Hogwarts Legacy. Impresiones

Hogwarts Legacy, primeras impresiones. Lo hemos jugado y se ha hecho la magia

Hogwarts Legacy, primeras impresiones. Lo hemos jugado y se ha hecho la magia

¡Alohomora! Las puertas del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería se abrirán de nuevo para dar la bienvenida a sus estudiantes, jóvenes magos y brujas que buscan aprender y perfeccionar sus hechizos. El día ha llegado, por fin hemos tenido la oportunidad de probar Hogwarts Legacy, el juego ambientado en el universo de Harry Potter que los seguidores de la saga llevaban esperando desde hace muchos años. Desarrollado por Warner Bros. Avalanche, este título de acción, exploración y rol promete estar a la altura de las expectativas, pero ¿lo está? Te contamos lo que nos ha parecido en los siguientes párrafos. ¡Flipendo!

A finales del siglo XIX, un estudiante de Hogwarts descubre sus lazos con la magia antigua, talento tan poderoso como peligroso. Durante esa época, el mago oscuro Victor Rookood se alza y estalla la rebelión de los duendes, liderada por Rankok. Este se ha aliado con el tenebroso mago, que no dudará en hacer todo lo posible para doblegar al mundo mágico, si bien la alianza entre ambos pende un hilo, pues el duende detesta a los magos.

La creación de nuestro protagonista

Como ya se sabía, Hogwarts Legacy no tiene un personaje predefinido como tal, sino que los jugadores pueden crearlo a su medida. El editor permite seleccionar el tipo de cuerpo entre una variedad bastante amplia de modelados. Una vez elegido, se nos da la opción de modificar distintos aspectos como la forma de la cara, el color de pelo, el tipo de peinado, las cejas, los ojos, etc. También es posible añadir pecas, lunares, cicatrices o marcas.

La elección del tipo de cuerpo no condiciona el género. Tras las polémicas declaraciones de J.K. Rowling sobre la comunidad trans, se ha producido un importante revuelo, aunque la autora de las novelas no ha participado en el desarrollo del juego. Con todo, Avalanche ha tomado nota:

Ampliar

Sea como sea el aspecto del protagonista, se le puede asignar cualquiera de las dos voces: una masculina, interpretada por Sebastian Croft (Heartstopper) en la versión original, y otra femenina, de Amelia Gething (Emily). Por otro lado, existe la opción de regular el tono de la voz. Lo que tendremos que decidir es si el personaje duerme en el dormitorio de brujas o de magos.

El personaje principal no es mudo, pero sí le proporcionaremos el nombre que más nos guste. Más adelante se colocará el Sombrero Seleccionador para decidir la Casa en la que recalará, es decir, Gryffindor, Slytherin, Hufflepuff o Ravenclaw, pero esa ya es otra historia que habrá que contar más adelante. Huelga decir, eso sí, que se implementan opciones de personalización: túnicas, bufandas y más. Que no se diga que no va a la moda (de entonces).

Ampliar

Explorando Hogwarts por primera vez

El castillo en todo su esplendor. Lo primero que nos ha llamado la atención es que el aspecto visual de Hogwarts Legacy está muy cuidado. El modelado de los personajes, las animaciones, la recreación de la escuela y de sus alrededores… Tomando como referencia las películas, el estudio tiene en cuenta que la historia se ambienta un siglo antes del nacimiento de Harry Potter, por lo que nos hallamos en un lugar familiar, pero a la vez diferente. Muy victoriano todo.

De la misma forma que los gráficos plasman el mundo mágico, la banda sonora de Alexander Horowitz captura la esencia del universo de Harry Potter con composiciones completamente nuevas, aunque nos ha parecido escuchar una remezcla del tema principal de John Williams en cierto punto de la partida. En cualquier caso, los temas tienen reminiscencias con las partituras del maestro.

Ampliar

En esta zona abierta nos topamos con otros estudiantes, que pululan por las inmediaciones del colegio. Cerca del castillo se erige el estadio de Quidditch, el templo del deporte por excelencia entre los magos. Warner Bros. Games ha confirmado que no habrá partidos, lo que no significa que no vayamos a volar sobre la escoba. De hecho, en esta preview hemos sobrevolado y visto Hogwarts desde los cielos. La escoba se asigna a uno de los botones de acceso rápido, de modo que basta con pulsarlo para elevarse por los aires.

Caminando por los terrenos de Hogwarts avistamos la cabaña del guardabosques, el lugar donde vivirá Hagrid muchos años más tarde. En un espacio cercano, un alumno llamado Leander Prewett nos desafía a una partida de Pista de Convocación. El minijuego consiste en utiliza el hechizo Accio, que atrae objetos hacia la dirección de la varita. En una tarima de madera se despliegan varias pelotas. A continuación, por turnos, cada jugador intenta acercarlas lo máximo posible al borde para ganar puntos, con cuidado de que no se caigan. Gana el que más puntos consiga (nosotros perdimos).

