I Torneo de minirelatos pacotero - Speakeasy: La barra de los poetas muertos - Hilo para comentarios y desbarres (Part 1)

Sobre Lune, que también es mío, puedo deciros que fue el tercer relato que escribí. Dado que lo tengo fechado en el original, puedo deciros que tenía 16 años cuando escribí esto. No os sorprendáis tampoco, por aquel entonces y hasta los 20 o así estaba en mi mejor época creativa.

Era la primera vez que en vez de escribir una historia propia, adaptaba una ajena (como Terry Gilliam con The Fisher King). Mi mayor contribución a la historia de la canción fue cambiar el horroroso nombre de Babooshka por el mucho más refinado de Lune. En realidad Kate Bush (lo ha contado ella) se equivocó al elegir ese nombre, que le debió gustar por el sonido, pero que eligió sin saber que significa algo así como “Abuela” en ruso, lo que resulta bastante contraproducente para el relato. Yo lo cambié por “Lune” que significa “Luna” en francés. Yo identifico la luna con palabras como frío-frialdad, hermoso, soñador… En cuanto a la ambientación, no hay un espacio ni un tiempo definido, pero aún así yo siempre he pensado que transcurría a principios del siglo XX o así, no en la época actual, quizás en Francia, o quizás no y símplemente es casualidad que escogiera una palabra francesa como pseudónimo. %]

Mi segunda contribución fue cambiarle el final y, al mismo tiempo, el sentido completo del relato. Si leéis la letra de la canción, igual no os dais cuenta. Pero si la escucháis, os podeis percatar de que en la escena final hay ruidos de cristales rotos. Esa es Babooshka tirándole encima los vasos del restaurante a su “infiel” esposo. Según lo que cuenta en una entrevista Kate Bush, ve la canción como una chica que cae en la paranoia de que su marido le engaña, se inventa un pseudonimo para engañarle y al final esa paranoia lleva a la destrucción de ese matrimonio. Es casi más una canción irónica. Yo quise darle otro sentido. O, mejor dicho, la historia misma me llevó inexorablemente a darle ese sentido.

La historia que ocurre es fácil de resumir: Una mujer siente que su marido ya no la ama y, hundida, se hace pasar por una admiradora secreta para “probar” que la engaña o que ya no la quiere a ella. Su plan al final es disfrazarse para que no la reconozca, encontrarse con él en persona y, cuando más emocionado estuviera, decirle quién es ella en realidad (su mujer) y romper con él. Sin embargo, en el transcurso de este plan el resultado es que los dos acaban encontrando la pasión perdida por los años, el enamoramiento, lo que les gustaba el uno del otro, aunque ella no se da cuenta de todo esto hasta el final. Al contestar al final que ella es Lune (y no su esposa, con el nombre que tuviera) se ha dado cuenta de que ella es (o era) realmente esa otra persona (la que ahora se ha inventado) y no la persona en la que había llegado a convertirse.

Veo que en general ha gustado la historia, pero no tanto la forma (salvo Lucy Sin Ley, que parece que sí que ha entrado en el ritmo que le quise dar). Es una pena, porque lo que más me sigue gustando de este relato es la forma. Veo que estaba muy inspirada, a día de hoy no creo que pudiera manejar así el ritmo musical. Puede que para algunos será “con muchos puntos y cortando las frases”, pero tiene un mótivo tanto rítmico como a nivel de historia, con bastantes frases sin verbos como si fueran pinceladas minimalistas a la hora de describir acciones. En algunas ocasiones puede parecer arbitrario (de hecho en algunas ocasiones lo es, aunque necesitaba hacerlo así para no romper con la estructura), pero en otras la forma de contarlo/construirlo me parece esencial (“Sonrió intentando que no se le notara. El odio. Pero también el temblor. La emoción. Olió las rosas. Y un montón de sensaciones. Unas extrañas. Otras conocidas. Y otras olvidadas”) para conseguir el resultado requerido. Yo al menos lo sigo leyendo y me sigue gustando. El otro día volví a leer mi primer relato (que gustaba mucho a todo el mundo) y ahora le encuentro muchos fallitos y problemas y cosas que no me gustan (y otras que sí). Sin embargo, leo este y me parece que no ha pasado el tiempo por él, me sigue emocionando y me gusta cómo quedó.

Ah, por cierto, hay una discusión en torno a este relato sobre si el marido sabe/intuye que es es ella desde el principio o no. Es ambiguo, pero no descartaría esa posibilidad. Lo único que va en contra de esta posibilidad es cuando esconde la carta cuando ella entra en la habitación. Pero todas las veces en las que el narrador pasa al punto de vista de él, SIEMPRE dice que le recuerda a como era antes su mujer, al principio. Y en la parte final dice más: No cuando era más joven y hermosa, sino “Como su pequeña princesa, al principio, cuando los dos estaban enamorados. Como ella era cuando era la más hermosa, antes de que el tedio y la monotonía congelaran su sonrisa.”. Sea como sea, con este extraño juego/venganza, al final ambos recuperan el amor que se había perdido con el tiempo.

