Hagamos nuestra propia antología de relatos (hilo de comentarios)

Si es pegajosa, ¿puedo resbalar?

Depende del nivel de viscosidad y del agarre que tenga.

Resbaladizo poco lo es

No sé si puedo confiar en tu palabra después de ver este gif:

1 me gusta

Deberás tener fe en ese caso

Esta serie es un filón.

Qué te creías, qué Spiderman era el único que tenía memes?

Leído otra vez de pe a pa Rickard y Daimiel. Mi opinión no ha cambiado mucho desde la última vez. Es un relato que empieza muy interesante y que en poco tiempo logra construir un mundo parecido-pero-distinto al nuestro, con su lore y esas cosas. Pero de mitad al final se va desinflando y haciéndose menos creíble (dentro de lo increible/fantástico se entiende). Y el final abierto lo remata como relato. Esto es un primer capítulo de algo más largo, tanto para Rickard (desaparecido en un encuentro con Sebastian que nunca llega) como con Daimiel (transportado al Vacío por el ángel). A falta de leer el segundo relato, por ahora La Isla de la Locura tiene todos los números para ser mi relato elegido. ;))



Después de la corrección, sigue habiendo fallos y cosas que mirar. Te apunto lo que he visto (esto es nuevo, no son las correcciones del concurso):

—No estoy seguro. Pero tampoco importa, tarde o temprano detendremos a este hijo de puta —Daimiel se levantó y su compañero lo imitó—. Por ahora me centraré en la mujer y miraré a ver si puede darnos una pista. = Verbo que no es de hablar, nos falta un punto después de “puta” = —No estoy seguro. Pero tampoco importa, tarde o temprano detendremos a este hijo de puta. —Daimiel se levantó y su compañero lo imitó—. Por ahora me centraré en la mujer y miraré a ver si puede darnos una pista.

-estaba sentada sobre un sofá “astral”

—Antes de nada tengo que decirte una verdad que te incomodará. = Probablemente falta una coma = —Antes de nada, tengo que decirte una verdad que te incomodará.

-eran mujer rubias, nacidas el mismo día = Eso suena algo raro, ¿no? = eran mujeres rubias, nacidas el mismo día

—Es el mismo modus operandi del asesino que atrapé hace un siglo pero… ¡Es imposible! = Una coma antes del “pero”. Y se podría discutir si después de esos puntos suspensivos no seguiría con minúsculas. Depende del grado de interrupción… ;DD = —Es el mismo modus operandi del asesino que atrapé hace un siglo, pero… ¡es imposible!

-El bajo astral era una dimensión muy densa, la oscuridad envolvía la zona y los objetos, a diferencia del tercer nivel, resplandecían de un color violeta oscuro. = La primera coma la pondría como punto y coma al menos. Y tienes que meter una coma antes de “y los objetos” = El bajo astral era una dimensión muy densa; la oscuridad envolvía la zona, y los objetos, a diferencia del tercer nivel, resplandecían de un color violeta oscuro.

-En ese lugar habitaban los seres más despreciables e inferiores del mundo espiritual, desde asesinos despiadados hasta demonios poderosos. Cuando Daimiel era joven creció en ese lugar, aprovechándose de los más débiles o de los vivos si podía. = “En ese lugar” / “en ese lugar”. Mejor evitar eso. Por ej. cambiamos uno de los dos por un “Allí”
a)Allí habitaban los seres más despreciables e inferiores del mundo espiritual, desde asesinos despiadados hasta demonios poderosos. Cuando Daimiel era joven creció en ese lugar, aprovechándose de los más débiles o de los vivos si podía.
b)En ese lugar habitaban los seres más despreciables e inferiores del mundo espiritual, desde asesinos despiadados hasta demonios poderosos. Cuando Daimiel era joven creció allí, aprovechándose de los más débiles o de los vivos si podía.

