Orígenes curiosos de las invocaciones de Final Fantasy

Os recomiendo mucho la lectura de este reportaje de Vandal sobre las invocaciones de Final Fantasy

Voy a poner un par de invocaciones del texto:

Bahamut, el pez

Empezamos fuerte, con una de las invocaciones más conocidas y poderosas de toda la saga. Bahamut, el rey de los dragones , lleva presente desde la primera entrega de la saga, donde permitía evolucionar las clases de nuestros personajes. Bahamut ha llegado a ser muy relevante en varias entregas como FFV, FFIX, FFXIV o FFXV . Volviendo a FFXVI, sabiendo de la popularidad del dragón, nos parece imposible que no vaya a tener presencia e importancia. Pero debéis saber que Bahamut, originalmente, era un pez .

La historia Bahamut se remonta a la mitología árabe . En ella, Bahamut era un gigantesco pez o ballena que sostenía un buey, que a su vez, sostenía un ángel . El ángel cargaba con seis infiernos, siete paraísos y el mundo en el que vivimos. De acuerdo a la leyenda, hay 500 años de viaje entre cada ser , una manera de aludir a la inimaginable inmensidad de los mismos. Por cierto, hablaremos del buey algo más adelante…

Hay otra origen que si lo define como un dragón, y Jorge Luis Borges afirmó en su obra El libro de los seres imaginarios que su nombre y concepto derivaban de Behemoth (que a su vez es otro monstruo de la saga, Bégimo en español), que aparece en ciertas referencias bíblicas. En ese caso, suele asociarse con bestias de gran tamaño, llegando incluso a especularse con la posibilidad de que hicieran referencia a hipopótamos o rinocerontes.

Pero sin duda, la principal influencia de Bahamut como dragón está en Dungeons & Dragons . El personaje, conocido en Greyhawk (1975) simplemente como “Rey Dragón” o “Dragón de platino”, recibe el nombre de Bahamut en 1977 , en la primera edición del Manual de monstruos de Advanced Dungeons & Dragons . Seguramente no estemos muy desencaminados si afirmamos que el concepto de Bahamut como dragón en videojuegos y series es responsabilidad directa de D&D, aunque su nombre tenga un origen tan distinto

Kjata, el buey

Kjata es una invocación que podemos encontrar en Final Fantasy VII . Se trata de un enorme buey que, en el juego, lanza un ataque trielemental devastador, antes de hacer temblar el suelo con su propio peso. Más adelante lo veremos en otras entregas, tanto como enemigo especial como en forma de invocación. Un enorme buey, ¿dónde hemos visto esto antes? Sí, Kjata es el buey que está sobre Bahamut en la leyenda árabe que acabamos de mencionar.

El buey aparece mencionado, como es lógico, en el Libro de los seres imaginarios de Borges como parte de la leyenda de Bahamut como uno de los pilares del universo. En esta leyenda, Kjata o Kujata tiene 4.000 ojos, bocas, lenguas, narices y pies . Estos detalles pueden apreciarse hasta cierto punto en la invocación, en la que vemos varias líneas de ojos sobre el hocico.


EDITO: acabo de leer en los comentarios que esta info está sacada de los vídeos de GeraruTaru y en el texto ni lo nombran :face_with_symbols_over_mouth: :face_with_symbols_over_mouth:

Así que pongo sus vídeos:

3 Me gusta

Cualquiera ha visto esto o incluso situaciones más locas en las fiestas de su pueblo.

1 me gusta

Estás tardando en abrir un hilo sobre las fiesta de tu pueblo, tiene que ser épico leer eso :rofl:

2 Me gusta

Al entrar me esperaba los videos de Geraru Taru sobre invocaciones pero veo que solo es Vandal fumándose el contenido ajeno sin hacer una simple mención :roto2:

1 me gusta

Ya lo comente en vandal, me gusto el articulo, pero una lastima que pasen olimpicamente de Final Fantasy XI donde Alexander, Diablo, Cait Sith o Siren son fundamentales para la historia, y muy epicos por cierto.

Ademas, el lore que tienen TODAS las invocaciones en FFXI es sublime. Pongo como ejemplo la historia de Ifrit:

" La leyenda del Avatar Ifrit proviene de un general llamado Frit. Un hombre despiadado y sanguinario, participó en muchas batallas. En una de las batallas encontro a un bebé en las ruinas de un pueblo que sus hombres habían incendiado y que le sonrió a pesar de su temible apariencia, lo que conmovió su corazón. Tomó a la niña, llamada Falbub, y la confió al cuidado de un par de sirvientes, que la cuidaron mientras crecía. Los sobrevivientes de los estragos de Frit se unieron y atacaron su casa, matando tanto a sus sirvientes como a Falbub. Enojado y entristecido de que almas inocentes tuvieran que pagar por sus crímenes, Frit decidió aceptar la retribución. Ascendió a la cima de un volcán donde se decía que las almas de los muertos se reunían durante los eclipses solares.

Cuando ocurrió el siguiente eclipse, los fantasmas de aquellos a los que había matado lo atacaron y sus maldiciones lo transformaron en un demonio. El espíritu de Falbub trató de interponerse entre Frit y los espíritus que lo atacaban, pero Frit se alejó de ella, temerosa de dejarla ver su horrible nueva forma. Sin desanimarse por su apariencia demoníaca, ella le sonrió sin una palabra de reproche. Frit rezó a Altana (diosa y creadora de todo) para cambiar su vida por la de ella. Su deseo fue concedido, pero Altana pronto vio que Falbub no estaba contenta. Así que se llevó a ella y a Frit al cielo, recompensando el arrepentimiento del general y la devoción de la muchacha. En las leyendas que nacieron de esta historia, Frit pasó a llamarse I’Frit (Frit de las Llamas). Falbub es el nombre de la estrella roja más brillante de la constelación de Ifrit."

Y como llegaron a crearse cada Avatar vale mucho la pena.

Por aportar algo mas sobre las invocaciones de la saga Leviatan es una criatura marina gigante, tiene origen Biblico y se la nombra en los libros de Job y Salmos, segun la traduccion original se la relaciona a un cocodrilo gigante.
Y en los mismos libros Biblicos se habla de Behemot, que sin ser una invocacion (no confundir con Bahamut) se la relaciona mas bien a un Hipopotamo y su capacidad de tener gran fuerza y poder vivir tanto en el agua como fuera de ella.

1 me gusta

Muy poca vergüenza que fusilen los videos de Geraru y ni lo mencionen. Pero bueno, Vandal. No me sorprende.