Quiero comerme tu páncreas

Se suele decir que una buena obra de arte, ya sea un libro, una pintura, una canción o en el caso que nos ocupa, una película, es aquella que te hace sentir algo, que provoca una reacción en ti o deja poso, que cuando termines de ver la película te pongas a pensar en lo que acabes de ver; en el sector del anime tenemos a auténticos genios en el arte de hacer esto, gente como Miyazaki, Hosoda o Shinkai, pero en el caso que nos ocupa no viene de un director o estudio reconocido. Kimi no Suizou wo Tabetai también conocida en España como Quiero comerme tu páncreas es el largometraje debut de Studio VOLN, basado en la novela del mismo nombre de Yoru Sumino, el cual está llamado a convertirse en uno de los grandes estrenos japoneses del año en occidente.

Si te interesa saber más de esta película, te recomendamos el podcast que publicamos hace unos días sobre Your Name y A Silent Voice , donde hablamos brevemente sobre Quiero comerme tu páncreas :

A Silent Voice

La historia comienza cuando nuestro protagonista en una visita al hospital se encuentra con el diario de Sakura, “Vivir Muriendo”, descubriendo el secreto que esconde nuestra protagonista al resto de compañeros de clase: tiene una enfermedad terminal de páncreas la cual acabará con su vida antes de un año. A partir de aquí, Sakura empezará a forjar una amistad con su compañero, el cual no se lo pondrá nada fácil debido a su personalidad introvertida y cerrada, la cual le ha llevado a no tener ni una sola amistad en la clase.

La Verdadera Amistad Florece Cuando Los Opuestos Se Atraen

Sakura es una persona simpática, extrovertida y llena de alegría, mientras que su compañero es alguien solitario y encerrado en sí mismo. Son polos apuestos. Entonces, ¿por qué Sakura decide pasar su preciado tiempo con alguien contrario a ella? La respuesta es que no quiere traer dolor a la gente que le rodea con el tema de su enfermedad, pero sobre todo, el muchacho le aporta algo que el resto no puede: normalidad. Ella ante todo quiere vivir la vida que llevaba antes de que le diagnosticaran su terrible enfermedad, por lo que tener a alguien con quien poder ser ella misma a pesar de conocer su secreto, es algo que le ayuda a sobreponerse al día a día.

Esta amistad que se va cimentando entre ambos protagonistas es lo que hace especial a Quiero comerme tu páncreas , la relación entre ambos es casi un quid pro quo en el que ambos aprenden el uno del uno y acaban creando algo más profundo que amor o amistad, mostrando una relación creíble, orgánica y muy natural, alternando entre momentos cómicos y alegres a otros más tristes y reflexivos, donde nada parece metido con calzador, con un arco argumental muy bien hilado y que llevará a que nuestros protagonistas cambien.


Dos caras de una misma moneda.

¿Qué Significa Estar Vivo?

Uno de los pilares de Quiero comerme tu páncreas es uno de los eternos dilemas que aflige al ser humano desde siempre: ¿Qué significa estar vivo? ¿Como pasarías el resto de tu vida si supieras cuando vas a morir? A pesar de la actitud positiva y alegre de Sakura, ella no lo oculta durante la película: tiene miedo a morir y decide que sus últimos meses que le quedan antes de su inevitable final los vivirá con nuestro protagonista, experimentando todo tipo de vivencias juntos y aprovechando cada minuto de su tiempo, a lo que el chico se resistirá al principio. Pero, conforme avance la relación, se irá abriendo y apegando más a nuestra protagonista, cambiando su personalidad, llegando a temer tanto por la vida de la chica como si de él mismo se tratara y encontrándose con el dilema de cómo afrontar la perdida que se le avecina.

Por otro lado, nosotros también conectaremos de forma muy natural con los protagonistas metiéndonos de lleno en el torbellino de emociones que es Quiero comerme tu páncreas , riendo con ellos, llorando con ellos e incluso reflexionando con ellos, llegándonos a preguntarnos cosas como si realmente estamos aprovechando nuestro tiempo o las relaciones que tenemos con los demás.

