II Torneo de minirelatos pacotero - Vulture (sí, Vulture) gana el torneo

El excel es casi más divertido que el concurso, las cosas como son.

1 me gusta

Yo me he reído mucho cuando todos se pensaban que yo era Mctetis la verdad.

Si se publican los relatos sin saber quién es quién, y no se revela la autoría hasta que se publican resultados, ya está solucionado eso que dices.

La mayoría de los participantes que conozco no harían eso. Y dudo que se empiece a hacer. De haber esa tendencia de amiguismo, no vendría a participar año tras año en la época.

Seremos unos trols, pero tenemos principios.

2 Me gusta

Aún así yo creo que puede condicionar, y además, tiene bastante gracia tener un gimmick específico para el concurso, fijate en Pechitos

Dónde!

Ah.

3 Me gusta

No es así. Es así mira yo te enseño :

A ver :face_with_monocle:

4 Me gusta

De qué sirven esas cosas si luego apenas se comenta nada?

Yo lo que veo es que cada vez hay menos actividad de torneo más allá de hacer los deberes justos y luego asomarse el lunes a ver cómo ha quedado la cosa… Para luego el finde soltar un par de comentarios sobre lo mal/bien que es enviar los votos el domingo última hora, y repetir.

Sí, pero dudo que por ir a pechito descubierto aumente la actividad. Mira los eliminados.

El cambio empieza por uno mismo mi rey, si tú mismo dices que no le has podido meter toda la caña que podías por motivos personales, quizá no seas el único y no sea problema de los nicks

Il quimbio impizi pir ini mismi

Follamos?

1 me gusta

Por fin captas mis señales

1 me gusta

Los eliminados siempre acaban abandonando al sentir que el tema ya no va con ellos. De ahí que sólo haya 10 votos.

No creo que sea el motivo principal, pero sí es cierto que ya todos somos más viejos y tenemos más responsabilidades. Puto trabajo coño.

Yo estoy eliminado y he votado. Leeré y votaré hasta que Tarquin me pase su onlyfans.

2 Me gusta

A qué te refieres? Lo que dije es que al tener que replicar de forma indirecta, es lo que a veces frena el que se comenten cosas.

Además, llevamos este día hablando más en el hilo precisamente porque yo he empezado un debate…

Ya ves tio, mala hierba nunca muere decían y al final mira, la ventana abierta y las puertas cerradas. Parece todo una historia de coche sin moto dentro de una gasolinera, fue una pasada.

No sé eh, que el hilo del torneo del año pasado superó los 10.000 comentarios, este torneo en particular apenas hay movimiento.

Lo que hay que reconocer es que al menos en los viejos Torneos había más decencia. Los que caían participaban hasta el final votando, no siempre comentando, pero al menos votando. Esas buenas costumbres se han perdido.

Yo le echo la culpa a dso.

1 me gusta

Comentarios de Orfebre del Zhongguo
Autor de Rabia de perros
Autor de La lanza del imperio
Autor de Saber que te pienso

No me entusiasmó especialmente la obra de mi rival, pero cuando no tengo que puntuar suelo evitar leer para no ir condicionado a pensar que, si para mi uno es mejor que otro, ese es el resultado que se debería de dar, así que no puedo analizarlo mucho. En este caso, lo leí una vez el mismo lunes por la mañana y ahí lo dejé, no lo he repasado, así que siento que no estoy en la posición de hacerte un comentario a la altura. Diría que me gusta más el mío, pero claro, cualquiera prefiere el relato propio.

Sobre “saber que te pienso”, sala de partos en miniatura. No me ha gustado el writing prompt, se me hizo incomodísimo. Analizando la condición (que, para mi, es triple, a diferencia de los otros) me encontré con lo siguiente:
En este mundo donde cualquier hijo de vecino tiene un superpoder, tienes mucho cuidado de que nadie sepa cuál es el tuyo.

