La historia del fichaje de Rodrygo por el Real Madrid

“Sólo espero que este sueño que estoy viviendo dure para siempre. Por favor, que nadie me despierte.” Así cierra Rodrygo una carta en el diario The Players Tribune. En ella, el jugador, su padre, Eric, y su entrenador de las categorías inferiores del Santos, Luciano Santos, relatan la carrera del madridista.

SU NACIMIENTO

Habla el padre de Rodrygo: “Su nacimiento estaba previsto para el 25 de diciembre. Le dije a mi esposa, Denise. “Por el amor de Dios, no dejes que el parto ocurra ahora”. Si nacía en diciembre sería el más pequeño de su categoría, mientras que los niños nacidos en enero del mismo año serían casi un año mayor que él”.

“Para un chaval que intenta destacar en el fútbol, eso es un desastre. Denise a menudo me preguntaba: ‘Pero, ¿por qué?’. ‘No te preocupes, solo trata de hacer lo posible para aguantarlo ahí dentro’. 26 de diciembre, 27, 28… Cada día parecía una semana. El 31 hicimos la cuenta atrás: cuatro, tres, dos, uno… ¡Feliz año!”. Miré el reloj. Eran las 00:00 horas del 1 de enero de 2001. Dije: ‘Será futbolista’. Realmente me lo creía", decía.

NIÑEZ

"Mi padre siempre ha dicho que las palabras son poderosas. Yo tenía muchos sueños en la infancia, así que yo me repetía las mismas cosas: ‘Voy a jugar para la Selección Brasileña’, ‘voy a jugar por el Real Madrid’, ‘voy a ser campeón de la Champions’, ‘voy a disputar un Mundial’…

SUS COMIENZOS

A los 10 años, Rodrygo empezó a entrenarse en el Santos tres veces a la semana, mientras estudiaba en Osasco y aún entrenaba también con el Sao Paulo. “Necesitaba llegar a Santos a las 7 de la mañana. Entonces, ¿sabes que hacía mi madre? A las 4 de la mañana, mientras yo todavía dormía, me cambiaba. Me ponía los calcetines, los pantalones y la camiseta. También me metía el uniforme del cole en la mochila. Después, me cargaba hasta el coche, me acostaba en el asiento trasero y apoyaba mi cabeza en una almohada. Mi tío me llevaba a Santos. En el camino, me despertaba y comía en el coche. Después del entrenamiento, volvía a Osasco por el cole. Y después jugaba futsal en el Sao Paulo. No os voy a mentir: fue muy difícil”, confiesa el jugador.

“Era increíble. En el futsal creo que fue mejor que Neymar. Caños, bicicletas, sombreros…”, recuerda Luciano, uno de sus entrenadores.

UNA PROMESA DECISIVA

"Prácticamente ya había aceptado que al final no jugaría en el Madrid. Pero por algún motivo, todavía mantenía un 1% de esperanza. Pocos días antes de un partido contra el Vitória en Villa Belmiro, mi padre me habló de otra propuesta. ‘Pero, ¿y el Madrid?’, le pregunté. ‘De eso no hay nada…’, me dijo.

'Esperemos un poco más. Voy a marcar tres goles este fin de semana y el Madrid vendrá a hablar con nosotros", le contesté.

Rodrygo cumplió su promesa y marcó un triplete en el primer tiempo. En el descanso estaba seguro de que el Madrid estaba buscando al teléfono de mi padre. Cuando llegué a casa pregunté: ‘¿Alguna novedad del Madrid?’. ‘No’, me dijeron. Me quedé destrozado.

ELFICHAJE POR EL MADRID

"No había entrenamiento al día siguiente y estaba jugando a la consola cuando vi a mi padre marcharse de traje. Le pregunté a mi madre que adónde iba. ‘Es solo un encuentro con un amigo’, me dijo. Volvió por la noche. Yo seguía jugando a la consola. Pasó sin decir nada y entró a mi habitación. Al volver, me dio una camiseta del Real Madrid. En la espalda, estaba escrito: RODRYGO. ‘Hijo, hoy tu sueño se vuelve realidad’, me dijo.

