New Pokémon Snap - Análisis

DETALLES

CAMPO INFO
Género Primera Persona, Captura
Duración Alrededor de 20 horas.
Creador(es) BANDAI NAMCO Studios
Argumento En New Pokémon Snap , el jugador es un fotógrafo Pokémon, que visita varias islas en la región de Lensis para ayudar en los estudios de investigación del Profesor Espejo y sus asistentes.

ANÁLISIS

Si algo ha tenido Pokémon a lo largo de su historia, ha sido sin duda spin-offs. Los monstruos de bolsillo han protagonizado desde juegos de pinball a cartas coleccionables, pasando por puzles, carreras, lucha, realidad aumentada… No obstante, entre todos ellos hay uno en particular que destacó en su momento por lo llamativo y diferente de su propuesta, en un tiempo donde el 3D estaba dando sus primeros pasos. Allá por 1999, salió en Nintendo 64 Pokémon Snap, una aventura que nos proponía, simplemente, visitar una serie de ecosistemas en un vehículo sobre raíles para fotografiar a las criaturas en su hábitat natural. Sin combates, sin grandes viajes, simplemente observar cómo se comportan los Pokémon. Si bien era un producto prácticamente experimental, reciclando modelados del primer Stadium japonés, con muy pocas criaturas y de escasa duración, supo ganarse el corazón de muchos fans.

Más de dos décadas han pasado desde entonces, y quizá cuando nadie lo esperaba (pues los spin-off de Pokémon muchas veces son cosa de una sola entrega), y con apenas un pequeño guiño puntual en un minijuego de la saga principal como antecedente, Nintendo ha traído un sucesor espiritual de aquel Snap. Su espíritu sigue siendo el mismo: una aventura sobre raíles de fotografiar Pokémon en ecosistemas vivos. Si ese concepto no te atrapó entonces, difícilmente lo hará ahora. Si lo hizo, aquí encontrarás lo mismo, pero aún mejor, amplificado en contenido, factura técnica, posibilidades y planteamientos que saben explotar casi siempre con acierto su limitada jugabilidad. No siempre lo consigue, presentando aristas en su diseño que habrían sido fácilmente subsanables, pero, en líneas generales, todo aquel que imaginó alguna vez como sería un Snap actualizado a los tiempos que corren, saldrá muy satisfecho.

imagen

El juego ofrece una trama que es básicamente una excusa para ponernos en marcha. Viajaremos a la remota Lensis, un archipiélago con unas condiciones envidiables para el florecimiento de los Pokémon. Allí, nos convertiremos en el ayudante del Profesor Espejo, un investigador que pretende esclarecer un mito con un siglo de antigüedad. Aparentemente, en Lensis ocurre un extraño acontecimiento que provoca que ciertos Pokémon brillen de manera inusual, conocido como fenómeno Lúmini. Todo ello parece relacionado con una antigua leyenda de la región y el viaje de un explorador, cuyos pasos seguiremos para tratar de resolver el misterio. ¿Cómo? Tratando de documentar al máximo posible toda la orografía, fauna y flora de la isla, acercándonos cada vez más al origen de todo. Como digo, no esperéis tampoco una trama digna de ser recordada, no siendo más que una manera de ir desbloqueándote más biomas y misiones, acompañado por personajes simpáticos, pero prácticamente unidimensionales y desaprovechados al máximo.

Al final, lo más importante aquí es la jugabilidad, no creo que nadie vaya a comprar New Pokémon Snap por la historia. Tendremos la posibilidad de ir explorando una serie de biomas en los distintos archipiélagos de Lensis, con el objetivo de fotografiar a cuantos más Pokémon mejor. Contaremos para ello con el Neo-One, un vehículo futurista que nos llevará sobre raíles a lo largo de las distintas rutas, así como a una fiel cámara de alta tecnología (tiene hasta radar y conexión de videoconferencia) para documentar todo lo posible. Puesto que no debemos preocuparnos de explorar, toda nuestra atención se focalizará en observar los comportamientos de los Pokémon y tratar de obtener la mejor instantánea posible. Al finalizar la ruta, podremos entregar al profesor Espejo solo una fotografía de cada uno, por lo que tendremos que ser selectivos a la hora de afrontar el paseo.

