Sherpa, ex-Barón rojo: "Lo que faltaba, que vinieran moritos a pegar a españoles con banderas"

Hace unos días, el cantante y bajista de Barón Rojo (ahora en Los Barones, tras la escisión que ha habido en la leyenda heavy) mostró en su Twitter un vídeo de una cacerolada contra el Gobierno. Las críticas no han tardado en caerle a este icono del metal nacional, pero ha seguido fiel a su estilo de siempre y, lejos de achantarse ha decidido dar un paso al frente para hablar sin tapujos sobre su posición política… o apolítica.

«Hay muchos borrokas en mi mundillo rockero», cuenta José Luis Campuzano al teléfono. « Ahora soy el facha número uno del rock español, hay una campaña contra mí que flipas . Me insultan a lo bestia, me llaman de todo, y muchos me dicen que van a quemar discos de Barón Rojo».

Lo que muchos no saben es que el vídeo de marras no lo grabó él mismo, simplemente lo compartió porque lo vio conveniente. «En otro tuit puse que este Gobierno está en una deriva bolivariana horrible, y con decir eso me cayó una que no veas de gente del rock. ¿Artistas? No, no, Rosendo y toda esta gente están muy calladitos ».

Sherpa dice que a sus setenta años, ya no le interesa estar callado. «Mis letras siempre han hablado de los abusos del poder, no del poder de la izquierda ni de la derecha, del poder. Si es de la izquierda, peor siempre… La derecha es más acomplejada y más timorata, respeta más las normas . Los de izquierdas van a saco en el momento en que tocan poder. Mucha gente está equivocada conmigo pensando que soy de izquierdas. ¿Qué coño voy a ser yo de izquierdas? Tengo una canción que se llama «Tierra de nadie», que dice que «es triste saber que gane el que gane, tú vas a perder». Los que no han entendido esos mensajes se pensaban que yo era de la onda de los borrokas, o de Izquierda Unida, y de eso nada».

Aclarado queda que Sherpa no fue a la cacerolada del vídeo. Pero, ¿ha ido a alguna? «No, porque vivo en una urbanización y me quedan lejos. Lo que sí he hecho es grabar veinte pistas de cacerolas haciendo ruido, y lo pongo por los altavoces en el balcón ».

Sherpa ha tenido problemas con su propio grupo por estas posturas políticas. «Me piden que no hable… y esto es muy importante que lo pongas: ¿Cómo no voy a decir nada si toda mi vida he predicado contra los abusos del poder? Ahora estamos viviendo una situación de abuso absoluto. Mis compañeros de grupo me dicen que si digo estas cosas no nos van a contratar. Pues que no nos contraten, porque todos los que trabajan en este mundillo son de esa cuerda… pues entonces ya no quiero ser de ese mundillo. Prefiero quedarme en mi casa y buscarme la vida como pueda. Si uno de izquierdas me veta porque piensa que soy un facha, pues que le den por el culo. Se acabó. A mis setenta años no voy a andarme con estas gilipolleces».

El autor de «Resistiré» ha tenido roces con la política desde hace mucho tiempo. «El PSOE ya nos crucificó, cuando nos negamos a hacer su campaña en los ochenta . Nos daban cheque en blanco, pero éramos tan puretas que dijimos que no. Y fíjate si nos hubiera ido bien con ese dineral. Pero dijimos que no amablemente. No nos queríamos vender. Luego, cuando nos contrató el Partido Comunista para las fiestas del PCE en la Casa de Campo, nos pidieron explicaciones. Yo les dije que si me quieren contratar para un festival, pues bien. Pero no para una gira de cuarenta mítines. Lo bien que me hubiera ido si me hubiera metido en Podemos (risas), con el marchamo que tenía yo de rebelde… El marqués de Galapagar usaba mi canción «El Malo» cuando daba sus mítines. No dije nada, aunque me jodió, me jodió. Pero vaya, que quien nos ha hecho putadas ya no a mí sino a Barón Rojo, ha sido el PSOE. Una vez, nuestro mánager, en una fiesta se puso a hablar con un gerifalte del PSOE, y entre raya de coca y raya de coca le dijo que no nos contrataban más en los ayuntamientos, porque la mayoría eran «suyos». Le dijo: «¿De verdad crees que os vamos a contratar después de decirnos que no a la campaña electoral? Estáis en la lista negra»».

Hay una revista satírica heavy, llamada Metal por detrás, que le está metiendo mucha caña a Sherpa por todo esto. «Una vez tuvieron que retirar una foto mía con Monago que sacaron de contexto, porque les amenacé con una querella, pero ahora han vuelto a ponerme a parir con una noticia que dice: «Sherpa sustituye la batería de Los Barones por un juego de cacerolas».

