II Torneo de minirelatos pacotero - Vulture (sí, Vulture) gana el torneo

Era Gordo con tetas

1 me gusta

El amor platónico lésbico de @Starbook

1 me gusta

No es nadie.
Te lo digo yo.

1 me gusta

1 me gusta

EL CAMINO A LA FINAL

Llega de nuevo diciembre, y con él, como es habitual, llega la final del Torneo de Minirelatos que desde hace 8 años nos alegra en las tardes grises del otoño. Una final doblemente esperada: para unos, por el momento de anunciar al flamante nuevo ganador, que reinará con su minicorona hasta el año que viene; para otros, porque significará el fin de los deberes autoimpuestos a finales de verano y que llevan meses provocando ese pensamiento semanal de “por qué me habré apuntado al torneo”.

Independientemente del grupo en el que te encuentres, el final ha llegado, pero antes de dar el último paso, de escribir el último relato, de realizar el último comentario y de meditar ese último voto, es momento de echar la vista atrás y recordar por qué los finalistas han llegado a la última batalla. ¿Qué han hecho ellos mejor que tú para merecer luchar por la gloria? Este es el camino a la final de los nuevos reyes de la pluma.

El Orfebre del Zhongguo

Desde el mismísimo centro (geográfico y literal) de China, este artesano nos ha ofrecido sus mejores productos. Su maestría en el tratamiento de los metales preciosos no es únicamente parte de su pseudónimo, sino que nos ha demostrado su buen hacer, su atención al detalle y cómo es capaz de tratar la materia prima para dar lugar a un producto excelente.

Sin embargo, el Orfebre no empezó con buen pie en el torneo. El enfrentamiento grupal le llevó a la repesca por un único punto. Rabia de perros era un relato muy bueno en la parte técnica, pero los lectores penalizaron ligeramente que la trama tuviera más de venganza que de acoso. Tal vez fue una mala decisión con respecto a la condición, pues la historia era interesante, cruda, capaz de llegar al lector y provocarle un nudo en la garganta. Pero no fue suficiente para pasar directo a cuartos de final.

Pero si no hay mal que por bien no venga, esta semi-eliminación nos trajo uno de sus mejores relatos y que tiene papeletas para aparecer en las listas de nominados a mejor relato del torneo. Con La lanza del imperio nos maravilló a casi todos. Fue con este relato que Orfebre nos mostró sus cualidades artesanales, con un relato cuidado en absolutamente todos los aspectos: tenía un trabajo de documentación detrás, el estilo y vocabulario utilizado era perfecto, la historia interesante y a un servidor le dejó buscando por Internet datos extraídos del relato para seguir disfrutando de él. En una muy reñida repesca entre 3 relatos excelentes, el de China logró su merecido pase a cuartos.

La primera eliminatoria directa obligó a Orfebre a cambiar su pasión por la historia por una trama mucho más imaginativa. El enfrentamiento de los superpoderes pudo costarle la salida del torneo. Saber que te pienso no desprendía esa chispa y atracción que tenían sus anteriores relatos, no te engullía como aquellos. El mismo Orfebre confesó la incomodidad con la condición de su enfrentamiento y Jackie Daytona plantó cara para convertirse en semifinalista, pero al final pequeños detalles del relato de Daytona acabaron decantando a los lectores por el relato de Orfebre.

Y llegamos a la semifinal contra Recluta patoso. Esta vez no se la quiso jugar y tiró de nuevo de su mejor arsenal para colarse en la final. Memorias de Marco Aurelio es otro relato tan cuidado en lo técnico como en todos aquellos aspectos que dejan al lector pegado al papel (o a la pantalla en nuestro caso). Sin llegar a la excelencia del relato inspirado en Asia, y aun siendo poco original al tirar por el típico cuento del rey mendigo, la calidad del texto sobresalía frente a su rival y le acabó dando un pase más que merecido a la final, donde espera unirse al Olimpo de los ganadores de los torneos de minirelatos.

