Juego de carreras

No es leyenda urbana, el juego es exigente, no se puede negar. Luego está la habilidad del jugador y dedicación que pueda brindar al juego.

Nunca he sido un crack pero tampoco soy manco y éste lo he tenido que dejar porque no le puedo dedicar el tiempo que merece para jugarlo bien.