Super Mario Party - Análisis

DETALLES

CAMPO INFO
Género De fiesta.
Duración Entre 15 y 20 horas.
Creador(es) NDCube
Argumento La tradicional jugabilidad de los antiguos juegos de Mario Party vuelve en Super Mario Party.

NOTA: Este análisis fue publicado en el antiguo Magazine en noviembre de 2018.

ANÁLISIS

Pacoteros y Pacoteras ¿tenéis amigos? ¿Sí? Y queréis jugar con ellos, ¿verdad? Pues no busquéis más. Super Mario Party es vuestra mejor opción. Si queréis saber qué podréis hacer antes de tenerlo entre manos, aquí os voy a desgranar todo (mejor dicho, casi todo) el contenido del juego para que decidáis si os vale la pena o no. Allé voy.

Para empezar, el juego permite hasta un total de 4 jugadores. Lo que conlleva por si mismo el MAYOR problema de este juego. Si os lo expongo, ya podéis libraros de seguir leyendo si no os interesa. Y es que cada uno de los jugadores humanos necesitará SÍ o SÍ un Joy-con para jugar. El mando pro NO VALE. Para mi una decisión muy desacertada (y digo decisión porque tras haber jugado a la mayoría de minijuegos no veo por qué el pro no podría valer con uno par de ajustes ínfimos).

Además, en Super Mario Party se puede jugar con una o dos nintendo switch. En el caso de jugar con dos consolas distintas se tendrá que jugar fuera del dock, y nos añaden cuatro minijuegos más específicos para este modo. Una vez seleccionado el número de jugadores y consolas pasamos a elegir personaje.

Como podéis ver en la imagen de arriba, un total de 20 personajes estarán disponibles, entre los cuales cuatro de ellos se irán desbloqueando. Tenemos a todos los personajes clásicos de la saga, aunque a mi juicio después de Odissey , me falta por meter a Pauline y a Cappy.

A continuación tendremos la posibilidad de elegir dificultad: normal, difícil y muy difícil (siempre y cuando nuestro equipo no sea completo de humanos). En un primer momento el juego nos dará a elegir unos personajes predefinidos para completar el cuarteto, pero podemos volver en cualquier momento para elegir los que más nos gusten, e incluso elegir la dificultad de cada uno de los personajes controlados por la máquina.

Respecto a la dificultad, Super Mario Party en difícil está bastante bien ajustado aunque en las últimas rondas puede hacer algunas acciones incomprensibles que repercutan mucho en el resultado. Por ejemplo, si un NPC de la máquina está al borde de la victoria, en difícil puede que su último movimiento le haga perder cuando con haber usado un objeto de su inventario habría ganado. O puede usarlo y ganar. El juego en “muy difícil” realmente está ajustado al máximo lo cual puede hacer que los personajes humanos ni huelan la victoria. Depende de lo que quiera cada uno, entre estas dos dificultades encontrarán lo que necesitan, en general ambas están bien programadas.

Ya con todo el equipo completo podemos pasar a elegir qué actividad realizar, entre un total de 8 modos de juego y algún otro extra:

Modo Mario Party (Tablero Clásico)

imagen

El modo más reconocible. Los cuatro personajes compiten por hacerse con el mayor número de estrellas, lanzando un dado para avanzar (cada personaje tiene dos dados, el clásico y uno personalizado único), comprando objetos con distintos efectos y eligiendo las distintas rutas disponibles en cada escenario o tablero. En total tenemos cuatro escenarios para jugar: tres desbloqueados desde el inicio y el cuarto sólo cuando juguemos a los anteriores. Aunque a mi juicio personal cuatro escenarios se me hacen pocos, es bien cierto que son totalmente distintos entre ellos y muy característicos.

Al iniciar una partida podremos elegir el número de rondas entre diez, quince o veinte rondas (el tiempo aproximado de una partida de diez es de una hora, aunque a mi siempre me han durado menos). Por último, tenemos disponibles 80 minijuegos, se eligen aleatoriamente al final de cada ronda y pueden ser todos contra todos, 1 vs 3 o 2 vs 2.

Mario Party A Dobles

imagen

Aunque en principio pueda parecer casi igual que el modo clásico, se diferencia mucho. En vez de competir los cuatro jugadores entre ellos, se compite en dos equipos de dos personajes. El tablero no tiene rutas, si no que te puedes mover libremente (el número de movimientos que hayas sacado con los dados) por cualquier lugar del escenario.

