Nicolas Cage: cuatro matrimonios, 150 millones dilapidados en fósiles y un gato con el que compartió setas alucinógenas

Nicolas Cage: cuatro matrimonios, 150 millones dilapidados en fósiles y un gato con el que compartió setas alucinógenas

FÁTIMA ELIDRISSI

6-7 minutos

Conocido por sus muchas excentricidades, Nicholas Cage ha cumplido 57 años conjugando rarezas y trabajo en La historia de las palabrotas , una docuserie cuyo verdadero y quizá único atractivo sea su extravagante presentador. Con más de 100 títulos en su filmografía, cuatro matrimonios y dos hijos, el actor sigue cimentando su leyenda buscando el Santo Grial, comprando calaveras de dinosaurios o construyéndose una tumba con forma de pirámide.

Nacido el 7 de enero de 1964 en Long Beach, California, Nicolas Kim Coppola tenía que ser, por lo menos, artista. Sus padres fueron August Coppola, profesor de literatura, y Joy Vogelsang, bailarina y coreógrafa. Sus abuelos paternos, el compositor Carmine Coppola y la actriz Italia Pennino. Su tío es el director de cine Francis Ford Coppola . Y entre sus muchos primos se encuentran la directora Sofia Coppola o el actor Jason Schwartzman.

Cage asegura que con solo seis años ya quería ser actor. De hecho, a los 15, pidió a su famoso tío que le hiciera una prueba de cámara. “Te enseñaré lo que es actuar”, soltó el muchacho a Coppola, que le respondió con un silencio. Y pronto renegó del apellido familiar para sacudir cualquier sombra de nepotismo, inspirándose en una de sus obsesiones, los superhéroes, y concretamente el personaje de Marvel Luke Cage, para su nombre artístico.

Decidido a triunfar, a los 17 años Cage logró su primer papel en un telefilme, a los 18 debutó en el cine y con 20 consiguió su primer papel protagonista en La chica del valle . Ese mismo año, 1983, su tío Francis Ford Coppola le permitió trabajar en su película La ley de la calle. Todo sea dicho, después de haberlo rechazado en Rebeldes para fichar a Matt Dillon. Tío y sobrino solo volverían a trabajar juntos en Peggy Sue se casó (1986). Pero centrémonos en el personaje.

Nicolas Cage

Actor de método, Cage decidió extirparse cuatro muelas, sin anestesia y sin que nadie se lo pidiera, para protagonizar Birdy (1984). Su objetivo: experimentar en sus carnes el dolor insoportable que sufría Al, un soldado que combatió en Vietnam. Además, pasó cinco semanas del rodaje con la cara vendada para meterse en la piel de su personaje. https://s30886.pcdn.co/wp-content/uploads/2018/05/Screenshot-2020-10-07-at-11.14.39-e1602065761392-768x593.png

En 1987 Cage conoció a Patricia Arquette y ese mismo día le pidió matrimonio. La actriz le rechazó, pero decidido a demostrar su amor, el joven le propuso superar las pruebas que ella le pusiera. Arquette le pidió un autógrafo del escritor J.D. Salinger, una orquídea negra, una estatua del restaurante Bob’s Big Boy y un vestido de boda tibetano. Cage cumplió, pero ella volvió a rechazarle.

En 1988 Cage comenzó a salir con la actriz Christina Fulton, con quien tuvo a su primer hijo, Weston Coppola Cage (1990), quien por cierto, ya le ha hecho abuelo de dos niños. Pero ojo porque la historia con Arquette no había terminado: el insistente Cage logró llevarla al altar en 1995 y el matrimonio duró seis años.

Poco después, Cage se casó con Lisa Marie Presley, la hija de su ídolo, Elvis Presley. El matrimonio duró apenas 107 días: se casaron el 10 de agosto de 2002 y solicitaron el divorcio el 25 de noviembre del mismo año, aunque los trámites legales se extendieron hasta mediados de 2004.

Nicolas Cage junto a Lisa Marie Presley

La tercera esposa de Cage y la madre de su segundo hijo es Alice Kim. La pareja se casó el 30 de julio de 2004 y el 3 de octubre de 2005 tuvieron a Kal-El, bautizado en honor al nombre kryptoniano de Superman. Tres meses después, en enero de 2016, se separaron.