Ampliar

Ha llegado el momento de entrar en Hogwarts. Pasamos las piernas por la la escoba y nos acercamos al gran portón, que se abre sin ningún tiempo de carga. El hall principal luce muy detallado, es una reproducciíon más que fidedigna de la atmósfera de la escuela. Atravesamos una de las puertas y llegamos a la Gran Biblioteca, donde interactuamos con un cofre y con un orbe del mundo, que gira a golpe de varita. Una mala idea recorre fugazmente nuestra mente: lanzar un encantamiento Incendio sobre los libros de una estantería. Prenden de manera fugaz, pero afortundamente vuelven a la normalidad poco después. Es un alivio pensar que ningún libro se quemó en Hogwarts en el transcurso de esta partida.

El siguiente destino es el aula de herbología, que rebosa de naturaleza y vegetación, como no podía ser de otra manera.

Ampliar

Así funciona el sistema de combate

Lucan Brattlevy, alumno de Gryffindor y coordinador de duelos, es la persona que nos introduce en el sistema de combate. Se incluyen dos sets de cuatro hechizos diferentes respectivamente, que se colocan en una rueda de encantamientos de acceso rápido. Cada uno de los hechizos se asigna a un botón, de forma que podemos jugar con ellos según lo requiera la situación.

El combate nos ha resultado más profundo de lo que pudiera parecer a simple vista. Podemos esquivar, hacer parry, protegernos con Protego y lanzar hechizos como Incencio. Expelliarmus… ¡y hasta la maldición de tortura Cruciatus! Otra de las opciones recurrentes en esta clase de sistema es la fijación de un enemigo, una mecánica que también está presente en Hogwarts Legacy. Además, si el enemigo invoca un escudo amarillo, tendremos que quebrarlo valiéndonos de Wingardium Leviosa, por ejemplo.

Ampliar

Una misión a vida o muerte con una dragona y cazadores furtivos

El bosque es bello pero tenebroso, incluso cuando está cubierto de nieve. Y para tenebrosas, las acciones de unos furtivos contra toda clase de criaturas mágicas. La alumna Poppy Sweeting, de Hufflepuff, nos acompaña en la misión Fuego y Maldad, que nos hará adentrarnos en terreno muy peligroso. A lo largo de su travesía, ambos conversan con un centauro, una especie mágica que no aprecia demasiado a los humanos: le intentan explicar que no tienen nada que ver con los furtivos, más bien todo lo contrario.

Las pistas indican que los cazadores han hecho de los suyas y las sospechas se confirman poco después, cuando se dan de bruces con alguno de ellos. Pocos juegos actuales dejan pasar la oportunidad de introducir mecánicas de sigilo y Hogwarts Legacy no es una excepción. El hechizo desilusionador nos permite hacernos invisibles y paralizar a los enemigos por la espalda con Petrificus Totalus. Este sistema es bastante simplón y no demasiado profundo, pero encaja bien y añade otra capa mecánica adicional.

Ampliar

La misión de infiltración llega a su clímax en el instante en que nuestros protagonistas descubren que los furtivos han capturado a una dragona. Se inicia una dura y trepidante pelea contra numerosos enemigos, por lo que la pantalla se llena de colores: golpes, contraataques, remates… vuelan los hechizos ante la mirada iracunda de la dragona, a la que al final logramos liberar (una vez derrotados todos los malhechores).

Este primer contacto nos ha transmitido muy buenas sensaciones, que habrán de revalidarse o matizarse cuando tengamos una visión de conjunto. Habida cuenta de que es un juego de mundo abierto, dependerá en gran medida de cómo (y de qué modo) rellenen Hogwarts y sus aledaños, del contenido, al fin y al cabo… La respuesta, en el análisis.

Ampliar

Hogwarts Legacy saldrá a la venta el próximo 10 de febrero en PS5, Xbox Series X, Xbox Series S y PC. La versión de PS4 y Xbox se ha retrasado y no verá la luz hasta el 4 de abril, mientras que la de Nintendo Switch está prevista para el 25 de julio.


Tenéis motivos para estar ilusionados: he jugado a Hogwarts Legacy y es mágico

Ya hemos jugado a Hogwarts Legacy y os traemos nuestras impresiones directas desde el Colegio de Magia y Hechicería. ¿Estará a la altura el prometedor nuevo juego de Harry Potter? Este primer avance sólo se puede definir con una palabra: mágico.

2023 tiene todas las papeletas para convertirse en un año espectacular para los amantes de los videojuegos, dada la gran cantidad de lanzamientos programados. Y buena prueba de ello es que para empezar el año por todo lo alto llega uno de los pesos pesados, un juego que sin estar a la venta ya se encuentra entre los más vendidos: Hogwarts Legacy.

