Pacojuego 2.0 Lo aplazamos unas semanas :(

Participante tipo 1: personas que quieren jugar pero que no tienen mucho tiempo y que po lo tanto no se les exigirá una constante actividad. Papeles como testigo o miembros del jurado.

Participante tipo 2: actividad media, con un rol más importante pero sin necesidad constante de participación. Papeles como acusados, sospechosos o víctimas.

Participante tipo 3: mucha actividad y presencia durante casi todo el juego, personas que entren a diario en el foro y que quieran tener mucho que aportar. Papeles como investigador, aboados, jueces…

Por lo tanto, los que se quieran apuntar que me digan de que tipo (1, 2 o 3) van a ser, para así poder hacerme una idea de los papeles con los que juego.

Participantes:

-1-
Wolframio - Jurado

Resumen

Nombre: Fiddleforn Q. Kazoo.
Edad: 31.
Genero: Femenino.
Raza: Mutante.

Fiddleforn es un joven que sufrió ligeramente los efectos de la radiación, quedando moderadamente mutado; y vaga por la calles de Genital Sangriento intentando sobrevivir, ya sea realizando trabajos temporales, robando a viajeros incautos o rebuscando en la basura.

Bucky - Jurado

Resumen

Nombre: Jasper Hale
Edad: desconocida
Género: hetero puro
Raza: necrofago
Foto:

images%20(51)

Durante la explosión nuclear del Apocalipsis fui expuesto a la radiación, pero mi piel queso muy pálida, el pelo se devoloro y mis ojos se volvieron grises, gane super velocidad y habilidades gimnasticas que antes no tenía
Me dedico a conseguirles objetos especiales a los Pagadores, robando, aprivechando mis nuevas habilidades.

Tractor - Jurado

Resumen

Nombre: Sandkaja
Edad: desconocida
Género: desconocido (Me siento un macho)
Raza: Necrófago
Foto:
bertin-osborne-fdsg
Un buen día desperté semi enterrado en una montaña de escombros. No recuerdo como diablos llegué allí. Para ser sinceros, no recuerdo nada anterior a ese momento.

Me gano la vida realizando recados a lo largo y ancho de todo el yermo. Cobro la voluntad, pero no puedo quejarme. Las recompensas han sido siempre generosas. Actualmente soy el líder del gremio de ladrones, archimago de la torre negra, jefe de un asentamiento y dispongo innumerables propiedades. Cuando eres altruista la vida te recompensa.

La radiación a la que me vi expuesto me ha dado los clásicos poderes de los necrófagos: un cuerpo desfigurado, inmunidad a las enfermedades, inmortalidad, etc… Pero a diferencia del resto de mis iguales, yo he sido bendecido con otro don más. Soy capaz de realizar una imagen mental del plano de todo el yermo. Y en él ver todas las personas que podrían tener una misión para mí, así como otros puntos de interés. Mi objetivo es completar todo el plano. Dejarlo limpio de marcas. Una vez termine con esta misión, ser miembro de un jurado, lo habré conseguido. Que ocurrirá después? No lo sé. Tengo el pálpito de que es la prueba que me ha impuesto algún dios. Que en cuanto la complete, todas las verdades del universo me serán reveladas.

sora63 - Jurado

Resumen

Nombre: Evaristo Méndez
Edad: 1.314.000‬ +/- 100 horas
Género: Agénero (coraza orgánica hombre)
Raza: Sintético
Foto:

Descripción: 222-NOAH-71234 versión 3.4.1.5 era la inteligencia artifical más moderna de todo el medio oeste americano. Se encargaba de gestionar un semillero de plantas algo modesto en medio de Nuevo México (aún tiene ese recuerdo en su memoria más antigua) pero que cuando empezaron los disturbios y guerras civiles, fue asediado por varias pandillas latinoamericanas.

Otras IA se hubieran resistido, pero su capacidad de análisis avanzada convenció a su núcleo principal que, para poder mantener su supervivencia más inmediata, tenía que colaborar con esa gente, fuera como fuera.
Ahora mismo la base de semillas és el único lugar a millas de distancia donde nacen árboles, gracias a su gestión ultraeficiente de recogida de agua y de goteo; y de la protección de la pandilla de humanos. Esa simbiosis se hizo cada vez más cercana hasta que los humanos permitieron a la inteligencia ser parte de su pandilla, a través de un compañero caído.