¿Qué tiene Orfebre del Zhongguo a favor y en contra para ganar este torneo? Entre sus más que numerosos pros, está la atención al detalle que pone en cada relato y ese trabajo extra de documentación que no siempre hacemos, y menos en un torneo en el que muchas veces vamos contrarreloj para presentar nuestros escritos. Orfebre ha demostrado que trata con cariño cualquiera de sus relatos y que hace valer el famoso refrán de “vísteme despacio que tengo prisa”. En contra, aparte de la obviedad de tener un rival que también va a luchar por la victoria, hemos podido comprobar que las condiciones pueden afear el resultado de su proceso artesano al intentar darles un poco la vuelta para adaptarlas a su estilo o a lo que él realmente quiere contar. ¿Qué habrá tras las montañas del caminante del Orfebre? Lo sabremos en una semana.

Beatrix Kiddo

Es irónico que ataviada con su mono amarillo chillón y portando una katana, Beatrix Kiddo haya pasado desapercibida por el torneo. Mientras otros se llevaban la fama, los aplausos y las polémicas, esta participante ha ido asesinando silenciosamente a todos sus rivales hasta colarse en la final. Cuando todos esperábamos ya una final épica entre los dos repescados, el cuello de Pechitos McTetis quedó rebanado. ¿Cómo lo ha hecho? ¿Cómo ha sido posible?

Todo comenzó en el mismo grupo que el de Orfebre, donde Beatrix se proclamó vencedora con un interesantísimo relato sobre fantasmas. Al igual que está demostrando ella, El vecino de abajo no era lo que parecía: nos preparaba una sorpresa al final. Con un estilo muy agradable para el lector, nos atrapaste con esa historia de fantasmas y de cómo calman el aburrimiento de una eternidad atrapados en el lugar donde murieron. Había misterio, pero también humor, y esa mezcla perfecta de técnica adecuada e historia interesante y entretenida, nos cautivó.

El hecho de superar la fase de grupos nos privó de otro relato de Beatrix, pero nos resarció con el relato de cuartos de final. Yo voté a Kodos era lo que todos esperamos de este torneo: un relato de humor que de verdad divierte y hace reír (cosa nada fácil), irreverente y lleno de referencias a Los Simpson y otras “tontunas” efectivas y que no te sacan de la lectura. Como casi todas las eliminatorias, estuvo muy igualada, pero finalmente Beatrix se proclamó presidenta.

El último obstáculo en su camino a la final era el más difícil: contra un Pechitos McTetis que se había venido a más y que, desde luego, merecía un puesto en la final tanto como Beatrix. Pechitos lo tenía todo a su favor: buena técnica, buenas historias y un papel muy divertido bajo su pseudónimo. Pero los enfrentamientos son anónimos y los rivales, feroces. Aún no han salido los comentarios a los relatos mientras escribo estas líneas, pero finalmente Beatrix dio un manotazo (de muerto) en la mesa y se llevó el pase a la final. La mano del muerto fue un relato excelente, con una ambientación muy conseguida y un ritmo perfecto que te animaba a seguir leyendo. Y como en el propio relato, el full de ases-ocho sorprendió al forastero Pechitos y acabo sepultando sus opciones de pasar a la final. Fue pasando desapercibida, hasta que la Mamba Negra anunció que su misión era ganar el torneo.

¿Puede confiar Beatrix Kiddo en sus habilidades para llevarse la victoria o no será suficiente? A favor tiene su propio historial: se ha enfrentado a relatos muy buenos e incluso favoritos para algunos de nosotros, y ha salido airosa, ganándose a la mayoría y con buenas críticas incluso de los que votamos a sus rivales. Es decir, sus relatos nunca flojean y tienen un gran equilibrio entre la parte técnica y la artística. En contra está el hecho de haber escrito un relato menos, su rival ha tenido la oportunidad de tropezar y reponerse, mientras que no hemos visto el desempeño de Beatrix con un relato menos bueno; una falta de inspiración en este momento te condena al segundo puesto sin oportunidad de redimirte. ¿Será capaz el caminante de Beatrix de salir de la niebla y alcanzar la cima de la montaña? La resolución, en siete días.

5 Me gusta

¿Queréis comentarios?

Comentarios de Beatrix Kiddo
Autor de El vecino de abajo
Autor de Yo voté a Kodos
Autor de La mano del muerto

La mano del muerto - Sala de partos

En esta ocasión se me ha venido el tiempo un poco encima. Empecé a escribir otro relato, pero cuando llevaba unas 150 palabras lo deseché e intenté desarrollar una idea algo menos convencional. Reciclé la idea en la que el protagonista se quedaba con parte de los cadáveres e intenté darle una ambientación diferente. Me imaginé a un vaquero cavando en el Lejano Oeste, y el argumento surgió solo. «El mundo se divide en dos categorías, los que tienen el revólver cargado y los que cavan. Tú cavas».

