Reino Unido demanda a Apple por throttling en 25 millones de iPhones

Volvemos con noticias que giran alrededor de Apple y, como es ya costumbre, se acaba de realizar una nueva demanda hacia la compañía de la manzana mordida. Esta vez proviene de Reino Unido, donde un investigador de mercado, Justin Gutmann , presentó la demanda legal a Apple por el throttling que generó la compañía en sus iPhones . Esta solicita 907 millones de dólares a Apple por ocultar un software que ralentizaba los iPhones en hasta un 58% , afectando así a 25 millones de usuarios británicos.

Todo empezó cuando Justin Gutmann, un defensor de los derechos de los consumidores, presentó una demanda legal contra Apple ante el Tribunal de Apelación de la Competencia de Reino Unido. En esta, se solicita una indemnización de los daños y perjuicios que han sufrido 25 millones de propietarios británicos de ciertos modelos de iPhone. Afortunadamente, se trata de modelos antiguos , ya que el causante de la demanda fue una herramienta lanzada en 2017 .

Los modelos afectados por throttling van desde el iPhone 6 hasta al iPhone X

iPhones Antiguos Throttling

A principios de 2017, con la llegada de iOS 10.2.1, Apple introdujo funciones de gestión de energía destinadas a modelos viejos de iPhone: iPhone 6 , 6 Plus , 6S , 6S Plus , SE , 7 , 7 Plus , 8 , 8 Plus e IPhone X . Con esto, se quería evitar apagones inesperados en momentos de máximo consumo de energía cuando estos tuvieran baterías desgastadas , además de esto, prolongar la autonomía. Para ello, a la compañía no se le ocurrió otra idea que reducir la velocidad de sus dispositivos, así reducían el consumo energético prolongando la autonomía, pero claro, hacían que los dispositivos fueran más lentos.

Esta práctica continuó hasta finales de 2017, afectando por ello a muchos clientes que desconocían esta particularidad en la actualización de software. Si bien Apple más adelante se disculpó y ofreció reemplazos de batería por 29 dólares para el iPhone 6 y modelos posteriores, el problema se mantuvo. Y es que, estos reemplazos por menos de treinta dólares solo duró hasta finales de 2018, incrementándose el precio más tarde.

Con la llegada de la actualización iOS 11.3 se ofrecieron detalles sobre el estado de la batería y se permitió desactivar la herramienta que limitaba el rendimiento. Años después, con iOS 13.1 , se añadieron el resto de iPhones que sufrían throttling. Como vemos, ya era un movimiento bastante tardío, ya que tras varios años, una nueva demanda toca a las puertas de la compañía.

La demanda pide 907 millones de dólares a repartir entre 25 millones de usuarios de iPhone británicos

Apple iPhone Demanda Reino Unido

Según Gutmann, el demandante, Apple introdujo estas funciones para disimular el hecho de que las baterías de los iPhones eran incapaces de hacer frente a los requisitos de versiones de iOS nuevas. Con ello, en lugar de retirar los dispositivos o sustituir las baterías, eligió poner dicha herramienta.

Con esto, obligaba a los usuarios a que al descargar las nuevas versiones de iOS, notasen que sus iPhones mostraran un rendimiento inferior. Así, probablemente, lograran vender sus modelos más nuevos , en vez de explicar lo sucedido. Como explicamos anteriormente, hubo algunos cambios, pero ya la reputación de Apple había sido dañada .

"En lugar de hacer lo honorable y legal por sus clientes y ofrecer un reemplazo gratuito, un servicio de reparación o una compensación, Apple engañó a la gente ocultando una herramienta en las actualizaciones de software que ralentizaba sus dispositivos hasta un 58%" , dijo el Sr. Gutmann.

Además, esta no sería la primera vez que se demanda a Apple por throttling debido a la herramienta de gestión de energía. En 2020 , la empresa acordó pagar hasta 500 millones de dólares para cubrir la demanda colectiva realizada en EEUU . Aquí se utilizó un argumento similar, se acusaba de “ralentizar en secreto” los iPhones antiguos.

En su defensa, ante la actual situación, Apple envió un comunicado a The Guardian , asegurando que su intención no era perjudicar al usuario para que comprase modelos más nuevos de iPhones.

"Nunca hemos hecho nada para acortar intencionadamente la vida útil de ningún producto de Apple, ni para degradar la experiencia del usuario con el fin de impulsar las actualizaciones de los clientes. Nuestro objetivo siempre ha sido crear productos que gusten a nuestros clie