Gilipollas: La teoria

Tengo que verme el documental y leerme el libro
A ver si así empiezo a entender como se está extendiendo tanto el gilipollismo (y pongo mi granito de arena para frenarlo)

1 me gusta

La película distópica Idiocracia trata el tema en profundidad

2 Me gusta

Yo diría que “asshole” se traduce mejor como “cabrón”. Gilipollas en la parla española siempre lo he visto usar como un equivalente a “estúpido” aunque con ciertos matices, mientras que cabrón significa alguien que actúa con malicia o con indiferencia hacia los sentimientos o las circunstancias de los demás, que casa más con el uso que he visto asociado a la palabra “asshole”.

Dicho lo cual, en este foro hay tanto cabrón, tanto “asshole”, que dudo que el documental les vaya a gustar mucho.

2 Me gusta

Es curioso que con esto que cito se confirma lo que pensé antes. Dicen en el documental que estamos rodeados de gilipollas y yo pensaba que es curioso, no miramos la viga en el ojo propio.

Si los demás me insultan, están siendo estúpidos, injustos y malhablados. Si yo insulto a los demás, estoy diciendo las verdades a la cara, sin dejarme llevar por modas estúpidas como la corrección política o amariconándome por la progresía actual. Si los demás se ofenden por lo que digo, es porque son unos blandengues, unas nenazas. Si yo me ofendo (cuando admito que me ofendo, porque normalmente finjo estar por encima de algo que considero inferior), es porque la estupidez y la sensiblería de los demás choca con mi ideal de madurez y (muchas veces) estoicismo masculino.

Más o menos así es el discurso que se ve muchas veces por aquí, y efectivamente, va de creerse mejor que los demás, con más derechos. En realidad haces la misma mierda de la que acusas a otros, pero como la haces tú, eso la imbuye de una pureza, una superioridad intelectual…

Así que para los demás eres un cabrón, un “asshole”, pero para ti mismo, pues eres una figura heróica. Eso, en mi opinión, se ve por ejemplo en que muchos youtubers de la Alt-Right que cargan contra cualquier cosa que huela a respetar a los demás… se ponen avatares con personajes dibujados que, en su mayoría, visten traje formal de hombre. Es una fachada que da risa de lo obvia y popular que es entre su gremio: a la que ves a un tío que habla de política y que su avatar es un personajito con un traje de negocios masculino, ya sabes que no es de fiar.

2 Me gusta

Lo estaban viendo mis padres y por 15-20 minutos que vi y algunas cosas que oigo a través de la pared, creo que un nombre más adecuado al contenido es “Los malvados hombres blancos tóxicos violadores: la teoría”.