-El bar de Xelial era un lugar donde acudía la mayoría de malhechores del más allá, donde bebían, se divertían y cometían fechorías. = Podemos evitar también esos dos “dondes”. Por ej. así = El bar de Xelial era un lugar al que acudían la mayoría de malhechores del más allá, donde bebían, se divertían y cometían fechorías. (aparte, aunque no es incorrecto ponerlo en singular, te he puesto el “acudían” en plural)

—Demasiado tiempo, amigo mío—dijo él, sonriendo. = Falta un espacio = —Demasiado tiempo, amigo mío —dijo él, sonriendo.

—¿Gharus? ¡Sabes perfectamente que lo enviaste al Vacío. = Te has olvidado de cerrar la exclamación (por lo que nos sobra el punto también) = —¿Gharus? ¡Sabes perfectamente que lo enviaste al Vacío!

—Sospecho que él puede estar implicado en unos crímenes en el mundo de los vivos —dijo él— ¿Tienes algo de lo que pueda servirme? = Falta el punto al volver del inciso = —Sospecho que él puede estar implicado en unos crímenes en el mundo de los vivos —dijo él—. ¿Tienes algo de lo que pueda servirme?

—¿Veinte huesos? ¡Serás granuja! —se quejó Daimiel mientras rebuscaba entre sus bolsillos. En cuanto los encontró, los arrojó sobre la mesa —¡Toma! ¡Que te aprovechen! = Doble fallo aquí. El guión largo tiene que estar unido al final del inciso (mesa) y no al comienzo del diálogo. Y vuelve a faltar el punto = —¿Veinte huesos? ¡Serás granuja! —se quejó Daimiel mientras rebuscaba entre sus bolsillos. En cuanto los encontró, los arrojó sobre la mesa—. ¡Toma! ¡Que te aprovechen!

—¿Cómo es posible? Nadie puede salir de ahí a menos que… no, no puede ser. = La interrupción aquí tras los puntos suspensivos es lo suficientemente fuerte como para meter mayúsculas, dado que no continua lo anterior = —¿Cómo es posible? Nadie puede salir de ahí a menos que… No, no puede ser.

—Vaya, vaya, así que tú eres el famoso Daimiel… Gharus me mantuvo informado sobre ello. = Esta frase me suena rara. ¿De qué le mantuvo informado Gharus a Raguel? ¿De Daimiel? ¿De lo que hizo Daimiel? Resulta algo ambiguo. Y la forma de expresarlo (Gharus me mantuvo informado sobre ello) suena extraña. O al menos no la forma más natural de decirlo, parece como una de esas traducciones demasiado literales de otra lengua, no suena como algo que se diría.



Por último, dejo aquí el comentario que hice cuando el concurso (menos la parte de ortografía), por si te lo quieres volver a leer o alguien se lo quiere leer:

Resumen

Rickard y Daimiel

-Apreciación sobre el título: Tiene una cosa buena y es que sirve a la perfección para recordar el relato. Son los nombres de los dos personajes protagonistas, así que bien. Ves el título y dices “Ah, sí, era ese relato donde salían Rickard y Daimiel” y te acuerdas porque son nombres tirando a raros. Lo malo es que Rickard desaparece de la narración por la mitad de la misma y ya no vuelve. Entiendo que “Ángeles y Demonios” ya estaba pillado, pero me gusta más. “El Vacío” también habría estado bien.

-¿Cumple normas? Sí que las cumple. Hay al menos un crímen (la mujer que encuentran al principio, asesinada por un demonio) y el relato consta de 1940 palabras, título incluido. Vamos, que cumplir cumple, y que se vaya al Vacío quien diga lo contrario.

-Número de víctimas: Una mujer, acuchillada en el esternón por un demonio con un artefacto arcano desconocido. Otras dos víctimas anteriores a que comience el relato, también mujeres y muertas con el mismo Modus Operandi, no sé si contarlas también. Daimiel tampoco sé si contarlo como víctima al final. Así pues, un número entre 1 y 4 víctimas. ;PP

