La agencia Tsislack - Sala A - MxLobo , Greatness, PAL y Melon

Sala de partida para el equipo A.

Personaje de Greatness

Resumen

Talmond “Tally” Ra.

Tally sabe bien la diferencia entre perder y estar en el bando perdedor, habiendo sido miembro de más bandas que las que la corrupta policía de la ciudad conoce siquiera, ha perfeccionado el arte de reconocer los primeros signos de que el barco está hundiéndose.

Aquí traficante, allí enforcer. Informó del Cartel a los rusos, y de los rusos a la policía. Su piel muestra finas líneas, producto de los baratos injertos de piel usados para cubrir decenas de tatuajes. Su último trato con la agencia Tsislack dependía de la entrega con vida de la jefa y de una pequeña organización criminal implicada en el “reciclaje involuntario” de implantes y de sus hijos, pero en su línea de trabajo dejar cabos sueltos es una buena manera de acabar en latas de conserva. La agencia tendrá que conformarse con las cabezas.

Aspecto:

Aún joven a sus apenas 54 años, Tally es grande, fuerte y barbudo. Para él la ropa es simplemente un disfraz. El disfraz de “detective” serán unos vaqueros, una camisa abierta que muestra una camiseta blanca de tirantes para marcar pectorales y una chupa de cuero.

Personalidad:

De lealtad variable y moral transigente, Tally siempre aterriza de pie. Aunque es experto en parecer empático y amistoso, no tiene amigos, y los que le consideraron un amigo hace tiempo que murieron lamentándolo. Por lo general tranquilo y frío, es extremadamente raro verle perder la calma, y más infrecuente es vivir para contarlo.

Ficha de @PAL

Resumen

Mux Armidian, 43 años.

Mux era el ingeniero jefe de una corporación puntera de transplantes cibernéticos que, si era una de las empresas más importantes y que más rápidamente habían subido de valor en Internet, había sido gracias a él. No es que tuviera especial reconocimiento por ello y no estaba dispuesto a seguir tolerando ese desprecio, por lo que exigió cobrar lo mismo que el CEO de la compañía, Koby Botik, del que se decía era un genio por haber sabido expandir económicamente la empresa hasta límites insospechados.

Armidian pensaba que no eran más que bobadas: ¿acaso no venían a comprar por la calidad del material y no por quién lo vendía? ¿Y no era gracias a él que sus productos fueran de una calidad muy superior a la de la competencia? Sin embargo solo le ofrecieron un aumento del 300%, algo que él consideraba claramente insuficiente. Así que logró hacerse más rico que Koby Botik pero a base de vender implantes en el mercado negro y, más importante, las patentes y la tecnología que había desarrollado con los años, ya fueran de carácter militar o de estética.

Por supuesto lo pillaron y lo despidieron. Pero lo pillaron no por las cosas más gordas que supo ocultar bien, sino porque su mujer lucía todo tipo de implantes y mejoras cibernéticas que se sabía que no había pagado… nunca debió lucirla en público en las galas de la empresa.

Como represalia dado que esperar al juicio era muy lento, Armidian sospecha que fueron ellos los que la mataron. Asesinaron a su mujer y eso para él era imperdonable, porque… joder, ¿vosotros sabéis lo buena que estaba? ¿El gustito que daba penetrar sus diversos orificios de placer artificiales? No estuvo buena siempre, cuando la conoció no era más que una niña pija feucha y con complejo de su cuerpo que había convertido en todo un bombón con cada nuevo implante que le ponía.

Mux quería encontrar a los culpables y si había sido su propia ex-empresa como sospechaba, recurrir a la policía no iba a servir de nada dado el poder que tenían. Por eso decidió recurrir a los servicios de una agencia de detectives, y la Tsislack era una de las mejores a las que podía recurrir. Pero no podía entregar la información que tenía ni a unos cualquiera ni a gente que no fuera digna de confianza, así que antes de confiar en ellos decidió investigarlos desde dentro intentando formar parte de la misma.

Ficha de @MxLobo

Resumen

Martin Spade

Personalidad:

El hombre conocido como Martin Spade es un nostálgico enfermizo obsesionado con el cine y la novela negra del siglo XX y la tecnología y sociedad norteamericana representada en esta. Por ello, Spade habla, viste y se comporta como un protagonista de una película de época: Fuma cigarrillos y los enciende con cerillas, habla empleando anacronismos y jerga del hampa del siglo pasado, actúa creando una especie de halo de misterio salpicado de una actitud pícara y fanfarrona. Suele hacer comentarios sobre cómo ha degenerado la ciudad y le gusta contar anécdotas, pero nunca queda claro si son reales o sacadas de una obra de ficción.

