La justicia europea le dice a los bancos españoles "devolved la pasta de las cláusulas suelo, hijos de puta"

La justicia europea avala la devolución íntegra de las cláusulas suelo a los afectados por el cambio de criterio del Supremo

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) avala que los consumidores afectados por cláusulas suelo abusivas puedan reclamar la devolución íntegra de las cantidades que pagaron de más, incluso si en su día solo se les devolvió una parte como señalaba entonces la doctrina del Tribunal Supremo español. En cuatro sentencias conocidas este martes, la Gran Sala del tribunal de Luxemburgo, que reúne a 15 de sus 27 magistrados, ha determinado que “las disposiciones procesales nacionales deben respetar el principio de efectividad” que la justicia comunitaria otorga a su directiva de protección de los consumidores, según la nota remitida a los medios por el TJUE. Se trata de un nuevo pronunciamiento europeo sobre las cláusulas suelo, que afectaron a cientos de miles de prestatarios al limitar lo que las hipotecas variables podían abaratarse si bajaban mucho los intereses (como sucedió), en un asunto que lleva más de un lustro coleando entre tribunales españoles y la justicia comunitaria.

De los cuatro asuntos examinados ahora, dos son españoles (los otros dos son de Italia y Rumanía) y han llegado hasta Luxemburgo a raíz de preguntas prejudiciales formuladas por el Tribunal Supremo. Consciente de que el nuevo pronunciamiento afecta a principios de derecho importantes como el de cosa juzgada (un asunto despachado en sentencia firme no puede volver a ser juzgado porque provocaría inseguridad jurídica) y la preclusión (el respeto de los plazos procesales), la Gran Sala del TJUE ensalza estos principios, pero también señala “que los Estados miembros están obligados a establecer medios adecuados y eficaces para que cese el uso de cláusulas abusivas”.

El origen del embrollo en España se encuentra en la sentencia que el Tribunal Supremo dictó el 9 de mayo de 2013. En la misma, se reconocía la abusividad de algunas cláusulas suelo, pero el tribunal limitó la restitución de las cantidades a partir del momento en que salió esa sentencia. Es decir, quienes reclamaron entonces solo obtenían la devolución de lo que habían pagado de más desde mayo de 2013. El asunto llegó a Europa, en uno de los múltiples viajes que ha hecho, y el TJUE sentenció a finales de 2016 que el Supremo no podía limitar en el tiempo la devolución de cantidades. Si una cláusula era abusiva, el banco debía pagar al prestatario todo lo que le había cobrado de más desde el principio de la hipoteca. El problema era qué pasaba entonces con quienes ya habían reclamado antes del pronunciamiento europeo.

Como algunos procesos seguían vivos (porque alguna de las partes los habían impugnado, por motivo de las cláusulas suelo o por cualquier otro), el Supremo acabó preguntando a Europa qué hacía en esos casos. Sobre esto versan los asuntos españoles que ha examinado el tribunal de Luxemburgo. Uno parte de una hipoteca de Banco CEISS (actualmente integrado en Unicaja) en el que el juez de primera instancia dio la razón al consumidor, devolviendo lo pagado de más por su cláusula suelo desde 2013. El banco apeló y en segunda instancia, pese a que entonces Europa ya se había pronunciado sobre la restitución íntegra de las cantidades, la Audiencia Provincial no ordenó esa devolución, alegando que no era objeto del proceso, porque quien había puesto el recurso no era el consumidor. Entonces fue este el que hizo llegar el caso al Supremo, que preguntó a su vez al TJUE. Este concluye ahora que “el Derecho de la Unión se opone a la aplicación de principios procesales nacionales” que impiden a un tribunal español “examinar de oficio” un asunto como este, máxime cuando la no impugnación por el afectado “no puede imputarse a la pasividad total de este” (puesto que la jurisprudencia de la época no le daba la razón).

Manuel Pérez Peña, abogado del despacho sevillano Portero y Peña Abogados, se muestra “muy orgulloso” por el resultado de un proceso que da la razón a su cliente y en el que, recuerda, tuvo que defender sus tesis “en contra de todos los abogados de todos los países miembros”. “Gracias a esta sentencia, ahora se podrá reclamar lo que no se pagó aprovechándose de las diferencias en la legislación”, resume el abogado, quien destaca que “es necesario que cada persona ponga un nuevo procedimiento” ya que las devoluciones no se harán de oficio. Javier de la Torre, abogado especializado en cláusulas suelo del despacho zaragozano Independencia 23 Abogados, estima que el fallo “abre la puerta a miles de reclamaciones”. “Todas las demandas entre 2010, cuando se empezó a mover el asunto de las cláusulas suelo, y 2016, cuando se pronunció el TJUE, van a estar mal”, resume De la Torre, quien cree que en todos los casos en que los clientes solo reclamasen desde 2013 (porque era lo que señalaba entonces la jurisprudencia) o a los que solo se les concedió el dinero desde esa fecha y no apelaron en el proceso, ahora podrán acudir de nuevo a los tribunales.