Las fotos cuentan con una serie de estadísticas a valorar. Primero, podremos llegar a obtener hasta cuatro estrellas según cual sea la pose fotografiada. Generalmente, una foto simple del Pokémon en su actitud estándar garantiza una estrella, verlo comiendo o durmiendo son dos estrellas, y luego las 3 y 4 estrellas están reservadas a conductas peculiares, que muchas veces solo podremos presenciar en franjas muy reducidas de tiempo. Luego, estas estrellas podrán ser de bronce, plata, oro o diamante según los puntos que nos otorgue el profesor (lo más que he llegado a tener en una foto son cerca de 6000, siendo 4000 o más ya el rango diamante). Hay una serie de factores influyentes en la valoración: la pose (si pillamos el momento justo, más puntos), tamaño del Pokémon (cuanto más cerca, mejor, sin cortarlo), encuadre (a más centrado, mejor), orientación (debe estar mirando hacia nosotros para más puntos), la presencia de otros Pokémon en la instantánea, y la calidad del fondo (estos dos últimos factores secundarios). La suma de todos estos puntos determinará el color de la estrella, debiendo tratar de fotografiar a cada Pokémon en sus cuatro poses en valoración diamante, cosa bastante difícil en muchos casos, ya que hay criaturas que estarán lejos de nosotros salvo que nos pongamos creativos.

Puesto que solo podemos entregar una foto de cada Pokémon por ruta, esto obligará a repetirlas continuamente para obtener nuevas perspectivas. Sin embargo, para reducir la repetitividad de esto, las rutas pueden ir subiendo de nivel. Todas comienzan a nivel 1, con un conjunto de interacciones y Pokémon determinado que siempre ocurrirán del mismo modo (al margen de cómo influyamos nosotros en el entorno). Conforme entregamos fotos, los puntos combinados de todas las de una sesión se suman como experiencia, subiendo el nivel de la ruta al superar un umbral (suelen tener 3 o 4 niveles). Tener un nuevo nivel hace que ocurran pequeños cambios en los Pokémon de la ruta y cómo reaccionan. Por ejemplo, puede que en el nivel 1 del volcán aparezcan unas criaturas en las aguas termales del inicio, y en el nivel 2 otras. Otras veces, un Pokémon que dormía en el nivel 1 estará en el nivel 2 muy activo. Generalmente, los Pokémon más raros ni siquiera aparecen hasta niveles altos.

imagen

Por otro lado, muchas de las rutas pueden visitarse en distintos horarios (día y noche, o incluso atardecer), ofreciendo recorridos similares, pero, por supuesto, distintos Pokémon que fotografiar. En la jungla por la mañana puede ser difícil encontrarte a Ariados, aunque verás indicios de su existencia en forma de telas de araña. Cuando cae la noche, lo encontrarás tejiéndola. Por tanto, podemos empezar a ver que la variedad de rutas es bastante alta, superando la veintena de entornos. Si consideramos cada nivel de ruta como un recorrido en sí mismo (podemos repetir cualquier nivel desbloqueado a voluntad) podéis imaginar que la variedad de rutas a realizar es elevada, mucho más que en el Snap original. Se construyen en torno a biomas temáticos (pradera, jungla, desierto, volcán, playa, océano…) y, si en algo coinciden todas, es en cumplir muy bien su misión de sentirse como entornos vivos, y no simples parques de atracciones donde vemos Pokémon por verlos.

Es muy de valorar el trabajo de Bandai Namco en recrear los entornos y los comportamientos de las criaturas, ofreciendo posiblemente el juego donde mejor se ha visto jamás Pokémon a nivel técnico, manteniendo una resolución y fluidez elevada incluso en modo portátil. Evidentemente, el ir sobre raíles permite florituras que no serían posibles en un mundo abierto, pero, en cualquier caso, es elogiable el mimo y detalle por presentar ecosistemas vivos y coherentes con la conducta de cada Pokémon. Los veremos jugar entre sí, pero también combatir por el territorio. Swanna con sus hijitos nadando en un lago, Pikipek picoteando troncos de árboles, Emolga acaparando comida en un árbol, un Houndoom que nos ladra al ver el Neo-One, Combee obteniendo néctar de las flores, bancos de Mantine recorriendo las profundidades del océano, Monferno correteando por un volcán, incluso un Raichu de Alola surfeando o un Machamp luciendo músculos. Las conductas de los Pokémon son realistas en todo momento, y es parte de la “magia” ir interactuando con las rutas y ver de qué modo va variando todo conforme avanzamos en ellas.

