La razón por la que adoro los videojuegos: del jardín de mi casa al Hyrule de BotW

Como algunos sabéis, acabo de entrar en el foro a raíz del cierre de meristation, por lo que he querido empezar con un tema que me define un poco como persona. Soy nuevo, es posible que a nadie le interese, pero bueno, que se hunda en la miseria el hilo si es menester.

Siempre he sido de perfil explorador desde pequeño: investigando las montañas cercanas a nuestra casa, bajando las laderas de casa de nuestros tíos con mis primos buscando pequeñas piedras de cuarzo, construyendo un pequeño barco con ellos para ver si lográbamos hacer que pareciese un navío pirata… estos detalles hacían que me levantase por las mañanas en vacaciones con el corazón acelerado.

El único medio que me ha brindado esas sensaciones es el del mundo del videojuego, como cuando empezábamos en el colegio de Illusion of Time con un Will deseando que sonase la campaña para quedar con los amigos en la cueva secreta, cuando nos despertaba la luz a través de las cortinas de Chrono Trigger, o al levantarnos a raíz de los gritos de la pequeña hada Navi, antesala a lo que sería una aventura colosal.

Hoy en día mantengo la ilusión gracias a obras como The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Es posible que tenga elementos muy controvertidos para ser un Zelda, que sus mazmorras hayan decepcionado a mucha gente (aunque creo realmente que la mazmorra real del juego es el propio juego en sí, lleno de rompecabezas y vivencias muy orgánicas) y que ciertos aspectos no convenciesen a todo el mundo.

De todas maneras, la sensación de investigar cuando era pequeño, de ilusionarme ante lo desconocido y de sentir que estoy descrubriendo el mundo, son sensaciones a las que se a acercado de forma increíble The Legend of Zelda: Breath of the Wild, y es algo que guardo para siempre en mi corazoncito de jugador.

Espero que esto sirva para que me conozcáis un poquito más, sepais que no me suele gustar entrar en debates y conflictos que no llevan a ninguna parte, y que uir de la toxicidad es algo que llevaré por bandera en este foro. Como dije en mi respuesta de presentación, amo los videojuegos, tengo el privilegio de dedicarme a ellos profesionalmente en la actualidad, y no puedo esperar a ponerme de nuevo con obras a la altura de Inside, Hollow Knight o Persona 5 Royal, mientras espero a dar el salto a la next gen para poder darle caña a Returnal, el próximo Fable, los próximos God of War o aquellas nuevas ips que , estoy seguro, nos sorprenderán a todos.

Vivan los videojuegos.

32 Me gusta

No creas que existe una diferencia sustancial, si es que acaso la hay de algún tipo o naturaleza, entre ser y no ser nuevo. En cualquiera de los dos casos seguirás sin ser nadie.

Saludos.

10 Me gusta

Las primeras ~15 horas de Breath of the Wild son las mejores que recuerdo de un videojuego. Esa sensación de descubrir las posibilidades que te ofrece, las mecánicas y cómo interactúan entre ellas de forma tan orgánica es increíble.

2 Me gusta

Espero que en esas primeras 15 horas estés incluyendo la parte en la que, acostumbrado a la dificultad y el sistema de combate de previos Zelda 3D, te tiras sin miramientos a un campamento de Bokoblins para segundos después ser pulverizado de un paletazo en la espalda por el Bokoblin azul.

1 me gusta

Totalmente de acuerdo, y esa sensación de ir hacia lo desconocido o escalar una montaña sin saber si habrá algo… y lo mejor es que lo hay.

1 me gusta

Por supuesto. Y el primer combate con un centaleón, en la cima del Monte Trueno. Buenas risas me eché mientras me sodomizaban :laughing:.

2 Me gusta

Las primeras horas del Zelda, especialmente ese tutorial, son mágicas. Luego en mi opinión va cuesta abajo poco a poco hasta acabar hartando. Yo creo que en un Zelda la exploración tiene que estar más controlada para que sea satisfactoria y por eso esas primeras horas son tan buenas, porque estás limitado y cada pequeño logro te abre nuevas puertas, lo que hace que en todo momento estés experimentando ideas nuevas.

BOTW al final acaba siendo repetitivo al no refrescar su jugabilidad con nuevas ideas basándose todo en los mismos elementos y también creo que la escalada juega en contra de esto, porque el diseño de sus zonas (en muchos casos de 10) se diluye completamente al poder romperlo fácilmente, especialmente con las horas. Por eso también es complicado rejugarlo en comparación a otras entregas.

Sin salir de Nintendo y ese mismo 2017, Super Mario Odyssey me parece mucho más efectivo en su exploración, con entornos más pequeños pero repletos de ideas diferentes. Incluso las transformaciones de cada reino sirven para añadir nuevas ideas.

Si quieres una experiencia 100% de exploración parecida a BOTW pero con un mundo más grande y más complejo (con cuevas por ejemplo) prueba el Xenoblade X. Yo creo que nunca he disfrutado tanto explorando en un juego tan masivo y parte es porque dentro de su estilo cada paso cuenta.

2 Me gusta

En ese sentido el BOTW es una obra maestra.

Ojalá haber vivido los videojuegos como tu los viviste con SNES.

Aunque yo lo hice de otra forma. Con PSX y los FF, RE Y SH.

