Las actualizaciones de Android son un desastre, pero cada vez importa menos

Es un hecho, las actualizaciones de Android son un desastre, lo han sido siempre y probablemente lo sigan siendo por mucho, mucho tiempo. Los móviles tardan mucho en actualizarse a la última versión, y eso cuando sucede , pero quizá no sea tan grave como parece.

A todos nos gusta estar a la última, pero lo cierto es que cada vez es menos importante tener la última versión de Android , pues Google lleva años trabajando en desacoplar las novedades para que no formen parte de las escurridizas OTA. Las novedades nos llegan hoy en día a nuestros móviles no por un único frente, las OTA, sino por muchos.

No pasa nada si no tienes el último Android A todos nos gusta estar a la última , eso es un hecho. Cada vez que hay una nueva versión de Android leemos que es mejor, más segura, más privada y generalmente añade una o dos cosas extras que llevábamos tiempo esperando, y las queremos ya. Pero lo normal es que tengamos que esperar meses hasta que la actualización llegue a nuestros móviles, y eso cuando llega.

Cuando finalmente llega la actualización, a veces nos quedamos decepcionados pues todo parece básicamente igual . Si nuestro móvil tiene una capa -que es lo habitual- es relativamente común que ésta pase por alto algunas de las novedades de la nueva versión de Android y tengamos que buscar y rebuscar para lograr encontrar alguna diferencia, más allá de los cambios internos, el número y el huevo de pascua de turno.

Las actualizaciones de Android están sobrevaloradas. Si llegan, bienvenidas son. Si no, tampoco pasa nada.

No solo eso, sino que a veces las actualizaciones del sistema producen regresiones que hacen la vida más complicada a los usuarios de ciertos tipos de aplicaciones. Por ejemplo, a partir de Android 9 las aplicaciones de grabación de llamadas dejaron de funcionar correctamente. Por suerte, no suele ser lo habitual, y no debemos olvidar que muchos de estos cambios suceden para proteger la privacidad de los usuarios.

No queremos decir que actualizar a la última versión de Android sea innecesario, sino que no es hoy en día tan importante como hace unos años. El principal motivo para esto es que las novedades llegan a nuestros móviles a través de muchos frentes distintos , además de las actualizaciones del sistema propiamente dichas.

Todas las formas por las que tu móvil se actualiza

Las novedades son buenas, pero el punto clave es que hace tiempo que dejaron de llegar exclusivamente a través de actualizaciones de Android . Google lleva trabajando en ello diez años, desde que comenzó a separar los componentes de Android para que se pudieran actualizar más fácilmente, empezando por los servicios de Google Play.

Google no nos actualiza los datos de distribución de versiones de Android desde el año pasado, de modo que no sabemos estimar cuántos terminales están a la última, aunque con total seguridad que será un número irrisorio si lo comparamos con la tasa de adopción de la última versión de iOS. Google no parece preocuparse demasiado al respecto. A diferencia de iOS, los móviles Android pueden actualizar muchas de sus partes de forma independiente a la versión del sistema .

No necesitamos una OTA completa del sistema para tener mejoras de seguridad o nuevas funciones: cada vez nos llegan desde más frentes

Son tantas las distintas formas por las que llegan novedades a nuestros móviles Android , que es fácil olvidarse de alguna de ellas. Sinceramente, sería más fácil para todos si todos los móviles Android que tengan cierta versión tuvieran exactamente las mismas características y funciones, como pasa en iOS, pero esa es una de las virtudes y complicaciones de Android. En su lugar, tenemos cambios que llegan por todas partes, a veces sin que lo sepamos.

Actualizaciones de Android

Actsis

Comenzamos nuestro repaso de los tipos de actualizaciones que llegan a nuestros móviles con la más clásica de toda: la actualización del sistema, comúnmente conocida como OTA. Es decir, la actualización que te instala una versión completamente nueva de Android en el móvil y generalmente tienes que esperar más de lo que te gustaría hasta que te aparece como disponible.

Este es el tipo de actualizaciones más clásico y lleva en Android desde tiempos inmemoriales. Básicamente, se descarga el firmware y más tarde se instala , para lo cual es necesario reiniciar el móvil y, a veces, esperar un buen rato. No obstante, Google ha desarrollado algunas innovaciones últimamente para agilizar el proceso, como las particiones secundarias o la instalación en segundo plano.