Todo su cuerpo es orgánico, excepto el sistema nervioso central, substituido totalmente por el núcleo de inteligencia avanzada de la IA. Éste extraño (re)nacimiento como Evaristo Méndez hace que sea un sintético sin empatía alguna para los sintéticos o humanos, sólo para todas las cosas vivas que viven en la antigua reserva de semillas.

albertoespa - Jurado

Resumen

Nombre: Gotenks
Edad: 69 años
Género: masculino
Historia: hace 55 años, me encontraba nadando en un lago, justo donde un meteorito cocho con la tierra provocando el inicio del Apocalipsis… lo normal es que hubiera muerto, pero gracias a la radiación del agua sobreviví, conservé la eterna juventud y desarrolle características especiales. Sobre mi cuerpo hay un Aura que brilla a mi alrededor, este brillo es radiación que hace que la gente que me rodea muera… además de que puedo crear Fantasmas-Zombis con mi aliento que al chocar explotan y lo más importante, tengo Trastorno Bipolar, esto quiere decir que en numerosas ocasiones NO tomo yo la decisión… sino que es al azar ( tiro un dado y lo que salga)

Personalidad: Travieso, no me da miedo nada (han intentado comerme algún vez y mi radiación ha matado al Zombi oportuno) y muy mentiroso… se puede decir que me gusta jugar mucho y me tomo la vida a risa (así que ya sabéis si alguno quiere algo… mensaje privado y si es divertido puedo aceptar la oferta o lo que diga el azar)

imagen

-2-

rgnthm - Testigo/sospechoso
Melon - Testigo/sospechoso

Resumen

Nombre: Ram
Edad: 52
Género: Femenino
Raza: Sintético
Foto:
8b4ca7f6f3590e4b802dd8293739512d

Clarence-Oveur - Testigo/sospechoso
Beesthioven - Testigo/sospechoso

Resumen

Nombre: CP-03
Edad: 7 (personalidad implantada: 35 años)
Género: indeterminado (personalidad implantada: masculina)
Raza: Synth
Foto:

Descripción:

CP-03 fué construido por El Instituto y comprado por el célebre ex saqueador Anton Abernathy hace 7 años para atender la barra de la taberna “El Mutascorpius Cabreado”. El Mutascorpius Cabreado se encuentra en la parte extramuros de Genital Sangriento, y suele ser el lugar habitual de descanso de saqueadores, chatarreros y otros viajeros de El Yermo previa entrada en la ciudad, lo que ha hecho que desarrolle fama de lugar problemático y de dudosa reputación, del que además es un secreto a voces que es un punto de distribución de jet y psico distribuido por el traficante local conocido como Jack el Dulce.

Para el desarrollo de su profesión, CP-03 fúe diseñado a propósito: conoce todos los tipos de bebidas que preparar y servir y las diferentes divisas del Yermo y su tasa de cambio, fué programado con una personalidad afable y cordial pero firme para no aceptar regateos ni dejarse timar, también cuenta con protocolos de mediación para resolver peleas y de defensa cuerpo a cuerpo y uso de armas de fuego por si estas llegan demasiado lejos y necesita ayudar a los matones de la puerta a defender la recaudación y evitar daños a la propiedad del local, además de serle extirpados sus sensores de simulación de dolor.

Con el paso de los años la comunidad de Genital Sangriento, los comerciantes y los habituales de la taberna han acabado por aceptar a CP-03 y a no recelar del que ellos apodan “el trozo de lata que sirve las bebidas en el tugurio de fuera de la ciudad”, y sólo los más escépticos con los synth lo ven como alguien a quién odiar.

-3-
Tharitley - Juez

Resumen

Nombre: Analea
Edad: 28
Género: Mujer

Rasgos: Egoísta, Pasional y Violenta.
Atributo: Afortunado, siempre tiene suerte.