Parecía difícil, pero el cuarto matrimonio de Cage batió su récord al más corto con menos de 100 horas de duración. En marzo de 2019 el actor se casó con Erika Koike en Las Vegas, solicitando la anulación solo cuatro días después

Entre tanto, Cage siguió actuando. En 1994 ganó el Oscar a mejor actor por su trabajo en Leaving Las Vegas (1994), siendo nominado por segunda vez con Adaptation (2002). Pero donde realmente encontró el éxito fue en películas de acción como La Roca (1996), Cara a cara (1997), Con Air (1997), La búsqueda (2004) o Ghost Rider (2007), su ansiado acercamiento al mundo del cómic.

Con tanto taquillazo, Cage amasó una fortuna valorada en 150 millones de dólares , que dilapidó en fósiles, cabezas reducidas, castillos en Europa y un total de 15 residencias o decenas de coches de lujo. La Hacienda estadounidense puso entonces sus ojos en el intérprete, que en 2012 acumulaba una deuda con el erario público de más de 14 millones de dólares.

Cage culpó a su contable y, de hecho, le denunció, aduciendo que él no estaba al tanto de sus finanzas. Arruinado, vendió buena parte de sus posesiones , entre ellas dos islas, dos yates o un avión. Pero trabajando a destajo en filmes de dudosa calidad y mucha acción ha recuperado parte de su patrimonio, valorado hoy en 25 millones de dólares.

Volviendo a los fósiles, en 2007 se gastó 276.000 dólares en una calavera de tarbosaurio por la que también pujó Leonardo DiCaprio. La compra terminó mal para Cage, pues en 2015 tuvo que devolver la pieza, de 67 millones de años de antigüedad, al gobierno de Mongolia, donde había sido robada.

Entre sus mascotas vivas Cage tiene o ha tenido un pulpo, un tiburón, un cocodrilo, dos cobras albinas gigantes y un gato con el que ha consumido setas alucinógenas. También ha confesado que trató de encontrar el Santo Grial. Y cuando muera quiere ser enterrado en un panteón piramidal que ya tiene construido en Nueva Orleans junto a sus preciados tesoros.

Actualmente Cage pasa la mayor parte de su tiempo libre en casa, viendo películas y leyendo libros . Dijo a The New York Times que tiene una presencia nula en las redes sociales para tratar de conservar “el misterio de las viejas estrellas, preservadas en una enigmática aura”, aunque reconoció que es difícil en estos tiempos.

Entre sus próximos proyectos destaca un papel que parece venirle como anillo al dedo. Cage protagonizará una miniserie sobre el excéntrico Joe Exotic, propietario gay de un zoológico privado actualmente en prisión por contratar un asesinato que saltó a la fama gracias a la docuserie de Netflix Tiger King.

2 Me gusta

El puto amo.

4 Me gusta

Dios… es que le queda CLAVADO.

Menuda ida de pinza de serie… con ella entiendes el Trumpismo excentrico XD

2 Me gusta

Que típico pedir cosas imposibles y que encima, cuando una parte cumple el trato, la otra no :xd:

13 Me gusta

Pagafantas nivel mundial

2 Me gusta

pagaestatuas

3 Me gusta
1 me gusta

Es que nadie piensa en las pelucas?

1 me gusta

No perdamos de vista esta obra maestra. Sólo por los 20 primeros segundos ya merece la pena.

7 Me gusta

Como el llevar una vida ordenada, como que no.

:rofl: :facepalm:…Existe alguien mas puto amo que el?

1 me gusta

Aquí, un imitador

2 Me gusta

Un tío que llama a su hijo Kal-El solo puede ser definido como “puto amo” o “chiflado”, a gusto del consumidor.

1 me gusta

Y lo más importante de todo: protagonizará la búsqueda 3.

Pero en 1995 se casaron, 9 años después, al final nadie puede resistirse a nuestro Nicolas Cage.

4 Me gusta

Al final Kalel, Kaleb etc son nombres bibiblicos/hebreos.
No son tan raros.

En Meri había un Super fan de Cage :sweat_smile:
Había un hilo de ruleta rusa que si uno caía, debía abrir un hilo en el subforo de N Gage :sweat_smile:

4 Me gusta

Nunca me acuerdo de su nick pero era TOTAL, recuerdo a quién dices. Siempre respondía con imágenes o gifs de Nicolas Cage :xd:

2 Me gusta

Cage y su hijo

3 Me gusta