Al ser un firmware completamente nuevo , las OTA pueden cambiar todo, desde la nueva versión de Android hasta todas las apps instaladas. La parte negativa es que el proceso desde que hay una nueva versión hasta que está disponible para llegar a los usuarios es largo, al tener muchos pasos intermedios. Por ello, los cambios menores llegan por otros medios. Es preciso recalcar, eso sí, que también nos llegarán actualizaciones pequeñas de este estilo con correcciones puntuales y/o optimizaciones.

Actualizaciones de seguridad

Actsistema

La tecnología es la misma -y Google las llama “Actualizaciones de Android”, aunque son actualizaciones de seguridad

No es necesario tener la última versión de Android para estar a la última en seguridad. Las actualizaciones de este tipo llegan mediante los parches de seguridad con las últimas correcciones. Las actualizaciones de seguridad son mensuales , aunque está en las manos de los fabricantes si desean recopilarlas y enviarlas a cada modelo todos los meses, una vez al trimestre, al trimestre o nunca.

Las actualizaciones de seguridad no añaden ninguna función -a no ser que se aproveche la misma actualización para actualizar otra cosa- sino que se encargan de corregir problemas de seguridad del sistema, las aplicaciones del sistema o alguno de los componentes del móvil. Al ir por separado de las actualizaciones de Android, se agiliza que lleguen a un número mucho mayor de móviles, mucho antes.

Actualizaciones del sistema de Google Play

Mainline

A partir de Android 10, Google comenzó a desacoplar ciertos módulos del sistema del propio sistema operativo, de modo que se pudieran actualizar por separado, desde Google Play. Comenzó como un experimento bajo el nombre en clave de Project Mainline y la idea llegó a buen puerto, pues cada nueva versión de Android desde entonces ha añadido nuevos módulos, facilitando así su actualización por separado de las actualizaciones del sistema.

Las actualizaciones para estos módulos llegan como Actualizaciones del sistema de Google Play , que llegan también con versión mensual (aunque esto no significa que recibirás una cada mes). Son accesibles desde el menú de seguridad del móvil, y es que una de las principales ventajas es poder actualizar los componentes de un módulo de forma sencilla cuando hay un problema de seguridad.

La ventaja frente a los parches de seguridad de toda la vida es que al llegar a través de Google Play, seguirán actualizando componentes críticos del sistema aunque los móviles ya no reciban actualizaciones de seguridad. Hay todo tipo de módulos , y probablemente tengamos más con cada nueva versión de Android, por lo que es posible que en algún momento los cambios que nos lleguen a través de estas actualizaciones vayan más allá de la seguridad.

Actualizaciones de los Servicios de Google Play

Serviciosgp

Uno de los primeros intentos de Google en modularizar el sistema fue la creación de los Servicios de Google Play, en 2012. En lugar de tener que incluir en cada una de sus apps las mismas librerías, los servicios unifican en un lugar tareas comúnes que hoy en día se han vuelto imprescindibles, como la mensajería, mapas, la ubicación y un largo, largo etcétera.

Muchas apps y el propio Android -al menos la versión con apps de Google- dependen directamente de los servicios de Google, que se actualizan directamente desde Google Play . Este es uno de los modos más eficaces que ha encontrado Google de alargar la vida de los móviles antiguos: son muchos los ejemplos de funciones de nuevas versiones de Android que llegan también a versiones anteriores por medio de los servicios de Google Play.

Por ejemplo, una de las novedades de Android 11 es que puede revocar automáticamente los permisos de las aplicaciones que hace tiempo que no usas. Para no dejar a nadie atrás, la función está también presente en los móviles con versiones anteriores por medio de los Servicios de Google Play y dentro de Google Play.

Actualizaciones de aplicaciones

Actualizar

Un modo de recibir novedades en nuestros móviles con el que todo el mundo está familiarizado es simplemente con las actualizaciones de las aplicaciones a través de Google Play. Por supuesto, necesitarás tener una versión reciente de WhatsApp o Telegram para acceder a sus respectivas novedades, pero el sistema es todavía más relevante cuando hablamos de las aplicaciones preinstaladas .

Cada vez es más común que los fabricantes listen las apps que vienen en el móvil en Google Play , de modo que se puedan actualizar para renovar o corregir errores de forma mucho más rápida y eficaz que si se involucra un parche de seguridad o actualización completa del sistema.

Es precisamente mediante las actualizaciones de las apps de Google como nos llegan muchas novedades a nuestros móviles, sin tener que tener la última versión de Android. Especialmente relevantes son las actualizaciones de la app de Google y del propio Google Play.