-Historia/Estilo: Empieza como si fuera un relato policiaco en el que el inspector de policía examina el cadáver de una mujer, conectada con una serie de asesinatos rituales anteriores, y de repente nos introducen en lo sobrenatural, con el inspector contactando mentalmente con Daimiel (que al principio es presentado como un hombre, más tarde dicen que es un espíritu, luego pienso que es un ángel y al final se desvela que es más bien un demonio). Esto me gusta. Estás en un mundo que parece cotidiano, pero con diferencias y sin necesidad de una explicación mayor, como por ejemplo en los trilogía de La Materia Oscura de Philip Pullman. Bien, es un comienzo prometedor. Me hace pensar que el autor (u autora) tiene una idea clara de lo que está haciendo y se lanza a por ello sin miedo ni complejos. Pinta bien. Daimiel parece una mezcla entre el Charles Vane de Black Sails (¿Lyn, eres tú?), el Crowley de David Tennant en Good Omens, el fantasma Joey de las aventuras gráficas de Blackwell, y con toques de la serie Supernatural y Torchwood. ;DD

Y el relato va avanzando bien, aunque quizás algunas frases de los diálogos empiezan a sonar no demasiado bien articuladas, pero la cosa avanza a buen ritmo y sigo pensando que el autor tiene la cosa bien pensada y sabe a dónde quiere llegar. Una vez que Daimiel entra en el “plano bajo” me empiezan a entrar dudas. Los acontecimientos se precipitan, el confidente larga su información rápidamente y sin que nos parezca muy real ni importante. El encuentro con el demonio Gharus y la conversación que tienen me empieza a hacer ya dudar de todo, de que el autor sepa a dónde va o lo que está haciendo, pero aún hay tiempo, confío. Aparece el ángel Raguel, ¿se resolverá todo de forma sorprendente? ¿Hay tiempo para hacerlo en el corto espacio que queda hasta que termine el relato? La solución en la próxima sección de este comentario. ;PP

-Final: ¿Coitus Interruptus? ¿Hay una segunda parte? %]] A ver, el final no está bien. Podría ser aceptable con un poco más de desarrollo y si nunca hubiera existido el personaje de Rickard. Aún si aceptamos el final con el ángel mandando a Daimiel al Vacío, Rickard queda totalmente cercenado con este final, completamente olvidado, igual que el caso. A medida que iba leyendo confieso que pensaba que se estaba poniendo complicado cerrar el relato, pero aún así no me esperaba esto. ¡Clama una segunda parte con Daimiel en el Vacío y Rickard yendo a hablar con el tan sólo mencionado Sebastian! ;DD De hecho, más que una segunda parte, esto aparenta más ser una historia más larga de la que nos has puesto el primer capítulo.


+Se lee de forma agradable. La historia es interesante con su mezcolanza de mundo real (hombres, investigación policiaca sobre una serie de asesinatos rituales) y mundo fantástico (ángeles, demonios, el Vacío).

-Algunos diálogos suenan un poco impostados. Y la historia pierde paulatinamente fuelle y al final no va a ninguna parte y queda cortada, dejando personajes y argumentos sin resolver.


-Si fuera una película sería…

+

-Si fuera una canción sería:

https://www.youtube.com/watch?v=xwtdhWltSIg

1 me gusta

Leídos. Esta vez bastante rápido, porque ya había leído los tres. Habrá comentarios míos en los concursos en los que se publicaron, así que ahora voy a sobre todo justificar mi nota. Y no lo tengo nada fácil.

Por afinidad, el que más me gusta es Rickard y Daimiel. Pero, como dice Eileen, es una obra y mundo mucho más extenso que se ha disfrazado de relato corto. El mejor relato es La isla de la locura, pero este ya está en la antología de Halloween y preferiría que hubiese otro aquí. Y Retrete cuatro lo detesto. Sé que tiene intención humorística, pero leerlo a mí solo me dio mucho asco. Y estoy casi tentado a votar a este para tener un relato tan extraño en la antología, que ya tenemos relatos de muchos tipos diferentes.

Ya votaré al final de la semana, a ver si los comentarios de los demás me decantan por uno u otro.

