La confesión de un anciano preso arroja luz sobre 60 asesinatos de mujeres en Estados Unidos. ACT: El FBI confirma que Samuel Little es el mayor asesino en serie de la historia de Estados Unidos


Samuel Little, durante el juicio por asesinato en Odessa, Texas, en noviembre. AP

A pesar de las dudas de los investigadores, el sospechoso tenía razón: era un asesino en serie y le estaban imputando muchos menos crímenes de los que había cometido. Un fiscal de Texas confirmó este viernes que las investigaciones ya han conseguido relacionar a Samuel Little, de 79 años, con más de 60 asesinatos de mujeres cometidos desde los años setenta en, al menos, 14 Estados. El reo es uno de los mayores asesinos en serie de la historia de Estados Unidos.

Según el fiscal Bobby Bland, del condado de Ector, Texas, Little sigue cooperando con las autoridades para esclarecer decenas de casos sin resolver. Para ello, está haciendo espeluznantes retratos de sus víctimas, que el FBI va publicando en su página web acompañados de los datos que recuerda sobre aquellas mujeres: blanca, 45 años, asesinada en Kendall, Florida, posiblemente llamada Sara…

La historia de Samuel Little como el mayor asesino en serie del último siglo comienza después de una vida nómada en la que tuvo encontronazos con la policía por todo el país. Nació en Georgia en 1940 y fue detenido por primera vez por robo en 1956. En las dos décadas siguientes, fue detenido 26 veces en 11 Estados por robo, agresión a la policía, violación, fraude, allanamiento o conducción bajo los efectos del alcohol.

Esa vida terminó en 2012, cuando fue detenido en Kentucky y extraditado a California donde se le buscaba por un asunto de drogas. En Los Ángeles, la policía comprobó su ADN y se dio cuenta de que era el autor de tres asesinatos brutales de mujeres cometidos entre 1987 y 1989. Fueron golpeadas y estranguladas y sus cuerpos abandonados en la calle. Un agente de los Rangers de Texas llamado James Holland se desplazó a California en la primavera del año pasado, convencido de que Little era el hombre que buscaba por un crimen cometido en Odessa, Texas.

A cambio de un traslado de prisión, Little empezó a contar crímenes hasta llegar a 93, lo que le convertiría en el mayor asesino en serie del último siglo en Estados Unidos. Desde entonces, investigadores de todo el país tratan de hacer coincidir sus casos sin resolver de mujeres asesinadas con las descripciones de Little. El fiscal Bland dijo este viernes que la cifra de 60 casos comprobados en 14 Estados la ha confirmado el agente Holland. “Nada (de lo que ha dicho Little) se ha demostrado falso”.

Little fue trasladado de nuevo de Texas a California, donde cumple tres cadenas perpetuas por los asesinatos de Los Ángeles. Allí han ido a visitarle investigadores de todo el país. Esta misma semana, la fiscalía de Ohio imputó formalmente a Little por dos asesinatos de mujeres que llevaban sin resolver desde 1984 y 1991. El patrón es el mismo, mujeres marginales golpeadas, estranguladas y arrojadas a la calle. En total, Little ha confesado cinco asesinatos en Ohio.

Madre mía la próxima temporada de Mindhunter

4 Me gusta

Es común que algunos asesinos se otorguen más muertes de las que les corresponden, supongo que en su mente retorcida les da caché.

Juraría que esto lo he visto hace meses.

1 me gusta

Igual

Visteis esto, allá por noviembre o principios de diciembre.

Ahora están confirmando algunos de esos crímenes que el tipo este dijo que había cometido

Ya sabe que va a salir en los libros de historia de EEUU

Y en series y películas.

¿se puede hacer una serie de TV o película si en la que esta basada se niega a ceder los derechos?

Se que en USA, los presos no se pueden beneficiar económicamente de sus crímenes.

Se pego un buen farmeo

1 me gusta

Le pillaron por 3, confeso 93.

Got Gud :+1:

Es como cuando juegas al rol y te apuntas mas XP de los que te da el Master a ver si cuela.

1 me gusta

Pero que nombre de mierda para un asesino en serie es SAMUEL LITTLE?