Se podría argumentar que dada la magnitud de la franquicia Harry Potter, era de esperar que un nuevo juego ambientado en su universo genere tanta expectación. Pero lo cierto es que con cada nuevo tráiler, el título desarrollado por Avalanche Software tenía cada vez mejor pinta… Tanto, que incluso costaba un poco creer que pudiese ser tan bueno.

Pero desde hoy podemos dejar de lado la incredulidad, porque ya hemos jugado a Hogwarts Legacy. Ha sido la primera vez que personas ajenas al estudio tenían la oportunidad de sumergirse en el mundo mágico, así que hemos podido descubrir cómo funcionan exactamente aspectos como los duelos de magos o incluso el vuelo con escoba.

Y sí, lo que hemos probado estaba a la altura de lo que sugieren los tráileres y todo apunta a que estamos ante uno de los mejores juegos del año. Os lo contamos con todo lujo de detalles en estas impresiones de Hogwarts Legacy.

Regreso al mundo más mágico

La sesión de prueba de Hogwarts Legacy tuvo una duración de unos 45 minutos y estaba compuesta por varias partes que tenían lugar en momentos muy diferentes de la aventura. Pero lo primerísimo que tuvimos que hacer fue lo mismo que tendréis que hacer vosotros el día que el juego se ponga a la venta: crear al mago o bruja protagonista.

Como ya se había adelantado, el editor de personajes de Hogwarts Legacy es muy completo e incluye un gran número de opciones de personalización: forma de la cara, color de piel, peinado y color del pelo, pecas, cicatrices, color de ojos, forma y color de cejas… Y por supuesto no falta la posibilidad de escoger un accesorio tan emblemático como las gafas.

Quizás el aspecto más destacable es que, como ya empieza a ser norma en la mayoría de videojuegos, en el editor de personajes de Hogwarts Legacy no existe el género. Podemos elegir una voz masculina o femenina independientemente de los atributos físicos seleccionados y alterar su tono para hacerla más grave o más aguda.

Hogwarts Legacy

Además de esto, también podemos elegir entre dormir en el dormitorio de las brujas o de los magos, una elección que también determina los pronombres con los que el resto de personajes se referirán a nosotros. Por último, debemos elegir el nombre y apellido de nuestro personaje.

En el editor también elegimos la dificultad entre cuatro posibles opciones. Hablando con el diseñador de combate de Hogwarts Legacy, Troy Johnson, nos explicaba que la dificultad normal está pensada para pasárselo bien y permitirnos disfrutar de una fantasía de poder, pero que si queremos una experiencia desafiante pero justa, debemos elegir la dificultad difícil.

La siguiente parte de la que os podemos hablar empezaba directamente en Hogwarts, concretamente en uno de los patios al aire libre. Teníamos cierta libertad para explorar tanto el interior como el exterior del castillo (pero no sus alrededores), así que nos pusimos manos a la obra.

Hogwarts Legacy

Pero tras dar unos cuantos pasos, pensamos “¿por qué andar, cuando podemos volar?”, así que sacamos la escoba y nos elevamos hacia los cielos, zigzagueamos entre las torres y pasamos por debajo de puentes colgantes rozando las aguas del lago.

Además de permitirnos contemplar la majestuosidad del castillo desde las alturas y las bellísimas vistas de las inmediaciones, este momento nos trajo gratos recuerdos de Harry Potter y la Cámara Secreta, la adaptación para PS2 donde también era posible usar la escoba para volar con libertad.

Una vez en tierra, y antes de entrar al castillo, probamos un curioso minijuego que se celebraba cerca del campo de Quidditch.

Su nombre era Pista de Convocación, y la mejor de forma de describirlo sería “petanca mágica”. Usando el hechizo Accio, debíamos atraer unas bolas gigantes sin salirnos del tablero para conseguir más puntos que el rival. Y era más difícil de lo que parecía.

Hogwarts Legacy

Tras esto, accedimos al interior del castillo y llegamos a un vestíbulo donde se respiraba vida escolar: había alumnos de todas las casas por todas partes charlando animadamente sobre sus vidas y sobre lo que suponemos que eran los últimos acontecimientos sucedidos en el colegio.

Desde este vestíbulo pudimos visitar dos lugares importantes del castillo: el invernadero y la biblioteca. El primero, como era de esperar, era un lugar muy verde, lleno de plantas de todos los tipos y varios árboles de gran belleza. En la biblioteca nos esperaban hileras de estanterías rebosantes de libros y cuadros de personajes históricos que seguían nuestros movimientos con la mirada.