He fallado con la partida de póker, que creo que no ha quedado bien explicada. No convencerá ni a los que saben jugar, ni a los que no saben. También le falta un repaso en profundidad. Espero que no se me haya colado ningún gazapo muy gordo.

C’est la vie

Me gusta cuando los relatos con un trasfondo oscuro o noir están escritos en primera persona. Estar en la mente del protagonista cuando hay alguna decisión moralmente cuestionable creo que le otorga un punto más de profundidad.

El desarrollo es interesante y se me ha hecho bastante corto, aunque hubiera preferido que el protagonista se defendiese, que intentase alguna argucia para no acabar muerto. Que la película que estaba viendo fuese Die Hard es irónico y gracioso a la vez. Yippee Kai Yay, motherfucker.

Cambiaría el hecho de que le lleven los cadáveres a su propia casa. Me parece poco creíble. Optaría por que los “clientes” dejen los cuerpos a través de la entrada trasera de su negocio de jardinería.


Comentarios de Orfebre del Zhongguo
Autor de Rabia de perros
Autor de La lanza del imperio
Autor de Saber que te pienso
Autor de Memorias de Marco Aurelio

Voto a La mano del muerto

Comentarios:
Me he decidido por La mano del muerto. Me ha gustado la ambientación y los detalles, aunque la historia me resulta ligeramente inverosímil. Es muy sólido y considero que ha superado a su rival. Peca ligeramente de quedarse en una escena de una obra un poco más grande, hubiese agradecido un final donde se explicase la necesidad de los dientes por parte del forastero.

Por otro lado, en C’est la vie, me fallan pequeños detalles de la trama. Tiene varios momentos muy finos y algún pase de tacón como Guti en su mejor momento pero hay otras que me parecen mal resueltas. San Pedro culpa al prota de lo que hace cuando él solo hace desaparecer los cadáveres y nunca, nunca los termina él pero en el texto da la sensación que lo que hace el protagonista es algo más grave que simplemente hacerlos desaparecer. Pero vamos, es un pequeño matiz a una historia muy correcta, más historia y menos escena que la de tu rival, y competencia muy digna. Aun sin mi voto veo posible que ganes.

En cualquier caso, gane quien gane, son dos relatos muy sólidos. Tengo un bicharraco delante pase el que pase para la final.


Comentarios de Berenguer
Autor de Respirar
Autor de Le pigeon brun

Mi voto de esta ronda para:

C’est la vie

Esta es la primera vez que tengo serias dudas por quién votar. En un principio el relato western me gustó más. Por eso me ganó en un prncipio, pero decidí hacer una relectura a mitad de semana porque quería ver si seguía siendo de mi agrado. Y al final resulta que me ha terminado gustando más el segundo.

La mano del muerto

  • He tenido un lío al leer la jugada. No sé si el autor denomina mano del muerto al A+8 de inicio de mano, ya que realmente dicha mano no es A+8 si no la doble pareja de AA88. Pero me ha gustado lo de hilar esa jugada al tema en ciernes. Pobre sepulturero, hubiese estado gracioso que al mirar dentro de la boca hicese una referencia a una lengua de plata que se guarda tb como trofeo.

C’est la vie

  • Pues he tenido que hacer una segunda lectura para apreciarlo un poco más. Algún detalle en referencias es lo que ha hecho decantarme por votarlo. Lo que soltar una retaila de nombes como si fuese Froilán, a la parca le ha quedado marirresabidillo, pero luego lo arregla con Die Hard, que eso siempre es bien.

Solamente decir que ambos me parecen muy parejos. Se leen fácil. No necesitas un diccionario a mano cof Orfebre cof. No observo grandes defectos de escritura, más que nada porque yo no tengo ni idea xD Así que el que se quede fuera, lo siento porque me han gustado ambos.

1 me gusta

Ooooh por los pelos. Bueno, me sirve haber llegado tan lejos y haber caído por una diferencia tan ajustada y… y… no pasa nada, de verdad, lo importante es participar y… y…

Ha sido un relato complicado, no se me ocurría nada interesante u original. Descarté el asesino, el forense, el nigromante, el enterrador, el tanatopráctor, el necrófago, un dios, un demonio… y ya no me quedaban muchas opciones. Al final me quedé con el que hace desaparecer los cuerpos de un delito que me parece que no es ninguno de los anteriores aunque se parezca a varios.

