Problema con una vecina ruidosa

¡Muy buenas!

Os cuento: vivimos en un piso nuevo desde mayo del año pasado. Por desgracia, nos ha tocado que la vecina de abajo sea una de las personas más molestas de la historia. Se pasa el día con la música a toda pastilla, hasta el punto de que nos vibran las paredes de nuestra propia casa. Esto puede suceder a prácticamente cualquier hora del día, si bien es verdad que ocasionalmente el volumen es un poco más tolerable. A veces nos hemos encontrado con la situación de que incluso a la una o las dos de la madrugada ha decidido montar karaokes y cantar a pleno pulmón junto a un número indeterminado de personas, hasta que el resto de los vecinos han empezado a silbar por las ventanas y la han forzado a callar. Decir que tiene un par de hijos ultramaleducados, que la insultan y la humillan a voces. Parece que de educación van justos.

Hace unos días mi pareja decidió bajar a hablar con ella. Al llegar a su pasillo vibraban hasta los azulejos. Cuando la mujer abrió la puerta descubrimos que era una señora de unos 50 y tantos. Tras comunicarle el problema pidió disculpas y nos dijo que la avisáramos si volvía a molestar, y estuvo tres o cuatro días mucho más sosegada con la música (todo es reggaeton y mierdas de esas…). Después de esto, volvió a las andadas. Nuestros vecinos de al lado llegaron a pensar que éramos nosotros los ruidosos, tal es el punto de reverberación que provoca su música.

Hoy, desesperado, he vuelto a bajar a hablar con ella. Serían las 11:00 del mediodía, y me ha dicho que a esa hora ella tiene derecho a poner la música como le dé la gana. Le he advertido que otros vecinos están también molestos con ella, y la he informado de que trasladaré la cuestión a la junta de propietarios para debatirla con los demás, que no vive sola en la comunidad. “Ya lo sé” ha respondido, elevando los hombros. Después, ha añadido que traslade lo que quiera a quien me dé la gana. A esta respuesta, acompañada de un cierre de puertas en mis narices, he apuntillado con “¿y también a la policía?”. A lo que se ha reído diciendo “sí, sí, llama a la policía a ver qué te dice a estas horas…”.

En fin, que me he vuelto a subir a casa con un cabreo de narices, y ahí sigue ella, con la música a todo trapo. Parece que ahora, por vergüenza torera, la ha bajado un poco…

¿Qué creéis que deberíamos hacer ante esta cuestión? ¿Alguien por aquí con conocimientos más técnicos sobre cómo proceder?

¡Gracias por leer!

1 me gusta

Caga en una bolsa, ponla en su puerta y prendele fuego. Llama al timbre.

5 Me gusta

Como odio a este tipo de puta escoria. Muchos ánimos compañero.

11 Me gusta

La policía suele ser muy eficiente con estas cosas.

A mi por sólo el ruidito del motor del aire acondicionado y siendo de día vinieron a darme un toque.

Si hay ruido llámales; les multarán tantas veces como haga falta hasta que aprendan a querer dejar de tirar el dinero.

3 Me gusta

Lo tienes jodido.

Una persona así es muy difícil que cambie. Y la policía no se va a matar a horas extrañas por ayudarte, imagina a horas corrientes.

Imaginando el tipo de persona y lo que le importará molestar, tienes jaleo para me temo.

Mátala

4 Me gusta

Haz la prueba, mide los decibelios si tienes alguna manera

edit:

veo que hay una ideal para el caso, puedes “grabar” y compartir el informe, ideal para la poli si está pasandose con el ruido. Si el problema es la continuidad, nada como hacer varios informes a diferentes horas

Decibel X – DBA

Esta aplicación se consagra como una de las apps medidoras del ruido más fiables y precisas . Además de actuar como un sonómetro en app, también tiene funciones como análisis de frecuencia en pruebas musicales.

Esta app tiene una medición del ruido precalibrada, lo que la hace muy fiable. Disponible para Android e iOS, podemos considerar que convierte el dispositivo en un sonómetro app. Además, su interfaz es intuitiva y muy práctica, pudiendo llegar a compartir fotos con el informe de NPS (nivel de presión sonora) inscrito.

Además, es compatible con el Apple Watch, contiene gráficos de FFT y barras a tiempo real y gráficos de WAVE con rolling y buffer. Puede considerarse el app ruidometro en el mercado más similar a un sonómetro homologado .