Historia: Mi primer oficio a los 11 años fue el de limpiar la sangre de las ruedas de los vehículos que mi clan de saqueadores robaba. Ascendí rápidamente hasta convertirme en una conductora de vehículos pesados luego de demostrar grandes dotes para la mecánica, el liderazgo y una extraña bendición de la fortuna que me hacía ganar todas las batallas contra otros clanes de saqueadores. Y claro, en una sociedad donde la conducción, la mecánica y la guerra son los ejes sobre lo que se mueve todo, no me costó tomar las riendas con relativa sencillez (asesiné a todos mis rivales). No obstante, luego de diez años batallando al final me cansé y abandoné a todos mis lacayos para vivir mi propia aventura, y cosas del destino terminé en el asentamiento humano más civilizado, “El genital sangriento” en donde me aceptaron como consejera de guerra por toda la información que tenía de los clanes de bandidos que pululaban por el yermo. Aunque me costó, al final me adapté a esa extraña, moderna y civilizada sociedad, y aunque tengo trato favorable y soy algo corrupta, me permiten ejercer el poder siempre y cuando no mate a ningún inocente, pues se me conoce como “la juez y verduga”, puesto que en los juicios que a veces encabezo me encargo yo misma de ejecutar la sentencia.

Personalidad: Fumadora compulsiva, algo mentirosa, corrupta, egoísta y siempre con el lema de “con suficiente violencia se arregla todo”. No obstante soy extrañamente justa y moral, puesto que no se me puede sobornar ni engañar con las cosas que posee habitualmente la gente, como dinero, sexo, drogas o más poder. Lo único que me mueve es aplastar a los injustos con las ruedas blindadas de mi pequeño carro de combate al que cariñosamente llamo “El yunquecito”.

Dedocalloso - Investigador

Resumen

Nombre: Karl Mad Marx
Edad: 57
Género: humaaaano es la INTERNAAAAACIONAL Hombre
Raza: Humano
Foto:
Comrade_Max

Nací sin nombre, hijo de mil padres desconocidos y una madre sin nombre que mendigaba chuscos de pan y gotas de agua a cambio de lo que fuese. Ella no fue afortunada salvo en los momentos finales de su vida, cuando un caudillo guerrero la acogió en su tribu cromada y gloriosa. En aquellos momentos finales estaba embarazada y no era mutante, por lo que el caudillo vio la oportunidad de crear una estirpe, si no de sangre al menos de nombre. Me convertí en su hijo, Mesilla. Mi única función durante mi juventud fue sentarme al lado del trono de mi padre en el campamento sujetándole las viandas y cargar su escopeta cuando hacíamos incursiones en los Páramos terribles.

Esto puede parecer cruel, pero nada más lejos de la realidad: me estaba enseñando paciencia, resiliencia y capacidad de gobierno. Viendo cómo actuaba él aprendía de sus errores. No aprendí jamás de sus aciertos porque en los veinte años que pasé a su lado jamás tuvo uno. Entre sus muchas pifias hubo dos enormes: permitirme hacerme amigo de un señor tremendamente anciano que me enseñó a descifrar los signos de las viejas gentes, y descuidarse cuando me tenía a su espalda. La primera pifia me permitió aprovechar objetos que en otra ocasión se usarían como combustible para aprender y ver por qué se equivocaba. La segunda me permitió matarle una noche que estaba borracho, tomar el mando y disolver el campamento. Se acabó el mando de un tirano: cooperad libremente, que yo tomaré mi camino.

Esto suena muy loco (no me llaman Mad por cualquier cosa), pero son ideas que saqué de uno de los viejos libros, del cuál tomé mi nombre. Sólo pude leer frases sueltas, algunas tachadas y mutiladas tras el paso del tiempo, pero me marcaron profundamente. Decidí entregar mi vida a hacer del mundo un lugar mejor, siendo la voz de la justicia y la cooperación en la carretera frente al anarquismo y el sálvese quien pueda.

Cuando tras años vagando por el Páramo repartiendo justicia, plomo y enseñanzas proféticas llegué al Genital Sangriento vi una oportunidad: ¡aquello era como en los libros! ¡Sociedad, instituciones, usos y costumbres sociales! Mi experiencia como justiciero en el yermo podía ser valiosa. Todo lo que había aprendido sobre rastrear y seguir pistas podía ayudar al incipiente sistema judicial de este lugar: había encontrado mi hogar. Un hogar en el que expandir la base fundamental de todas las profecías de aquellos viejos volúmenes: de cada cual según su capacidad, a cada cual según su radiactividad. Mis vecinos se ríen de mi, pero la historia me dará la razón… si es que quedan historiadores para recogerla.

