Los 11 principios de la propaganda nazi por Joseph Goebbels

El padre de la propaganda nazi fue Joseph Goebbels , responsable del Ministero de Educación Popular y Propaganda, creado por Adolf Hitler a su llegada al poder en 1933 y el creador de los 11 principios de la propaganda nazi . Goebbels había sido el director de la tarea comunicativa del Partido Nazi, el gran arquitecto del ascenso al poder.

Una vez en el Gobierno y con las manos libres para monopolizar el aparato mediático estatal, Goebbels prohibió todas las publicaciones y medios de comunicación fuera de su control , y orquestó un sistema de consignas para ser transmitido mediante un poder centralizado del, cine, la radio, el teatro, la literatura y la prensa. Era también el encargado de promocionar o hacer públicos los avisos del gobierno.

11 principios de la propaganda nazi creados por Joseph Goebbels

1.- Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo.

2.- Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

3.- Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.

4.- Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

5.- Principio de la vulgarización. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”.

6.- Principio de orquestación. “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

7.- Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

8.- Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.

9.- Principio de la silenciación. Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

10.- Principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

11.- Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.

2 Me gusta

Algún ministerio actual los sigue a rajatabla.

6 Me gusta

ahora no me apetece poner un ejemplo párrafo a párrafo de cómo la doctrina de la izquierda sigue cada punto con sus chivos expiatorios desde tiempos de la unión soviética y la caza de brujas contra los que tuvieran “capital”. o cómo en tiempos de la segunda república se mataron monjas y se quemaron conventos porque esos adoctrinados los empaquetaban como parte del chivo expiatorio.

2 Me gusta

Hoy en día con el control de medios de comunicación de masas es mucho más fácil generar propaganda. Y de eso viven los principales diarios de este y de otros países y por supuesto los principales telediarios de la TV.

Ya no son los principios nazis, ahora son los de todo el mundo.

6 Me gusta

Principios socialistas?

1 me gusta

Como por ejemplo el hombre blanco y hetero.

Sí, vamos, lo que vendría ser constituir a todo el que no piensa como tú como “derecha” o “machismo”.

Sí, vamos, lo que hizo hace dos días Montero cuando le replicaron por el aborto a los 16 y ella dijo que si es que el PP quería que las mujeres pusieran su vida en peligro.

O como cuando hay un caso de una mujer matando a sus hijos y rápidamente saltan con el: “Pero es que los hombres matan más”.

Me quiere sonar a, por ejemplo, convertir un pinchazo casual que no inocula nada a la víctima y que a veces ni siquiera es de una jeringuilla, es de un insecto o algo así, en una especie de pandemia nacional.

Sí, vamos, como repetir constantemente eslóganes como “ni una menos”, “sí es sí” o “no nos callarán”, que no requieren de demasiado esfuerzo intelectual.

Obviamente, heteropatriarcado, sociedad machista y todas esas cosas.

Bueno, esto también está claro, cuando se les va a responer algo salen con otro dato de mujeres violadas por familiares, de chicas que no pueden volver solas a casa, de chicas que son pinchadas en discotecas, de acoso laboral… Hace poco hasta oí uno de mujeres que no abandonaban sus hogares con maltrato por culpa de sus mascotas, siempre hay alguna acusación nueva.

Obviamente, siempre tienen datos exactos de mujeres acosadas o de acoso sexista laboral o de mujeres acosadas por la calle o de pinchazos o de lo que sea, salidos todos de las fuentes que ellas digan, claro.

Esto está tan claro que no creo que haga falta ni explicarlo… “Cállate porque si piensas así, es decir, si no piensas como yo, es que eres facha o machista o racista o lo que toque”, lo vemos a diario.

Bueno, y lo de medios de comunicación afines hace falta explicarlo todavía menos, con TVE y LaSexta y en definitiva más de la mitad de los medios de comunicación y prensa remando hacia esta dirección.

Claro, como la mitología de que la sociedad en sí es machista o un complejo de odios y prejuicios hacia el hombre blanco.

Aquí iría la última canción de Ojete Calor, aunque vamos, el “si no piensas como yo es que estás equivocado porque pensar como yo es lo normal y la mayoría del mundo piensa como yo porque pensar como tú y no como yo es ser un facha machista” está a la orden del día.

Luego cuando les llamen “feminazis” que lloren.

3 Me gusta

Pues si te apetece luego, escribe ese párrafo. Parece interesante

Talueeeeeee

1 me gusta

Más que Nazis, parecen principios universales.

2 Me gusta

Fachafranconazivox

Hace 100 años funcionaban igual que ahora. Señalar al “enemigo” (un colectivo de la sociedad), lincharlo y destruirlo, responsabilizarlo de todos los males, la culpa es de x, caza de brujas ("¡ese no tiene cayos de trabajar el campo, a por él!"), y muchos etc.

Autoritarismo para imponer sus mierdas, las cuales conllevan reformar el sistema en vez de ser conservadoras (la dictadura franquista era autoritaria pero conservadora, especialmente en cuanto a religión, en vez de intentar destruir a la iglesia como dictaba la propaganda roja).

El colectivo al que ataca la propaganda puede cambiar con el tiempo. En Alemania la élite económica era judía, a la que culpaban de todos los males.

Ahora la propaganda cambia de colectivo responsabilizando de todos los males del mundo al hombre blanco (me muero de vergüenza ajena con el 8x01 de Brooklyn 99 que acaba de salir en Netflix).

Hace unos años pablo iglesias dijo que las viejas proclamas estaban anticuadas y hay que decir lo mismo pero puesto al día, con otros términos, porque hablar del “capital” no vende. Si es que más claro, el agua.

Pd: no me apetece desglosar por párrafos, son cosas que ya se han hablado por aquí. Que lo haga otro.