imagen

Nuestro papel, por supuesto, no consistirá únicamente en tirar fotos sin más. Tendremos ocasión de influir en cierta medida en los ecosistemas, utilizando herramientas que se irán desbloqueando al avanzar. Contaremos con la opción de lanzar manzanas a los Pokemon, los cuales, según su conducta, pueden comérselas, ignorarlas o incluso enfadarse al verlas. También podremos generar de manera temporal el fenómeno Lúmini con orbes que hacen brillar a los Pokémon, sustituyendo a las Pester Balls del original (no iba a quedar muy bien hoy en día un objeto tóxico que daña a las criaturas en su entorno natural). También podremos tocar una melodía en el Neo-One para despertar o atraer a ciertas criaturas, o usar el radar no solo para señalar puntos de interés, sino para lograr que miren hacia nosotros en ciertos casos y lograr mejores fotografías. Estas podrán hacerse inicialmente con y sin zoom, pero nos terminan desbloqueando la opción de tirarlas en ráfaga para plasmar comportamientos más esquivos, o incluso acelerar el Neo-One si hay partes de la ruta donde ya no nos interesa malgastar carrete, limitado como en el original.

El objetivo principal es, por tanto, ir haciendo las distintas rutas para subir su nivel, hasta que llega un momento en el que consigues encontrar indicios del Pokémon Lúmini de una isla y puedes “enfrentarte” a él. Estos encuentros tienen ciertos tintes de puzzle, ya que solo servirán las fotografías que les hagas bajo el estado Lúmini. Tendrás, por tanto, que ir observando su comportamiento y esperar el momento perfecto usando tus recursos. Quizá tienes que tirar una manzana para hacerlo salir o romper una protección, o esperar al momento justo que sale del agua para inducir el estado especial. No son excesivamente complicados, pero añaden un ligero toque de variedad a la fórmula, a la par que ofrecen un “camino principal” que justifique nuestras acciones hasta los créditos, si el mero hecho de fotografiar por fotografiar no nos seduce especialmente.

Hay un detalle, eso sí, a comentar sobre esta progresión, y es que es bastante poco clara acerca de qué hacer para avanzar en algunos momentos. Por norma general, tenemos que encontrar una cristaflor bajo el estado Lúmini para desbloquear los orbes portátiles, e ir subiendo los niveles de las rutas dentro de una isla al menos al 2 para llegar al Pokémon especial y desbloquear la siguiente. Sin embargo, en ocasiones haciendo esto el juego no desbloquea nada, dejándote un poco repitiendo rutas sin saber bien si servirá o no para avanzar. También podemos fotografiar una serie de ruinas relacionadas con la trama, pero hacerlo no siempre estuvo enlazado con un avance. En cualquier caso, a base de repetir rutas en la isla más reciente (o atendiendo a vagas pistas de “sigue explorando tal isla”) terminas avanzando, pero algo más de claridad no habría estado de más. En otras ocasiones, la manera de forzar las mejores posiciones de ciertos Pokémon requieren una serie de pasos super específicos que puede resultar difícil adivinar.

Al margen de la exploración de rutas, bastante relajada y donde el objetivo lo marcamos nosotros, New Pokémon Snap cuenta con un sistema de misiones secundarias que funcionan básicamente como fotos-puzzle. Los distintos aliados que tendremos en la historia (incluyendo un viejo conocido del original, lo cual a mi me encantó como guiño) nos propondrán retos muy específicos en rutas concretas, dándonos una foto vaga como pista. Por ejemplo, te pueden decir que creen haber visto a Pidgeot feliz en la zona de las praderas, pero no cómo forzar este comportamiento. Dependerá por tanto de ti afrontar esa ruta y, si logras el comportamiento, entregar la foto al profesor para cumplirla. El problema de este sistema es que, al margen de que sacrificas una foto, no siempre te las dan por cumplidas incluso haciendo lo que te piden. Por ejemplo, hay una de fotografiar a Exeggutor dormido que entregué cuatro veces y no me la cumplió ninguna. Además de ser un poco fallón y a veces excesivamente enrevesado en las fotos que solicita, el sistema no recompensa muchas veces tu labor con nada. Apenas un comentario del aliado felicitándote, y, en misiones puntuales, avatares, marcos y pegatinas para el editor de fotografías, del que hablaré poco después. Creo que habría sido interesante, por ejemplo, permitirte hacer un seguimiento de x misiones dentro de una ruta, ya que hay más de un centenar y tienes que ir un poco de memoria a recordar qué te pedían. Incluso un aviso opcional cuando te acercases al momento clave de la misión. No obstante, tampoco me parece mal que quede como un apartado más difícil y menos guiado de una experiencia que, en sí misma, prácticamente no tiene dificultad, siendo muy relajada.