El segundo asunto español revisado por Luxemburgo se refiere a un préstamo hipotecario de Ibercaja en el que se ejecutó la hipoteca por falta de pago de los prestatarios. Uno de estos pidió que se le devolviera lo que había pagado de más por cláusulas de intereses de demora y suelo consideradas abusivas, cuando el inmueble se encontraba en procedimiento de ejecución y ya había sido subastado. El caso, por tanto, supone directamente un choque con los principios de cosa juzgada y preclusión, porque el contrato ya había sido verificado al principio del procedimiento. El TJUE asegura que “el Derecho de la Unión se opone a una legislación nacional que, debido al efecto de cosa juzgada y a la preclusión, no permite al juez examinar de oficio el carácter abusivo de cláusulas contractuales en el marco de un procedimiento de ejecución hipotecaria”. La Gran Sala reconoce la importancia de esos principios para garantizar la seguridad jurídica, pero pone en duda la manera en que se aplican en España.

El criterio de la justicia europea es que el consumidor debe poder reclamar el carácter abusivo de las cláusulas cuando el asunto ya ha sido visto, pero “la resolución judicial en que se despacha la ejecución hipotecaria no contiene ningún motivo, siquiera sucinto, que acredite la existencia de ese examen [de abusividad] ni indica que la apreciación efectuada por dicho juez al término de ese examen no podrá ya cuestionarse si no se formula oposición dentro del referido plazo”. Lo que viene a decir, por tanto, es que no se puede considerar que sea una cosa juzgada si el consumidor no tiene certeza de que el juez ha revisado específicamente esas cláusulas y ha deliberado sobre ellas. El TJUE, en este caso, sí limita los efectos en cuanto a la subasta del inmueble. “El juez ya no puede proceder a un examen del carácter abusivo de cláusulas contractuales que llevase a la anulación de los actos de transmisión de la propiedad y cuestionar la seguridad jurídica de la transmisión de la propiedad ya realizada frente a un tercero”, sostiene la nota del tribunal europeo. Pero agrega que “no obstante, en esa situación, el consumidor debe poder invocar, en un procedimiento posterior distinto, el carácter abusivo de las cláusulas (…) con el fin de obtener la reparación del perjuicio económico causado”.

El fallo, estima la asociación de consumidores financieros Asufin, “da un portazo a la cosa juzgada si esta daña el interés del consumidor”. La organización ha celebrado los nuevos pronunciamientos europeos. “Es una gran noticia que va en la dirección de reforzar la protección de los consumidores, desamparados muchas veces ante sentencias en firme que son realmente complejas de revisar y que pueden incorporar interpretaciones sesgadas del Derecho de la Unión”, sostiene la presidenta de Asufin, Patricia Suárez, en un comunicado remitido a los medios. La patronal bancaria AEB ha indicado que esperará a estudiar las sentencias “en detalle” antes de emitir una valoración. Fuentes bancarias, bajo condición de anonimato, indican que “la realidad es que [el fallo europeo] abre la posibilidad a que un juez que ya ha dictado sentencia pueda reabrir el caso”, aunque remarcan que “no es algo automático”. “No pensamos que se reabra un aumento de la litigiosidad”, concluyen.

4 Me gusta

Tanto dinero gastado comprando políticos y jueces para que llegue Europa y te lo tire abajo

9 Me gusta

Lo van a devolver tras robarnos al resto de gente
Menudos hijos de puta los bancos
Necesitamos un banco público YA

Y hasta aquí mi comentario cagándome en la puta madre de los directivos de esas organizaciones criminales llamadas bancos

3 Me gusta

Me recuerda a las cajas. Escalofríos…

4 Me gusta

Espero que nunca lleguemos a esto. Si ya con las cajas rurales la cagaron muy mucho, imagínate con un banco…

Nuevas comisiones en 3,2…

4 Me gusta

Si cuando más se ha tambaleado el sistema financiero español era en la época de las cajas hasta su reestructuración a principios de la década pasada, y eran lo más cercano a un banco con intervención pública que teníamos, la lógica me dice que no es la mejor idea.