2 Me gusta

Mis comentarios

Rickard y Daimiel

La historia de una especie de policía en un mundo sobrenatural. Se introducen personajes y situaciones que dan a entender que el relato forma parte de un mundo más complejo, como dice Tarquin. El final es tremendamente abrupto, y no me gusta, me deja con ganas de saber cómo termina la historia, como si en realidad el relato fuese un capítulo y la trama continuase en el siguiente. Pero creas un trasfondo interesante, y eso siempre está bien para escritores a los que les guste la fantasía.

Retrete cuarto

Nadie diría que este relato lo has escrito en el baño. Demasiado escatológico para mi gusto xD pero no puedo negarte la originalidad, algunas partes me han parecido divertidas. Pero en general me ha dado bastante cringe .

La isla de la locura

Este relato es del torneo en liza, así que no comentaré nada demasiado concreto. A mí de los tres es el que más me gusta, es un buen relato y es el que voy a votar. Ambiente tenebroso y lovecraftiano, bien escrito e interesante.

1 me gusta

Pues empiezo a ponerme al día.

De los de @Isolee

La ciudad eterna

Los guiones diálogo… Todo mal, pero supongo que ya habrán comentado todo eso.

Creo que el estilo abusa un poco de poner el adjetivo delante del sustantivo. Me acaba pareciendo una forma artificial de darle un toque poético a la lectura. Es algo que diría que nos pasa a todos en algún momento, casi como un vicio que hay que corregir en la revisión del texto.

Los diálogos son buenos, es una pena que el uso de guiones sea tan caótico que estropee la lectura de estos.

La historia en general no me ha despertado el interés, aunque viendo la condición creo que se hizo un muy buen uso de ésta.

Lo que uno es y lo que uno no es

He acertado cuál sería la condición según leía el relato, así que el relato sabe expresar muy bien lo que pretende. Por otro lado, la historia me parece demasiado introspectiva, como que divaga y se recrea sin tampoco contar mucha historia. Tampoco lo veo como una pega, porque como digo el relato cumple bien con lo que pretende pero… bueno, supongo que no me convence y ya está.

Reflexiones amargas de un ser carente de gónadas

Buen título.

La condición no acabo de verla en el relato, así que un cero… Digooo, que tampoco es que importe. Este relato me ha gustado. Los relatos de fantasmas, almas y más allá me suelen gustar, aunque caigan en los típicos clichés, y este relato tiene su miga. Hay algunas cosas que me han recordado a lo que sucede en una serie de tv, que no puedo decir cuál es porque sería un spoiler gordo, pero tómalo como un cumplido.

Votaré por éste.

Y por supuesto, el más votado no es el que escojo yo X-D Es mi sino.

2 Me gusta

Ahora los de @Karamazov

El Piso

Merienda de chocolate con una naranjada? Me da repelús esa combinación.

Ya había leído este relato, pero no en su edición. Creo que alguien puso el enlace en algún otro torneo y le eché un ojo.

Me gusta este relato porque en su simpleza, tanto en extensión como en la idea, acaba siendo un gran relato por su puesta en escena. No cuenta mucho, pero lo hace bien y todo está muy bien medido.

Y siniestro. Me gustan los relatos siniestros.

Gatos en la bañera

He de decir que se te da bien coger una idea sencilla, ponerla sobre el tapete y sin dar muchas vueltas hacer un buen relato…

… salvo quizá el remate. Me parece algo precipitado. Un salto demasiado grande, tanto de escenario como temporal. Después de tanta importancia a las vidas de Gato, que cómo se resuelva lo de su última vida ocurra fuera de escena me parece que no acaba de encajar.

Mauricio entre cazadores.

Este relato me ha dejado la sensación de que es un poco disperso, como que no va a lo que quiere contar y para cuando aparece algo interesante ya estoy yo igual de disperso y ya no logro meterme en la historia.

Así que voy a votar… Pues me gusta la idea de los gatos fantasmas a consecuencia de sus 7 vidas… Pero creo que el de El piso es un relato más completo y redondo, así que me voy a decantar por ese.

Coño! He votado por el que tiene más… y tiene más porque yo he desempatado. Estoy emocionado :sob:

1 me gusta

Pues ya estoy al día. Es decir, en lo que queda de esta semana leeré y comentaré los relatos que nos ocupan esta semana.