Igualmente hay casillas especiales, pero en vez de que baste con pasar por ellas como en el modo clásico, aquí hay que caer directamente en ellas por lo que es algo más difícil caer en la deseada aunque puedas moverte libremente (hay que gastar obligatoriamente todos los movimientos antes de poder parar). Hay algunas otras normas más (por ejemplo se pueden quitar monedas al equipo rival pasando por encima de ellos, o conseguir el doble de estrellas si ambos miembros del equipo caen en la casilla adecuada en el mismo turno, etc.), todos los minijuegos son de 2 vs 2 y los escenarios son los mismos que en el modo anterior. Para este escritor, es uno de los modos más divertidos.

Torrente De Aventuras

Un modo 100% cooperativo de Super Mario Party , los cuatro personajes deben remar (por cierto, con cierta compenetración) para avanzar hasta el final del río antes de que se acabe el tiempo. Durante el camino tendrán que esquivar obstáculos, coger relojes para aumentar su tiempo y conseguir chocar contra los globos desperdigados para que se active un minijuego (estos minijuegos son exclusivos de este modo de juego). Dependiendo de lo bien que se desenvuelvan en el minijuego obtendrán más o menos tiempo para remar. Hay un total de cinco puntos finales, y el río se va dividiendo en dos en cada trampo, lo que hace un total de…pse umhggks´jaoeoie9…no sé cuantas rutas posibles. Es un modo bastante más divertido de lo que parece y que te puede cansar el brazo si no lo tienes acostumbrado a ese movimiento repetitivo. Sé que muchos pacoteros lo estarán.

A Todo Ritmo

Otro modo competitivo de Super Mario Party . Los cuatro jugadores deben superar una serie de minijuegos exclusivos de este modo, en el que deben realizar movimientos con el Joy-con al ritmo de la música y sincronizarse. Se consigue puntuación por cada ronda, dependiendo de lo bien o mal que lo hayamos hecho. El jugador con más puntos gana. Hay tres niveles de dificultad y aunque el primero es asequible, los dos siguientes se pueden hacer bastante cuesta arriba y ganar a la máquina no es moco de pavo. Probablemente el modo de juego más difícil de ganar contra la CPU, y sin lugar a dudas el que más te hará moverte.

Minijuegos

Tenemos un modo en el que se nos permite jugar a todos los minijuegos que tengamos desbloqueados (no todos estarán desde el principio, pero se desbloquean jugando normalmente). Hay tres formas de disfrutar de este modo:

  • Juego libre : simplemente elegimos los minijuegos que queremos jugar y listo.

  • Mariotón : se eligen cinco de entre la lista disponible y luego se juegan seguidos. El que obtenga mejores resultados gana.

  • Conquista a cuadros : cada jugador está representado por un color y tenemos un panel dividido en cuadros. Se juegan minijuegos y el ganador de cada uno puede poner su color en uno de los paneles. Si pones dos paneles de tu color a ambos lados de un mismo panel (sea vacío o de otro jugador) se convertirá en un panel tuyo. Al acabar las rondas preestablecidas, el jugador con más cuadros de su color gana.

Mariotón En Línea

Poco que añadir, lo mismo que el mariotón (cinco minijuegos seguidos de Super Mario Party ) pero jugando online.

Camino De Los Retos.

Un modo de juego disfrutable para un sólo jugador. Avanzamos por un mapa dividido en casillas, cada casilla es un reto en cada uno de los 80 minijuegos disponibles de Mario Party . Si superas el reto que te proponen, avanzas a la siguiente casilla. Una vez que hayas terminado el camino, se desbloqueará otro modo de dificultad con retos más complicados para cada uno de los minijuegos. En total 160 retos a batir.

Otros Contenidos.

imagen

Aparte de lo ya mencionado, en Super Mario Party tenemos disponible:

  • Sala de recreo de Toad : Modos de juego donde podremos jugar bajo demanda a los cuatro minijuegos exclusivos para dos consolas Nintendo Swtich.
  • Modo Pegatinas : Tenemos un total de 108 pegatinas desbloqueable que luego podremos usar para componer imágenes a nuestro gusto sobre una serie de fondos preestablecidos.
  • Menú con desbloqueables : A parte de las ya mencionadas pegatinas, podremos ir desbloqueando mediante el uso de puntos que conseguimos en todos los modos de juego una serie de guías que nos ofrecerán información sobre el juego, listas de canciones para escuchar cuando queramos, y otras cuatro opciones más.