Cuenta también con opciones como grabación larga, gráfico de nivel de decibelios, exportar los datos, histograma donde ver los niveles registrados y un largo etcétera. Es una app para los usuarios de iOS , fácil de utilizar y muy útil para medir los decibelios.

Pues ya me dirás qué has hecho porque desde enero que una vecina pone la lavadora TODO EL DIA. Ahí pues no me molesta porque menos en el dormitorio no la oigo pero el problema es que hasta las 12 de la noche no la para y hay días que son las 2 de la madrugada y sigue. Una vez acabo a las 4 y pense…bueno por fin…pues a las 4 de la mañana puso otra!!!

El problema es que no se qué vecina es.

Primero hay que probar por la vía legal, que venga la policía. Y si eso al final no funciona…

3 Me gusta

Llama a la policía, no es cierto que pueda poner la música como quiera de día, cada ayuntamiento tiene fijados unos decibelios máximos según tramos horarios.

Si eso no funciona te digo lo que hice yo. En mi caso era pared con pared. Le pedí a un amigo que de DJ su equipo, hablé con la vecina y le dije que si volvía a poner la música así, íbamos a “jugar”. La puso. Pues puse un equipo profesional pegado a su pared, a todo volumen, me puse tapones y lo encendí con música con los graves a tope, me tuve que ir de casa porque era insoportable. A los 10 min lo paré todo. Vino la policia y me dijo que la vecina se quejaba que se le había roto vajilla y enseres, le dije que yo no sabía de lo que estaba hablando que la que tenía varias quejas era ella ( y la policía lo sabia).
Minutos después llame a la vecina y le dije que si quería seguir jugando, que a mi me ha parecido divertido.

Cero problemas desde entonces.

35 Me gusta

Sí es cierto que por la mañana puedes poner la música al volumen que te dé la gana… Hasta unos decibelios permitidos, que por lo que cuentas si te vibra tanto todo esta señora sobrepasa ese máximo de decibelios por descontado, así que sería hora de ir llamando a la policía.

El límite de decibelios y la multa por sobrepasarlo están marcados a nivel municipal, así que deberías de buscar cómo está en tu ciudad, pero vamos, que por lo que cuentas se pasará seguro vivas donde vivas.

Si quieres estar seguro de que se pasa mide los decibelios, que hoy en día hay hasta apps para eso, no te tienes que comprar nada, pero vamos, que ni creo que haga falta, claramente sobrepasa.

En definitiva, que llames a la policía, que ya toca, y como consejo será mejor que en vez de llamarla tú sólo (o tú y tu pareja) os pusiérais de acuerdo para llamarla entre varios vecinos, que vea la policía que esa vecina molesta a varios vecinos, no sólo a vosotros.

Solo digo que da gracias por tenerla abajo y no arriba. Si no reacciona puedes putearla tú más en sus horas de descanso.

2 Me gusta

Yo empezaría a practicar el movimiento de muebles sobre zapato de tacón

2 Me gusta

Ojo que las guerritas de vecinos pueden salir bien pero también pueden salir muy mal, yo aunque sea sólo por cubrirte las espaldas tiraría por la vía legal y llamaría a la policía y haría las cosas bien.

3 Me gusta

Hazle caso a este hombre. Yo he solucionado muchos problemas con loctite y arena en la cerradura.

Cuando se haya tenido que gastar 200 o 300 euros mas de una vez por cambiar cerradura se lo pensara dos veces.

Yo de este tipo de casos,que también he sufrido, lo que no comprendo es la puta necesidad que tienen algunos desgraciados de poner música a volumen absurdo todos los putos días,a todas horas. ¿Que satisfacción obtienen de ello? ¿No pueden usar auriculares? ¿O es por el mero disfrute de joder al prójimo?

Es que con esta gente sale mi vena asesina. Los mataba a palos.

8 Me gusta

Prueba a amenazar con denunciar a la Comunidad.

O acabas tu también gastando en el cerrajero, no es una apuesta segura

7 Me gusta

Hombre, yo si estoy en mi casa tampoco uso auriculares, que en mi derecho estoy de poder ver una serie o jugar a un juego o escuchar música sin necesidad de éstos, que, de nuevo, estoy en mi casa.

Eso sí, a un volumen normal, nadie se me ha quejado nunca por ello.