Quizá mañana, o pasado, o qué se yo.

Leído Retrete Cuatro. Hmm, no está mal. Leyendo a Tarquin me esperaba algo peor y (todavía) más asqueroso. En lo bueno, se lee bien y los diálogos suenan naturales (dentro de ese creíble universo de mierda). Recuerdo haber leído por encima que esto era una parodia de alguna serie de libros y personajes (¿de Sanderson?). Ni idea, con lo que me pierdo todas las posibles referencias. Dejando eso al margen, probablemente es más “entretenido” que “gracioso”. En lo negativo, como en Rickard y Damiel, más que un relato vuelve a parecer un primer capítulo en una obra más grande. Y otra vez se acaba dejando todo colgado en el aire, aunque aquí el final de mierda pega más.



Vamos con las correcciones:

-En cuanto recuperó el sentido maldijo y se puso de rodillas = Aconsejaría una coma (colocada en el stio apropiado) = En cuanto recuperó el sentido, maldijo y se puso de rodillas

-Los cocidos de Roca solían producirle esas flatulencias, debía decirle a la próxima que no le diera su ración. = Eso de “a la próxima” suena muy raro. Y además hace quie pienses que se refiere a una persona %]. No sé, sería mejor poner algo como = Los cocidos de Roca solían producirle esas flatulencias, la próxma vez debía decirle que no le diera su ración.

—¡Arriba mierdecillas! = Si eso es un vocativo y no un viva, falta la coma = —¡Arriba, mierdecillas!

-De alguna forma u otra Kagadin debía desembarazarse de él = Otra coma a poner aquí = De alguna forma u otra, Kagadin debía desembarazarse de él

-Se forma tranquila, se acercó al hombre y le saludó. = ¿Gazapín? Y, si es así, ¿por qué no está ya corregido? ;PP = De forma tranquila, se acercó al hombre y le saludó.

—¡Hola muchacho! = Otra vez la coma del vocativo, solo que aquí es más clara = —¡Hola, muchacho!

-Le dio unos golpecitos en el hombro y en cuanto se giró, le dijo: = Esa coma no me gusta. Vamos a convetirlo en inciso = Le dio unos golpecitos en el hombro y. en cuanto se giró, le dijo:


—Hoy no llevas tu gema de la suerte.
-—¡Estará bien! No creo que pase nada mientras esté haciendo mis necesidades. = Puede que esté bien o puede que no. ¿Que pase en nada en general o que le pase algo a la gema? Si es lo primero, vale. Si fuera lo segundo, sería = —¡Estará bien! No creo que le pase nada mientras esté haciendo mis necesidades.
De cualquier forma, la ambigüedad creada por si se refiere a una cosa o a la otra perdura si era la primera cosa y se mitiga mucho si es la segunda. Aunque probablemente sea la primera.


—Por cierto Teft —dijo Kagadin = Oh, la coma del vocativo, qué sorpresa = —Por cierto, Teft —dijo Kagadin

—¡Gracias! —y así, Teft se marchó corriendo de la cola. = Pues, si lo quieres poner así, me lo tendrás que poner con mayúscila = —¡Gracias! —Y así, Teft se marchó corriendo de la cola.

—Bien apestosos muchachos, hoy toca otra vez limpiar los retretes. = Salvo que sean “bien apestosos”, como “bien amados”, y no parece que eso sea la intención del interlocutor, falta la coma del vocativo = —Bien, apestosos muchachos, hoy toca otra vez limpiar los retretes.

—¿Qué necesitas, Lopen? —peguntó Kagadin. = Aquí no hay fallo, no te preocupes. Solo quería alabarte por poner la coma del vocativo esta vez. O:))

-«Espero que esta noche nadie se dé cuenta del ingrediente especial —pensó mientras salía de un salto.» = El punto va fuera de las comillas = «Espero que esta noche nadie se dé cuenta del ingrediente especial —pensó mientras salía de un salto».