Puertas giratorias para dejar asientos bien cómodos a políticos, préstamos a partidos políticos que luego a ver cómo se devuelve, corrupción y mala gestión hasta límites obscenos… y ya de paso de lo que estamos hablando en este hilo sí, también todas estas prácticas abusivas donde la banca siempre gana y que dejan al consumidor a merced de su baile con la excusa de que es mayorcito y ha firmado. Clausulas suelo ridículamente bajas pero clausulas techo que llegaban a la estratosfera, concesión de preferentes hasta a personas mayores que no tenían ni el graduado, concesiones de préstamos con análisis financieros de risa, tasación de las casas embargadas a un precio ridículo para dejar la deuda a los que dejad en la calle lo más alta posible… tienen de todo, y eran cajas, no bancos.

Se llamaban cajas y ya sabes cómo terminaron

Pero donde los políticos no puedan colocar sus carguitos. Porque si no estamos a las mismas.
Yo votaría por qué la elección de los directivos de los bancos públicos las hicieran sus clientes. Un poco rollo como el Real Madrid.

1 me gusta

Bueno pues empieza el desfile de ocurrencias :popcorn:.

The Office Reaction GIF by NETFLIX

Los socios eligen al presidente. Los socios del banco (sus clientes) eligen la junta directiva. Si un banco es público me parece bastante mejor que venga el político de turno a enchufar inútiles.

Hecha la ley hecha la trampa.
En el Madrid Florentino cambio los estatutos de forma que él y cuatro gatos más pueden cumplir todos los requisitos y la mayoría están en su junta. De forma que realmente el socio no tiene opciones de elegir porque nadie se puede presentar (aunque perdería igualmente)

Para eso, en el caso de un banco público, debería haber una ley que impida modificar los estatutos para impedir que otros entren en la presidencia.
De todas formas, mejor no significa perfecto.

1 me gusta

O tienes un Bartomeu en el Barça :rofl:

Claro esto no impide que inútiles entren, lo que facilita es cambiarlos. El problema sie ore en todas estas cosas (y el gobierno es igual) es que debería haber flexibilidad para quitar a un tipo cuando lo hace mal y no esperar a que termine su mandato. El problema al final está en que si no puedes echar al inútil hasta dentro de 4-5 años, te arruina el club, el país, el banco… Ponga usted aquí lo que quiera.
No significa que tenga que ser así. Son unas reglas que nos han impuesto y que algunos aceptan y no se cuestionan. Pero yo en una empresa, aunque tenga un cargo renovable, si la cago me largan. Por qué no podemos largar al presi del Barsa o al gobierno/cam cuando la caga sin esperar a finalizar legislatura…?

Es el problema de siempre, que se hagan mal las cosas no significa que no se puedan hacer bien. Solo que es más fácil decir, esto no funciona, otra cosa y no indagar en el porqué no funciona.

Las rurales siguen en pie precisamente.

Me parece curioso que solo se apunte a las cajas (ojo, no las rurales) y poco a bancos como el Popular, Banco de Valencia, Banco Guipuzcoano, Banco Galego, Banco Etxevarria,… Todo el sector financiero español se metió de lleno en la burbuja inmobiliaria. Y en la lista de rescates incluiría todo banco y caja que vendiera su mierda a la SAREB, que al fin y al cabo fue una forma de limpiar sus cuentas.

D hecho los bancos que han sobrevivido son los que tenían internacionalizado parte de su negocio. No porque fuesen bancos en si mismos. Aunque las Cajas estaban gobernadas por retrasados que buscaban el beneficio para ellos y sus partidos, eso es innegable.

100% de acuerdo, excepto por lo de las cajas rurales que siguen todas funcionando sin problemas junto a otras como Caixa Guissona o Caixa d’Enginyers o Coop 75 en Catalunya la de Ontinyent en Valencia y otras tipo la de Enginyers. Yo trabajo todavía con Guissona pese a vivir en Asturias ahora y estoy encantado, no sé lo que son las comisiones y puedo tratar directamente con gente que me entiende por teléfono y mail.

Nunca he entendido tantas quejas con La Caixa y demás, si tan mal te va cambia. Si has llegado a quedarte hasta el punto de meterte en una hipoteca con ellos y tal, sarna con gusto…

1 me gusta