Mi padre había recibido una llamada después del partido y acababa de volver de Sao Paulo de firmar el contrato con el Madrid. Pero él no quería contarme nada hasta que la transferencia estuviera totalmente confirmada. Nos abrazamos. Fue un milagro".

4 Me gusta

La historia que emocionó a Spielberg

9 Me gusta

Jajajaja, lo de decirle a la mujer que se espere a Enero para parir es lo más bueno de todo :rofl:

1 me gusta

La madre tiró de épica madridista.

5 Me gusta
16 Me gusta

Me emociono.

Bueno, eso es bastante habitual. No quieras saber cuántos frikis del horóscopo retrasan partos…

Efectivamente es un elemento importante en el fútbol

No se puede leer.

Yo sí puedo (desde el móvil):

EL PAÍS

SUSCRÍBETECC

Política

ANÁLISIS

i

¿Por qué tantos futbolistas cumplen años en enero? La importancia de cuándo nacer

En el Real Madrid hay el doble de jugadores nacidos entre enero y marzo que entre octubre y diciembre. Y no es coincidencia: es un patrón en la élite del fútbol (y en más cosas)

Koke (nacido un 8 de enero) y Toni Kroos (nacido un 4 de enero) en un partido de liga.

Koke (nacido un 8 de enero) y Toni Kroos (nacido un 4 de enero) en un partido de liga.JUANJO MARTÍN / EFE

Kiko Llaneras

KIKO LLANERAS

22 MAY 2021 - 00:15Actualizado:22 MAY 2021 - 10:10 CEST

13

:soccer: ¡Buenos días! Hoy os escribo sobre fútbol, aunque en realidad no es sobre fútbol.

Mucha gente quiere ser futbolista de niño y con la edad descubre que es tremendamente difícil. Pero no es igual de difícil para todo el mundo: los nacidos en enero tienen el doble de opciones que los de diciembre.

Es un fenómeno bien conocido. En el Real Madrid hay el doble de jugadores nacidos entre enero y marzo que entre octubre y diciembre. Pasa algo parecido en la Real Sociedad o en el Atlético, y no es una coincidencia, sino ejemplos de un patrón que se repite todos los años. Lo podéis ver en el gráfico, que muestra el porcentaje de jugadores españoles de élite según el mes en el que nacieron:

  • Hay el doble de jugadores nacidos en enero (el 13%) que en diciembre (6%). Es decir, que sabiendo que nacen más o menos los mismos niños a lo largo del año, eso significa que nacer el 20 de diciembre en lugar del 7 de enero reduce a la mitad las opciones que tienes de ser futbolista.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

SUSCRÍBETE

¿Por qué ocurre esto? Cuando uno lo piensa es fácil caer en la cuenta: lo que importa no es el horóscopo ni nada misterioso, la clave es lo que te pasa cuando eres pequeño.

El calendario es una convención, así que los niños de diciembre y de enero seguramente son casi iguales al nacer. Lo que explica que uno tenga más opciones de jugar en la Champions es una realimentación social. Los niños y niñas de enero son los mayores de su equipos, que es algo que se nota cuándo tienes siete años: eres un 15% mayor en edad, puede que más fuerte, más hábil y más espabilado. Es más probable que seas de los mejores, jugarás más partidos de titular y tus entrenadores te harán más caso. Pasará incluso con tus padres: viendo que se te da bien, igual deciden llevarte a un club o una escuela, o simplemente te celebran los goles y te animan a practicar más. La ventaja biológica de ser mayor irá perdiendo importancia —tener 20 o 21 años ya da igual—, pero para para entonces sus efectos habrán desencadenado una cascada de efectos, y efectos de efectos, que se notarán para siempre. Por eso hay más deportistas nacidos en enero.

El patrón es casi universal. Lo podemos observar con jugadores francesas, alemanes o italianos gracias a los datos que me han cedido la gente de Driblab, que tiene información de 150.000 jugadores.