imagen

Al final, hay que tener en cuenta que estamos ante un juego con un planteamiento bastante sencillo: vas sobre raíles, haces fotos, y tratas de usar tus herramientas para experimentar con la ruta y obtener nuevos comportamientos. El hecho de que siempre ocurra lo mismo en cada nivel de ruta te permite ir ganando experiencia y saber anticiparte a momentos clave. Sabrás, por ejemplo, cuando saltará ese Venusaur al charco, cuando emprenderá el vuelo ese Talonflame, o dónde tirar esa manzana para despertar a Liepard. La mayoría de rutas tienen caminos bifurcados, por lo que tendrás opción de variar un poco tu recorrido y los Pokemon a fotografiar. La repetición es base en el diseño, como también lo es el ensayo-error, no para superar el reto como en otros juegos, sino simplemente para mejorar tus fotos. Aquí siempre ganas, simplemente varía si lo haces mejor o peor. Si no te convence la idea de repetir una veintena de rutas una y otra vez para rellenar las cuatro poses de cada Pokémon, es difícil que aspectos como las misiones puzzle o la calidad técnica te vayan a convencer para comprarlo.

Las fotos que hagamos, tanto las que estén en la Fotodex como las que guardemos en nuestro álbum personal (podemos ampliar el tamaño de la partida guardada para tener más), pueden ser re-editadas con la opción Foto Plus, para cambiar su zoom, brillo, contraste…de cara a pulirla mejor. También podremos añadirle marcos, pegatinas o distintos filtros en otro menú, en una selección que se va ampliando conforme cumplimos misiones o vamos alcanzando hitos del juego, representados en forma de un sistema interno de logros muy extenso. No solo nos darán cosas por hacer la historia, sino por alcanzar x número de fotos de cierto valor, fotografiar a Pokémon de x tipo unas ciertas veces…hay muchos desbloqueables para los completistas en este sentido. Podremos subir nuestras fotos, editadas o no, a internet, hasta un máximo de 6 + 2 que elige el profesor por su cuenta, para que sean puntuadas por los jugadores (pudiendo hacer nosotros lo propio con las suyas). Más allá de engrandecer el ego como fotógrafo y subir en los rankings, es más bien una función social añadida que un contenido on-line real, pero se agradece su presencia para compartir las fotografías y aprender de las de otros.

imagen

Puedes superar lo que sería la historia principal en unas 10-13 horas, dependiendo de cuánto te atasques en su críptica progresión o si te entretienes en otras cosas. No obstante, al terminar el juego se te desbloquean nuevas rutas, un sistema donde puedes entrar en un ranking de puntuación total por ruta, e incluso encontrarás a nuevas criaturas en las ya visitadas, incluyendo Pokémon legendarios. Considerando que tienes más de una veintena de rutas, cada una con sus distintos niveles/variantes y que hay más de 200 Pokémon que fotografiar en 4 poses cada uno, sumado a más de un centenar de misiones secundarias y logros internos, los que busquen completar New Pokémon Snap a fondo tienen aquí contenido de sobra, muchísimo más del que tenía sin duda el original, que en 4 horas lo habías completado. No obstante, hay que tener en cuenta que es una obra repetitiva por naturaleza, y puede resultar pesado si llevas mucho tiempo seguido y más o menos tienes ya controladas las rutas y qué hacer en ellas, incluso puede ser frustrante si el juego decide no cumplirte misiones secundarias por la cara.