Pero con eso no había bastante, faltaba una historia que contar. Mi primera idea fue ligarlo con el excelente relato de @guetto_spirit en la primera ronda, que debió ser el auténtico vencedor de mi fase de grupos y que me parece el mejor relato de lo que llevamos de concurso. Ya sabéis, el mafioso cocinero. Quizás con eso me hubiese llevado su voto y la victoria, pero no me acababa de convencer, no era la historia que quería contar.

El siguiente borrador fue que el personaje protagonista hiciera más o menos lo que cuento en mi relato pero que le salga bien la confrontación con la mafia, pero ya hice un relato similar de que todo le salga bien así que quise mezclarlo, un primer enfrentamiento sale mal y el segundo sale bien. Pero joder, menuda sosez. Intenté también que todo saliera mal, pero no tenía gracia ninguna. Así que finalmente opté por que no hubiera confrontamiento alguno.

Pero entonces, sin ese conflicto se quedaría un relato bastante soso en el que no pasa nada, tipo la victoria inmerecida :stuck_out_tongue_winking_eye: de @wisswood en mi fase de grupos con el protagonista que limpia la casa. Así que quise añadir cierta vuelta de tuerca poética: el protagonista se ocupa de llevar a los muertos a su destino definitivo, qué tal si a él también le visita alguien que haga lo mismo.

Total que tuve como cuatro versiones y esta última la escribí el domingo de 22 a 23, con todo en la cabeza pero nada en el papel. Me sorprende que haya quedado tan bien. No sé si me pasé de sutil con algunas cosas y se dará otro caso de que no se han entendido ciertos matices, pero quedo bastante satisfecho con lo entregado. Sin duda es mejor que Carme pero inferior a Resacón en Caná y El ABC de los atracos.

El que me conozca, soy Uzu por cierto, sabrá que me hacen mucha gracia las referencias a lo easter eggs. En este caso, no @NiSiLLa no es Die Hard (está explícitamente) ni lo de la tienda gourmet (el relato se envió antes del hilo del panettone), sino la Muerte. Una ayudita, la llevaba @Isolee de avatar.

Ha sido una pena no llegar a una final de repescados, creo que tendría bastante más chicha por ese extra, además de que se iban a enfrentar en la gran final el peor participante contra el mejor participante. Es hací y hací es, el hilo ha estado bastante muerto y si no está enterrado ha sido gracias a frinkiac mí.

Profundicemos más en el puto Orfebre, no solo la lía sino que comentó en sus críticas que lo que le interesa de este concurso es sentir, y estaba seguro de conseguir su voto porque el mío lo veo mucho más intenso en ese apartado que no el de mi rival… Pues el cabrón va y vota al otro.

Mucha suerte a ti y a Beatrix, seguro que nos dáis un buen cruce a pesar de la condición terrorista del puto @Tarquin.


No me ha parecido malo, ningún problema perder ante ti. Te arriesgaste describiendo la partida de póker, es algo que te podría haber penalizado en cuanto alguien se hubiese perdido en la explicación del juego. De hecho yo no tengo ni puta idea, deja que llame a un amigo que es experto en el tema:

La opinión de @Trolleblanca

Es una mezcla de Rounders y Casino Royale en el salvaje oeste :rofl: La voz correcta en flop es call, la de más EV. Pero meh, es algo avanzado como para tenerlo en cuenta. Sí parece que ha investigado y se ha documentado sobre el poker. Y entendido me refiero.

La mano es típica de películas con póker: A8 vs AA jugada rápido, cuando otras alternativas como el slowplay son más rentables. La probabilidad de que la superen es realmente baja, bloqueas todas las manos mejores excepto AA. Tu mano es invulnerable, no pueden caer cartas que hagan tu mano peor en turn o river, salvo probabilidades de alrededor del 10% (un A y quedan dos, o dos cartas iguales por encima del 8). La única mano mejor es AA.

El flop no tiene proyectos (escalera, color) que hagan que alguna carta en turn o river asuste a tu rival con manos fuertes pero peores, como un 8 por ejemplo. El rango del rival, pues, se compone de AA (solo queda una combinación), A8 (2 combinaciones restantes) y 8x (entre 5 y decenas de combinaciones) como manos fuertes, y el resto son faroles. Como contra las manos fuertes vas a acabar allin igualmente en calles posteriores, la línea de más EV es la que además saca más dinero a sus faroles, y por eso es mejor solo hacer call, ya que si haces allin el rival los foldeará; lo mismo vale si tienes 88 o AA.

