HarmonyOS, el sistema operativo con el que Huawei se separa de Android y Google ya está aquí

El día ha llegado, HarmonyOS el competidor de Android, ya está aquí. Desde que Estados Unidos vetara a Huawei hace dos años, denegándole el acceso a Android, la empresa china ha estado trabajando en su propio sistema operativo. Lo que hemos visto hasta ahora en los Huawei P40 , por ejemplo, era una modificación de la versión de código abierto de Android , una alternativa para salir del paso mientras HarmonyOS llegaba. El sistema operativo de Huawei ha pasado por tres fases. Primero, evidentemente, de desarrollo, después se abrió a terceros el año pasado para que crearan aplicaciones y, por último, el lanzamiento, que ha llegado hoy. La tecnológica china tiene claro lo que quiere y ha aprendido de la experiencia. El software y el hardware están totalmente ligados , y uno depende del otro, aunque tengas un gran dispositivo, si no tienes control sobre el software, en realidad no tienes nada.

La estrategia que rodea al lanzamiento de Harmony OS se centra en lo que Huawei ha denominado 1+8+N . Donde el 1 es el teléfono móvil, que queda en el centro del ecosistema, el 8 otros dispositivos, como puede ser una tableta o el ordenador, y el N, periféricos, como una impresora. El objetivo de Harmony OS es que todos ellos se conecten sin fricciones, evitando el típico emparejamiento por Bluetooth, que suele ser frustrante, sobre todo cuando tienes muchos dispositivos a tu alrededor para conectarte. Como ejemplo, los auriculares FreeBuds de Huawei, en cuanto abres la tapa de su caja se conectan al teléfono que tienen al lado, sin necesidad de hacer nada más.

El primer dispositivo con HarmonyOS, lamentablemente, no va a ser un teléfono móvil, sino un nuevo reloj inteligente, el Huawei Watch 3 y una tableta el Matepad 11 .

El primer reloj con Harmony OS…

Huawei apuesta por su diseño de caja redonda con una corona de rotación en 3D y una pantalla de 1.43", 326 píxeles por pulgada, 1.000 nits de brillo que garantizan que se vea la información bajo el sol, y un refresco de 60 hercios. La forma de organizar las aplicaciones es muy similar a la del teléfono móvil, en cuadrícula . Huawei ha intentado que el Watch 3 sea lo más independiente posible del teléfono móvil, por eso tiene 4G con eSIM, y desde él se puede acceder también la tienda de aplicaciones de Huawei, la AppGallery e instalarlas directamente en el reloj. Así que podríamos prescindir perfectamente del móvil con el Watch 3 y unos auriculares.

El Watch 3 hace mediciones constantes de la temperatura de la piel, además de registrar el pulso . Tiene más de 100 tipos de deporte precargados, y si te caes es capaz de llamar a emergencias por sí solo. La batería tiene una autonomía de tres días con 4G activado, y 14 días con modo ahorro de batería, que seguirá registrando el ejercicio y mostrando la hora.

El dispositivo, además, tiene una versión Pro Titanium , con algunas características más premium como el Sapphire Glass y carcasa cerámica, por primera vez en un reloj, doble GPS para una mejor precisión dentro de las ciudades. La autonomía también se amplía a 5 días con 4G activo, 21 días en ahorro de batería.

El modelo básico, llamado Watch 3 Active, tendrá un precio de 369 euros, el del intermedio, el Watch 3 Classic, será de 399 euros, mientras que el más puntero, el Watch 3 Ellite, alcanzará los 449 euros. Se pueden precomprar a partir de este 3 de junio.

Y la primera tablet

En el Matepad 11 sí que vamos a disfrutar más de una experiencia completa de HamonyOS. El dispositivo, curiosamente, se parece más a la pantalla de un ordenador que a la de un móvil . Su panel es de 10.95 pulgadas, 120hz, 2560x1440 píxeles de resolución, con reducción de las luces azules para los ojos. El procesador es un Qualcomm 865, un detalle curioso que Huawei no haya utilizado su propio procesador aquí, el Kirin.

Cuenta con cuatro altavoces, y una autonomía de 12 horas . En cuanto a los periféricos, el Matepad 11 traerá consigo una funda teclado magnéticos con una sensación muy cercana al de un portátil. Aquí podremos ver la estrategia 1+8+N de Huawei con HarmonyOS y sus tres formas de compartir pantalla con un ordenador, como espejo del ordenador, extendiendo la pantalla del escritorio, o simplemente compartiendo el contenido, es decir, donde sólo se arrastran archivos de un dispositivo a otro.

La versión Pro del Matepad 11 tiene una pantalla más grande, de 12.6 pulgadas, 90% de ratio de pantalla respecto al cuerpo, 2560x 1600 pixeles de resolución en un panel OLED. En vez de cuatro altavoces lleva 8 de la marca Harman Cardon, y esta versión sí que equipa un procesador Kirin.

Huawei Free Buds 4

Los famosos FreeBuds de Huawei alcanzan la cuarta versión, con ‘true wireless audio’, nuevo diseño, un 20% más ligero, y 6% menos voluminosos. Cada auricular pesa 4,1 gramos. Lo más interesante viene en la cancelación activa de ruido , que, en un auricular abierto, sin silicona que bloquee el canal auditivo, es un tanto complicado. Para ello, Huawei ha instalado un segundo micrófono dentro del auricular que capta el eco del sonido en el oído y se adapta con 13 modos de cancelación de ruido.

Gracias al Bluetooth 5.2 los Freebuds 4 se pueden conectar a dos dispositivos al mismo tiempo, y la latencia se ha reducido un 50% respecto a la versión anterior. La autonomía de los auriculares es de cuatro horas, y con la caja 20. El precio es de 169 euros y se puede precomprar desde este 3 de junio.

Monitor Mateview

Por último, Huawei ha presentado dos monitores, el Mateview y el Mateview GT para videojuegos . El Mateview tiene 28,2 pulgadas 4K, en sólo 12.8mm de grosor y 94% en la relación de pantalla con cuerpo. Curiosamente, Huawei ha elegido una relación de pantalla de 3:2, mientras que el mercado se está yendo a monitores más panorámicos. El monitor también tiene dos altavoces de 50 vatios y un micrófono pensado para videoconferencia.

En cuanto al Mateview GT, es un monitor ultrapanorámico de 34 pulgadas, 21:9 y una curvatura de 1500R, pensado para crear un efecto inmersivo. La resolución es de 3K y el refresco 165Hz.