Queremos destacar que visitando esta pequeña sección del castillo nos sentimos abrumados por su aparente enormidad: había puertas que daban acceso a otros lugares, pasillos que conducían al exterior, escaleras que nos permitían alcanzar zonas superiores… Parece que Hogwarts será un lugar muy intrincado, pero por suerte contaremos con un mapa y una suerte de GPS para orientarnos.

Hogwarts Legacy

En el vestíbulo también pudimos charlar con dos alumnas para iniciar tareas secundarias: en una debíamos usar el hechizo Lumos para revelar la imagen de un cuadro; esta imagen era la pista para encontrar la ubicación exacta donde esperaba una polilla mágica que debíamos guiar de vuelta hasta el cuadro.

En la otra, debíamos localizar y recoger cinco libros que, debido a un hechizo que había salido mal, volaban cual pájaros por la biblioteca. Y ya que hablamos de secundarias, parece que también habrá un buen número de coleccionables en Hogwarts Legacy.

Para concluir esta parte de la demostración, nos dirigimos hasta la torre del reloj para participar en el club de duelo Varitas Cruzadas. Se trataba de un enfrentamiento dos contra dos en el que contábamos con la ayuda de Sebastian Shallow, uno de los secundarios de la aventura.

Hogwarts Legacy

Y dado que fue nuestra primera toma de contacto con el sistema de combate, la primera ronda la perdimos… Pero en la siguiente salimos victoriosos.

Para concluir la demostración de Hogwarts Legacy nos llevaron hasta otro punto de la aventura, más avanzado, para realizar una misión de historia en compañía de Poppy Sweeting, la alumna de Hufflepuff amante de las criaturas mágicas y compañera de aventura.

La misión tenía lugar lejos del castillo, en una zona nevada, y nos llevaba a descubrir qué tramaban unos cazadores furtivos y detenerlos. Una parte de la misión consistía en investigar un campamento abandonado, donde comprobamos que el juego tiene un sistema similar a lo visto en títulos como The Witcher 3.

Hogwarts Legacy

Pulsando izquierda en la cruceta usábamos el hechizo Revelio, que servía para resaltar elementos del escenario así como para desvelar la posición de los enemigos durante unos segundos. De esta forma, pudimos dar con facilidad con las pistas necesarias para encontrar la localización de los furtivos.

Algo que queremos destacar es la sorprendente cantidad de interacciones que vimos en los escenarios, muchas de ellas sin utilidad… pero muy curiosas: podíamos jugar a la cabrilla con un montículo de piedras que había junto a un lago, usar un yunque para dar martillazos o darle un trago a una jarra de aspecto sospechoso.

Más adelante llegamos a un campamento de furtivos y ahí tuvo lugar una experiencia de combate real. Con el gatillo R2 se realiza el hechizo básico, una ráfaga rápida que sirve para causar pequeñas cantidades de daño y es nuestro método principal de ataque.

Como curiosidad, este hechizo básico tiene todas las papeletas para ser el mítico Flipendo, el maleficio rechazo que nació en los queridos juegos de Harry Potter para PS1. Aunque nuestro personaje no pronunciaba las “palabras mágicas”, sí que escuchamos a Poppy gritar «Flipendo!» en varias ocasiones.

Hogwarts Legacy

Si en lugar de presionar R2, lo mantenemos pulsado, podemos usar los hechizos asignados a los cuatro botones frontales. Esto significa que podemos tener cuatro hechizos asignados a atajos rápidos, pero también es posible cambiar rápidamente el set equipado, lo que nos deja con un total de ocho espacios para hechizos diferentes que podemos personalizar.

Es importante señalar que no hay un medidor de magia en Hogwarts Legacy, simplemente un pequeño período de espera tras usar cualquier hechizo que no sea el básico. También hay hechizos, como Lumos o Reparo, que no tienen uso en combate, pero sí a la hora de explorar y desplazarnos.

Los que sí que tienen uso en los duelos provocan efectos únicos que, si sois fans de Harry Potter, vais a reconocer enseguida: Expelliarmus hace que la varita del enemigo salga despedida de sus manos, obligándole a recogerla y dejándole indefenso durante unos segundos, Levioso (que no Leviosa) los hace levitar en el sitio, Accio los atrae hacia nuestra posición, etc.

Hogwarts Legacy

Lo curioso de los hechizos de combate es que tienen asociado un color. Esto juega un papel crucial en los combates, pues en muchas ocasiones los enemigos usan un hechizo de protección que sólo es posible romper usando un hechizo del mismo color. Es decir, que si vemos un aura de color rojo alrededor de un enemigo, debemos usar un hechizo como Confringo para destruirla.

Nuestro personaje también puede usar Protego pulsando el botón triángulo en cualquier momento. Cuando nos ataquen, veremos marcas de diferentes colores sobre nuestra cabeza; si son de color amarillo y presionamos el botón en el momento exacto, se realiza un satisfactorio parry con el hechizo Desmaius. Si es de color rojo, significa que debemos rodar para evitar el daño.