Conclusiones.

Super Mario Party es un juego MUY divertido, con muchos (realmente muchos) minijuegos y bastantes modos. En cuanto a contenido el juego está bastante bien servido (aunque se podría pedir más), y es un placer picarse contra otros jugadores. Si bien se queda algo cojo en el modo online, puede ser entendible por los esperables “rage quit”. Lo que no es entendible es la necesidad de tener cuatro Joy-con para jugar, como he explicado al inicio de este texto. Por ello un juego que a mi juicio sería de una nota bastante alta, la dejo simplemente en un 7.5.

Si no tienes tantos amigos como para necesitar más Joy-cons, el juego es fácil de 8.5 o más.

Saludos y gracias por vuestro tiempo.

CALIFICACIONES

LO MEJOR LO PEOR
- Muchos minijuegos distintos, y diferentes para cada modo de juego. - Imposible entender la decisión de no poder usar el mando pro.
- Los modos son bastante distintos entre sí y bien entretenidos. - Se echa en falta algún tablero más para el modo clásico.
- La IA está bastante bien ajustada.

| APARTADO | NOTA |
|CALIFICACIÓN TOTAL | 7,5 |

Buen juego, divertido, despunta sobre los despropósitos que fueron los anteriores. No llega a los niveles de calidad de los primeros Mario Party, principalmente porque los escenarios son demasiado pequeños y sólo cuenta con cuatro de ellos, pero los minijuegos son divertidos y los escenarios, pese a ser diminutos, tampoco están mal.

Yo creo que un total de 6 escenarios habría estado más acertado. Y al menos un par de rutas más por escenario. Con eso quedaría bastante completo en ese aspecto.

Pues sí. Aunque bueno, la selección de minijuegos como digo sí que está bastante lograda, así que por ahí el juego gana lo que pierde de otro lado. Me alegra en cualquier caso ver que vuelven a encaminarse por el buen sendero, porque veníamos de unas cuantas entregas que habían decepcionado y mucho.

1 me gusta

Este juego para alguien como yo quien no tiene a nadie físico con quien jugar y que suda de pagar online mejor ni me lo planteo, ¿no?

Ni te lo plantees. Hay juegos que ganan en multijugador pero en single player también son disfrutables, éste es uno de esos que está pensado por y para el multijugador. ¿Puedes llegar a sentir algo cercano a la diversión? Por poder, puedes. Jugando sólo yo no te doy más de un par de horas hasta que lo dejes en la estantería y no vuelvas a tocarlo nunca.

1 me gusta

Pues no. Desde luego no merece la pena en ese caso.

Yo voy a jugar el 90% del tiempo con mi novia y nada más, y ahí creo que si merece la pena, porque es un juego que te echas una partida o dos y pasas la tarde. O viene algún colega a casa y jugáis una partida. Al ser un juego con bastante componente aleatorio en los distintos modos de juego y haber tanto minijuego (que calquier persona aprende en 2 minutos a jugar, más si encima antes de empezar cada uno tienes un modo de prueba) yo lo considero un juego bastante atemporal. Entendiendo esto como que puedes estar fácil varios años jugando esporádicamente sin cansarte en absoluto.

1 me gusta

Gracias a ambos. Hay otros juegos que ganan mucho con el multijugador como Soul Calibur VI o el Smash que sí que me pillaré porque aún sin con online y sin nadie físico con el que jugar a menudo sé que también aportan cosas para el singleplayer, pero veo que Super Mario Party no es de esos (que ya está bien, es un Mario Party al fin y al cabo, es como tiene que ser).

Por cierto, me acabo de leer el análisis y felicidades por el resultado, @onamu.

1 me gusta

el yoshi woolly world no es bueno ni multiplayer

1 me gusta

De los 6 mundos que tiene el juego sólo ha llegado hasta la mitad del 2, así quye tampoco es que su criterio valga mucho.

Y por lo demás pues ok, @Paris, pues ok, no voy a desviar el post por esta gilipollez.