La gente lo ve casi como un payaso, lo cual hace difícil que se lo tomen en serio. Por supuesto, como buen protagonista de cine negro, siempre ayudará a una atractiva y elegante mujer o a un niño descarriado.

Debido a su excentricidad, no es muy fan de los implantes ostentosos y prefiere pequeñas mejoras que le ayudan a ser mejor como detective. Sobre la tecnología, dentro de lo que cabe prefiere emplear medios vintage antes que modernos aparatos sustitutivos. Tampoco está muy puesto al día en los más modernos avances informáticos ni del ciberespacio, prefiere usar su vieja máquina de escribir o si no queda más remedio usar un PC tradicional.

No le gusta la violencia, pero no duda en atizar con el cenicero de su oficina en la cabeza a un maleante o enseñar su revólver de estilo retro cuando hace falta

Pasado:

Si le preguntas a Martin Spade ( si es que es su verdadero nombre) te dirá que antes era un detective de gran corazón que ha sufrido a causa de una mujer, o la traición de un amigo, o que huye de una antigua venganza de una banda de gangsters italianos… o todo ello a la vez. Lo cierto es que se sabe muy poco de Spade más allá de que es detective privado/manitas/hombre para todo que llegó hace unos años a la ciudad y que tiene una una oficina con decoración retro donde recibe visitas, encargos y casos muy variados.

Trabajar en este campo le ha llevado a conocer la ciudad, las bandas y a los policías de la zona… y probablemente cargue con algún problema por ello. Ha visto lo peor y lo mejor que tiene la ciudad… más de lo primero que de lo segundo.

Vestimenta

Como fan acérrimo del cine y novela negra, Spade viste como un detective de los años 40 del siglo XX: traje sobrio, sombrero, reloj de pulsera analógico de estilo retro, y cuando el tiempo lo permite, gabardina. Le gusta llevar en la chaqueta o el abrigo su revólver de estilo vintage, un puño americano, tabaco, cerillas, pequeños artilugios o herramientas de trabajo que le puedan ser útiles, además de una libreta de notas y un bolígrafo.

Ficha de @Melon

Resumen

Martha Fitzgibbons

Anciana de 72 años.

Martha se escapa de un geriátrico estatal al que había ido a parar al morir su único hijo, de dudosa reputación, se rumoreaba que a los cuidadores se les iba la mano de vez en cuando con los ancianos, gracias a sus dotes de investigación descubre un fallo de seguridad en el centro, un resquicio por donde pudo salir de allí convenciendo a un empleado para hacer la vista gorda.

Excelente investigadora en su juventud, no era la primera vez que trabajaba en una prestigiosa agencia de detectives.

Aunque con pocos recursos, siempre intenta mantener un aspecto formal, clásica dentro del estilo cyberpunk, los rasgos más característicos de su estilo son su pashmina de cachemira violeta y su pelo gris recogido en un moño.

Se dice que sabe más el diablo por viejo que por diablo y Martha hacía tiempo que ya no celebraba los cumpleaños. Intuitiva e inteligente, pocos se la cuelan, o eso intenta.

2 Me gusta

Agencia Tsislack, partida

“La oficina de la Agencia Tsislack no desentonaba para nada con el resto de la ciudad: cables por doquier, desorden, rincones oscuros y otros excesivamente iluminados con luz brillante, tecnología mezclada antinaturalmente con la artesanía clásica y pantallas, pantallas llenas de información y gráficos por todas partes. El lugar, no obstante, está bastante tranquilo y podéis entrar sin que nadie os lo impida.

“Una vez dentro no tardáis en topar con un hombre sentado en un cómodo sillón que está examinando unos documentos. Es joven, con numerosos implantes en la cara y el corte de un ex-militiar.”

–Ya era hora. ¿Sois los nuevos, no? –dice mientras deja los papeles, apaga su puro y se levanta para indicaros que paséis– Ya he leído vuestros expedientes, así que no necesitáis presentaros. Para los que no lo sepan soy Alistair Tsislack, el dueño de esta agencia y vuestro jefe.