-¿Cómo te lo haces para hacer estos guisos tan buenos? = No es que esté mal, pero es la segunda vez que lo veo, así que voy a pensar qué es intencionado (al menos mientras esté en diálogos). Si no, sería “Cómo lo haces”. En todo caso, aquí se repite muy cerca el haces/hacer, así que se podría evitar con un = ¿Cómo lo haces para cocinar estos guisos tan buenos?

—Venga Roca —dijo Teft = He de decir que llevabas unos cuantos vocativos con comas bien puestas. Pero aquí vuelves a las andadas… = —Venga, Roca —dijo Teft


—Este mediodía intenté ir a la letrina, pero ya que estaba ocupada por Teft pues uno tuvo que evacuar donde pudo. = Falta una coma después de Teft = —Este mediodía intenté ir a la letrina, pero ya que estaba ocupada por Teft, pues uno tuvo que evacuar donde pudo.

Una alternativa sería reconvertirlo si se quiere a: —Este mediodía intenté ir a la letrina, pero ya estaba ocupada por Teft, así que uno tuvo que evacuar donde pudo.


-¡Pies para que os quiero! = Incluso esto es un vocativo. Lo que no está muy claro es si es una exclamación o una pregunta. Se podrían poner dobles signos, pero por ahora te lo dejo como lo habías puesto = ¡Pies, para que os quiero!

-«Para la próxima vez mejor me dedico a fabricar retretes —pensó.» = Esta vez yo lo dejaría fuera de las comillas, más natural. Y si no me haces caso, el punto iría fuera de las comillas = «Para la próxima vez mejor me dedico a fabricar retretes», pensó.

—Enhorabuena Kagadin —le dijo—, ahora eres un Cagalero Maloliente. = La coma del vocativo. Y, aunque con el iniciso se nota menos, casi pondría punto en vez de coma. Puedes dejar la coma, pero el punto queda un poco mejor = —Enhorabuena, Kagadin —le dijo—. Ahora eres un Cagalero Maloliente.

Otra alternativa, que le gustaría a Tarquin, es ponerlo con dos puntos (y entonces con minúscula), pero yo no soy muy fan de los dos puntos en general = —Enhorabuena, Kagadin —le dijo—: ahora eres un Cagalero Maloliente.

1 me gusta

Vamos con los comentarios de @NullPointerException

Rickard y Daimiel

Me ha gustado muchísimo. Primero, porque empieza en plan novela negra, que es mi género favorito, pero le da toques sobrenaturales con ese inspector del Más Allá y todo lo que ocurre en ese otro mundo. Sobre ello, la única pega que le pongo es la conversación con la mujer muerta, que aparte de cliché, me parece poco natural, aunque puede justificarse en la confusión de la mujer.

Pero si el relato empezaba bien, continúa mejorando y se convierte en lo que me ha parecido a mí una crítica al sistema judicial (del nuestro o cualquier otro país). Ese detective privado, antaño malhechor, “encarcelando” a un asesino, que luego se ve liberado por el propio sistema (el ángel) debido a que Daimiel no tiene el poder de decidir el destino de ese asesino. Entonces, ya fuera del Vacío, el asesino vuelve a matar y se podría decir que el cómplice es el propio sistema.

Mira, me parece una historia súper original, que aúna dos géneros que encajan a la perfección y con una crítica social detrás que te sorprende, te atrapa y hasta te pone de mala leche por ese final tan… realista. No sé cómo serán los otros dos relatos, pero es muy difícil que me gusten más que este. De mis favoritos de la antología si al final es el seleccionado.

Por cierto, por si Eileen no te lo ha dicho: en algunas ocasiones es ángel y en otras arcángel. Debería ser la una o la otra y mantener la coherencia. Pero es un fallo mínimo.