Pon al hamster negro y cambia la cosa.

El FBI confirma que Samuel Little es el mayor asesino en serie de la historia de Estados Unidos

Samuel Little, un preso de 79 años que ha pasado toda su vida entrando y saliendo de la cárcel, es el mayor asesino en serie de la historia de Estados Unidos. A lo largo de cuatro décadas ha dejado un rastro de cadáveres de al menos 50 mujeres en al menos 14 Estados. El macabro trabajo de reconstruir sus crímenes uno por uno, a través de sus recuerdos, aún no ha terminado. Él asegura que ha matado a 93 mujeres.

En una escueta nota, la agencia policial federal de Estados Unidos confirmó que ha logrado relacionar los recuerdos de Samuel Little con medio centenar de casos sin resolver de asesinatos de mujeres. Hasta ahora, el mayor asesino en serie de la historia del país era Gary Ridgway, condenado en 2003 y con 49 víctimas demostradas, aunque él llegó a confesar más de 80.

El siniestro historial de Samuel Little pasó desapercibido para las autoridades durante cuatro décadas. Según su confesión, empezó a matar en 1970 y no paró hasta 2005. Eran mujeres solas. Algunas de las muertes fueron en un principio atribuidas a sobredosis. Algunos cadáveres no se han encontrado nunca, según la nota del FBI.

De Samuel Little se sabe que nació el 7 de junio de 1940 en Georgia. Su primer encontronazo con la ley fue en 1956. Llevó una vida de vagabundo y fue detenido decenas de veces en una docena de Estados. La primera vez que se le relacionó con una agresión a una mujer fue en 1976 en Misuri. Nunca fue condenado por nada grave. Era un borracho al que las autoridades locales nunca prestaron atención más allá de los pequeños delitos por los que era detenido.

Su carrera acabó en 2012, cuando fue detenido en un albergue para indigentes de Kentucky. California pidió su extradición porque le buscaba por un asunto de drogas. Cuando la policía de Los Ángeles metió su ADN en la base de datos, lo relacionó directamente con tres macabros asesinatos sin resolver en la ciudad en 1987 y 1989. Eran mujeres cuyos cuerpos habían sido hallados golpeados y abandonados por la ciudad.

Esas muestras de ADN pasaron al FBI, que inmediatamente lo relacionó con delitos en 24 Estados, incluidos dos estrangulamientos por los que nunca había sido juzgado. Uno de ellos era un asesinato muy claro en Odessa, Texas. Little fue extraditado a Texas. Fue allí donde un agente de los Rangers de Texas empezó a interrogarle sobre sus crímenes. Little confesó 93 asesinatos. Los investigadores llevan 18 meses hablando con Little. Advierten de que su memoria es vaga en este momento de su vida. Pero hasta el momento todo lo que ha dicho ha resultado ser verdad.

https://youtu.be/4UsNEy5bK50

La agencia está pidiendo ayuda al público y a todas las policías locales del país para lograr identificar a todas y cada una de las víctimas. “Durante muchos años Samuel Little pensó que nunca le atraparían porque pensaba que nadie estaba siguiendo el rastro de sus víctimas”, dice en la nota del FBI la analista de delitos violentos Christie Palazzolo. “Aunque está ya en prisión, el FBI cree que es importante que haya justicia para cada víctima y cerrar todos los casos que sea posible”.

El FBI ha publicado también una serie de vídeos que podrían formar parte de la serie Mindhunter . Son entrevistas con Little en las que describe con gran detalle el encuentro con estas mujeres, qué aspecto tenían, dónde las conoció, la carretera por la que iban… La policía ha publicado estas confesiones para ver si alguien identifica a las mujeres. Algunas van acompañadas de un dibujo, hecho por el propio asesino.

Medio centenar de estas historias ya tienen nombre y apellidos, gracias a la colaboración de policías locales de todo el país que están desempolvando sus archivos de asesinatos sin resolver y tratando de buscar coincidencias con las confesiones de Little. Faltan 43 casos más. Al menos, los 43 de los que se acuerda Little.

1 me gusta

El hermano malvado de Stuart.