“Alistair comienza a dar vueltas por la oficina mientras toca algunas pantallas para que le muestren otro tipo de información”

–No os voy a engañar: buscamos a gente nueva porque el trabajo es más peligroso de lo que parece, aunque depende mucho de vuestra manera de trabajar. En lo que a mi respecta solamente me importan los resultados, así que no hay código de conducta. Dicho esto me gusta recordarles a los nuevos que nosotros nos metemos donde nadie más quiere ir. El gobierno y las grandes empresas tienen problemas que no quieren o pueden resolver, y ahí es donde entramos nosotros. Tocaréis temas sensibles, hablaréis con gente desagradable y probablemente haya conflictos. Pero lo más importante es que son nuestros clientes y ellos sí que tienen condiciones. En todo caso que aceptéis habrá ciertas reglas que determinarán un buen resultado, y como dije antes, es lo único que me importa.

“Alistair se encendió otro puro y volvió al sillón. Desde allí rebuscó en uno de los cajones y sacó varios objetos”.

–Aquí tenéis todo lo que necesitáis. Primero el arma reglamentaria: revólver seki modelo 5.0. Potente, preciso, suficiente para tumbar a un buey, pero lento de recargar y disparar.

“Alistair os acerca tres revólveres idénticos. El arma es tan pesada que parce diseñada para arrojársela a los enemigos”

–Están registrados y son legales. Pero cuidado con ir disparando a lo loco porque puede que pidan explicaciones. Luego tenéis las pulseras –abre una pequeña caja y saca tres pulseras de metal negro con una pantalla llena de números.

Cada una tiene codificado vuestro adn y son intransferibles. Os conceden la autoridad de un detective. Con ellas podréis entrar en lugares inaccesibles para un civil y justificar vuestros actos si algún agente de la ley os lo pide. También os conceden acceso a archivos confidenciales de los casos. Pero no penséis que os permiten ir a cualquier sitio. Y tampoco os dan inmunidad, sois detectives, no putos diplomáticos.

“Cada uno coge su arma y pulsera. Alistair espera pacientemente mientras da una buena calada a su puro”.

–Vale, ahora pasemos ya al asunto importante. Tenemos muchos tipos de trabajos y los ofrecemos por mensaje electrónico, así que quizás no nos volvemos a ver en mucho tiempo. En cualquier caso los trabajos mejor pagados son también los más delicados y, usualmente, peligrosos. Como sois nuevos comenzaréis por algo más simple para ir calentando. Si os sale bien ya hablaremos de casos más importantes.

“Entonces Alistair teclea algo en su ordenador y os transfiere varios archivos directos a vuestros receptores oculares, que pronto comienzan a mostraros un montón de documentos escritos y con algunas imágenes”.

–Este es el primer caso. Resulta que hace un par de días se incendió un almacén y la compañía de seguros RKA, nuestros clientes, sospechan que fue intencionado para cobrar una cuantiosa suma. Así que id allí y descubrid si realmente fue un accidente y tienen que pagarle el seguro al dueño, un tal Josef Kadinski, o se trata de una estafa. Y ya os aviso que huele raro, porque he revisado el historial y el tipo tuvo otra catástrofe no hace ni dos años y cobró casi 500.000 créditos.

“Alistair entonces os manda al receptor ocular una imagen de un periódico digital donde sale la noticia con la cifra de 500.000 como titular”

–No digo que no busquéis la verdad, pero como no sea una estafa los de RKA me van a untar los huevos con miel y a ponerme encima de un hormiguero –sonríe y se despereza, haciendo crujir los engranajes metálicos de sus implantes–. Y otra cosa. Todo esto es “legal”. Digo “legal” –hace el gesto de las comillas de un modo exagerado– porque necesitamos pruebas legales para cerrar el caso, pero no es ilegal conseguirlas ilegalmente. Lo que quiero decir es que una confesión sacada a hostias no tendrá validez en un tribunal, así que conseguidme algo sólido e irrefutable, aunque tengáis que inflarle la cara con la culata del revólver. ¿Alguna pregunta?

2 Me gusta

Spade saca distraido su cajetilla de tabaco mientras “el hombre” habla, pilla un cigarro, se lo mete en la boca y mientras busca con la mano en los bolsillos de su abrigo las dichosas cerillas pregunta:

¿Qué se sabe del tal Kadinski y sus negocios?