1 me gusta

Nah, pero eso no compilaría en el sentido clásico de una mazmorra al uso, te dan todos los poderes al principio y hay diferentes modos de hacer las cosas (esto no estaría mal) y cosas redundantes (esto sí).

Las mazmorras de un zelda siempre han estado perfectamente medidas, al estilo de los santuarios.

Ese esquema es mas el de Skyward Sword yo creo.

Bienvenido!

1 me gusta

Y ya si lo juegas en Master Mode eso de que al poco de empezar el juego que estás dando tus primeros pasos por la meseta, que de armas tienes espadas asquerosas y palos y de vida 3 corazones de mierda, ninguna armadura, poquísima comida y eso que te da por ver qué hay detrás del Templo del Tiempo y que ahí mismo te planten un centaleón en tu cara.

2 Me gusta

Un juego que me encantaría borrar de mi memoria para volver a jugar de nuevo y sorprenderme otra vez.

Gran post :wink:

2 Me gusta

Los xenoblade me los he jugado todos y me fascinan de una froma brutal. La exploración del X me gustó, aunqeu no sentí esa magia que deprende BoTW y no conecté tanto con su sistema. Por ello, me gustan incluso más Xenoblade Chronicles y Chronicles 2 porque los veo más equilibrados y tampoco busco en ellos lo que me da BotW en cuanto a libertad global, pues la relación jugable tanto en mecánicas como en sidequests no me convence en X.

Y si, Mario Oddysey me fascina porque cada mecánica nueva es una sorpresa, y porque es un videojuego plagado de secretos :slight_smile:

Ciertamente no importa la época, cada hemos llegado a este mundo con experiencias inolvidables :slight_smile:

Totalmente de acuerdo.

BoTW es probablemente el juego que más he disfrutado desde Shenmue y, precisamente, lo que lo hace tan mágico es esa sensación de tener algo emocionante que descubrir en cada rincón y que logre hacer divertida la exploración como tal. Es el mundo abierto bien entendido, a parte de muchas otras virtudes.

6 Me gusta

Solo he jugado un Zelda en mi vida y fue BOTW. Me encantan los juegos donde tengo la sensación de estar explorando un mundo, y en eso BOTW es excelente.

2 Me gusta

Mi hermano es muy fan de Zelda y se pasó el juego con los DLCs en master mode sin subir la vida.

2 Me gusta

BOTW es sin duda uno de los videojuegos que más me han impresionado en mi vida como videojugador.

Perderte en su mundo por horas explorando, interactuando con los escenarios de muchísimas maneras posibles gracias a las físicas que ofrece y acompañado todo esto con una banda sonora hermosa y minimalista, sin duda es una experiencia que jamás olvidaré.

2 Me gusta

Coincido en que las primeras horas están bien. Todo es nuevo y sorprende, pero después entras en una especie de bucle en todos los sentidos. Mecánicas, enemigos, contenido. Quitando todo incentivo de lo que se supone que es su punto fuerte, la exploración. No compensa para todo lo que sacrifica de la saga.

Mismamente Immortals, que lo terminé hace poco, mejora eso ofreciendo más variedad y aunque también recurre a unas pocas mecánicas principales, el desarrollo del personaje y sus habilidades te abren a puzzles y zonas nuevas y cambian la forma de resolver otros. Las recompensas también son más interesantes, ofreciendo una mayor personalización del personaje. Junto con la continua narración de Zeus y Prometeo hacen que sea más satisfactorio explorar. Eso sí, al igual que BotW también peca de tener un escaso bestiario repetitivo genérico.

Yo aún no he jugado a Breath Of The Wild (lo tengo en la lista de pendientes), pero al leer tu texto no he podido evitar soltar una lagrimilla al recordar esas tardes que pasaba enteras recorriendo el mapeado de los juegos en busca de secretos.

Algunos de ellos los guardo especialmente, como Monster Hunter Freedom, donde recorría todas las zonas buscando detalles ocultos como el del pozo que sirve de atajo o la langosta que huye de ti en la jungla. También recuerdo especialmente GTA San Andreas y esas tardes y tardes buscando misterios por resolver como el de Leatherface, el Monstruo del Lago Fisher o los coches fantasma, todo esto alimentado por Internet, donde entraba todos los días buscando si alguien había encontrado algo. Tal vez por esto acabé un poco decepcionado con GTA V, donde tenemos muchos más kilómetros para explorar pero se siente un mundo vacío. Por último y yendo algo más atrás en el tiempo, en Pokémon Esmeralda y Rojo Fuego tambien gasté muchas horas (y repelentes) en explorar todos los recovecos del juego, buscando nuevos caminos y pokémons nuevos que pudieran aparecer (en ese entonces no tenía ninguna guía)

Joder, qué nostalgia :cry:

1 me gusta

Como me identifico con lo que comentas. Por una parte, porque parece que tienes un perfil explorador muy parecido al mío, por otra porque San Andreas es mi GTA favorito por el sinfín de posibilidades que tenía, mucho más allá de cualquier Open World similar en género (es que tan solo salir de mi casa, echar unas canastas, ir al gym, buscar algunos grafitties, ira a la atoescuala, a determinadas citas, al destruction derby… vaya recuerdos), y lo último, por las cosquillas en el estómago que sentimos hablando de ello.

Por todas estas cosas, creo que Breath of the Wild, pese a sus fallos y carencias, te va a fascinar como pocos juegos han conseguido.

1 me gusta