Fourteen (Fōtīn), de Kazuo Umezu

Aquí estamos, con otro nuevo manga de Kazuo Umezu que algunos han llegado a decir que es una secuela, a nivel de trama, de uno de sus mangas más conocidos y que llegó a publicarse en nuestro país, AULA A LA DERIVA. Un manga, FOURTEEN, que fue publicado en Japón desde 1990 hasta 1995 en la revista Big Comic Spirits de la editorial Shogakukan, siendo un Seinen que en 1995, tras sufrir una tenosinovitis, Umezu dejó de dibujarlo, para a posteriori, en 2012, añadir un nuevo capítulo de 18 páginas, siendo el capítulo final del manga. Por cierto, a día de hoy, Umezu tiene 93 años, vive retirado del oficio de mangaka y se lo pasa bien asistiendo a convenciones:

FOURTEEN nos mete en un mundo postapocalítico, similar al de AULA A LA DERIVA, donde la humanidad superviviente trata de volver a florecer en un siglo XXII… pero una nueva amenaza hace que ese sueño pueda convertirse en eso, solo un sueño. Chicken George, un ser metamorfico con cabeza de pollo nacido de una fábrica procesadora de pollos, descubre que la humanidad está condenada si los niños y niñas nacidos tras el apocalípsis nuclear, cumplen los 14 años de edad. Para salvar el planeta, Chicken George construye un cohete para albergar a los animales, un cohete llamado Tyrannosaurus (la galaxia se abre camino, na, na na na, na na na, na na, na, naaaa…). Sin embargo, nuestro “pollo” se queda en la Tierra debido al amor que siente por Barbra, amen de dejar de evolucionar, separando sus dos hemisferios cerebrales.

A partir de ahí, tenemos cosas como aliens violadores de humanas que tras ver que las chicas de la Tierra son fáciles, no tienen futuro alguno, gobiernos que buscan salvarse del fin del mundo mandando niños y niñas a naves espaciales (algunos de ellos metiéndose en cierta nave “jurásica”…) y bueno, ya se sabe, en el espacio… nadie puede ver dibujos animados.

Un manga curioso, algo alocado en lo que a personajes protagonistas se refiere… pero bueno, ya sabemos cómo es Umezu, ¿No?

2 Me gusta