Retrete cuatro

Vaya… pues no sé qué decir… No usaré el chiste de “es una mierda de relato”, jajajaja… No, hombre, no me parece una mierda. Entiendo que el relato busca el humor escatológico, que oye, a todos nos gusta. Lo que le veo es una falta de intención… intención de algo, no sé el qué, pero intención. El relato es demasiado extenso, tiene demasiados personajes y término de un mundo inventado y nunca se dan detalles sobre esos personajes ni términos, no se profundiza en nada salvo en caca, culo, pedo, pis. Por eso, si un relato en el que la gracia está en el humor escatológico lo alargas tanto pero no llega a ningún punto (una crítica, un giro en la trama que le aporte una carcajada final…), siento que le falta algo al relato.

Si hay algo más detrás de la historia de Kagadín, no lo he entendido, me habré perdido entre tanto nombre, término y acciones que me parece que no van a parar a ningún sitio. Desde luego, creo que tienes relatos mucho mejores para haber presentado aquí, aunque me imagino que le tendrás cariño a este por algo en especial que a mí se me escapa por la falta de contexto.


La isla de la locura

Un relato muy actual, por lo que no me voy a repetir en mi valoración. Creo que con las correcciones que te pasamos entre todos en el hilo del torneo, por ejemplo el estructurarlo en plan diario, quedaría más redondo y original. El relato es bueno, con esas correcciones sería más que bueno, pero me sigo quedando con Rickard y Daimiel que me ha encantado en todos sus aspectos. Yo quiero a Daimiel en la antología y punto en boca. :stuck_out_tongue:

2 Me gusta

Mañana leeré La Isla de la Locura, comentaré que es el relato que más me gusta de los tres y veré si queda alguna cosa por corregir. Pero ya he votado por este último, así que lo digo ya. ;DD

1 me gusta

Rickard y Daimiel

era negra como la ceniza

La ceniza suele ser gris/blancuzca. Creo que la comparación cliché que buscabas era “negra como el tizón”.

Un relato de esos que van directamente al nudo, y luego te dan pistas de la presentación, una vez la trama ya está en marcha. Queda bien. Por un momento me he sentido descolocado, porque uno empieza a imaginarse a inspectores mundanos, y luego resultan que tienen cuerpo espiritual y demás zarandajas sobrenaturales, pero el desconcierto no dura mucho.

Me imagino que Rickard es humano, con un colega exdemonio que le ayuda. Casi parece el argumento de la enésima serie de investigación tipo CSI+algo sobrenatural (he perdido la cuenta de cuántas hay ya). Pero el relato tampoco lo deja muy claro. Cuando empiezas a mencionar temas sobrenaturales pasé de imaginarme un caso de inspectores humanos, a un caso de dos inspectores ángeles/demonio.

En cuanto al relato en sí. Pues se hace interesante el caso, pero hacia la mitad, cuando queda claro lo de las fechas, la trama parece pim pam pum. Deja de un lado la intriga y pasa a ser sota-caballo-rey, apareciendo personajes sacados de la manga que dan lo necesario para que el relato siga hasta su final. Que todo sea tan fácil como que el carcelero dejó salir al malo por despecho… me ha parecido muy anticlimático. La idea de un aprendiz o imitador me parecía más interesante.

Y por comentar el estilo usado. Me gusta el formato con mucho diálogo, que son buenos. Hay algún guión mal puesto, algún punto que falta, pero nada importante y que seguro tú mismo te darás cuenta cuando le des un último repaso.

Retrete cuatro

Pues de primeras me ha parecido divertido, la parte de hacer cola y cagar, es una lectura curiosa, porque es una narración que se hace interesante… Pero luego… Te voy a ser sincero, no he terminado de leer el relato. No por escatológico, que eso me da igual, y hasta lo encuentro divertido, es que me he aburrido. Todo el tema de cagar acaba siendo tan redundante que al final ni gracia ni interés ni nada…

En definitiva, es un relato de mierda. ¿Lo pillas? De mierda. Un cagarro, de hecho… No, en serio, me ha parecido un mal relato.

La isla de la locura

Ah, este es del torneo. Pues ya dije mis impresiones durante éste.