En líneas generales, New Pokémon Snap es un juego que incluso sin un análisis puedes ver claro si te gusta o no. No obstante, si el planteamiento básico te convence, Bandai Namco ha conseguido enriquecer su diseño con múltiples capaz que incentivan a experimentar, repetir e ir completando el contenido. Más de una veintena de rutas de distintos biomas, cada una de ellas con distintas variantes, sumado a una historia básica pero entretenida, y muchas misiones secundarias y logros que desbloquear. Es cierto que podría ser más claro sobre cómo avanzar y cumplir tanto el recorrido principal como las secundarias, y que la repetitividad de la propuesta termina apareciendo tarde o temprano salvo que te motive muchísimo experimentar con los entornos. Pero lo cierto es que, para todo aquel que le gustó el Pokémon Snap original, esta puesta al día de la experiencia cumple sobradamente con lo esperable. Técnicamente muy solvente, con mucho contenido y ofreciendo a los fans de la saga una perspectiva diferente de las criaturas. Quizá no justifique el precio completo, más aún cuando su diseño podría prestarse perfectamente a DLCs de más biomas, pero, a poco que te convenza su jugabilidad, pasarás sin duda un buen rato.

CALIFICACIONES

LO MEJOR LO PEOR
- Una gran cantidad de contenido en forma de variedad de biomas y niveles. - La progresión muchas veces no es excesivamente clara.
- Recrea de manera muy buena los hábitats y comportamientos de los Pokémon. - El sistema de misiones secundarias es confuso, no te da por completadas algunas por puro azar.
- A nivel técnico es realmente bueno, Pokémon nunca se vio tan bien. - Su historia y personajes son una mera excusa para progresar hacia delante.
- Fomenta la experimentación y el ensayo-error sin agobios y con cierto toque puzzle. - Sus componentes on-line sociales son bastante limitados.
- El editor de fotografías es muy completo y con posibilidades de personalizar a fondo. - Aunque de duración respetable, la extiende un poco artificialmente con bloqueos de progreso sin sentido.
APARTADO NOTA
Gráficos 9
Jugabilidad 7,5
Banda sonora 7,5
Duración 8
CALIFICACIÓN TOTAL 7,5
8 Me gusta

Queda pendiente que me lea el análisis entero, pero solo digo que si parece al de N64, es compra segura.

Buen análisis. Como fan del N64, el juego es todo lo que quería y más.

Una pega que le pondría es que no se pueda regular el Zoom. Hay veces que tengo lo que quiero fotografiar en un punto que si hago Zoom queda recortado, pero si no lo hago tampoco tiene un tamaño óptimo. Teniendo en cuenta que el tamaño es lo que más puede contribuir a la puntuación (2000 pts) es un inconveniente a la hora de sacar rango diamante en la foto.

En cualquier caso, voy a seguir jugando a ver si puedo sacar diamantes en todas las fotos. Algunas son muy frustrantes, pero es satisfactorio ir escalando posiciones en el ranking de la puntuación total.

1 me gusta

Yo sigo pensando que, tras 22 años, esto debería ser una funcionalidad de la saga principal y sin ir sobre raíles. Bueno, mejor sigo soñando… :joy:

La pega que le pongo es que quitaran las evoluciones in situ, por lo demás, muy contento. Bueno, salvo por algunas puntuaciones un poco ilógicas. Tenía miedo de que me sabiera a poco debido a la cantidad de pokémon, pero tiene muchos encargos y para sacar algunos tela :joy: Muy contento con el juego.

Snap es más que un modo foto. Es un juego de puzzles en sí mismo.

Tengo sentimientos de amor-odio con pokemon snap. Desde el principio odié sus mecanicas, ir sobre railes fotografiando pokemones no era lo que me esperaba cuando lo jugué en su tiempo en N64, pero como pica el condenado, no es que encontrara especialmente divertidas sus mecanicas pero me obsesionaba con las putas fotos, hasta el punto que logre sacarle fotos al pokemon final en la version N64, Mew . Capaz si juego este me pasaria lo mismo :rofl:

Deja de fotografiar Clefables, primer aviso.

No me digas que hacer.

Clefable no sale, solo he visto a Clefairys.

1 me gusta