La feria de los Inmortales (2003), de Enki Bilal (+18, por que ey, hay tetas)

Hace tiempo os hablé de un cómic donde teníamos como protagonistas a Alcide Nikopol y a su hijo, copia físicamente idéntica a él… pues ahora os contaré el origen de todo, o por qué alguien vive en compañía de alguien que es un dios egipcio o similar. Hoy toca explicaros todo… y bueno, a ver si lo pasáis bien, aunque el estilo de Enki Bilal ya es muy conocido, y aunque este cómic haya sido republicado por Norma Editorial en 2003, los 80 fueron testigos del nacimiento de Nikopol.

Estamos en un 2023 alternativo donde en una Francia neofuturista, una Pirámide voladora ha aparecido en el país, donde sus moradores, seres semejantes y con nombres de los dioses egipcios, están flotando sobre el país, pidiendo a sus gobernantes una gran cantidad de combustible para mantener la nave a flote. En plenas elecciones mas o menos libres, un objeto antiguo del espacio aparece en la atmósfera terrerstre, siendo derribado al no dar señales o no responder a las comunicaciones, estrellándose en una calle llena de locos y de esperados, abriéndose una cápsula en la cual había un astronauta que pierde una pierna, la derecha. Ese astronauta es Alcide Nikopol.

Una fuerza desconocida, que luego se revela como Horus, es el que salva a Nikopol de la turba y le hace una pierna derecha metálica con la cual moverse. Horus le habla de lo ocurrido en los 30 años de ausencia mientras Nikopol cumplía condena por deserción en el espacio, donde su nave tardó algo más de 10 años en volver a la civilización… y le comenta que él forma parte de un plan de venganza contra sus colegas egipcios, quienes viven en la Pirámide flotante con todo lujo y ostentación.

Ello nos permite ver detalles surrealistas sobre moda, maquillaje masculino y femenino, la religión… y todo en un 2023 que para nosotros está, como quien dice, a la vuelta de la esquina, y que por tanto, nos permite comparar el futuro imaginado por Bilal en los 80 con los tiempos actuales. Además, el cómic incluye detalles como el recuerdo a su esposa Clementine, fallecida todos estos años (con la confusión de un amigo del hijo de Nikopol creyendo que su padre era su hijo el que visitaba la tumba de su madre fallecida…), la venganza de Horus sobre sus colegas dioses… y el momento mas surrealista: Nikopol, elegido Presidente de Francia en 2023. ¿Quién dijo que lo retro no estaba de moda?

En fin, un cómic cuyo dibujo de trazo fino y limpio es destacable y admirable, pero que a día de hoy, pues provoca cierta gracia por cómo el autor se imaginaba a su nación y al mundo en el 2023, en aquellos años 80 donde quien no imaginaba cosas como esta, imaginaba policías parte hombre, parte máquina, o pensaba en organismos cibernéticos de tejido vivo enviados al pasado a “terminar” con sus objetivos, ¿Verdad, James Cameron?

2 Me gusta

No lo conocía y parece que el universo Jodorowsky bebe bastante de este autor, le echaré un vistazo sin falta, ahora estoy con otras (demasiadas) colecciones en marcha, pero en uno o dos meses le echo un ojo

1 me gusta