¿Qué es lo más extraño que te ha pasado con algún desconocido?

Empiezo yo, me han pasado tantas cosas raras, supongo que, por ser algo despistada, por el país en donde vivo, o simplemente por ser mujer.

Para ponerlos en contexto, cuando viví estas experiencias iba a la universidad, que estaba algo lejos de mi casa, tardaba 3 horas en llegar y usaba medios transporte públicos. Mi vida era muy ocupada entre la escuela, el trabajo y actividades deportivas.

Pongamos algunos ejemplos:

  • Uno bueno: Cierta tarde estaba en el bus de camino a mi casa y como es costumbre me quedé dormida del lado de la ventana, abrazando mí mochila, un chico se sentó a mi lado y no recuerdo más. Cuando estaba a punto de bajarme, había una nota con un dulce que el chico dejó para mí. Tenía un mensaje que decía “todo el camino quise charlar contigo, pero te veías tan linda dormida, no quise despertarte, me quedé viéndote un buen rato, pero al parecer bajaré antes que tú, espero te guste el dibujo que te hice y que nos podamos conocer mejor”. Eso fue todo, no recuerdo al tipo y no dejó su número telefónico, así que jamás supe cómo podríamos conocernos mejor. :rofl: Fue un gesto muy lindo.

  • Uno raro: Estaba esperando a unas amigas en una estación del metro, había mucha gente y ellas no llegaban. Esperé alrededor de una hora y un tipo que no conocía me hizo la plática, se veía buena gente, pero aun así me daba cosa. Me dijo que le gustó mi cintura y que si podía ver mi ombligo. Yo me quedé analizando su pregunta, porque era extraño que alguien me pidiera eso, cuando de repente sentí que él me subía un poco la blusa y me besaba el ombligo. Me quedé con cara entre asombro y espanto y me fui de ese lugar. No tardaron en llegar mis amigas y no pasó a más.

  • Uno feo: Tengo un don para quedarme dormida en cualquier transporte, o tal vez era porque en ese tiempo tenía la universidad, el trabajo, mis actividades deportivas y novio. En fin, un día de camino a la escuela, subí a un vagón del metro y me fui a los asientos individuales que están más alejados para que me dejaran dormir. Casi siempre va repleto de gente, pero ese día no. Desperté a punto de llegar a mi destino y vi a un tipo a lado de mí, con la polla de fuera y masturbándose mientras me veía. Di un brinco y salí asustada del vagón.

¿Han tenido alguna experiencia similar?

22 Me gusta

Vale teniendo en cuenta lo que has puesto yo recuerdo dos.

Uno raro:
Fui al sur de la isla de fiesta con unos aamigos y me tenía que volver en guagua (autobus) pero eran las 4 ó 5 de la mañana y tenia que esperar como 40 minutos a la guagua que pasa 1 vez cada hora.

La parada es delante de un casino junto a una rotonda. Esruve ahí esperando y habia otro tipo al fondo, más pegado al casino, que me transmitia mal rollo, en plan, como si fuera desaliñado o vagabundo.

Al rato para un coche delante mía y el conductor me pregunta si es que estoy esperando a la guagua a estas horas, que si a donde voy, que si me lleva. Y cuando escuche esto último le dije el clasico: “Lo siento a mi me enseñaron a que no debo subirme a coches de desconocidos”. Siguió hablando un poco más y me guiñó el ojo. Ya aquí estaba cargado. En plan estoy a salvo mientras ese tipo no haga ningún movimiento extraño.

Fue entonces cuando, de repente, el desaliñado vino y le preguntó si podia llevarle a él en vez de a mí y jajajaja el cabron tardó poco para irse a toda leche xd. Entonces el desaliñado me dijo que si no veia lo que estaba pasando y es que probablemente ese hombre queria hacer cositas conmigo o secuestrarme o algo xd.

Fue la primera vez que me depile las piernas. Y el sur de la isla es conocido por tener zonas para la gente lgbti. Así que, ya no me depilo las piernas xd. Se que es absurdo la correlación pero me da igual. Además aprendí a que debo dejar atrás mis prejuicios con los demás, sobretodo si son de indole negativa.

Uno bueno:
Un día, mientras esperaba la guagua en la estación habían un chico y una chica consultando el horario de una linea de guagua que yo también iba a usar. Me acerqué a ver el panel. Y se dijeron en voz alta que no sabían si pasaba esa línea hoy porque era festivo. Así que le respondí en voz alta que tampoco sabia pero que iba a buscar a un chofer para consultarselo.

Al final esa linea no pasaba y fuimos a otra. Yo estaba delante de ellos pero pude escuchar claramente que creían que a mi me gusta alguno de los dos. El chico le decia que me gusta ella y la chica que me gustaba eñ chico. A lo que me quedé como :roto2: si solo estaba siendo amable, a que viene toda esa movida. Luego no pasó nada, cada uno a su casita.

5 Me gusta

Bueno: me encontré una chavala en fiestas de la ciudad, era de fuera y estaba más perdida que perdida, así que me preguntó. Dado que íbamos a la misma zona de cerveceo estuvimos charlando todo el camino (unos 10 minutos). Bastante agradable la muchacha.