Entonces, se ha seguido una mala estrategia de apuestas. Una cosa es saber cuántas manos mejores hay, que esto es más o menos independiente de contra quién juegas; y otra, cuánto % de un rango son esas manos, que tienes que adaptarlo al jugador.

Por ejemplo, si veo que has enseñado en una mano 73 puedo asumir que cada vez que juegas, tu rango es básicamente el 100% de manos posibles. Si en cambio foldeas mucho, puedo estar razonablemente seguro de que haces un mínimo de selección y no estás jugando las peores. Y luego, también hay que observar cómo juegas las manos. Agresivamente, pasivo, muchos o pocos faroles, tamaños de apuestas…

Los jugadores novatos normalmente hacen todo esto casi boca arriba, y solo es cuestión de encajarlos en un perfil concreto. Cada % se traduce en unas manos concretas, y puedes hacer el cálculo de cuántas combinaciones hay de cada mano rápidamente.

Como curiosidad, contra algunos jugadores tanto recreacionales como avanzados, una resubida mínima puede ser mejor que el call en flop.

Ah, el relato no me ha gustado mucho. ¿Es tuyo?

He añadido este análisis con cierta profundidad del póker porque sé que es un tema que te interesa. A ver si vuelve el meripóker eh? :wink:

Volvamos a mi comentario.

A la trama le encuentro un problemilla, y es que te has limitado a los dientes, que bueno, es efectivo, pero creo que podrías haberle dado mucho más punch con algo más orgánico.

Un diente los podría haber robado perfectamente de otros cadáveres en vez de dejarlo para el final. Y como te saltas la norma del forastero (le arranca los tres dientes finales al sepulturero y le pidió que fuesen de cadáveres frescos) pues podría haberlos conseguido de cadáveres antiguos o de vivos en el herrero que hace de dentista en el pueblo.

Volviendo al punch, imagina que le tiene que dejar hígados frescos en X sitio hasta llegar a las 1000, que llegue a 999 y que el sepulturero al despertar del puñetazo se nota una herida cosida en el costado.

O algo por el estilo.

En fin, enhorabuena por llegar a la final, mucha suerte a ti y a tu contrincante. Ha estado divertido, y lo mejor haber enamorado a @Starbook por el camino. Ya no me entran tantos nudes en la bandeja de entrada.

Gracias a todos por participar, votarme y encumbrarme o no votarme y hundirme, nos vemos en el siguiente concurso.

6 Me gusta

Quien eres

Hasta nunqui.

Season 1 GIF by The Simpsons

2 Me gusta

Al margen de si un relato u otro es mejor, algo a aplaudir es la dedicación que le habéis puesto a la hora de pensarlos y darles forma.

Creo que por eso, merecidamente, habéis llegado tan lejos.

3 Me gusta

:raising_hand_man:

Pero el año que viene me volveré a apuntar. Por hacer bulto, por participar, por tener un poco de contacto humano digital, por la fuerza de la costumbre… Y volveré a pensar que quién me mandaría apuntarme en la época que peor me va del año. Que por supuesto no es excusa, todos tienen sus mierdas, ocupaciones y hacen malabares para hacer hueco para escribir. De hecho, aunque muchas veces mi motivación es por tradición y por hacer bulto, jamás de los jamases me he inmolado. Cuando presento un cagarro, es un genuino cagarro.

2 Me gusta

La culpa es tuya, por fiarte de un chino

2 Me gusta

Nadie.

Leaving See Ya GIF by MOODMAN

Como he comentado, lo planteé pero no era creíble. Así que eliminé un borrador entero y lo condensé en la frase esa de “en el mundo real no funcionan esas triquiñuelas de las películas” o algo así.

Aquí he tenido un problema. Mentalmente tenía una casa en el pueblo, aislada de las demás etc. Pero no caí en describirlo un poco en el relato así que podría ser perfectamente un portal de la gran vía madrileña :rofl:

No creo que esté culpando, le está diciendo que se replantee su postura, al fin y al cabo el/la protagonista hacía algo similar a la Muerte. Quizás no lo expresé bien, quité un “en el fondo no somos tan distintos tú y yo” porque me pareció redundante.