Personalidad: ecuánime, cínico, sorprendido de haber vivido tantos años. No hay duda de que si he aguantado tanto es porque el destino o alguno de los dioses del pasado han decidido que debo seguir expandiendo la sabiduría olvidada. Tengo buen ojo y años y años cazando criminales (o, al menos, lo que yo considero criminales) me ha dado un buen instinto para la caza. Aunque últimamente no salgo mucho al páramo, mi fiel Ángel de la Carretera me permite conducir a donde la Justicia lo requiera.

Marquez - Abogado defensa

Resumen

Nombre: Alan “Marquez” Shore.
Edad: 35 años.
Género: masculino.
Raza: humano.

Nacido en la ciudad de Boston, Alan demostró desde pequeño una fuerte inclinación a defender al inocente. Siempre se metía en lios con sus compañeros de clase, intentando defender a los débiles de los abusones de clase, pero nunca lo conseguía dado que era físicamente débil, con un cuerpo fofo y tendencia al sobrepeso.

Después de recibir una tremenda paliza por parte de un abusón Alan fue hospitalizado casi al borde de la muerte en el hospital Virgen Macarena, en dónde su médico, la semi orca Xaxadora, consiguió salvar su vida sin dejarle secuelas. Su padre, compungido por los actos de su hijo, demandó al colegio por consejo de Xaxadora y un abogado obtuvo una cuantiosa suma de dinero a modo de compensación económica (y el abusón fue expulsado del cole, y terminó siendo un drogadicto, pero ese es otro tema).

Dicho abogado, era, ni más ni menos, que el legendario Atticus Finch, el cual Alan no conocía de nada en ese momento pero, tras ver en acción a ese hombre en el estrado, sintió como podía defender al inocente de forma efectiva sin meterse en peleas.

Foto de archivo: Atticus Finch en el juzgado.

El dinero del juicio fue invertido sabiamente por su padre. Después de abrir un fondo fiduciario para su hijo, pagó la hipoteca y además llevaba a casa todos los fines de semana a una prostituta de lujo diferente, a la cual Alan tendría acceso siempre y cuando estudiara un mínimo de 8 horas diarias. Al principio no tenía claro el uso de trabajadoras del sexo pero después de recibir la primera mamada de su vida decidió estudiar 9 horas diarias en lugar de 8, por si acaso.

De su padre y de las putas aprendió mucho en esos años. Curiosamente la mayoría de putas eran cultas, con carrera, y había de todo, pero la mayoría eran de izquierdas, algo que sorprendía bastante a Alan puesto que su padre era un hombre de fuertes convicciones derechosas, pero ahora, mirando la cosa en retrospectiva, considera que su padre lo hizo a posta, así tendría lo mejor de los dos mundos y una visión neutral y centrada de los asuntos políticos y sociales del mundo.

Así, años después, Alan terminó el instituto y se apuntó a la universidad, en la cual se graduó sin problemas a la primera, sin suspender ni una asignatura. Alan intentó trabajar para su héroe, Atticus, pero el pobre ya andaba muy mayor y retirado, no obstante sus contactos le permitieron entrar a trabajar en el bufete de Denny Crane, reputado a la par que excéntrico abogado.

Denny era lo opuesto a Alan, un completo zoquete amante de las armas … pero era un genio dentro de los juzgados y, tenía que reconocerlo, gran respetuoso de todas las formas de pensamiento humano, aunque a su particular manera. Sea como sea, aprendió mucho de Crane, tanto que incluso, tras terminar admirando a ese hombre, decide no marcharse a fundar su propio bufete y se queda con él.

Aquí, una foto de archivo de Alan y Denny, disfrazados de flamingos, en una de las legendarias fiestas de disfraces del bufete, conocido por tratar a sus empleados de forma dura pero justa, estricta pero divertida, y, obligarles, entre otras cosas, a ir disfrazados a la oficina en Halloween y Carnaval.