El protagonista ha de tener superpoderes, el resto de personas también tienen superpoder y el protagonista tiene que mantenerlo oculto. Es decir, que no puede tener todo el mundo el mismo poder, ni tampoco puede ser un ser sobrenatural en un mundo de gente normal. Triple condición que a mi, en lo personal, me ahogó. Me costó un montón saber por donde enfocar el relato, y así me salió lo que me salió. Me parecía imprescindible un worldbuilding (malo, pero existente) para que las condiciones quedasen respetadas, y además es una temática que a mi en concreto me inspiraba muy poco, ya que los elementos fantásticos son los que menos me suelen gustar (y los que peor puntúo, dicho sea de paso). Así que este encorsetamiento producto de lo mal que me venía la temática ha hecho que haya publicado mi peor relato con diferencia de los 3 que llevo.

Considero que puedo hacerlo mucho mejor y que esta bajada de nivel no va a ser la tónica en las rondas siguientes. Por lo pronto, creo que le puedo sacar mucho más jugo a la condición que tengo para la siguiente ronda, ya que ni me fuerza a meter elementos fantásticos ni tampoco me encorseta mucho, siendo una condición única y más amplia. Agradezco a los que me han votado y ánimo a Tenma que ha tenido una participación muy sólida en el concurso.


Comentarios de Dr. Sugrañes
Autor de Verano del 97
Autor de Vera usted

Saber que te pienso

Lo que más me ha gustado de este relato es la originalidad del mundo en el que habitan los personajes. Cuando uno piensa en que todos tienen superpoderes, lo primero que se le viene a la mente es My Hero Academia, o incluso Sky High, donde no hay gente con un superpoder que lo condene al ostracismo. Pero donde pierde bastante el relato es en el argumento. Desde que aparece Adriana en el texto, sabes que ella también es mentalista y ese va a ser el giro (y te lo dice alguien que no vio la silla de ruedas en aquel famoso relato). Si al final ella no hubiese sido mentalista, o se hubiese realizado un giro de guion inesperado frente al esperado, me hubiese gustado más. Pero siento que la segunda mitad del relato era como seguir un camino señalizado donde no hay más misterio que te sorprenda ni motivación para seguir. Como un juego infantil, o un modo fácil de un videojuego. Además de que hay una clara contradicción de que Bruno no leyese en Adriana que ella era mentalista. Por lo demás, a nivel de escritura y originalidad, está guay.

El hombre que vendió el mundo

Este relato me ha gustado. De nuevo me parece original en su trasfondo, pero es cierto que siento que introduce demasiadas cosas para la extensión que tiene. Deja en el tintero alguna explicación más sobre la Pesadilla. Por ejemplo, que se explique en que consiste antes de que Ernesto revele su papel con la puerta, de manera que sea también el lector y no solo Gutiérrez el que se dé cuenta de que él está detrás de todo. También siento que me hubiese gustado que la muerte de Gutiérrez fuese algo más que alguien que se desploma: una mordedura, como si fuese un vampiro, mirarle fijamente a los ojos, etc. También se podría haber explorado el hecho de que Gutiérrez tuviese un poder y se enfrentase a Ernesto con él. Pero al ser tan pocas las palabras, se siente incompleto. Quizás se podría entonces haber recortado en temas tocados para que no se sintiese así, pero comprendo que a veces es difícil.

En resumen, me gusta más que el otro relato porque se siente menos predecible, y se lleva el punto.


Comentarios de Berenguer
Autor de Respirar
Autor de Le pigeon brun

Mi voto de esta ronda para:

El hombre que vendió el mundo

Comentarios: Yo la verdad que obvio el aspecto técnico porque es algo que escapa a mis dotes literarias. Yo me guío más por lo que me transmiten. El primer relato me parece la típica peli de Hugh Grant. Una bonita historia romántica, pero nada más. Le falta condimento, quizá el picante de meter alguna escena subida y ver como el prota tiene que inhibirse en su desinhibición para controlarse en ese momento.

Por contra, el segundo relato me ha recordado a la serie Héroes, con ese Silar cabroncete que acaparaba poderes aunque fuese mucho menos siniestro y más de andar por casa siendo lo que acaparaba era años de vida. Aunque fuese de una manera casual, hubiese estado bien verlo desde una perspectiva más activa en esa faceta.

1 me gusta