A grandes rasgos, es un sistema de esquiva y contraataque que recuerda a lo visto en juegos como los Batman Arkham o Sombras de Mordor y Sombras de Guerra. Lo cierto es que en el caso de Hogwarts Legacy se antoja más útil, pues cuando nos enfrentamos a múltiples enemigos que, encima, realizan ataques a distancia, es muy difícil estar al tanto de todo lo que sucede en pantalla.

Hogwarts Legacy

Además de todo esto, con el botón R1 podemos recoger y lanzar objetos del escenario para causar un gran daño. Cuando se cargan unas barras que se muestran en la parte inferior derecha, podemos pulsar al mismo tiempo R1 y L1 para usar magia antigua y desatar poderosos efectos. Y cuando la salud escasea, podemos beber una poción herbovitalizante pulsando un botón.

Pero ¿qué pasa con las maldiciones imperdonables? En esta demostración de Hogwarts Legacy teníamos disponible la maldición Cruciatus o maldición de la tortura; al usarla sobre un enemigo este quedaba marcado, y todos los ataques realizados contra ese enemigo se propagaban hacia los demás, resultando especialmente útil como control de masas.

Troy Johnson nos explicaba que no estamos obligados a usar este tipo de hechizos (aunque será posible probarlos en la arena de combate de las artes oscuras). Sobre las consecuencias de usar las maldiciones imperdonables o ser buenos o malos en nuestras decisiones, nos dijo que prefiere que sean los jugadores quienes lo descubran cuando el juego se ponga a la venta.

Hogwarts Legacy

Ahora bien, nos percatamos de que la maldición Cruciatus tenía un color asociado -el verde, como no podía ser de otra manera-, lo que nos hace sospechar que habrá enemigos concretos que nos inviten a utilizar las maldiciones imperdonables para derrotarlos.

Nuestras impresiones del combate de Hogwarts Legacy han sido muy buenas, nos ha parecido muy gratificante sin dejar de lado la fidelidad con el material original. Tenemos mucha curiosidad por ver el número total de hechizos y lo diferentes que pueden ser sus efectos, así como comprobar qué tal aguanta la acción el paso de las horas.

Porque recordemos que Hogwarts Legacy es un action RPG, lo que significa que vamos a combatir y mucho. Sobre la duración, Troy no nos dio un número exacto, pero dado que se trata de un juego enorme con un montón de cosas que ver y hacer, depende de cada jugador. Aun así, nos dijo que podemos esperar una duración similar a la de otros juegos AAA de mundo abierto.

Hogwarts Legacy

Al avanzar en la misión llegamos hasta una tienda donde los furtivos estaban realizando combates clandestinos de dragones. Era una sección algo más lineal (lógico, dado que se trataba de una misión) en la que se nos invitaba a usar el sigilo, y fue bastante impresionante escabullirse entre los enemigos con dos dragones peleando al fondo.

Pronto descubrimos que el encantamiento de invisibilidad no funciona de manera literal; aun con el efecto activo, si nos plantamos ante las narices de los enemigos pueden vernos sin problemas. En cualquier caso, parece que el sigilo no va a ser algo obligatorio, pero está bien saber que es una opción más.

También tuvimos una toma de contacto con el hechizo Alohomora, para abrir cerraduras, lo que activa un minijuego en el que debemos encontrar la posición exacta con los sticks izquierdo y derecho.

Hogwarts Legacy

La misión terminaba con un combate contra dos oleadas de enemigos, la última capitaneada por un animago que usaba hechizos muy poderosos y podía transformarse en lobo.

A nivel visual Hogwarts Legacy nos ha parecido un juego muy potente, y tenemos que destacar la gran calidad de las animaciones faciales y los efectos de todo lo que tiene que ver con la magia, calcados a lo visto en las películas. No notamos ningún problema de rendimiento, aunque nos pareció que el movimiento de la cámara presentaba un ligero retardo.

La banda sonora también tiene un estilo muy similar al de las películas e incluso incluye fragmentos del tema principal de Harry Potter para que nos sintamos como en casa.

Hogwarts Legacy

Pero lo que más nos ha impresionado es la alucinante calidad del doblaje al castellano, con actuaciones muy profesionales que casaban muy bien con los personajes. Este aspecto se ha cuidado hasta tal punto, que incluso hay sincronización labial y los personajes hablan susurrando cuando usamos el hechizo de invisibilidad.

Ya lo veis, hemos salido maravillados de esta primera toma de contacto con Hogwarts Legacy. Todo lo que tiene que ver con el mundo mágico, desde la historia, los personajes, la banda sonora, los hechizos o el apartado visual, está recreado con una fidelidad asombrosa.

