La NASA enviará cuerpos femeninos artificiales a la Luna para estudiar los riesgos de radiación

Los dos torsos, llamados “Helga” y “Zohar”, viajarán a la Luna antes de las misiones tripuladas de Artemis

Helga y Zohar se dirigen a un viaje alrededor de la Luna en una misión importante, midiendo los riesgos de radiación para las mujeres astronautas por primera vez.

La pareja inanimada son maniquíes modelados a partir del cuerpo de una mujer adulta. Para la misión Artemis 1, en la que una cápsula Orión sin tripulación viajará a la Luna y regresará a la Tierra, uno de los maniquíes estará equipado con un chaleco de protección contra la radiación recientemente desarrollado. Helga y Zohar, como se les llama, no estarán solas, ya que se les unirá un tercer maniquí que recopilará datos sobre las aceleraciones y vibraciones del vuelo. Artemis 1 está programado para despegar a finales de este año.

El programa Artemis tiene como objetivo llevar a los humanos a la Luna por primera vez en más de 50 años, pero esta vez la agencia espacial prometió llevar a la primera mujer a la superficie lunar. Las mujeres parecen tener un mayor riesgo de sufrir los efectos nocivos de la radiación espacial, por lo que tienen diferentes niveles límites de radiación que sus colegas masculinos. Los estudios de exposición a la radiación para hombres y mujeres indican una mayor probabilidad de que las mujeres desarrollen cáncer, mientras que otras investigaciones han encontrado que es probable que la radiación espacial afecte la salud reproductiva femenina.

Los dos torsos.


Una ilustración que muestra los dos maniquíes de prueba a bordo de la nave de Orión a la Luna.

Imagen: NASA/Lockheed Martin/DLR

Dicho esto, ha habido poca o ninguna investigación sobre las diferentes medidas de radiación para ambos sexos. Pero ahora, mientras la NASA se prepara para enviar mujeres astronautas a la Luna en algún momento a partir de 2025, la agencia espacial está buscando formas de mitigar los efectos de la radiación espacial para sus tripulaciones en el viaje de larga duración.

Los maniquíes Helga y Zohar forman parte del experimento MARE, diseñado por el Centro Aeroespacial Alemán (DLR). El experimento utilizará dos representaciones idénticas del cuerpo femenino para investigar la exposición a la radiación durante el vuelo de la misión Artemis 1, que puede durar hasta seis semanas. Artemis 1 preparará el escenario para Artemis 2, en el que una cápsula de Orión que transporta humanos reales volará a la Luna y regresará (sin aterrizar), posiblemente en 2024.

“Buscamos averiguar exactamente cómo los niveles de radiación afectan a las mujeres astronautas durante el transcurso de un vuelo completo a la Luna, y qué medidas de protección podrían ayudar a contrarrestar esto”, dijo en un comunicado Thomas Berger, jefe del grupo de biofísica en el Departamento de Biología de la Radiación en el Instituto DLR de Medicina Aeroespacial.

Así es como funcionará. Los maniquíes están hechos de materiales que imitan los huesos, tejidos blandos y órganos de una mujer adulta, todo lo cual será rastreado por más de 10.000 sensores pasivos y 34 detectores de radiación activa, según DLR. Uno de los maniquíes, Helga, volará a la Luna sin protección, mientras que el otro, Zohar, usará un chaleco de protección contra la radiación llamado AstroRad (que fue desarrollado por la compañía aeroespacial estadounidense Lockheed Martin y la empresa israelí StemRad).

Mientras viajan a bordo de la nave espacial Orion hacia la Luna, Helga y Zohar se verán afectados por el duro entorno del espacio. Los maniquíes, habiendo viajado más allá del escudo protector de la magnetósfera de la Tierra, estarán expuestos a varios tipos de radiación espacial, como partículas cargadas producidas por el Sol o partículas de energía atrapadas dentro de la atmósfera de la Tierra. Se sabe que la radiación espacial altera las moléculas de ADN, lo que obviamente no es bueno para la salud humana. A su regreso a la Tierra, los datos recopilados de los dos maniquíes ayudarán a los investigadores a comprender mejor el nivel de protección proporcionado por el chaleco AstroRad recientemente desarrollado.

Los maniquíes ya llegaron al Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida, Estados Unidos, donde serán amarrados a la nave espacial Orion unas cuatro semanas antes del lanzamiento programado. La NASA continúa preparando su Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) para la misión, que se espera que despegue a finales de este verano.

Fuente

al leer el titular mi mente se ha pensando en silicone dolls en la ISS :joy:

1 me gusta

Uff @Lyn @Melon

3 Me gusta

Te pego una hostia que te mando a la luna dijo el pacotero medio a su sex doll.

1 me gusta

Algún alien las inseminará.

1 me gusta

Pues viene bien para estudiar como planchar con tan baja gravedad

9 Me gusta

Han perdido la oportunidad de llamar a los maniquíes Estela y Luna, más bonitos que los dos que han elegido.

Maldito universo heteropatriarcal :rage:

2 Me gusta

Pues me parece muy bien si realmente han reproducido los órganos, densidad ósea y demás si lo que quieren estudiar es el impacto sobre el cuerpo femenino de la radiación :ok_hand:.

1 me gusta

Y qué pasa con los alunizajes para personas queer con perspectiva de género?

1 me gusta

Pero luego enviarán una mujer trans a la Luna y todas estas investigaciones no habrán servido de nada :joy:

1 me gusta

¿Te esperas que un sucio germánico vea la belleza de las palabras latinas?

La estación espacial Internacional no se limpiará sola

:sisi:

1 me gusta