Mis impresiones de Necromunda Hired Gun tras pasármelo

imagen

Pues a raiz de esto:

https://pacot.es/t/este-post-de-reddit-me-ha-vendido-el-necromunda-hired-gun-a-ver-si-a-vosotros-tambien/123816/20

Compré el Necromunda Hired Gun y me lo pasé en tres tardes, me habrá durado más o menos unas 10 horas hacer la campaña. No hago un análisis como tal porque casi no exploté las secundarias o su sistema de loot, por lo que no estaría hablando con 100% de propiedad. Sin embargo, pienso que puede orientar un poco a los que estén interesados en el juego. La idea general es que han matado a un comerciante de una casa noble, y tu personaje se ve envuelto en todo el lío, tratando de cobrar la recompensa del que lo asesinó, y desvelando poco a poco lore de Warhammer 40K (que se me escapa un poco, la verdad, y le quitó algo de atractivo a la trama para mi al no enterarme mucho del contexto).

La jugabilidad está inspirada en Doom, incorporando un gancho (como el que hay en Halo Infinite) y wallrunning (como Titanfall), así como un mastín cyborg que te acompaña y puedes invocar temporalmente para que marque y ataque enemigos por su cuenta, ayudando a limpiar las zonas. Tienes una variedad considerable de armas personalizables en muchas piezas que alteran sus estadísticas y las adaptan a tu estilo de juego, así como distintas habilidades procedentes de implantes, permitiendo, por ejemplo, ralentizar el tiempo, crear un pulso que inhibe escudos, invocar una espada de plasma, o lanzar energía por las manos a los enemigos. La campaña se estructura en más de una decena de misiones, teniendo a su vez una serie de secundarias en las que puedes ganar más dinero y loot, así como reputación con distintas casas y bandas de Necromunda. El dinero ganado puedes invertirlo en mejorar tus habilidades en un árbol de habilidades múltiple, mejorar las habilidades del mastín de idéntico modo, o comprar nuevos consumibles (granadas, botiquines, vidas extra…), armas o accesorios para estas. Así, el “gameplay loop” es básicamente hacer misión-invertir dinero-repetir.

imagen

Puntos positivos

  • El gunplay es bastante decente, creando un flujo de juego bastante ágil. Ayuda también la considerable movilidad del personaje gracias al gancho, doble salto y wallrunning que tiene, pudiendo ir a toda velocidad por los mapas y reposicionarte, clave con la cantidad de enemigos que te vienen continuamente. Es bastante vieja escuela en ese sentido, penalizando mucho los errores y bajando la vida a velocidad de vértigo si te descuidas.

  • El sistema de loot no es excesivamente complejo o invasivo, limitándose a variantes más fuertes de las armas con ciertos efectos elementales, con mejoras lineales. Esto hace que pese mucho la habilidad del jugador por encima de un festival de números que, pese a todo, influye ligeramente si vas bien equipado y repites misiones más sencillas. Por fortuna, están las misiones secundarias para dar retos adicionales cuando se gasta la campaña.

  • La ambientación es tremendamente inmersiva, opresiva, sucia, y muy representativa de las bandas y facciones de Necromunda (por lo que he podido informarme). Esto no significa que los mapas sean pequeños, ya que tienen su cierta extensión, caminos alternativos (que suelen recompensar con cofres de loot), verticalidad, y mucha variedad a lo largo de la campaña. Aunque no escapamos de la ambientación sucia industrial, juega bien con el diseño para no repetirse.

Puntos negativos

  • Como AA que es, es un poco flojo a nivel técnico, con caídas de frames incluso en PS5. Tengo entendido que de lanzamiento era incluso peor, con stuttering y problemas de control, pero en mi versión parcheada no noté nada extraño, más allá de que el autoaim en consola apenas existía (lo cual puede ser positivo o negativo según tu dominio con los shooters y mando).

  • Las misiones secundarias son procedurales y se limitan a coger trozos de los mapas de la campaña, meter un objetivo diferente (mata a tal, defiende cual, recoge esto…) y listo. Son cortas y dinámicas, estructuradas en distintas dificultades, pero aún así se siente un poco contenido de relleno para ir completando el árbol de habilidades y los logros.

  • Los jefes son esponjas de daño monumentales sin más reto que aguantar lo indecible y pegar más duro, con la excepción de un jefe del final de la campaña que está un poco mal diseñado y no se focaliza en la experiencia de disparar, mayor punto fuerte del juego, para tirar más por las habilidades o el wallrunning, sus puntos más flojos. El wallrunning puedo jurar que solo lo usé en el tutorial y por error, porque no aporta casi nada y hace apuntar con el mando ultra confuso.

  • El juego a veces tiende a abusar con la manera de tirarte enemigos, saliendo de ángulos muertos en números excesivos. Tampoco ayuda que las ejecuciones traídas de Doom no siempre se activan cuando quieres, debiendo posicionarte específicamente en un sitio con el enemigo, pudiendo recibir más disparos por el camino.

  • No es excesivamente largo y no permite explotar adecuadamente todos sus recursos, ya que para cuando tienes todo a tu disposición se acaba la campaña y solo te quedan las secundarias repetitivas. La variedad de enemigos tampoco es excesivamente alta, y cuando parece introducir más, los limita a una misión incomprensiblemente.

Pese a todo, pienso que es una experiencia entretenida que podría ser muy interesante a precio reducido (me costó 16,50€ usando una tarjeta de PSN) o como parte de Gamepass / PS Plus. Los fans de Warhammer 40K seguro que lo disfrutan más que yo al pillar referencias de casas, lore de Necromunda o personajes que a mi se me escapan, pero incluso sin saber esto, pasé un rato entretenido sin alardes. Intenta ser Doom sin llegar, pero lo que hace es bastante solvente.

2 Me gusta