No consigo pillarle el punto a la Radiohead post-OK Computer

Suelo empezar a escuchar los grupos desde el principio, y si este tardó en despegar o sencillamente no me tira el estilo de los álbumes previos a sus grandes obras, no tengo muchas contemplaciones en pasar.

El tema es que con Radiohead me pasa al contrario. Porque sus primeros álbumes son sencillos y directos, funcionan, puede que el Pablo Honey no sea el súmmum, pero se deja escuchar. The Bends es otra cosa, y el OK Computer pues una puñetera maravilla, el álbum que más veces he escuchado en mi vida con diferencia. Pero a partir de ahí, he escuchado varias veces Kid A, dos o tres veces Amnesiac, un par Hail to the Thief… Pero no me entran. Soy incapaz de conectar con ellos, de entenderlos, de admirarlos.

Sí, son discos muy mimados, profundidad en el sonido, buenas texturas… Pero los tres me resultan monocromáticos, absolutamente atrapados en esa estética minimalista, los sonidos etéreos, la percusión austera, por momentos crípticos, y al mismo tiempo repetitivos. No los entiendo, no sé cómo afrontarlos. Y a quienes los disfrutan plenamente les pido su visión sobre ellos.

Kid A y Amnesiac la primera vez que los pones te quedas… ¿qué demonios es esto?
Después de varias escuchas aprecias las capas sonoras que tiene dentro de su minimalismo. Los tengo quemadísimos de ponerlos y sin embargo de lo posterior he escuchado muy poquito.

1 me gusta

A mí me pasa justo lo contrario, a partir del Kid A (que junto al Amnesiac me parecen la dupla más bestia que he escuchado nunca) es cuando se ponen interesantes. Dales otra oportunidad, pueden chocar al principio pero luego son adictivos. Hail to the Thief es irregular, In Rainbows otra maravilla (creo que este te gustará más) y The King of Limbs una fumada impresionante (muchas de las guitarras en este disco están en reverse). Del último no hablo que me da sueñito.

1 me gusta