También apreciamos guiños y pequeños detalles que demuestran un mimo brutal. Se nota que en Avalanche han estudiado con lupa todo lo que tiene que ver con Harry Potter, algo que seguro que agradecerán los más fans.

Sólo en los primeros minutos de juego, Hogwarts Legacy logró ponernos los pelos de punta y hacernos sentir que estábamos ante algo verdaderamente mágico.


Primeras impresiones con Hogwarts Legacy: La magia de destrucción le roba protagonismo a la historia

Aunque quizá no sea tan fascinante como esperaba, Hogwarts Legacy parece estar a la altura de la popular licencia del Mundo Mágico.

Zeit Für Magie (Lugar de Magia), reza el letrero en el pilar de hormigón. Visto desde fuera, no podría estar más lejos de la realidad, ya que el Mehr! Theater am Großmarkt se encuentra en un monótono solar industrial cerca de la estación central de Hamburgo. Pero una vez que se abren las puertas, enseguida queda claro por qué gente de todo el mundo viaja hasta aquí para ver Harry Potter y el Legado Maldito, a pesar de que la obra se representa únicamente en alemán. La moqueta está adornada con insignias de Hogwarts. Cada decoración, como las gárgolas del escenario principal, está hecha a mano con características únicas, y desde el techo se vislumbran más de 3.000 bombillas con forma de pequeños cables doblados para parecerse al logotipo del espectáculo. Resulta impresionante. Grandioso incluso. Pero también se siente muy vacía, ya que la obra se encuentra actualmente en pausa, pues se está acortando y reelaborando para la próxima línea de representaciones.

Todo esto para decir que no podía haber lugar más apropiado para la primera prueba del esperado Hogwarts Legacy. Al igual que el teatro alemán, el Hogwarts que pudimos explorar durante la sesión preliminar nos pareció al mismo tiempo impresionante, pero también un poco estéril.

Hogwarts Legacy

Como es lógico, Hogwarts Legacy ha levantado una gran expectación. El juego, un RPG de mundo abierto ambientado en el universo de Harry Potter, pretende hacer realidad el sueño infantil de ser transportado a la famosa escuela de Magia y Hechicería. También es el primer juego de Harry Potter en más de una década en el que no intervienen bloques de Lego, controles de movimiento o realidad aumentada, y el estudio insiste en repetidas ocasiones durante la visita en que se trata de una experiencia totalmente nueva ambientada en el conocido universo.

A la pregunta de si alguno de los títulos anteriores, como los juegos basados en las películas, han influido en Hogwarts Legacy, la directora narrativa Moira Squier responde con un sencillo “no”, antes de explayarse un poco. “Esta historia es completamente nueva. Es una nueva época, un nuevo escenario, nuevos profesores. Todo es nuevo”.

Al igual que la trilogía Animales Fantásticos, Hogwarts Legacy tiene lugar en el siglo XIX, más de un siglo antes de que Harry, Ron y Hermione pisaran el famoso castillo de Hogwarts. Los fans más versados en el universo podrán reconocer a algunos de los personajes que se encontrarán en el juego, como Nick-Casi Decapitado, Peeves o los apellidos de ciertos profesores y alumnos. Pero, sobre todo, Hogwarts Legacy gira en torno a ti, a tu personaje. El director del juego, Alan Tew, insistió en este punto durante una pequeña presentación en vídeo antes de la prueba.

Hogwarts Legacy

Para ayudar a la inmersión, Avalanche Software ha incluido un extenso creador de personajes. Pasé rápidamente por las numerosas opciones de ajuste de tonos de piel, tono de voz y número de pecas para sacar el máximo partido a nuestra breve sesión de juego de una hora, pero aun así quedé bastante impresionado con lo que se ofrecía. Eso sí, no esperes que tus cicatrices (si decides añadirlas) reflejen un trasfondo dramático, como ocurría con Harry en las novelas.

“Durante el desarrollo se habló mucho de si debíamos dar al jugador una historia de fondo. Y lo que decidimos fue dejar que el jugador viniera con la historia que quisiera contar o incluso que desarrollara su propia historia a medida que jugaba, porque es su juego”, explica Kelly Murphy, diseñadora jefe de Hogwarts Legacy. Aunque el trasfondo está todo en tu cabeza, Squier revela que los guionistas han infundido cierta personalidad al personaje del jugador, que puede ser inteligente, divertido, valiente y quizás un poco sarcástico, dependiendo de tus elecciones de diálogo.

Hogwarts Legacy

Después de crear mi propio personaje, por fin me dejan entrar en los terrenos de Hogwarts. Aunque la calidad de las texturas no me ha sorprendido del todo (al fin y al cabo se trata de un juego que saldrá a la venta en todas las plataformas), los jardines siguen teniendo un aspecto impresionante, con los estudiantes pululando por los caminos de piedra tallada mientras elaboradas figuras de arbustos son atendidas por herramientas de jardinería animadas por la magia.