Por si las has perdido, creo que dije algo así como que me gustó la historia, con ese toque lovecraftiano. Pero que como carta no me convence, porque la escritura de ésta no transmite ni la locura que pueda haber desarrollado el personaje ni inquietud por la horripilante visión que le perseguirá todo lo que le quede de vida, ni tampoco todo el sufrimiento, desesperación y demás que ha vivido todo la tripulación y él mismo.

En cualquier caso, es el que más me gusta de los tres. Voto por ése.

2 Me gusta

Leído (por tercera o cuarta vez) La Isla de la Locura. Te lo resumiré brevemente contando una pequeña anécdota: Cuando leí vuestro enfrentamiento (tema epistolar) en el concurso me gustó mucho tanto tu relato como el de tu contrincante. Si hubiera puesto puntos, les habría puesto en ese momento un 5 a cada uno. Pero la anécdota no es esa. La anécdota es que después de leerlo, le mandé un MP a Isolee diciéndole que este relato habría encajado a las mil perfecciones en la iniciativa de Pesadilla en Pacote Street. E Isolee me contestó que no me preocupara, que su autor (que yo desconocía quién era) lo había mandado ahí también. Sí, bueno, como anécdota no es la pera, pero viene a incidir en el hecho de que me gusta tu relato de tintes lovecraftianos, está muy conseguido. Alguna gente ha incidido también en que quizás le falta intensidad, que no acaba de percibirse la locura y el horror en el que el protagonista dice verse inmerso, y puede que tengan razón. Pero este relato lo veo más como un buen ejercicio de imitación y, para ser sincera, tampoco llego a ver eso en los escritos de Lovecraft. Te lo dice, pero tampoco es que lo refleje. ;DD El hecho además de que esté ambientado en barco y temas marinos, hace que me recuerde al Poe de Narración de Arthur Gordon Pym.

No obstante, también tengo que reconocer que la primera lectura fue la mejor. Perdido el factor sorpresa (no porque haya sorpresa final. Me refiero simplemente al hecho de leer por primera vez el texto), las siguientes lecturas me han rebajado un poco la impresión inicial. Pero esto tampoco es raro, habría que ver cuántos textos se mantienen igual en segundas, terceras y cuartas lecturas. Eso es un logro al alcance de pocos textos. Y, en todo caso, me sigue pareciendo al menos notable y un muy buen texto Lovecraftiano, con el mérito añadido de estar condensado en menos de 700 palabras. Sin olvidar que además tiene principio, desarrollo y final. ;DD


Además está bien corregido y no hay faltas. Tan solo una coma desplazada al pegar el texto en este foro (y que ahora tendrías que volver a poner en su lugar) y una pequeña cuestión argumental que me chocó ligeramente desde la primera lectura:

-descubrió la tripulación del Emma , o mejor dicho, =Al copiar un texto en este foro, si hay una cursiva unida a algo no cursivo (por ejemplo una coma), crea un espacio que los separa. Así pues, ahora tienes que desplazar la coma un paso a la izquierda = descubrió la tripulación del Emma, o mejor dicho,

-Entre unos cuantos logramos reducirlo y lo encerramos con llave en su camarote para nuestra seguridad. Los golpes y sus gritos incesantes nos hicieron pasar algunas noches en vela. El pobre se ahorcó al día siguiente. = Aquí no hay ningún problema gramatical sino una rareza argumental. Se puede defender, pero cada extraño. En la segunda frase nos dicen que los tripulantes “pasan algunas noches en vela” debido a los gritos y golpes que daba en la puerta el grumete, lo que nos hace pensar que está días con ese estado exaltado. Sin embargo, en la siguiente frase nos dicen que “El pobre se ahorcó al día siguiente”. Podría defenderse que se refiere al día siguiente después de estar algunos días en ese estado, pero más bien se entiende que es al día siguiente de haber sido detenido. Podría defenderse que los tripulantes seguían en vela después de que se ahorcara por los recuerdos de lo acontecido, pero tampoco es esa la impresión que da.

2 Me gusta

Hala, @Lyn, deja de jugar al Among Us y vota el relato que quieras de NullPointerException. Si ya te los debes haber leído los tres de participar en los concursos…

2 Me gusta

Me quedo con Rickard y Daimiel.