Google Stadia ya funciona en móviles que no son de Google

Mejorando la señal.

Google ha anunciado que la compatibilidad de Stadia en dispositivos móviles ha crecido notablemente al abrirse a dispositivos de otros fabricantes como Asus, Samsung y Razer. Hasta el momento únicamente los Pixel de la propia Google eran compatibles con el servicio.

Los nuevos dispositivos compatibles con el juego en la nube de Stadia son: Samsung Galaxy S8, S9, S10 y S20, también las versiones Plus y Note de los mismos. Las dos versiones de Razer Phone y sus evoluciones, del mismo modo que el Asus ROG Phone y el ROG Phone 2.

Hasta la fecha estaban soportados los Google Pixel 2, 3 y 4, por lo que que ahora hay un total de 21 modelos que permite jugar con Stadia. No es una gran cifra si lo que pretende Google es llevar su servicio a medio planeta, pero al menos es un salto importante teniendo en cuenta las ventas de estos dispositivos.

Stadia también funciona en ordenadores capaces de ejecutar el navegador Google Crhome, en tabletas y en televisión mediante el uso del dispositivo Chromecast Ultra de la propia Google.

El servicio sigue abriéndose camino y creciendo lentamente mientras la competencia empieza a asomar la cabeza con propuestas muy potentes. Recientemente veíamos cómo GeForce Now salía de su periodo de beta y se abría a todo el mundo con un precio muy competitivo y una ventaja considerable frente a Stadia, pues no hay que comprar los juegos de nuevo si ya los tienes en PC, dado que este servicio permite jugar a buena parte de tu librería en equipos muy poco potentes. También funciona en televisiones con Nvidia Shield (más caro que Chromecast Ultra pero con muchas más prestaciones).

A lo largo de 2020 presenciaremos el lanzamiento de Project xCloud, el servicio con el que Microsoft pretende arrasar en esto del juego en la nube. De momento hay una pequeña colección de juegos que ya están probando aquellos con acceso a las pruebas cerradas, pero una potencial fusión con Xbox Game Pass podría darle la victoria a los americanos.

Fuente: