Hagamos valoraciones sobre nuestra época de colegio/instituto

De universidad no hago dado que no he ido por ahora, también lo digo por ser las etapas de niñez y adolescencia, si os llevabais bien con vuestros profesores, compañeros, conserjes y demás empleados del centro.

Por mi parte, la única pega que le pongo fue que de sexto a primero de la ESO escogí francés en lugar de otra asignatura que no recuerdo cuál era que me hubiese colocado en clase con mis mejores amigos de aquella.

Por lo demás, me lo pasé de puta madre, que si fútbol, escondites por las instalaciones, mítica si me lo permitís la cafetería con sus donuts, napolitanas, cheetos con los tazos, en fin, luego ya en el instituto en tercero cambié de centro y aquello alcanzó cotas sobretodo el primer año de alterar el buen vivir del prójimo, después en Ibiza empecé el bachiller y aunque solo estuve unos meses guardo gratos recuerdos de la chavalada que me encontré, luego en la capital me desmadré con ciertos hábitos y no creo que exceptuando contadas personas guarden buenos recuerdos de mi, al menos de mi comportamiento señores.

Para terminar la coyuntura decir que demasiado blandos fueron los profesores conmigo porque estaba totalmente por hacer, dejémoslo en que pensaba que todo me iba a caer del cielo y que no me lo tenía que currar. Así paso, que se me fue desarrollando una enfermedad mental. Una vez que revienta, te tratan, y si tienes suerte y de ella sales o al menos aprendes a vivir y a detectar cuando algo en ti nace de la propia enfermedad te vas equilibrando que es lo que me ha ido pasando a mi, no obstante aún queda mucha tela que cortar compañeros.

Un saludo

2 Me gusta

La Universidad = mejor epoca de mi vida, y tambien donde metí más la pata.Todo y todo, no cambio un día ahi. Quizas hubiera sido mejor si fuera sido más abierto con mis amistades de ese entonces.

Colegio/Instituto = Algo que prefiero olvidar. Lo poco que me acuerdo prefiero mandarlo a la mierda.

Primaria: De puta madre
Secundaria: Una puta mierda

Ni hice bachillerato porque estaba hasta los huevos de estar entre niñatos, y si tenía que estar ahí dos años más hubiese saltado por la ventana.

1 me gusta

En primaria y en los primeros años de ESO sacaba buenas notas sin necesidad de estudiar apenas. Luego a partir de tercero de ESO empecé a desmadrarme y a fumar porros (si se me permite el apunte) y repetí cuarto. Tuve que acceder a un ciclo formativo con la prueba de acceso (que creo que ya no existe) y allí el primer año seguía sin hacer el huevo pero a partir del segundo año me puse serio y me saqué el grado medio y el superior.

En cuanto a las chavalas, me temo que dejé escapar varias oportunidades. Hubo varias que me “tiraron la caña” tan a saco que pensaba que se estaban quedando conmigo, pero después de no recibir respuesta de mi parte dejaron de tratar conmigo y ahí me di cuenta de que al parecer iba en serio. En fin, que hay que aprovechar las oportunidades que uno tiene en la vida, señores

2 Me gusta

De puta madre.

Primaria y secundaria muy similar, mismos compañeros y mismo ambiente, muy positivo

El bachiller y los dos primeros años de universidad fueron acojonantes. Recuerdo en esa época de pasarmelo tan bien durante una semana con amigos que al volver a casa me saltaban las lagrimas porque pensé que no me lo volvería a pasar así en la vida

Y un poco de razón si que tenía. Ya no queda casi nadie de los de antes. Y los que hay, han cambiado

HAN CAMBIADOOOOOOOOOOU

3 Me gusta

Para la mayoría, la descomposición empieza cuando abandonan la vida libre, social e incorrupta de la universidad por el confinamiento en solitario de las profesiones y las familias nucleares.

Hasta ahí mi reflexión de hoy para ustedes, viejotes.

Una mierda. No aprendí nada que me interesase y sí tuve que estudiar broza que no utilizo y de la que ya no me acuerdo.
Aún no había entrado y ya quería salir de allí xd

De todas las etapas aprendí y suelo recordar casi todo, y personalmente guardo mejor recuerdo de la infancia y de la época de la universidad, es donde ha quedado más arraigo, más amistades y menos tonterías, y si había tonterías me divertían más.

Primaria: Inocente felicidad.
Secundaria: Mierda y traumas.
Bachillerato: Ni fu ni fa, pero pude deshacerme de mucha gente.
Universidad: Falta de madurez que me hizo hacer muchas gilipolleces.

EGB, bien, agridulce, buenos amigos de los que conservo un par y algunos niños crueles. Porque los niños son crueles, que no os engañen.

BUP y COU, bien, no estuvo mal, nada reseñable, sólo nos quitaba tiempo que podría haber estado viciando a la SNES y nos machacaba las ganas de vivir y cualquier atisbo de interés por seguir estudiando.

Universidad, bien, desagradecida a ratos, allí conocí a mi segunda novia y la seguí teniendo de compañera cuando ya era ex. Qué tiempos aquellos, hasta un profesor estaba al corriente del culebrón.

io k se me e criado en la caye

Primaria normal y corriente
Secundaria buena
Bachillerato la mejor epoca de mi vida.
Universidad la peor con diferencia.

El colegio una mierda, por el trabajo de mi padre, estuve en cuatro ciudades distintas en 5 años, asi que me lo pase cambiando y adaptando a todo.

Instituto otra mierda salvo el ultimo año

Universidad, bastante bien, pero los veranos a trabajar como un cabron para pagarla.

Lo mejor cuando me contrataron y me fui a vivir por primera solo a otra ciudad

Primera genial, sacaba buenas todos y todos.

En secundaria todo cambió y empecé a repetir, pero bueno, al menos nadie tenía cojones a meterse conmigo y eso que yo pasaba de todo el mundo, asi que bueno, podría ser peor.

La caña.

Primaria, pues como ha dicho un compa arriba: inocente felicidad.

Secundaria pues genial, conocí a mis mejores colegas ahí, las pibitas de la clase, buah. Brutal.

Colegio = bien
ESO = mal
Modulos = de puta madre
Universidad = olvidable

Primaria: Basura
ESO: Basura, añadido que repeti dos cursos.
Grado medio: Muy bien, buena gente. Me puse bastante las pilas, solo aprobamos 4 de los 25 o asi que eramos :rofl:
Grado superior: También bastante bien. Entre los compañeros habia muy buen rollo. Nos ayudabamos mucho.

La mejor época de la vida de larguiiiisimo. Cuando no consiste enteramente en trabajar y hacer tareas de casa.

No tengo ninguna queja de esa época. Tengo buenos recuerdos y volvería a ella.

De la uni tampoco tengo queja. Solo me arrepiento de no haberme abierto antes con los compañeros de promoción (ni siquiera fui al pase de ecuador por eso, y bueno, un poco por pereza también), aunque sí que me obligué a conocer a alguien los primeros días de clase y tenía otra amiga del instituto en otra clase.