En este bufete Alan además conoció al amor de su vida, la maravillosa Tara, la cual le aborrecía con toda su alma al principio pero, de forma sorprendente hasta para él, terminó enamorandose de su forma de ser y su ridícula afición por los disfraces. Curiosamente Tara siempre declara que le sigue odiando, pero le respeta tanto que no tiene más remedio que pasar el resto de su vida con él y sus hijas.

Por desgracia Tara no comparte la afición a las putas de Alan, quien ha tenido que cortar de raíz su costumbre de estar con una los sábados por la noche. Pero se compensa por que Tara es realmente buena en la cama.


Foto de archivo: Alan y Tara disfrazados en la noche de Halloween.

Alan Shore es tan bueno como abogado que fue apodado “El marques”, si bien dicho cliente tenía problemas a la hora de hablar y le llamaba “Marquez”, apodo que curiosamente ha terminado calando con el tiempo, y ahora todo el mundo le llama así en el juzgado.

Debido a que las leyes actuales permiten ir disfrazado al juzgado, Alan suele acudir con un atuendo diferente en función del caso. Para el caso que se nos ocupa Alan ha decidido usar su disfraz de la suerte: el de flamingo.

Y aquí, la legendaria sintonía de la publicidad usada por el bufete de Crane y sus socios:

PAL - Fiscal

Resumen

Nombre: Trevor McGrady, alias El Comediante
Edad: 36
Género: Hombre
Raza: Humano
Foto:

image

McGrady ha vivido toda su vida en Genital Sangriento. Tiene unos orígenes humildes y él mismo es consciente de que en cualquier otro asentamiento menos civilizado y con menos ayudas a los más necesitados, probablemente no habría llegado a la pubertad. Pero lo hizo… y como él muchos otros, y eso era un problema. Ahora el “pacífico” asentamiento ha crecido, está sobrepoblado y los recursos escasean. La ciudad ha prosperado, pero a costa de aumentar la desigualdad y de que la gente, en general, viva peor que la generación anterior, a excepción de unos pocos privilegiados.

La Sanidad está masificada: su madre murió en una lista de espera para tratarse un problema grave de mutación radiactiva, enfermedad que ni siquiera hubiera contraído sin el exceso de gente que vive en la ciudad, acabándose antes los alimentos más limpios y teniendo que tirar de importaciones de mierda radiactiva.

McGrady tenía claro por qué eso no pasaba en otros asentamientos: la ley del más fuerte era dura, pero aseguraba que, quien viviera -aunque la esperanza vida no fuera muy alta y la mayoría no llegaran a viejos- lo hiciera bien: no tenían problemas de sobrepoblación, no tenían que racionar la comida, ni sufrir cortes de agua cada dos por tres… eso de la civilización estaba muy bien para Washington y su depuradora de agua limpia, o para New Vegas que contaba con la presa Hoover, pero era inviable en Genital Sangriento. Y los putos dirigentes no parecían ser conscientes de esto o bien les importaba tres cojones porque ellos eran de la clase alta que vivía muy bien.

Todo eso hizo que McGrady estuviese a punto de marcharse de Genital Sangriento: ir a algún asentamiento de saqueadores, convertirse en su líder decapitando al anterior y vivir una buena vida, o quizá organizar un gran grupo como el de Los Artilleros y apoderarse más tarde de la ciudad. Capacidad no le faltaba: siempre había sido un pandillero desde joven, un gamberro con facilidad para que otros lo siguieran porque era inteligente, tenía mucha labia, violento y unos cojones tan grandes que si le disparasen en ellos, serían los auténticos genitales sangrantes de la ciudad. Su carácter era grosero, sarcástico y egoísta, un mujeriego al que le iban las mujeres duras, y más de una que se le había resistido se movía en esa línea difusa entre la violación y el consentimiento.