Política

ANÁLISIS

i

¿Por qué tantos futbolistas cumplen años en enero? La importancia de cuándo nacer

En el Real Madrid hay el doble de jugadores nacidos entre enero y marzo que entre octubre y diciembre. Y no es coincidencia: es un patrón en la élite del fútbol (y en más cosas)

Koke (nacido un 8 de enero) y Toni Kroos (nacido un 4 de enero) en un partido de liga.

Koke (nacido un 8 de enero) y Toni Kroos (nacido un 4 de enero) en un partido de liga.JUANJO MARTÍN / EFE

Kiko Llaneras

KIKO LLANERAS

22 MAY 2021 - 00:15Actualizado:22 MAY 2021 - 10:10 CEST

13

:soccer: ¡Buenos días! Hoy os escribo sobre fútbol, aunque en realidad no es sobre fútbol.

Mucha gente quiere ser futbolista de niño y con la edad descubre que es tremendamente difícil. Pero no es igual de difícil para todo el mundo: los nacidos en enero tienen el doble de opciones que los de diciembre.

Es un fenómeno bien conocido. En el Real Madrid hay el doble de jugadores nacidos entre enero y marzo que entre octubre y diciembre. Pasa algo parecido en la Real Sociedad o en el Atlético, y no es una coincidencia, sino ejemplos de un patrón que se repite todos los años. Lo podéis ver en el gráfico, que muestra el porcentaje de jugadores españoles de élite según el mes en el que nacieron:

  • Hay el doble de jugadores nacidos en enero (el 13%) que en diciembre (6%). Es decir, que sabiendo que nacen más o menos los mismos niños a lo largo del año, eso significa que nacer el 20 de diciembre en lugar del 7 de enero reduce a la mitad las opciones que tienes de ser futbolista.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

SUSCRÍBETE

¿Por qué ocurre esto? Cuando uno lo piensa es fácil caer en la cuenta: lo que importa no es el horóscopo ni nada misterioso, la clave es lo que te pasa cuando eres pequeño.

El calendario es una convención, así que los niños de diciembre y de enero seguramente son casi iguales al nacer. Lo que explica que uno tenga más opciones de jugar en la Champions es una realimentación social. Los niños y niñas de enero son los mayores de su equipos, que es algo que se nota cuándo tienes siete años: eres un 15% mayor en edad, puede que más fuerte, más hábil y más espabilado. Es más probable que seas de los mejores, jugarás más partidos de titular y tus entrenadores te harán más caso. Pasará incluso con tus padres: viendo que se te da bien, igual deciden llevarte a un club o una escuela, o simplemente te celebran los goles y te animan a practicar más. La ventaja biológica de ser mayor irá perdiendo importancia —tener 20 o 21 años ya da igual—, pero para para entonces sus efectos habrán desencadenado una cascada de efectos, y efectos de efectos, que se notarán para siempre. Por eso hay más deportistas nacidos en enero.

El patrón es casi universal. Lo podemos observar con jugadores francesas, alemanes o italianos gracias a los datos que me han cedido la gente de Driblab, que tiene información de 150.000 jugadores.

El patrón solo se rompió cuando miré el Reino Unido (Aquí puedes ver la versión interactiva del gráfico). “Qué raro”, pensé, porque el fenómeno por lógica tiene que pasar en todas partes. Pero enseguida encontré la explicación: resulta que en el Reino Unido el corte por edad de las categorías infantiles es en septiembre y no enero. El efecto existe igual, pero allí lo malo (para ser futbolista) es nacer en verano.

Antes os he dicho que los nacimientos no son la explicación del fenómeno, porque nacen más o menos los mismos niños en cada mes del año. Lo podéis ver en esta animación:

1 me gusta

Pues visto lo visto me la envaino

No te tienes que envainar nada. Que ya hay que estar obsesionado para que le digas a la mujer que para más allá (como si pudiese elegir) con miras a que X años después te salga futbolista.

2 Me gusta

Es que es eso: expongamos la salud de la mujer y del crio por el supuesto e incierto futuro de que sea futbolista.

Da para biopic.