la firma, en su apuesta por nuevas maneras de llegar al público, y hacerlo, además, desde el prisma del empoderamiento de la mujer.

Lo había puesto en escena ya a las puertas del pasado verano, con un desfile de moda interior que salía del establecimiento a la calle.

Y ayer se decantaba por un formato inédito. “Yo, que conozco bien este mundillo –explicaba Cristina Rey–, nunca vi esta fórmula en Galicia”.

En Barcelona

Lo concibió, agregaba, “a raíz de haber visto escaparates vivientes en Barcelona, de ropa al uso, pero no de lencería, y este es el paso que me he propuesto para mostrar la ropa íntima de mujer de una forma diferente y sin complejos”.

Las modelos y la propietaria de la tienda, durante la sesión ofrecida ayer por la tarde. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Pero es que, además, la propuesta iba más allá de los cuerpos, mostrando a la mujer real, tal y como es, escapando de estereotipos y clichés creados por el mundo de la moda sobre las pasarelas.

“El objetivo –explicaba Cristina Rey–, amén de mostrar la ropa, es contribuir a normalizar y reivindicar que todas las mujeres son perfectas, tengan la edad y la talla que tengan”.

No en vano, esta tienda se dedica exclusivamente a esta ropa, sin importar las tallas, incluso ofreciendo modelos diseñados para mujeres mastectomizadas.

A la par, la cita servía para que la tienda subiera al escaparate la colección de invierno. Y en ella, ayer tras el cristal, el rojo y el negro eran los colores más recurrentes, pensando en las fechas navideñas que se acercan. Conjuntos que iban de lo más sexi a lo más elegante, pasando por lo coqueto.

Las modelos vistas desde dentro del escaparate. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Así, entre las siete mujeres lucieron cerca de 70 conjuntos diferentes: boodys, corsetería, camisones, batas… Cada pose de modelo duraba en torno a un minuto, con tres al unísono haciendo presencia en sendos ventanales.

A partir de ahí se iban rotando con las demás participantes. Una vez de vuelta a probadores, tocaba cambiarse y, al cabo de un rato, volver a la cristalera con conjuntos diferentes.

Una ropa que, durante la tarde, el público pudo ver vestida en modelos reales, pero que a partir de hoy volverá a mostrarse ya en los maniquíes que, de nuevo**, recuperarán el que es su espacio.**

Un momento de la sesión. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Al mismo tiempo, las modelos volverán a la cotidianidad de la vida real. Y lo harán teniendo en cuenta que, aún no buscando una alternativa laboral o profesional en la moda, a algunas que se habían estrenado con la tienda en el desfile del verano les llegaron algunas propuestas.

Tanto es así que alguna de estas mujeres ya participó como modelo en una gala de vestidos de novia en Vigo, y una llegó a desfilar en una pasarela de belleza.

1 me gusta

Me suena haberlo visto de refilón esta mañana. Susana ha mencionado lo peligroso que son los bukakes o algo así, siempre aprovecha en estos temas para hablar de eso :joy:

1 me gusta

Ostia daba por hecho que era en Holanda :rofl:

Habrá que plantearse una visita pues.

A la lista de oprimidas maltratadas igualmente :sisi:

@Irene_Montero

3 Me gusta

Montero en 3, 2, 1 …

1 me gusta

Depende del día esto es machista o feminista.

Bueno depende de quien lo haga mejor dicho. La empresaria debería haber usado la palabra “reivindicación” en sus eslóganes.

4 Me gusta

Lo raro es que Abel Caballero no les haya puesto unas luces led en las tetas :sisi:

6 Me gusta

¿Lo dice por propia experiencia?

1 me gusta

Que raro que no haya ido ningún enfermo a masturbarse delante de los escaparates.

1 me gusta

Por un lado está bien por mostrar a mujeres reales por otro las cosifica, el feminazismo debe implosionar ante este dilema

1 me gusta

Es una espiral caótico malvada. Solo puede reforzarse

Que la chupen. Como dicen son modelos y solo están posando. Supongo que la libertad no le gusta a cierto sector cuando no va acorde a sus estándares.

1 me gusta

La cretina de la Griso diciéndole a la gente lo que puede o no puede hacer. Pues muy bien por la empresaria y por la seis modelos por hacer lo que les salga del coño y decírselo claramente a la censora.

8 Me gusta

Dena es un pueblo pequeño. No creo que haya mucho enfermo mental. Que alguno puede haber, pero jugar así en casa arriesgado

Ah, sí. Dijeron que esto les recordaba a las prostitutas de los escaparates del barrio rojo de Ámsterdam. Gran programa el de ese día.

1 me gusta

¿No es muy caro?