Pero hubo un hecho que hizo que McGrady no se fuera de Genital Sangriento: tras la muerte de su madre decidió investigar a su médico y descubrió que era un corrupto que aceptaba sobornos para mover las listas de espera y que traficaba con RadAway con otros saqueadores, falsificando los libros de cuentas mintiendo sobre los suministros que realmente le quedaban.
Aquel RadAway podría haber hecho que su madre viviera lo suficiente para llegar a la intervención quirúrgica. McGrady lo desenmascaró públicamente, lo hizo confesar y después le voló los sesos, lo cual le dejó un regusto amargo porque pensó que no lo había hecho sufrir lo suficiente, un error que enmendaría más tarde. Pero nadie en la ciudad osó hacerle frente tras demostrar la culpabilidad del médico, y eso le dio alas para repetir procedimiento con otra chusma. Su segunda víctima fue su padre, un borrachuzo traficante de jet que no tenía inconvenientes en matar para conseguir la mercancía y eliminar a la competencia.

Ese gesto hizo que se le viera como alguien implacable y cruel, pero justo y objetivo. Tal vez esa forma de limpiar la ciudad y rebajar la sobrepoblación fuera solo a pequeña escala, pero encontraba placer en lo que hacía, por lo que decidió quedarse en Genital Sangriento, en particular disfrutaba ajusticiando a los sucios necrófagos: odiaba su cuasi inmortalidad, cosa que no ayudaba al tema de la sobrepoblación, y sospechaba que no necesitaban comer, que lo hacían por simple deseo de forma egoísta, sin pensar en la gente que lo necesitaba de verdad. Lo mismo le ocurría con los synth, a los que no veía como humanos. Y los supermutantes no es que le gustaran mucho más pero al menos no vivían en la ciudad.

Su popularidad como justiciero fue creciendo y cuando los gobernantes decidieron hacer algo al respecto ya era demasiado tarde para pararlo sin la desaprobación del pueblo, así que le propusieron que siguiera con su cometido de desenmascarar a asesinos y otros maleantes, pero dentro de la ley como fiscal. Él aceptó a cambio de que en algunas ocasiones especiales le dejaran ejecutar a él mismo la sentencia. Y así es como llegó a representar el papel de la acusación en el caso que nos ocupa ahora…


-Información general del juego y los personajes:

Contexto:

Resumen

A diferencia de lo que cuentan los mitos y las leyendas transmitidas de boca en boca durante generaciones, el fin del mundo no fue provocado por un único y gran cataclismo que arrasó la humanidad de un día para otro, sino que fueron varias causas que, actuando unas en conjunción con otras, destruyeron la civilización del mismo modo que el óxido corrompe el hierro; la pudrieron poco a poco en un avance lento pero constante y con un final previsible aunque irremediable. El único denominador común en todas las causas siempre ha sido y será, el propio hombre, el cual se convirtió en el arquitecto de su propia destrucción.

Algunas de las causas estuvieron ahí siempre, como el cambio climático que desde las primeras revoluciones industriales amenazó con convertir el mundo en un gran desierto sin vida por las emisiones de gases a la atmósfera. El creciente consumismo en el apogeo de la civilización incrementó la destrucción del medio ambiente, de la propia tierra en busca de materiales y banalizó la moralidad humana, dando siempre más importancia al ocio particular que el beneficio general. La creación y comercialización de las inteligencias artificiales, tan temidas en el folclore, finalmente provocaron la inevitable fractura en la sociedad humana. Y al final de esta larga lista y a modo de guinda perfecta para el pastel, está la naturaleza autodestructiva del hombre, cuyo máxima expresión fue la guerra nuclear, que terminó de arrasar lo poco que quedaba en pie en el mundo.

Debido a ello el planeta, antaño verde y lleno de vida, es ahora un yermo desértico, con plantas raquíticas y grisáceas que producen frutos amargos, con animales deformados a causa de la radiación y un sinfín de pequeños grupos de humanos que, no conformes con la destrucción causada por sus predecesores, se esfuerzan cada día en hacer la vida más dura, difícil y peligrosa.