Raro: en un festival nos volvamos un colega y yo a primera fila y al cabo de 3 o 4 canciones reparamos en que una chica bastante joven nos miraba fijamente (iba pasadísima). Pasó un buen rato y seguía igual, nos movíamos y movía la vista para seguir fija en nosotros. Cuando pasó una hora la sensación de ser observado continuamente ya era más que insoportable, no sabíamos donde meternos, así que me armo de valor, me acerco a preguntarle si está bien o si quiere algo, me responde que no con la cabeza… pero no deja de mirarnos :roto2: . A la hora y media de concierto optamos por ir a la barra y no volver, el sitio era cojonudo, pero no aguantábamos ya más.

Malo: un día estábamos en la puerta del garito ya tarde y se nos acerca un chaval unos años mayor y bastante arreglado y pregunta “perdonad, tenéis móvil?”. Yo, como buen pringao borracho le dije “yo sí, por?”. Y me suelta, “pues ya me lo estás dando o te meto una yoya”. Iba tan tajao que miré a mi colega, miro al chaval y con toda la parsimonia del mundo le solté “nah, creo que paso” y entramos en el garito ante la mirada atónita del chaval y el descojono del portero, que obviamente no le dejó seguirnos dentro.

9 Me gusta

No es lo más extraño, pero me sigo acordando de la anécdota.

Salí de la estación de tren de Valencia. Al poco me paró un yonki que pululaba por ahí, y lo que para mí fue raro, fue que en lugar de la típica excusa de que no le llega para el billete, etc. empezó a contarme una película que daba para oscar. Solo por el relato del tío le di unos euros y a correr.

3 Me gusta

Jodo,que diferencia entre la primera historia y la ultima…la primera es para peli romantica y con intriga ,ademas . :grinning:

1 me gusta

Un día que te despiertes te falta un riñón.

4 Me gusta

Esperando el bus, un viejo de unos 50-60 años se puso a hablarme de normal mientras esperaba el bus.

En eso me pregunta que si tengo novia, que siendo latino y joven seguro que triunfo, etc.

De repente, sus preguntas fueron, “debes tener un buen pollazo verdad?”, “joder, siendo joven seguro que aguantas horas” y al final me preguntó si le dejaba chuparme la polla a cambio de llevarme a donde fuese.

8 Me gusta

Expectativa:

Realidad:

Por otra parte, comparado con los otros dos encuentros, normal que ése te parezca tan bueno :roto2: Más que “anecdotilla curiosa y extraña”, vienen a ser agresión sexual

2 Me gusta

A mí me parece siniestro.

6 Me gusta

Saludar a un tío (antiguo compañero de clase) y contarnos qué tal todo y después dudar de si realmente era él.

Finalmente, creo que se parecía pero no era el que conocía. :sweat_smile: :rofl:

2 Me gusta

Una vez de crío (yo creo que 7 años o menos) en unas fiestas del pueblo me adelanté unos metros de mi familia y un hombre se acercó a mí y me dijo que yo me parecía mucho a su hijo y me pidió que le diera un beso, cosa que no hice.

Cuando ya se acercaba mi familia, el hombre se fue. No lo comenté hasta años después.

Lo curioso es que físicamente diría que se parecía a mí yo de ahora.

Las hipótesis son que el hombre era un pedófilo, o era yo y viajé en el tiempo, o seré un pedófilo que viaja en el tiempo.

23 Me gusta

Deduzco por lo que ha escrito la autora del hilo, que debes ser una mujer muy bella y por tus reacciones a algunas situaciones, pareces muy buena persona.

Ante esto, me sale mi vena de padre y te digo, que tengas mucho cuidado, hay gente muy HDLGP por este mundo.

14 Me gusta

De viaje con los colegas por Bélgica, estábamos en un un parque de Brujas y vimos a un hombre apoyado en una pared que iba con gabardina y sombrero. Estaba leyendo un periódico tapándose la cara en plan espía de peli de coña. Uno de nosotros dijo, “hostia, un espía”, pero solo lo comentamos y nos reímos, él no lo pudo escuchar ni nada. Justo en ese momento, el supuesto espía se pone como nervioso, nos tira el periódico y sale corriendo. Todavía no sabemos que puñetas pasó. Jajaja.

10 Me gusta

Una vez decidí dar conversación a una alemana de 50 años de trato amable y normal que se sentaba a mi lado en un vuelo con destino a Berlín. Gran error. Terminó insistiendo en que le diera mi teléfono móvil, me preguntó dónde vivía exactamente en Berlín y me habló de una especie de secta a la que me tenía que unir. Me pilló con la guarda baja y por eso la conversación avanzó tanto. A veces uno tiene demasiada buena fe, en el sentido de atribuir a los demás buenas intenciones sin que exista razón que lo justifique porque uno las tiene, y pasan estas cosas.