Saltar sobre mi escoba y sobrevolar la zona me permite contemplar los estanques azules y las montañas cubiertas de hierba en el horizonte. No son solo un espectáculo meramente visual, ya que se pueden visitar la mayoría de las zonas circundantes a la escuela, incluidos lugares famosos como son el pueblo de Hogsmeade y el Bosque Prohibido. Desgraciadamente, un asistente me advierte de que no me aleje demasiado durante esta prueba, así que me dirijo al interior del propio castillo, donde me encuentro con cuadros parlantes, escaleras móviles, libros vivientes y todo tipo de parafernalia mágica. Pero como la mayor parte del tiempo me limito a contemplar las vistas, todo me resulta un poco aburrido, como si deambulara por un museo digital.

Es entonces cuando me doy cuenta de que estoy deambulando con una varita mágica en la mano que podría animar el lugar. Así que lanzo un ataque estándar a un estudiante que lleva una gran pila de libros. Como lleva una capa de Slytherin, me imagino que podría estar al tanto de mi pequeña travesura, pero me ignora por completo, ni siquiera se inmuta ante el hechizo. Fuera veo una colmena gigante y tengo que reprimir una risita pensando en todo el caos que va a desatar mi hechizo Incendio. Para ser justos, la textura arde brevemente, pero por desgracia no aparece ninguna abeja furiosa. Todo es paz y tranquilidad en Hogwarts. Al menos por ahora.

Hogwarts Legacy

Cuando confronto a los desarrolladores con mis impulsos destructivos, me dicen que han limitado la interactividad del propio Hogwarts, y que su definición de juego de rol no incluye quemar la escuela. “Cómo haces progresar a tu personaje, cómo eres, cómo te vistes, las decisiones que tomas. Esas cosas tienen prioridad sobre decir que vas a ser un personaje fijo, o que vamos a tener una simulación realmente profunda al estilo GTA, de causa y efecto en todas partes”, explica Murphy.

Entonces no será como Bully. Y tampoco como enPersona 5, a pesar de que Murphy reveló que fue una inspiración en la fase temprana de desarrollo. Tu aventura no seguirá el curso escolar, como en las dos primeras novelas, y aunque asistirás a clases de Herbología, Quidditch o Defensa contra las Artes Oscuras, servirán sobre todo como tutorial para que te familiarices con las mecánicas del juego. Tampoco hay una Copa de las Casas, lo que quizá sea bueno, ya que mis recientes acciones probablemente habrían hecho perder a mi casa unos mil puntos. Dicho esto, me gustaría que hubiera más interactividad, y no solo de la malvada.

Hogwarts Legacy

A través del hechizo más poderoso de todos, el debug mode (guiño, guiño), me trasladan a un punto posterior del juego, una misión llamada Of Fire and Vice. Y es aquí donde la inspiración RPG brilla de verdad, ya que Hogwarts Legacy de repente se parece mucho más a Dragon Age: Inquisition o The Witcher 3: Wild Hunt.

Hablo con una joven estudiante de Huffelpuff llamada Poppy Sweeting, que me guía a través de una ladera nevada con un gran marcador de misión sobre su cabeza y un “TE ESTÁS ALEJANDO DE POPPY” que aparece cada vez que doy demasiados pasos en la dirección equivocada. Recojo materiales de artesanía, saqueo cofres para conseguir un botín codificado por colores y exploro un campamento de cazadores furtivos vacío que proporciona pistas sobre la ubicación de un huevo de dragón robado. Al acercarme al escondite enemigo, uso un hechizo de invisibilidad que lleva a Poppy a exclamar entusiasmada: “¡Oh, es una idea brillante!”.

Ya sea por su grito de alegría o por mis torpes pasos, de repente nos vemos envueltos en una agitada batalla de magos varita en mano, con hechizos volando como fuegos artificiales cerca del suelo. Por fin tengo la oportunidad de dar rienda suelta a mi arsenal de hechizos, ¡y vaya si es destructivo! Se pueden lanzar mágicamente barriles explosivos a los enemigos o incluso a otros objetos, y yo conseguí destruir un puente haciendo caer a un desafortunado cazador furtivo por un abismo. Y lo que es mejor, también puedes agarrar a los enemigos y lanzarlos por los aires o contra el suelo con pequeños movimientos de tu varita. Mientras avanzo como un loco director de orquesta de una demente sinfonía de gritos y huesos rotos, tengo que preguntarme qué hechicería hizo falta para que este juego pudiera obtener una calificación de PEGI 12.