Pero no todo fue destrucción, pues incluso el peor de los cataclismos trae consigo creación y nuevas formas de vida. Así pues, el fin del mundo propició la aparición de nuevas razas y especies, muchas de ellas subproductos del propio ser humano. Para empezar están los mutantes, que son seres humanos mutados tras generaciones de exposición a la radiación, y que cuentan con varias deformidades físicas y, en algunos casos, asombrosos poderes sobrenaturales. Luego están los necrófagos, que son los únicos testigos del fin del mundo y que tras quedar expuestos a una cantidad ingente de radiación nuclear adaptaron sus cuerpos para mantenerse con vida, conservando así su conciencia en un cuerpo putrefacto y descompuesto que parece poseer el don de la inmortalidad. Los supermutantes no fueron tan afortunados, puesto que aunque más grandes y fuertes, sus mentes atrofiadas reaccionan siempre del mismo modo a cualquier estímulo: la violencia. Las mencionadas inteligencias artificiales generaron toda una raza de máquinas, llamadas replicantes, sintéticos, personas artificiales o “synth”, algunas con aspecto genuino y otras similar al de sus creadores, que se replicaron por los restos del mundo para intentar, al igual que cualquier otro ser vivo, sobrevivir. Y por último están los propios seres humanos, que si bien a nivel físico apenas cambiaron, no tardaron mucho en tirar por los suelos cientos de siglos de ingeniería social, de educación, de moralidad y filosofía, para convertirse en un subproducto primitivo, que atiende a pocas razones y cuya máxima es la expresión gratuita de la violencia y el dolor.

En cuanto al mundo, las grandes ciudades han desaparecido, quedando sus restos como espectros de un mundo ya olvidado que en algún momento espera volver a resurgir. Las comunidades de todos los seres vivos racionales se organizan en pequeños grupos, cada cual con sus particularidades, pero todos con la dura ley del yermo grabada a fuego en sus mentes y, por ello, incapaces de escapar a la brutalidad que impera en el nuevo mundo. No obstante, incluso en el rincón más oscuro siempre hay una pequeña luz de esperanza y razón, que en nuestro caso se llama: “El genital sangriento”, conocido por todos como el resurgir de la civilización, como el primer gran asentamiento que podría devenir en una ciudad y que trae esperanzas a los desamparados.

Pero, cabe recalcar que el concepto de “civilización” es relativo, pues en un mundo hostil y salvaje, un lugar como “El genital sangriento” es un santuario de cordura, civismo y tranquilidad, pese a que en cualquier momento del siglo XXI habría sido considerado brutal, implacable e inhumano. Pero gracias a este lugar de peregrinación racional, palabras ya olvidadas como “ley”, “justicia” o “juicio” fueron recuperadas de antes de la destrucción y vuelven a tener un significado. Y aquí, en este pequeño asentamiento, es donde comienza nuestra aventura, aunque como no podía ser de otro modo, lo hace con un brutal y sangriento asesinato.

Razas:

Resumen

-Humano

-Mutante

-Necrófago

-Supermutante

-Sintético

Rasgos personalidad de los cuales se pueden elegir 3:

Resumen

Altruista - Egoísta

Ambicioso - Conformista

Perspicaz - Confiado

Trabajador - Holgazán

Racional - Pasional

Humilde - Arrogante

Leal - Desleal

Valiente - Cobarde

Pacífico - Violento

Extrovertido - Tímido

Sociable - Solitario

Optimista - Pesimista

Locuaz - Reservado

Alegre - Serio

Nervioso - Calmado

Agradable - Grosero

Atributo del cual se puede elegir uno:

Resumen

Caníbal - Come otros seres humanos o humanoides

Asesino - Mata a otras personas

Mentiroso compulsivo - Miente siempre

Ladrón - Roba cosas

Traidor - Tendencia a volverse contra sus propios aliados

Afortunado - Haga lo que haga, siempre tiene suerte

Sigiloso - Puede pasar desapercibido

Buena puntería - Dispara con mucha precisión

Estafador - Tendencia a ofrecer tratos desfavorables para el otro

Artesano - Muy bueno fabricando cosas

Chatarrero - Puede aprovechar cualquier cosa

Médico - Grandes conocimientos de anatomía humana

Agricultor - Pasión por las plantas, frutas y hortalizas

Atlético - Grandes atributos físicos

Intelectual - Gran inteligencia, cultura y memoria

Sádico - Disfruta con la violencia

Jefe - Le gusta planear y organizar cosas de dudosa legalidad

6 Me gusta

Dedocalloso-3

Personalmente voy a tope con el cyberpunk, creo que puede dar mucho juego.

