Paper Mario: The Origami King - Análisis

![featured-pm-ok]![image|2000x1000](upload://AmBJV2ENCvZqUEQOpY4vz1tVMiy.jpeg)

DETALLES

CAMPO INFO
Género Puzzles, Aventuras
Duración 20-30 horas
Creador(es) Intelligent Systems
Argumento El Rey Olli, un ser de Origami ataca el castillo de la Princesa Peach, y empieza a convertir el mundo entero en Origami. Mario y Olivia deben luchar contra él por evitarlo.
image

ANÁLISIS

La enorme mayoría de la población de jugadores estará de acuerdo que 2020 está siendo un desastre para Nintendo. Es complicado defender lo contrario. Uno de los pocos juegos First Party que han sacado ha sido este Paper Mario: The Origamy King .
La saga Paper Mario ha pasado por dos fases que cualquiera puede conocer simplemente de ver las tremendas discusiones alrededor de esta franquicia: juegos RPG y juegos no RPG. Esta última entrega parece que afianza definitivamente que nunca se volverá a ver un Paper Mario RPG. Nintendo nos ofrece un juego de exploración con combates por turnos, con un diseño visual cuanto menos curioso y una personalidad muy definida.
Ahora, ¿merece la pena? ¿Es divertido? ¿Vuestra Switch puede seguir cogiendo polvo? Bueno, no puedo responder pero sí puedo ayudaros a formar una opinión dando la mía a continuación.
1594544245_036436_1594545230_sumario_normal

Jugabilidad

Empezando por lo más importante, la jugabilidad de Paper Mario: The Origami King , se puede dividir en dos segmentos muy diferenciados. La jugabilidad en los escenarios, donde moveremos a Mario con total libertad, y las batallas donde la mecánica principal será la resolución de combates-puzzle.

Mapeados

Exploración y recolección son las dos palabras que definen cómo jugarás. Nos encontraremos en dos tipos de mapas principalmente, los mundos abiertos por un lado, y las “mazmorras” por otro.
En los mapas abiertos nos centraremos mucho en explorarlos para buscar tesoros, Toads y bloques ocultos, dedicando la enorme mayoría de horas del juego. Estos coleccionables no son obligatorios pero son lo más abundante del juego. Su dificultad es “estilo Nintendo”, lo que quiere decir que habrá unos que serán absurdamente fáciles de conseguir, una gran mayoría de dificultad baja o normal, y sólo unos pocos en los que realmente tendrás que esforzarte por ellos. El juego nos ofrece unas ayudas para conseguir estos coleccionables, en el caso de que nos frustren y queramos el 100%. Si lo tuyo no es buscar y recorrer escenarios olvídate.
En las mazmorras, también encontramos gran cantidad de coleccionables, pero además tendremos una buena cantidad de puzzles a resolver para ir avanzando. Salvo caso aislado, son fáciles de resolver y divertidos.

Batallas

Es extraño, pero las batallas son el punto más fuerte y el más débil de Paper Mario: The Origami King . Esto se debe a que hay dos tipos totalmente distintos.
202051417295160_2
Las Batallas contra los enemigos masillas son una lacra para el juego. Aunque en su mayoría son evitables, hay muchas scriptadas que el jugador tendrá que pasar sí o sí, para continuar la historia. Éstas se basan en tener a Mario en el centro y a los enemigos alrededor, el escenario está compuesto de anillos concéntricos y placas horizontales que podremos mover hasta predisponer a los enemigos en una posición que nos venga bien. El número de movimientos y el tiempo para ello es limitado, pero también lo es las opciones de colocar a los enemigos: sólo serán correctas dos (o en alineaciones de 4x1 o de 2x2).
Si lo haces bien, tendrás ataques suficientes para derrotar a los enemigos en UN único turno sin que ellos puedan defenderse, si lo haces mal tendrás la sensación de que “toca esperar”. Porque los masillas hacen MUY poco daño, y es imposible que te maten. No sólo eso, si no que la vida se puede conseguir de forma muy sencilla. El tiempo puedes aumentarlo pagando e incluso puedes conseguir ayudas para completar el puzzle. Y el dinero es MUY abundante. Por último, vencer a los masillas NO APORTA NADA al jugador. Sí, un poco de dinero, pero es que éste sobra.
Los masillas, nos ofrecen combates repetitivos, que son una pérdida de tiempo, que nos obliga a gastar nuestras armas (sí, son consumibles y además sólo hay 2 tipos en realidad) y a cambio ganamos nada. Totalmente prescindibles y lo mejor que el jugador puede hacer es evitarlas siempre que sea posible.

Los Jefes son otro cantar

Los jefes, gracias al cielo, son mucho más divertidos, y probablemente lo mejor del juego. Además hay bastantes. Nos ofrecen puzzles más elaborados, que se van adaptando a medida que evoluciona el combate (los cuales pueden durar un buen rato), y donde no existe una solución correcta necesariamente. Lo que da lugar a que nuestras decisiones tengan que ser meditadas, y no simplemente “correctas o incorrectas”.
En estos combates, es el enemigo el que está en el centro, y deberemos colocar las piezas del escenario para utilizar distintos elementos a nuestro favor. Muchas veces estos combates tienen un componente de ensayo-error para saber qué elementos y en qué orden utilizarlos. Además los jefes modificarán el entorno de diversas formas (por ejemplo creando ciclones que eliminan piezas) para obligarnos a adaptarnos y ser previsores.
Estos combates son más complicados y si no te das cuenta de cómo derrotarlo correctamente puedes morder el polvo. Si bien tampoco son especialmente difíciles una vez conoces “el truco”.

