Star Control: Origins desaparece de las tiendas digitales

Es parte del proceso judicial por la autoría de la saga.

Tras una sentencia judicial favorable a los creadores originales de Star Control (juegos lanzados en 1992 y 1996 para PC), Fred Ford y Paul Reiche, como parte del proceso legal que disputa la autoría por parte de la empresa Stardock, Star Control: Origins (lanzado en septiembre) ha sido retirado de la venta digital.

Los creadores de Star Control iniciaron en 2019 una batalla legal para reclamar sus derechos sobre el juego que diseñaron: Stardock alegaba haber comprado los derechos sobre la saga , pero lo cierto es que Accolade se los había dado a sus diseñadores originales muchos años antes y estos habían autorizado posteriormente a Accolade que siguiera con la venta de los títulos. Accolade fue posteriormente comprada por Atari y parte del catálogo de propiedades intelectuales fue adquirido por Stardock tras la quiebra de la empresa. Es aquí donde Stardock decide atribuirse, aparentemente por error, la propiedad intelectual sobre Star Control.

Así, en diciembre de 2017, Ford y Reiche acusaron públicamente a Stardock de comerciar de forma ilegítima los derechos de los juegos. Stardock dijo que se había hecho con ellos de forma legítimamente en 2013 como parte de una subasta de propiedades y activos de Atari tras su bancarrota. Sin embargo, Ford y Reiche consideran que Atari no poseía realmente los derechos de su saga.

El problema de fondo es que Stardock había tomado medidas legales para frenar el desarrollo de Ghosts of the Precursors, nuevo juego de Ford y Reiche, forzándoles a tomar medidas para aclarar judicialmente que son los dueños completos de la propiedad intelectual.

A raíz de eso, en 2018 se inició la batalla legal y los creadores del juego empezaron a enviar notificaciones para solicitar que los títulos clásicos se retiraran de la venta usando la ley estadounidense de copyright digital, al DMCA.

Sentencia inicial favorable a los creadores originales

La sentencia del 27 de diciembre reconoce que Fred Ford y Paul Reiche son los creadores del juego y c ritica duramente la actitud de los responsables de Stardock, en particular a Brad Wardell , consejero delegado de Stardock y firmante de la demanda. La sentencia reconoce igualmente la legitimidad del uso de la DMCA por su parte para impedir la venta de los juegos por terceros.

El elemento importante es que el juez reconoce en la sentencia que Stardock ha introducido elementos (razas, personajes, diseño de naves, etc.) en Star Control: Origins, y que estos no les pertenecen porque son propiedad de Ford y Reiche. El juez señala expresamente que Stardock no podía usar ninguno de esos elementos mientras estuviera el juicio en marcha, y que esto supone acción contraria a la ley de enjuiciamiento estadounidense (la actualización con estos contenidos se lanzó después de que Wardell presentara la demanda).

En consecuencia, ahora los autores han utilizado la DMCA para forzar que el juego nuevo, Star Control: Origins, se retire de la venta de tiendas como Steam o GOG como parte de su lucha para reclamar los derechos que les pertenecen y que esta primera sentencia reconoce inequívocamente.

Sin embargo, todo esto es solo una pequeña pieza de la lucha judicial entre las partes, por lo que debemos suponer que todavía se producirán novedades para determinar la propiedad intelectual de la saga de videojuegos.

Fuente:

Vandal