Te apunto entonces. Te veo bien como el detective del caso :thinking:

Yo había pensado en un universo tipo fallout en donde dentro de una tribu de saqueadores se celebra el juicio por “no asesinato” de alguien, y el acusado es condenado a muerte por ser demasiado indulgente :face_with_monocle:

1 me gusta

Yo me apunto al 1, que ya tuve mucho papel en el anterior.

Hamputado. Estaría bien que ahora @Woniidanio fuera tu abogado :sisi:

Idea interesante también :thinking:

Me hapumto, de 2 o 3si hace falta

No sé, pero esta vez, sabiendo que lo vamos a terminar y que tendrá cierta audiencia, me lo trabajaré bien para que no haya un final tan genérico.

Por cierto, aprovecho para decir que si alguien no quiere participar en el juego pero SÍ en la creación del lore y la historia, que contacte conmigo que hay mucho trabajo por hacer.

Perfecto, de momento te pongo 2.

1 me gusta

Me apunto y @Bucky también

1 me gusta

@Tractor es una máquina creando situaciones

Yo no sé jugar estas cosas, le pondría herotísmo hetero puro y muchas risas

1 me gusta

Es fácil, Bienvenido!

1 me gusta

Bueno he estado pensando en el tema del investigador y de cómo resolver las pistas y los interrogatorios. Mi primera idea es la siguiente:

El investigador tendrá 6 puntos de habilidad para repartir entre tres talentos: observación, retórica y suerte.

La observación sirve para encontrar pistas mediante tiradas de dados. Las pistas pueden ser “no encontradas”, es decir que ha fallado la tirada, “parciales”, que tienen información pero no toda y “completa” que es donde están enteras. Con 0 puntos en observación las opciones en el lanzamiento de un dado de 6 caras serían las siguientes:

1-4 sin pista
5-6 parcial.

A medida que añadimos puntos “bajamos” los números, de tal modo que si tenemos un punto en la habilidad:

1-3 sin pista
4-5 parcial
6 completa.

Si ponemos 3 puntos de habilidad:

1 sin pista
2-3 parcial
4-6 completa

Y así hasta 6 puntos, en donde todas las tiradas serían pistas completas.

Luego la retórica sirve para definir la cantidad de preguntas que se podrán hacer en los interrogatorios tanto de testigos como de los sospechosos. Por defecto el investigador podrá hacer una pregunta a cada persona, de tal modo que si tiene tres puntos en retórica le podrá hacer 4 preguntas (1 por defecto + 3 por habilidad).

Por último la suerte mide las segundas oportunidades, de tal modo que cada punto equivale a una ficha de un solo uso que puede servir para repetir una tirada de pista o para hacer una pregunta adicional en un interrogatorio.

De este modo el inspector podría repartir los puntos en base a sus preferencias, en una build equilibrada o potenciada a encontrar pistas o mejores interrogatorios.

¿Qué les parece como idea inicial?

3 Me gusta

Dime para el tipo de personaje (1, 2 o 3) para saber tu disponibilidad.

@Bucky, al final ¿te apunto sí o sí? a malas puedes ser un personaje con poca participación, como los miembros del jurado del otro juego.

1 me gusta

También reparte algo en los jurados/personajes (alguno comprado, alguno que ha estado en la escena… hubiera molado que uno del jurado fuera el elfo que tendía la tramo)

Ponme un 1.5 jejeje

Dame para cameos, si la cago no se notará tanto :sweat_smile:

Os pongo a ambos como 1, de tal modo que lo único que tenéis que hacer es seguir el hilo sin apenas participar, salvo en algún momento muy concreto. ¿Fale?

2 Me gusta

Podría dejar algún leve comentario cuando me parezca conveniente?

Ya comenté en el otro juego que yo esperaba ciertas tramas y mentiras por parte de algunos testigos, pero al final todo el mundo se ciñó al papel que le di.

En esta ocasión no será del todo así porque meteré al/los culpables entre los sospechosos, de tal modo que como mínimo algunos de ellos tendrán que mentir para no inculparse. Así pues, yo diseñaré lo que sucedió, pero a partir de ahí cada cual que invente lo que quiera, que ello es trabajo del investigador descubrirlo.