Fixel Feature Drop (en los Google Pixel)

Pfd

Como aliciente adicional para que te hagas con sus móviles, Google se sacó la manga las Pixel Feature Drop, paquetes de novedades con funciones exclusivas para los Google Pixel , al menos de forma temporal.

Las Pixel Feature Drop llegan cuando llegan e incluyen un popurrí de novedades que van desde nuevos fondos de pantalla a detección de accidentes, mejoras en apps exclusivas como la grabadora o el “Está sonando” y cualquier otra cosa posible.

Android Feature Drop

Novedades

De vez en cuando Google nos sorprende anunciando un paquete de novedades que llegarán a nuestros móviles próximamente . Estas novedades pueden ser de todo tipo y, si bien se suelen centrar en las propias aplicaciones de Google, al fin y al cabo son las que más terminamos usando en nuestros móviles. A veces las novedades son temáticas, por ejemplo, de Android Auto.

En la mayoría de los casos estas novedades nos terminan llegando mediante actualizaciones de las aplicaciones de Google y/o los Servicios de Google , unas semanas o meses más tarde e independientemente de que tengamos la ultimísima versión de Android o no.

Estar a la última está bien, pero…

Repetimos una vez más: si tu móvil tiene la última versión de Android o está a punto de recibirla , enhorabuena. Contar con la versión más reciente de Android supone tener acceso a las últimas novedades en cuanto a funciones, privacidad y seguridad, además de asegurarte de que el móvil seguirá teniendo soporte durante todavía muchos años (el soporte para Jelly Bean terminó el año pasado).

Si no tienes la última versión de Android, no pasa nada. Todavía podrás recibir actualizaciones de seguridad, nuevas funciones y cambios varios por otros medios, y la gran mayoría de las aplicaciones y juegos probablemente sigan siendo compatible con tu versión durante mucho tiempo. Relax.

¿Ah, si?

Esperaba encontrarme un enlace a Applesfera al final del tocho, y me voy decepcionado

11 Me gusta

Yo tengo un Samsung Galaxy S10+ y lo único que me jode de las putas actualizaciones no es que tarden mucho, que también, es que son cada 2x3.

Cada semana al menos me manda a actualizar el sistema operativo, o cada pocos días, y si no lo hago el móvil empieza a ir mal, me va lento o no se conecta a Internet por ejemplo, así que nada, al menos una vez por semana a tirarme mi buena media horita para actualizar el puto móvil.

Sí, son un puto desastre.

No he tenido un problema con Android en mi vida, Hulio.

I am the 1%.

1 me gusta

He venido buscando lo mismo.

La gente sigue comprando dispositivos Android?

6 Me gusta

Los Nokia Lumia esos con Windows phone no se como se la pegaron de esa forma, le daba mil patadas a android.

Si quieres te lo digo yo, que tuve un 930. Google cortó el acceso a sus apps a través de Lumia, por lo que no podías usar las app de Gmail, maps, etc. Luego la tienda de aplicaciones era un poema, y la gran mayoría de cosas no estaban disponibles del estilo Facebook y cosas así (Facebook el concreto creo que si tenía app), y no se, era un poco como que le cerraron muchas puertas y Microsoft no supo gestionarlo bien. Como terminales eran muy buenos, y tenemos un buen ejemplo con las Surface que son bastante apreciadas.

1 me gusta

Yo tuve uno también, recuerdo que al principio no había aplicación de Whatsapp y lo que dices de la tienda. Pero tengo un gran recuerdo de ese móvil y sistema operativo.

Mucho se ha hablado de que las actualizaciones de ios ralentizaban dispositivos antiguos adrede. Y es verdad que yo lo he sufrido en dos terminales.

Ahora tengo un Samsung s10 y en qué puta hora le metí la última actualización. El teléfono va bastante más lento en general y en cosas muy básicas.

Una puta mierda. Mi próximo terminal no se actualizará nunca.

Te lo digo yo, que compré uno por 2 duros de segunda mano a los 3 meses de salir al mercado:

Gracias a una brillante idea de Microsoft para ahorrar batería, las notificaciones push sólo funcionaban con apps de Microsoft.

pero como era por defecto, cambié los ajustes y WhatsApp me funcionó correctamente. Antes de eso había que abrirlo para que se sincronizara con el servidor y recibiera los mensajes.

WhatsApp “no funcionaba” y se lo quitaban de encima como una patata caliente.

lo puedes volver a poner en modo fabrica.

la pega que te borra todas las aplicaciones, fotos, mensajes…