Elementos RPG

No hay ninguno.

Diseño Visual

En este apartado, el juego es una maravilla. Los propios diseños de personajes en papel, ya conocidos de otras entregas, son bastante carismáticos, pero los de origami no se quedan atrás. Escenarios muy coloridos, llenos de elementos, cuidados al detalle para recordarnos que viajamos por un mundo de papel. En este aspecto, Nintendo ha vuelto a demostrar que ponen un gran cuidado en el detalle.
Además, los distintos niveles son bastante diferentes entre si, predominando en cada uno un color, y estilo. Lo que favorece bastante que el jugador no se canse y siempre se esté sorprendiendo a medida que gasta horas explorando los escenarios. La sensación final es de placer al recorrer Paper Mario: The Origami King .

Banda Sonora

El segundo punto fuerte del juego es su banda sonora. Muy divertida, variada, bien implementada (adaptándose bien a cada escenario) y super pegadiza. ¿Qué mejor que unos ejemplos para comprobarlo? El tercero es de lo mejor del juego para mí.

Conclusiones

Si el jugador consigue superar un inicio de juego lento, y algo aburrido, se encontrará que, a partir del Mundo 2, el juego mejora muchísimo. Con personajes carismáticos (Olivia o Bo-omb) y que nos ofrece un par de momentos dramáticos bastante intensos que distan MUCHO de lo que un juego de Mario nos tiene acostumbrado.
Completar Paper Mario: The Origami King durará entre unas 20-30 horas, por lo que tiene una buena duración. Eso sí, en el primer recorrido se pueden conseguir fácilmente el 70% de los coleccionables o más. Tiene un modo para volver a luchar contra los jefes todas las veces que quieras, lo cual es un buen punto si quieres exprimir la jugabilidad y posibilidades de esas batallas tan particulares.
Debido a su enorme lastre que son las peleas insulsas que no aportan nada jugable, ni hacen evolucionar al personaje, el juego pierde mucho. Se puede compensar si uno aprecia la exploración y la búsqueda de coleccionables. Los puntos fuertes del juego (jefes y banda sonora) realmente son muy buenos. Por tanto en conjunto queda un juego irregular, pero no mediocre.

CALIFICACIONES

LO MEJOR LO PEOR
- Combates contra jefes muy divertidos. - Combates contra masillas…basura de la buena.
- Banda sonora genial. - Juego fácil.
- Personajes carismáticos. - Se presta poco a la rejugabilidad.
- Buenos escenarios.
APARTADO NOTA
Gráficos 7
Jugabilidad 5
Personajes 7
Banda sonora 9
CALIFICACIÓN TOTAL 7
6 Me gusta

Yo lo siento,pero un juego que tiene un 5 en jugabilidad,no puede acabar con una nota media de notable nunca y más cuando la base jugable de la mayor parte del juego cojean de forma preocupante…

Cuestión de hacer la media: (7+7+5+9)/4=7.

Lo que a mí me ha sorprendido es que haya un apartado sólo de personajes y ninguno de historia.

Claro que puede. Sobre todo si sabes hacer el cálculo, viene bien claro.

28 entre 4 es 7

Puntuo los que me parece que tienen sentido.

Me parece recordar, por ejemplo, que en astral chain si puntúe controles y en este no.

No se, si saliera un nuevo Mario Bros 2D puntuarias la historia?. A mí ni me parece relevante. Pero los personajes como hablan e interactúan bastante si.

En cualquier caso si puntuara historia le daría otro 5, y la media saldría 6 y pico.

Pero vamos que ya pensaba que la nota numérica estaba superada hace muuuucho

Pero los personajes si son buenos suelen serlo dentro de una historia, ¿no? En un Super Mario 2D no puntuarías la historia, pero tampoco los personajes, ¿no?

Aún así creo que el análisis está muy bien, y no he jugado al juego pero por comentarios y otras cosas que he visto por mí mismo un 7 en general me parece justo, independientemente de cómo se haya llegado hasta él.

No te falta razón. A ver es que más bien el argumento es simplemente una escusa para avanzar pero los personajes si dan empaque porque tienen carisma.

Es cierto que ahora me pregunto, si los personajes fueran irrelevantes ¿Los habría puntuado? Es más, si la historia en vez de irrelevante fuera mala…estoy seguro que SI la habría puntuado con una mala nota.

1 me gusta

Mira, en esto no te falta razón en sí, hay muchas historias que como historias son mediocres o directamente malas que se sustentan por tener buenos personajes.

El cómo establecer una nota general es filosofía de cada uno, pero personalmente nunca la decido por media aritmética, precisamente porque no le doy la misma importancia a todos los factores. En la inmensa mayoría de casos, la jugabilidad es el factor más importante. No olvidemos que esto son videojuegos y su componente interactivo es lo que lo define como único, y ese componente se transmite principalmente a través de la jugabilidad. Más aún en un juego de Nintendo que no representan generalmente la cumbre técnica y audiovisual salvo en diseño artístico, la jugabilidad es un factor más imperativo.

Si la jugabilidad es de cinco… Me preocupa. El 7 le queda grande a juzgar por lo visto.

3 Me gusta