–Os paso lo que tenemos del caso y sobre él --Alistair teclea rápidamente y en vuestros visores oculares aparecen los informes:

Archivo del caso 01JL559

El día 29 de enero a las 19:33 horas de la tarde se reportó una llamada a emergencias en la localización 42-AO, un almacén. A las 19:44 los bomberos llegaron y comenzaron a apagar el fuego. No lo consiguieron hasta las 20:30. Una vez la zona fue asegurada quedó acordonada a la espera del análisis forense. Al no haberse perdido ninguna vida humana la policía descartó el caso sin ninguna investigación. El dueño, el señor Josef Kadinski, solicitó el cobro del seguro por valor de 450.000 créditos, pero el pago está pendiente de una investigación privada solicitada por RKA, la empresa aseguradora.

El valor del almacén se estima en 100.00 créditos, aunque todo apunta a que su estructura no ha sido comprometida por el incendio y que puede seguir siendo funcional. En cuanto a su contenido, Josef Kadinski poseía una empresa de minería de Pacocoins, una cryptomoneda en alza, mediante el uso de tarjetas gráficas de gran potencia. Según los datos del seguro, poseía al menos veinte racks llenos de tarjetas, fuentes de alimentación y servidores, todo por un valor de unos 350.000 créditos.

Expediente de Josef Kadinski.

Caucásico, 1.75 metros, 83 Kg. Nacido en el 2020 (40 años) Estudió ciencias informáticas y se graduó con éxito. Se casó en el año 2042, pero antes de un año se divorció. Su mujer se quedó la mitad de una empresa de cyberseguridad que había fundado unos años atrás. Después del revés amoroso y económico desapareció del mapa durante casi una década. Apenas hay rastro de él durante esos años: ni facturas, ni registros visuales o testimoniales. Reapareció a inicios del 2050 con una empresa para minar cryptomonedas. La cosa le funcionó más o menos bien hasta el año 2054 donde el edificio del almacén colapsó en extrañas circunstancias y cobró 500.000 créditos por los daños causados al fallar la estructura. Reinvirtió el dinero en otro negocio similar que se se incendió recientemente.

¿Criptomonedas dice? ¿Y eso da dinero?

Murmura Spade para si, quien consiguió pescar la cajita de cerillas, sacó una y trata de encenderla usando su zapato de piel… consiguiendo únicamente romperla. Suspirando, se rinde y la enciende con el rascador y usa el fuego en el cigarro de su boca. Por fin encendido, da una profunda calada y mira al “jefe”.

¿Y los bomberos han dicho algo sobre el origen del incendio?

Apoyado en la pared, Tally asiente con la cabeza. Parecía una clásica estafa al seguro, seguramente el cerebrito habría estado en algún lugar publico a la hora del incendio para no levantar sospechas; Tally sospechaba que no se manchó sus propias manos con gasolina…

[Modulador de voz sugiere deferencia y competencia]

¿Es también satisfactorio un escenario en el que el demandante y la demanda simplemente… desaparecen?

–Algo dan, llevan varias décadas funcionando en los mercados negros y de inversión, pero tampoco soy un friki de las criptopollas esas, así que ya os tengo a vosotros para que lo averigüéis.

–¿Eres nuevo en Warcelona (es la ciudad donde está ambientada la historia)? Aquí los bomberos, policías y el gobierno en general hacer lo mínimo. Los bomberos apagaron el fuego, miraron que no hubiera nadie muerto y se largaron. Ni lo investigan, ni preguntan ni les importa. Pero oye, gracias a su pasotismo nosotros tenemos mucho más trabajo y nos pagan mejor.

–No. La policía pasa de un incendio de una fábrica de criptochorradas, pero matar a una persona es harina de otro costal. Además la reputación de RKA caería en picado si sus clientes mueren antes de cobrar el seguro. Al final este negocio se basa en la confianza, y nadie les contratará si se cargan a todos los que deben de cobrar. Dicho de otro modo: ni se os ocurra liquidar al señor Kadinski.

1 me gusta

Spade niega con la cabeza con tristeza.

Desde luego… esta ciudad ya no es lo que era.

Tally abre los brazos en un gesto de indiferencia, Si RKA quiere al estafador vivo y entero, así será.

Modulador de voz sugiere amistosidad y compañerismo

Creo que no encontraremos nada más aquí, ¿Qué os parece si nos dirigimos hacia la escena del incendio y hablamos con el Señor Kadinski?


//off rol. Thari, mi analizador de lenguaje y atributos en oído funcionan pasivamente? Es decir, si un personaje me está mintiendo, me daría cuenta automáticamente o tengo que pedirlo explícitamente?