7 Me gusta

Di que sí, el ritmo te quedó muy bien. Me pareció un desafío de esos que tiene mérito tanto atreverse como llevarlo a cabo con éxito.

1 me gusta

Las Salas de Partos de Eileen son aun mejores que sus relatos y eso es mucho decir.

2 Me gusta

¿Conservas el pergamino de piel de cordero en el que escribiste, allá en su momento, ese relato?

3 Me gusta

Aún no se habían inventado los corderos.

1 me gusta

Respuestas de Capitán Hastings, autor de Un plan sin fisuras.

Comentarios de Hairball

Se me atravesó la condición y tiré por un camino sencillo. Por lo que veo, me he enredado demasiado con los cameos.

Comentarios de ¿Qué pato?

Con esta condición me he encontrado un poco perdido, y eso se ha transmitido al relato.

No tiene sentido la tilde de dejarás. ¿Será por escribir desde el móvil? Eso tampoco me ofrece una respuesta.

Comentarios de EchoChamber

Me he quedado sin palabras, pero a pesar del final abrupto, creo que tiene un sentido. Al perder el burro, se cansa al tener que tirar del carro. Al perder el carro, se agota al arrastrar los sacos. Al estar agotado, se duerme indefenso en un bosque de cuento, siempre peligroso.

Comentarios de Covid69

Tienes razón, me he visto superado por la condición. Pasaban los días sin ocurrírseme algo decente y me dije «tengo que presentar algo». Y tiré por el camino fácil.

Y también me ha faltado una revisión en profundidad para pulir esas faltas.

Comentarios de Diamondback

Responde la abuela. O al menos yo me lo imagino así. ¿Me habrá engañado el lobo?

Comentarios de El butanero

La moraleja la dejé implícita en el texto. Hubiera quedado mejor un párrafo de cierre, pero eso consume palabras.

Comentarios de Mokuren

Te digo lo mismo que a otros compañeros, no se me ocurrió nada mejor con esta condición. Los días pasaban y tenía que presentar algo, aunque no fuese muy inspirado. Verás como el próximo te gusta un poco más.

Comentarios de Emperador Machacasaurio

No sabía que progenitor sólo se refería a padres biológicos. Me lo apunto.

Comentarios de Mosquito Tigre

Me ha faltado inspiración y una buena revisión del texto final.

Comentarios de Neelie

Los cameos se me han ido de las manos debido a la falta de inspiración.

Comentarios de Bonnie Evans

Me gusta la idea de Asno y Shrek. Lastima que no se me haya ocurrido.

Comentarios de Lucy Sin Ley

Los cameos se me han ido de las manos. ¿Lo he comentado ya? xD

3 Me gusta

Yo creo que se te han ido los cameos un poco de las manos. %]]

…pero añadiré más, aunque puedo errar, creo que se te han ido un poco de las manos por inseguridad. Creo que, infundadamente o no, no has acabado de confiar por sí sola en la historia que estabas contando, y que quizas hayas metido esos elementos externos de cuentos para apuntalar o para que pareciera que la condición se cumplía más por ello. Y no era necesario. El cameo de los músicos de Bremen está bien, tiene importancia en la historia. El resto parecen puestos más por figurar que otra cosa. Y la historia me gusta, pero realmente no necesitaba de tantas referencias a otros cuentos. Podía funcionar (en los Simon the Sorcerer funcionaba) pero aquí la acumulación de referencias resulta más perjudicial que beneficiosa. El relato me ha recordado un poco al magnífico (y perverso) comienzo del juego de The Count Lucanor y los encuentros que tiene antes de que todo se empiece a poner raro de cojones. %]]

2 Me gusta

Yo me lo leí pero no tenía mucho que comentar. Me gustó, y también me habría gustado como regalo de cumpleaños, imaginé que había sido el regalo real de tu hermana. Que te dediquen un texto elaborado es algo que no suele pasar y que se aprecia.

Lo del nombre del sitio en gaélico me recuerda a Outlander ^^.

Confieso que el de Lune no lo he leído, aunque quería hacerlo se me ha ido pasando y tengo que terminar los de Halloween antes de que salga la versión podcast y me de pereza.

1 me gusta

Si solo te falta el mío y tiene 700 palabras justas. Te lo lees en lo que tu marido tarda en hacerte un café :joy:

1 me gusta

¿50 minutos? %]]

1 me gusta

Primero tendría que ir a comprar el café, así que seguramente tardaría eso %]]. Si es de molinillo, quizá más.

3 Me gusta

Por su bien espero que sea más rápido…

Lo leeré esta tarde o mañana si no se me olvida.

1 me gusta

Me imagino a Melon tomándose un café tan ricamente esta tarde, saboreándolo tranquilamente y pensando para sí misma: “Hmmm… Juraría que se me olvida algo…” %]]

3 Me gusta

Yo quiero que me regales una para el mío

¿Sois hermanos?

1 me gusta

No, pero somos un dúo humorístico
Qué menos que acordarse de mí

¿Te vale si cambio el nombre de mi hermana por el tuyo con el fotosop? :]]

2 Me gusta

Te noto un poco subidito…

Con el Photoshop mejor :grin:

Debes reconocer que doy risa, ella la provoca

1 me gusta