Primer caso clínico en el mundo de adicción al videojuego

Tras su evaluación, los profesionales han planteado que la adicción a los videojuegos actúa como reguladora del intenso malestar por la pérdida de un familiar y por la ansiedad derivada del aumento del nivel de exigencia en el contexto educativo.

Lo de siempre. Un chaval sin ayuda ni supervisión de sus padres se refugia en los videojuegos por problemas varios. Pero la culpa es del Fornite.

1 me gusta

Cuántas horas jugaba al día

Yo veo ese diagnóstico y dónde está el problema no es en los videojuegos, sino en el contexto que los ha convertido en su única gratificación para ese niño.

La actividad escolar generalmente no trae demasiados estímulos positivos que animen a involucrarse con ella, casi todo es invertir esfuerzo, pasar por continuas situaciones de estrés ante exámenes, estar quieto durante horas, atender más allá de la capacidad humana de mantenerla…en definitiva, un contexto del que en mayor o menor medida buscas escapar en algún punto.

Si en tu entorno familiar no encuentras las condiciones para obtener reforzadores, con los videojuegos es muy fácil hoy en día, porque están diseñados mayormente para explorar vías de refuerzo mediante razon variable (haces la conducta, y te dan el premio en un momento impredecible pero continuado, lo que provoca que la conducta persista).

Si bien es cierto que el planteamiento de diseño de muchos videojuegos modernos puede provocar adiccion, hay que evaluar siempre el contexto que rodea al caso para entender que lo conduce ahí. Si te pones a reparar el tejado (aquí la adiccion) sin arreglar los cimientos (el entorno familiar y escolar aquí) se te va a caer todo en algún momento.

3 Me gusta

Aunque estoy de acuerdo en lo del contexto, si un adulto en su misma situación se hubiera tirado al alcohol, no dirías que se ha vuelto alcohólico?

2 Me gusta

Pero no puedes curar el alcoholismo sin tratar las causas subyacentes.

Pues lo mismo que pasa cuando un adulto se vuelve adicto al alcohol o a la cocaína, por ejemplo, y en esos casos tenemos claro que es adicto y lo tratamos como tal, ¿no?

Y todo lo que ha pasado tiempo atrás en el World of Warcraft no cuenta? xD

Pero si han habido CIENTOS Y MILES de casos diagnosticados en el mundo.

Incluso en España.

Y sobre la noticia en sí.

No voy a decir que el chaval no tenga una adicción, pero si, que está claro que (en este caso), dicha adicción es un síntoma de algo más profundo y no la raíz del problema

1 me gusta

Claro que es un alcoholico, pero resumir el problema al alcohol (como hace esta noticia con los videojuegos) es terriblemente simplista. El consumo de una y otra cosa tienen una función clara que es tan importante trabajar como la parte fisiológica de la adiccion.

Alguien sabe si la adicción a la paja se trata medicamente? porque conozco a un amigo que tiene problemas…

3 Me gusta

Hombre adicción a los videojuegos hay y toda adicción es mala.

Es un tipo de adicción al sexo, así que sí.

2 Me gusta

No sé que tienen que estudiarle, es una adicción como otra, una obsesión. No creo que sea muy diferente de las apuestas.

tu amigo estamos esta condenado a una muerte lenta.

2 Me gusta

El mecanismo conductual que subyace a las adicciones es siempre el mismo. Estimulas los circuitos de dopamina relacionados con el mecanismo de recompensa mediante programas de reforzamiento de conductas, generalmente de razón variable (te cae la recompensa a base de repetir la conducta, pero no sabes cuando), aunque también puedes tener adicción en otros tipos de programa como razón fija (siempre cae en el mismo momento) o de intervalo (tras un tiempo dado).

Lo que las convierte en adicciones es cuando la conducta limita severamente tu funcionamiento normal o genera un perjuicio social, familiar, económico…

Cuando el nene vuelva a casa con un planing de actividades para tener otras aficiones, los papis le van a decir que mejor juegue al Fortnite, que es más barato y no tienen que llevarle y traerle.

2 Me gusta

ajam :sisi:

3 Me gusta

3 Me gusta

El adolescente adicto al Fortnite llegó a jugar hasta 20 horas al día.

El joven ha estado ingresado en el Hospital Provincial de Castellón durante dos meses hasta conseguir la desintoxicación al videojuego.

Un joven de Castelló de la Plana ha estado ingresado dos meses en el Hospital Provincial de Castelló debido a su adicción al juego Fortnite. El adolescente fue abandonando todas sus actividades desde las relaciones sociales, higiene, alimentación llegando a cambiar la rutina del sueño y con un absentismo escolar total.

La familia alertada comenzó un seguimiento con los servicios sanitarios que decidieron ingresarlo aplicando un aislamiento para conseguir la desintoxicación a su adicción al juego. Uno de los miembros del Grupo de investigación sobre la salud mental de la infancia y la adolescencia del Hospital Provincial de Castellón, Matías Real-López, ha asegurado en una entrevista en Hoy por hoy Castellón, que el joven estuvo enganchado hasta 20 horas diarias.

Matías Real-López, del Grupo de investigación sobre la salud mental de la infancia y la adolescencia del Hospital Provincial de Castellón

El caso ha provocado inquietud entre la sociedad castellonense al considerar que la adicción a los videojuegos y a las pantallas en general es un problema real en muchas familias aunque, de momento, sin llegar hasta el extremo de tener que llegar a un tratamiento sanitario.

Los psicólogos alertan del incremento de las adicciones relacionadas con los videojuegos y las horas frente a las pantallas de móviles. El psicólogo de la Asociación PATIM, dedicada a todo tipo de adicciones, advierte que la problemática debe tratarse como otras conductas adictivas como el alcohol, las drogas o el juego y lanza un consejo a las familias: poner un límite al acceso digital.

El joven recibió el alta tras dos meses ingresado en el Hospital. Este caso es el primer ingreso clínico en el mundo en el que un menor ha tenido que ser hospitalizado por el abuso de videojuegos.

P.D: No dicen que el chaval adopto esa actitud tras el fallecimiento de su madre como formula de evasión