Es difícil no estar de acuerdo con Squier, que describe el combate como “catártico y divertido”, aunque no llegué a ver “los remates más cómicos”, prometidos por Murphy. A medida que avanzo en la misión, también me doy cuenta de que el combate es sorprendentemente profundo, con distintos hechizos que contrarrestan a otros, y la posibilidad de ejecutar combos como acercar a un enemigo con un hechizo y prenderle fuego con otro. Durante el enfrentamiento final de la misión, me encontré tirando pociones mientras intentaba utilizar un escudo mágico (parry) y la omnipresente acción de esquivar. La misión concluyó con la liberación de un dragón cautivo que inmediatamente empezó a masticar y asar a los pocos torturadores que quedaban en pie.

Hogwarts Legacy

Con la importante advertencia de que una misión de 15 minutos no es suficiente para evaluar la calidad general, me quedé con la sensación de que los fundamentos RPG del Legado de Hogwarts están firmemente establecidos. Lo cual es bueno, ya que estamos ante una aventura bastante larga, con hasta “40 horas de juego”, según Murphy. Y eso es solo para la aventura principal. Avalanche Software podría haber dejado el juego para más adelante, confiando únicamente en la marca Harry Potter para las ventas, pero Hogwarts Legacy parece un RPG de acción AAA en toda regla.

Lo que más me preocupa es hasta qué punto podrás influir en la experiencia. Aunque hasta ahora la interactividad en la escuela parece bastante limitada (pero quién sabe qué secretos se esconden en la enorme escuela y sus alrededores), Avalanche Software me asegura que tus decisiones realmente importan. Solo tienes que jugar un poco más para descubrir cómo.

“La historia general suele ser la misma historia principal”, explica Squier. “Pero, como jugador, puedes tomar distintas decisiones. Algunas son pequeñas, puede que se trate de una sola misión o de cómo interactúas con un PNJ más adelante en el juego. Recordarán lo que decidiste hacer. Otras son mucho más importantes. Puedes tomar decisiones muy oscuras. Si quieres, no tienes por qué. Y si tomas esas decisiones -no quiero hacer ningún spoiler- más adelante en el juego sobre cómo quieres resolver las cosas en ese punto, haber tomado decisiones más oscuras antes te da la opción de tomar algunas decisiones todavía más oscuras”.

Independientemente de cómo decidas jugar, Hogwarts Legacy saldrá a la venta el 10 de febrero para PlayStation 5, Xbox Serie X y PC, con otras versiones más adelante. Y tenemos muchas ganas de ver la versión final.


4 Me gusta

El juego pinta bien pero no quiero comerme spoilers

:sisi:

45 Me gusta

Va a vender lo que no está escrito

Vamoos que está ahí ya el 10 de Febrero!!

Osea que puedo hacer al personaje chico, y aun así hacerlo dormir en el dormitorio de las chicas… Messirve.

3 Me gusta

Que pitanza que tiene. Parece que los fan de HP podemos estar muy contentos con el.

1 me gusta

Tiene buena pinta pero lo de que haya tan poca interactividad es una cagada gorda. Por otro lado, es evidente que lo de tomar decisiones que afectarán a la trama es la mentira de siempre.

1 me gusta

Día triste para Resetera

14 Me gusta

Varios millones va a vender de golpe y porrazo sin dudarlo.

Yo hasta que la peña vaya poniendo sus impresiones, no me gasto la pasta. Lo que diga la prensa me lo creo entre cero y nada, no quiero otro Saiberpank a mi costa… xD

7 Me gusta
34 Me gusta

A mi es que no me llama mucho el universo de harry potter, pero madre mia como lo venden, parece la segunda venida de cristo :roto2:, espero que salga bueno y no la estén colando.

2 Me gusta

2 Me gusta

Obvio, las personas no tenemos género.

P.D. Me sale citado el mensaje :facepalm:

3 Me gusta

Ya en esas previews puedes ver pequeñas cosas para arquear la ceja a poco que rebusques entre la paja de alabanzas hiperbólicas.

Pocos son los juegos que salen al mercado hoy en día dignos de ello, que parece que cada juego reinventa la rueda y es the next big thing ever y…no, luego pasa una semana del lanzamiento y ya se acuerdan de ellos cuatro gatos.

4 Me gusta

Me fliparía que fuese un juegardo. Pero desde que enseñaron los primeros gameplays hasta ahora mi sensación ha ido desde el hype hasta el miedo de que al final simplemente sea un cascarón bonito pero vacío.

Flipendo confirmed (7:42).

2 Me gusta

Me espero a las de Steam

1 me gusta

Entonces ha salido majico el juego?

1 me gusta

Mierda, pues es justo lo que esperaba :joy:.

Aún así pintaza en lo demás que comentan.

Por cierto, han recreado completamente el campo que Quidditch que se puede visitar y todo. Vamos que se viene DLC, más cantado imposible. Me recuerda al coliseo de Elden Ring que estaba ahí para el futuro.

1 me gusta