Una Maravilla Para Los Sentidos

Quiero comerme tu páncreas es una auténtica delicia audiovisual, con un genial diseño de personajes, llegando a superar al del manga, usando una paleta de colores muy rica y que contrasta con las emociones que se quieren reflejar en cada situación. Pero, sobre todo, lo que se lleva la palma es la fantástica banda sonora de la que hace gala, con unos temas muy buenos, siendo especialmente remarcables los vocales, añadiendo mucha más emoción y sentimiento a las escenas. Remarcar que tanto película como manga se basan en la novela ligera y sendas adaptaciones son aproximaciones a esta muy similares, por lo que el camino que escojáis para adentraros en esta historia no será erróneo.

Conclusión

Kimi no Suizou wo Tabetai es toda una montaña rusa de emociones, puede parecer de entrada el típico Slice of Life romántico, pero en realidad es un canto a la alegría de vivir y como manejamos nuestras relaciones con los demás, con unos protagonistas a los que le coges muchísimo apego y harán que conectes con ellos de una forma inusitada, todo presentado con una animación notable y una banda sonora maravillosa, quedando una película de lo más redonda y donde si llegas a conectar con la historia, se quedará contigo durante un tiempo.

Por último, decir que el largometraje se estrena en nuestro país el 12 de este mes y no podemos dejar de recomendaros que le deis una oportunidad.

1 me gusta

¿Has escrito un análisis de la película? Valla no me lo experaba.

Mis impresiones ya las dije. Me ha gustado bastante. Personalmente, no he sentido que tire de sentimentalismo barato y eso es algo que siempre agradezco.

Spoilers gordos

Mira que cuando hablan de lo del asesino por la zona pensé que tendría importancia en la trama (la puñetera arma de Chekhov) pero aún así cuando muere la chica no me acordaba de eso, y me dejó con el culo roto.

Lo único que no me gustó es cuando estan en la casa y el tío la tira en la cama y no se va hasta que la chica llora. Me pareció fuera de lugar y que se podría haber resuelto lo de la “broma” de hacer travesuras de bastantes maneras mejores que qué parezca que la va a violar, la verdad.

Y aunque la historia es predecible, es una película bastante agradable de ver.

Por fin alguien tiene el detalle de hacerme caso :kirbysisi:

1 me gusta

Lagrimones everywhere. :sob: :sob:

Paso de verla en el cine, acabaría en un rincón… :joy:

Buen análisis. :slight_smile:

1 me gusta

Que vayáis a verla, hostia ya.

1 me gusta

Me encantó, fue mi película favorita del año pasado. Y soy de los pocos a los que el final le parece perfecto y no lo cambiaría.

La banda sonora, brutal, como dices.

No se a que te refieres con eso. Personalmente, creo que la película tiene un desarrollo de sucesos lógico salvo la causa de la muerte de la chica.. No entiendo que otro final puede querer la gente.

Se debe referir a la escena post créditos…

1 me gusta

Me refiero exactamente a lo del spoiler, sí.

3 Me gusta

A mi eso también me parece perfecto, por que es un giro inesperado a algo que ya tenías la idea preconcebida de como iba a pasar.

Pero también es verdad que la escena post créditos sobra un poquito, no aporta prácticamente nada.

1 me gusta

Joé, si eso es perfecto. Y casa perfectamente con cuandola chica le dice al chico en la biblioteca que cualquiera puede morir mañana.. La gente no tiene ni idea.

1 me gusta

Ha sido cosa de memphisto, a mi no me mires, solo soy un andaluz jijijijijiji

Gracias! Como le comente a Memphisto no estaba muy seguro de escribir un analisis de la pelicula, ya que no son lo mio las letras, pero creo que al final me ha quedado bastante majo y libre de spoilers No veas el marron de no poder usar el nombre del prota xD

Me dan ganas de darte la solución al tema :sisi:

A mi con esta canción y leyendo la letra me entra un algo por el cuerpo que no veas

https://www.youtube.com/watch?v=D7pei7AX58k

A mi me gusta más como esta plasmada en el manga esa escena se desarrolla la escena del cementerio y se ve que el prota y la amiga ya son amigos, estan bajando por las escaleras los dos y se oye la risa de sakura y ambos se giran para no encontrar nada, se miran y sonrien y se van, todo como en plan que se ha cumplido lo que ha pedido sakura, que ambos acabaran siendo amigos.

Ojalá una película que se llamase “Quiero comerte los huevos por detrás” y que fuera sobre el amor ciego que siente una madre por su hijo.