De todas formas es algo suficientemente grave creo yo :rofl:

Quiero aprovechar que eres tú para atizarte que se ha comentado esto a menudo en estos torneos, y me parece un motivo totalmente inválido: una escena puede perfectamente ser un relato o una historia o una narración o un cuento.

Que no es la Parca, destino es su hermano.

No son títulos, son otras personificaciones de “la muerte” en el sentido de llevarte del mundo de los vivos al mundo de los muertos. Café para muy cafeteros, los eternos cambian de apariencia y nombre según quién los vea.

Touché

3 Me gusta

Cosa que tampoco desentonaría. Si salen bolsas negras, pueden ser perfectamente dinero en B, cadáveres etc.

Pues mi escena a muchos no les pareció relato y eso me penalizó :frowning:

Io k sé. No leo ni veo dibugitos.

1 me gusta

Esta es una de las cosas que yo no suelo penalizar. Un relato de tan poca extensión creo que sí puede ser una escena, siempre que deje una impresión autoconclusiva. Es decir, que no sea una segunda parte de otra historia, donde la introducción esté en un relato que se escribió en otra ocasión, o que se pretende continuar luego.

Creo que ya lo comenté, pero tengo antologías de minirrelatos y microrrelatos en casa, de autores de cuya reputación nadie duda, y que son simples escenas o pequeñas reflexiones (propias del autor o de un personaje). Y podrán gustar más o menos, pero no creo que nadie tenga el valor de reprochar a esos autores consagrados o de poner en duda que el texto sea un relato o no por el simple hecho de no ceñirse a la estructura introducción-nudo-desenlace clásica.

Muchas veces hemos visto en estos torneos algunos relatos que presentan una escena pero con los detalles que se dan, el lector sabe perfectamente de dónde viene y cómo finaliza el relato (incluso con un final abierto). Otra cosa es que no nos guste o penalicemos un relato que se centra demasiado en contar una ambientación y luego el relato prácticamente no posea una acción (todo más o menos descriptivo). Recientemente me pasó con el relato El humano, que no me convenció su presentación, pero jamás penalizaría que fuera una escena. Otra cosa es que me deje la sensación de que se podía haber contado más de otra forma.

Nada… Simplemente quería apoyar el comentario.

3 Me gusta

No creo que lo de autoconclusivo o la extensión afecte a si es o no un relato. Todos conocemos relatos con final abierto y puede no ser corto y ser una única escena. Podrá adolecer de otras carencias pero no perder la condición de relato.

Iba más enfocado a lo que comentas de introducción nudo y desenlace, pueden estar en una única escena incluso aunque introducción o desenlace sean solo una pincelada porque se rellena solo ese hueco. Por ejemplo el que hice de la cocina se entiende sin necesidad de más que acaban de cometer un atraco y que se han matado los tres protagonistas.

Por acabar de matizar mi opinión.

El problema no está en sí un relato no tiene estructura clásica de presentación-nudo-desenlace. Una “escena” que omite o da casi por sentado la presentación y desenlace está bien. El problema es cuando se hace mal y el relato resulta cojo y no transmite sensación de final abierto, por ejemplo, sino que el autor dijo “bueh, pues aquí lo dejo, que no me queda espacio para más”.

También creo que para saltarse “normas” primero hay que dominarlas. Y algo común en estos torneos amateur es que hay muchos relatos que pecan de no haber sido planificados y tener una estructura improvisada.

2 Me gusta

Muy de acuerdo con esto.

Yo en este torneo he estado claramente ausente. Igualmente me apuntaré al siguiente, porque estaré en paro/trabajando en otra cosa espero menos estresante y podré dedicarle tiempo, y sobre todo, tendré mi mente lo suficientemente descansada para que me apetezca escribir comentarios y relatos.

Pero si que me parece que mucha gente se ha currado mensajes y comentarios muy profesionales. No creo que esté cayendo el nivel tampoco. Yo creo que, como dice Tarquin, los veteranos nos hemos hecho más mayores y tenemos más responsabilidades, y va siendo hora de que la gente nueva, con más ganas y tiempo, bombeen la sangre de estos torneos

Debo decir que me vino mi relato a la cabeza cuando leí la parte en que va a comprarse la cena y se la prepara.

Organiza una partida de poker.

1 me gusta