Gila, el despistado madrileño con una intensa vida sentimental, que disfrutó de todos los millones que ganó

Gila, el despistado madrileño con una intensa vida sentimental que disfrutó de todos los millones que ganó

CONSUELO FONT

5-6 minutos

“Oiga, ¿es el enemigo? ¿A qué hora piensan atacar mañana? ¿No puede ser por la tarde después del fútbol?”. Teléfono en mano, ese fue uno de los más celebrados gags del humorista Miguel Gila , de cuya muerte se cumplen este 13 de julio 20 años.

Saltó a la fama en la década de los 50 con su aire de paleto despistado reinventando la Guerra Civil y la postguerra mediante desternillantes monólogos con el enemigo. “Mis guerras son absurdas porque la guerra lo es en sí”, decía. Fue también su forma de dar la vuelta con humor a su surrealista experiencia del conflicto, pues según relató en sus Memorias para desmemoriados , a él le fusilaron “mal”. Afiliado a las Juventudes Socialistas, se apuntó como voluntario con el regimiento Líster, siendo capturados en 1938 en campo cordobés por la división Yagüe de los nacionales. “Eran un grupo de moros con el estómago lleno de vino. No hubo el “listos, apunten, fuego”; nos dispararon a los 14 hombres una sola vez, sin rematarnos con el tiro de gracia y siguieron bebiendo mientras asaban gallinas robadas. Me quedé toda la noche haciéndome el muerto bajo la lluvia”.

Así narraba el humorista su experiencia de fusilamiento, que algunos cuestionan, aunque forma parte de la leyenda de este personaje irrepetible, a quien pese a su reconocida militancia de izquierdas, Franco reclamaba en el palacio de La Granja en la conmemoración del alzamiento militar el 18 de julio "porque a Carmen Polo, su esposa, le hacía mucha gracia".

Gila, en su domicilio, hablando por teléfono, en 1953.Jaime PatoEfe

Nacido en Madrid en una familia pobre del barrio de Tetuán en 1919, su padre falleció antes de que naciera y su madre se volvió a casar, pero su padrastro no le aceptaba, por lo que se crio con sus abuelos. De adolescente tuvo que dejar el colegio para ganarse el pan como aprendiz en un taller de coches, y tras afiliarse a las Juventudes Socialistas, hizo la guerra con el bando republicano, donde fue hecho prisionero en 1938 pasando entre rejas el resto de la contienda.

Seguidamente, durante su servicio militar en Zamora, conoció a su primera mujer, una maestra llamada Ricarda, e inició su trayectoria humorística en el diario Imperio y en radio Zamora, para después publicar en La Codorniz y Hermano Lobo, míticas publicaciones de humor.

En la década de los 50, ya de nuevo en Madrid tras abandonar a Ricarda, unos amigos le llevaron a la sala Florida , pidiendo al dueño del local que le dejara contar unos chistes . Viendo que la gente se desternillaba, le contrató por 5.000 pesetas semanales, una fortuna entonces: el fenómeno Gila con su disparatado humor llenaría teatros y salas de fiestas, convirtiéndose en el cómico más popular. Incluso el premio nobel Ernest Hemingway le pagaba para que le contase sus historia de guerra.

En 1962 decidió dejar España por “empacho de dictadura” y afincarse en Buenos Aires, convirtiéndose pronto también en un ídolo en América Latina. Autodidacta, poseía una vasta cultura y llegó a hablar cinco idiomas que practicaba en sus largas travesías en barco, trasporte que siempre elegía en sus giras. También ganó una fortuna, que dilapidó en ropa, viajes, y otros caprichos hasta el punto de que cuando falleció un amigo tuvo que pagar su entierro.

Dolores Cabo, viuda de Gila, y su última hija, Malena Isabel.Quique GarcíaEL MUNDO

Tuvo asimismo una vida sentimental intensa, pues se casó dos veces, la primera con la maestra Ricarda, a quien abandonó por la guapa bailaora Carmen Visuerte, con la que convivió una década, ocultándole que era casado. Tuvieron dos hijos extramatrimoniales, Miguel y Carmen, y Gila reconoció a su primogénito, Miguel, nacido en 1954 pero no a Carmen, que tuvo que recurrir a los tribunales tras morir del humorista para ser reconocida. Algo que ella atribuyó a la existencia de otra mujer: “Por esa época mi padre tenía ya una amante, una artista de cabaret, y con ella planes de boda”. Era Dolores Cabo, directora teatral catalana con la que Gila se casó en 1982 en Buenos Aires, y con quien tuvo otra hija más, Malena Isabel.

Tras el regreso de la democracia, el humorista volvió definitivamente a España, donde rodó una película, Historias de amor y masacre , y volvió a los escenarios con sus famosos monólogos sobre la guerra que en la década de los 90 actualizó explicando que Bill Clinton le había contratado para luchar contra Sadam Hussein.

El 13 de julio de 2001, con 82 años, falleció en Barcelona de un cáncer de pulmón, pero poco antes quiso despedirse del público acudiendo al Club de la Comedia . “No me quiero ir sin decirles que les quiero mucho. Gracias y buenas noches”, fueron sus palabras.

3 Me gusta

Talueeeeeee

6 Me gusta

Guardians Of The Galaxy GIF

Venga hombre…

24 Me gusta

Despistado pero cinco hijos de tres mujeres diferentes.

3 Me gusta

Pues eso, despistado. Nunca acertaba con la suya.

5 Me gusta

Su última aparición antes de fallecer.

No reconoció a la tal Carmen porque se le pasó ir al registro.

Estoy por reportarte y todo.

4 Me gusta

Vale que sea esto viejot.es pero tío, ni mi madre había nacido xD

2 Me gusta

Pero que estamos hablando del cómico más importante del país, que estuvo en activo hasta bien entrados los 90. Yo siendo muy joven sé perfectamente quién es y me extraña mucho que no conozcas varios de sus monólogos (¿Está el enemigo? Que se ponga).

4 Me gusta

Me parece imposible no conocer a Gila. Es que aunque hayas nacido después de morir él, han repetido mil veces sus monólogos, han utilizado su imagen en anuncios y cada vez que hay una efeméride se vuelve a hablar de él.

3 Me gusta

No recuerdo los nombres de los actores/cómicos que hay ahora, voy a recordar los que ya no están.

Falleció en 2001, yo tenía 8 años y mis padres no son de mirar mucha tv

Tampoco es tan descabellado, yo conocía el nombre y me sonaba el monólogo del enemigo y ya está.

¿Y el de nací cuando mi madre no estaba en casa y me tuvo que amamantar la portera?

4 Me gusta

No conocer a Gila debería ser motivo de paguita del estado

7 Me gusta

Si lo vi en su día no lo recuerdo… tampoco recuerdo apenas sketches de martes y 13. El de la mujer maltratada y poco más.

Y cuando llegó su padre después de estar 2 años fuera y se llevó una gran alegría :rofl:

1 me gusta

Pero si el mítico es el de la empanadilla.

lo siento por todos los imberbes que no lo pudieron disfrutar en vida, es más, espero que el futuro os regale un gila