La trampa es la siguiente: si yo te digo “hazme una prueba del analizador de lenguaje”… aunque salga un fallo, sabrás que había una mentira xD

Y tampoco quiero que sea pasiva, porque sino eliminamos tiradas y siempre descubres todas las mentiras, lo cual estaría rotísimo.

Luego el funcionamiento es como que tú lo activas. Cuando algo te suene sospechoso lo puedes analziar, haces la tirada y te digo lo que encuentras: si es una verdad totalmente honesta y legítima, algo regular o una mentira descarada.

Si quieres lo que puedes hacer es tirar tu oculto, y si gano me lo cuentas y si no, no.

Ya, similar a la percepción pasiva en D&D… pero entre que a algunos jugadores no les gusta que haga tiradas secretas y que a todos os encanta usar los daditos casi prefiero que lo vayas activando. Ni siquiera tienes que parar la partida, tiras directamente (en tu caso 6d10) y ya veremos lo que sale.

Vale! Es que me parecía más orgánico que mi personaje se diese cuenta pasivamente de que alguien le está ocultando algo, que creo que yo peco de suspicaz y si no estoy todo el día tirando dados para ver quién me miente.

Off rol, ahora me pongo, una duda antes: ¿es más fácil la tirada si sabemos qué buscamos, ya se trate de una mentira o un objeto? En tal caso dado que el uso de habilidades está limitado a dos intentos, podría ser interesante comentar entre nosotros qué estamos buscando exactamente.

Ejemplo: si queremos analizar los gases o los residuos del almacén, tal vez sea mejor para nosotros si tenemos un buen motivo para realizar dicho análisis en vez de ser al azar por si pillamos algo. Igual si tenemos una idea y buscamos un acelerante químico típico de incendios provocados, la tirada necesita menos éxitos.

//A partir de ahora pondré en cursiva las emociones que intento trasmitir con el modulador.

Deferencia, respeto

¿Por cierto jefe, hasta que punto el Sr. Kadinski ha de aparentar colaborar con la investigación?

1 me gusta

Armidian miró a sus compañeros detenidamente: uno de ellos era una masa de músculos que no parecía más que un matón o un mercenario intimidante, pero su ficha sugería que sus capacidades no eran para tomarse a la ligera: llevaba instalados muchos implantes diferentes y, en especial y para su sorpresa, las que más destacaban eran las relacionadas con la interacción -social- humana.

El otro, Spade, le resultaba extrañamente familiar, pero estaba seguro de no haber coincidido con él anteriormente. Por su aspecto parecía un bicho raro salido de una época anterior, de cuando empezaron los primeros prototipos de implantes sintéticos, pero estaba perfectamente equipado para realizar trabajos de campo.

Pensó que sus compañeros eran lo suficientemente diferentes entre sí y se complementaban bien; de hecho, si alguien parecía fuera de lugar era él mismo, pero trataría de que sus escasas habilidades e inexperiencia no supusieran una merma. Tal vez se sorprendiesen de lo que era capaz de hacer si lo subestimaban.

Por el momento decidió no decir nada y siguió escuchando la conversación mientras trataba de procesar la información que habían recibido, tratando de encontrar algún sentido a todos aquellos datos inconexos. Pero algunas conjeturas sí podían hacerse ya, acertadas o no.

Esto tiene que ver con las tiradas de lógica. Tú puedes decir “pues hago uso de lógica” a boleo, y si te sale una buena tirada quizás rascas algo. Ahora, si ya tienes una idea clara, sabes más o menos cómo están relacionadas dos pistas etc, esa tirada será mucho menos exigente.

Así que sí, si entras y te pones a buscar “cualquier cosa en cualquier lado” será difícil obtener algo, pero si buscas “restos de gasolina en el suelo” será más fácil encontrarlos, en el caso de que existan.


–No lo conozco. Si es cierto que ha sido un accidente estará cabreado porque vais a intentar quitarle el seguro. Si ha sido provocado estará cabreado porque vais a intentar quitarle el seguro. En resumen: seguramente no esté muy receptivo, pero ya ha sido informado de que debe colaborar si quiere cobrar.

Tally revisa la información que le dió el jefe en busca de la localización del almacén

Neutral
¿El sospechoso se encuentra en la dirección del almacén, o tiene quizás alguna oficina en la que le podamos encontrar?

–Le avisarán cuando salgáis para allí. Así podréis hablar y os mostrará el lugar.

Spade suspira exhalando humo por la boca y mira a sus compañeros.

Por mi parte nada más. Mejor ir al almacén antes de hacer conjeturas. Cuando quieran, caballeros.