En Berlín en el metro un tío se me quedó mirando con cara rara y me empecé a descojonar. Suelo reirme en situaciones inapropiadas. El tío se cabreó, empezó a insultarme gritando como un loco y a preguntarme por qué coño me reía. Intercambiamos algunas frases y como que el tío se puso más y más agresivo, la gente vió que la cosa iba a escalar y lo redució antes de que me alcanzase. Ahí fui un poco imprudente al vacilar al tío pero el metro de Berlín es lo que es. Está lleno de pirados. Quizás yo inconscientemente buscaba pelea porque estaba estresado por el trabajo, quién sabe.

Luego también me ha pasado de vivir en residencias en las que algún tío con el que tenía en un principio trato cordial / amistoso empezó a acosarme (el tío era homosexual) y tuve que cortar trato y marcar distancias para pararlo; casi casi se sentía como quería obligarte a algo, muy desagradable el asunto y ahí entendí cómo se deben sentir algunas mujeres. A mi me han presionado también amigas con las que tenía trato a diario pero era mucho menos violento y ni por asomo tan invasivo (quizás porque no me molestaba tanto si me tocaban la espalda o se me acercaban como parte de un flirteo).

9 Me gusta

Yo recuerdo ir a altas horas de la madrugada por un callejón de Gracia con un colega y se nos acercan dos marroquís, y lo típico, que le diésemos las carteras y los móviles y demás…

Como tenían navajas y nosotros no éramos gilipollas pues venga, venga los dos a sacarnos las carteras y los móviles del bolsillo y dárselos, y cuando mi amigo está extendiendo su cartera y el marroquí a punto de cogérsela vemos que los dos marroquís de repente se dan la vuelta y salen corriendo a toda hostia, sin llevarse nada.

Nosotros sin entender una mierda nos giramos y vemos al fondo del callejón un coche de los mossos parado, y dos mossos que se acercan a nosotros :joy:… Nos preguntaron si queríamos poner denuncia y demás pero al final como no nos habían quitado nada y estábamos cansadísimos dijimos que pasando y nos fuimos a casa :xd:.

Otra buena también con mossos fue que hace muchos años ya acompañé a una amiga que tenía por aquel entonces a hacerse su primer tatuaje… Como aún quedaba un buen rato y ella estaba muy nerviosa decidimos fumarnos un porro en un callejón cercano antes de entrar, y de cháchara de cháchara mientras nos lo fumábamos no nos damos cuenta y ya tenemos a dos mossos jóvenes, chico y chica, plantados en frente nuestro.

Nosotros acojonados con el culo cerrado nos los quedamos mirando, esperando lo peor, hasta que de repente va el mosso chico y en tono jovial nos dice:

-Si vais a hacer eso que sepáis que hay más sitios por aquí donde lo podéis hacer sin que se os vea tanto, metéos en uno de esos sitios o apagadlo porque estamos haciendo ruta por aquí y si os vemos otra vez no podremos ser tan amables.

Y se piran.

Cabe decir que acojonados tiramos los porros corriendo y nos metimos en el salón de tatuajes a esperar :xd:.

5 Me gusta

Imagino que sería en un fin de semana. Había salido de juerga y tocaba volver a casa, así que tomé un taxi. Cuando iba más o menos por la mitad del recorrido, y mientras el coche estaba parado en un semáforo, el taxista me dijo que si podía hacerle un favor. Por lo visto, el tío era poeta y tenía escrito unos cuantos poemas en un papel que me hizo llegar para que los leyera y le comentara qué me parecían. Les eché un vistazo por encima y le dije que no estaban mal.

Otro día por la mañana, me encontraba andando por la calle y divisé a una persona a lo lejos. Me hice a la idea de que era uno de mis tíos, así que empecé a hablar con él a gritos. Ciertamente, el hombre hacía gestos y aspavientos como de extrañeza y de desconocimiento, pero yo seguía pensando que era mi tío. Llegó un momento en que entendí que no debía serlo y así, a gritos, le dije que me había confundido.

3 Me gusta

22 Me gusta

Creo que lo más raro que me ha pasado con gente random fue en Hiroshima, hará como 15 o 16 años cuando en el Peace Memorial Park un grupo ingente de colegialas de 13 o 14 años se acercaron para que les firmara una dedicatoria en sus agendas. Fue algo super inesperado por lo que pasé bastante vergüenza, especialmente porque iba acompañado y ella se estaba descojonando en mi cara.

8 Me gusta

Raro:
La primera vez que tuvimos un miniaccidente de trafico por alcance nos dieron en el paragolpe de atrás. Rellenamos el parte amistoso y el que nos dió no sé muy bien cómo lo hizo que salía nuestro coche como culpable. El del seguro nos dijo que el parte amistoso o es MUY CLARO o siempre llamar a la policía para que haga el parte.

Dos meses después saliendo de una rotonda plaf, otra vez nos dan en el pragolpes trasero. Salgo rápido diciéndome “recuerda, nada de prte amistoso, llama a la policía”, y al girarme veo que quien me dio fue un POLICIA y yo “coñe, qué rápidos son”.

10 Me gusta

Aparte de que a juzgar por como escribe cada uno, es probable que vivan en distintos continentes.

1 me gusta