«Hay gente que dice que soy un chaquetero fascista», dice Sherpa, pero también hay gente que le está defendiendo, «como el guitarrista de Avalanche, que es majísimo». A pesar de todo, el ex Barón Rojo asegura que «sentía que tenía que dar un paso al frente, para que se sepa que en el mundo de la Cultura no todo es Almodóvar y Bardem . Me encantó que Josema Yuste y Quique San Francisco salieran a la palestra, pero en general hay mucho miedo. Están acojonados porque esta gente son muy, muy malos».

Si Sherpa pudiera decirle algo al Gobierno, sería lo siguiente: «Pidan perdón, dimitan hoy mismo, hagan un Gobierno de concentración nacional, elijan a un presidente de su partido, que es el que más han votado, pero esperen noticias de los juzgados de Plaza Castilla, porque les vamos a llevar a juicio uno detrás de otro. Que pidan perdón por esta masacre. Yo he perdido dos primos un amigo íntimo por culpa de esta gentuza. Eran mayores y no había UCI para ellos».

Campuzano no quiere imaginarse qué puede pasar si la Comunidad de Madrid, donde reside, sigue sin poder avanzar de fase. «La cosa se está calentando mucho. Y ahora qué pasa, ¿sacan a los MENAS para pegar los de las caceroladas? Lo que nos faltaba, que vinieran moritos a pegar a españoles que llevan la bandera».

La solución para él está en destituir a Pedro Sánchez de forma fulminante. « En los submarinos hay un protocolo por el cual se puede quitar el mando al comandante, si se ve que no está bien de la cabeza. En la Constitución debería haber lo mismo. Si se sospecha que el presidente no está bien de la cabeza, se le debería poder sustituir. ¿Cuál ha sido su mayor error? Nacer. Sé que todo esto que te estoy diciendo me va a perjudicar mucho, pero me da igual».

8 Me gusta

Otro facha.

Si Serrat es facha, éste de nazi no baja.

9 Me gusta

Hoy en día todo es facha.

6 Me gusta

Juan 8-32:
Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Este fragmento pasará a Progres 8-32:
Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará fachas.

11 Me gusta

De cero a facha

1 me gusta

ex-Barón rojo?
Lo echaron por facha y pacotero

El rollo ese de la lista negra les pasa a muchos y a veces de forma absurda, un amigo tenía una compañía con la típica banda cubana y eventos varios y los ayuntamientos de x partido no los contrataban porque un familiar era un político de ese partido y no querían que les acusaran de amiguismo

Me parece bien que diga lo que piensa. Exceptuando a este y Cayetano Rivera, hay poquísimos artistas que estén hablando de la situación.

Ahora bien, la reflexión del titular…

Que más dará que sean motitos o blanquitos.

11 Me gusta

Que la cultura está secuestrada por la izquierda en España es algo que se sabe desde hace eones. La de artistas que tiene que haber callados por no querer joder su carrera.

20 Me gusta

Ole, ole, y ole!

1 me gusta

Y algún youtuber de por aquí.

1 me gusta

Hay varios que no se meten en política porque saben que decir lo que piensan les jodería, y luego otros como Dayo, Wismichu,… que saben que por muchas paridas ideológicas que digan no les va afectar lo más mínimo, ni ninguna puerta se les va cerrar, porque saben quien(es) mandan en su campo.

2 Me gusta

Cuanto mas masivo el youtuber con más pies de plomo necesita ir.

1 me gusta

En youtube?

Me refiero al mundo de los videojuegos, y la cultura en general. Youtube no es eterno, muchos de estos acaban en programas de TV o similares. Pueden ser autónomos, pero en cuestión de colaboraciones, invitaciones a eventos,… Se llama antes a alguien que se calla (o de un espectro de izquierdas) que a alguien abiertamente de derechas o simplemente crítico con las ideas más reaccionarias de la izquierda. Te pondría de ejemplo Dalas, pero ese además ha tenido más polémicas a parte de ser crítico con la izquierda. Pero vamos, su carrera empezó a hundirse cuando empezó a criticar al feminismo y cía.

Putos fachas, se han cagado hasta el término facha.

Héroe de cuento, amo de las nubes señor del viento.
Barón, vive su sueño, triste y solitario surcando el cielo
Barón, tu triste misión no apagó tu gloria

4 Me gusta

No veo que se transformara ni en facha ni en nada, de hecho este tío siempre a dicho mas o menos las mismas cosas y se suele cagar en los muertos de todo aquel que abuse del poder y que tenga ramalazos totalitarios (se la trae bastante al pairo si el que abusa es de derechas o izquierdas).

Lo que pasa es que la deriva de la izquierda actual es tan totalitaria y polarizante que todo aquel que ose poner una sola pega al gobierno será automáticamente tachado de facha.

Pero como bien dice se la pela sobremanera lo que al gente piense de el.

5 Me gusta