Excálibur N1 (2019-2020)

Vuelvo con EXCALIBUR, y lo hago con el nuevo N1 que en Marvel decidiesen hacer con los títulos mutantes una vez que Disney compró Fox y por tanto, los derechos cinematográficos de los mutantes volvieran a Marvel, creando un nuevo status quo o situación para que el público novato de los cómics y futuro consumidor de films del UCM, tengan algo referencial. Hay que decir que este cómic tiene guión de Tini Howard, así como dibujo de Marcus To.

Como ahora todos los mutantes viven en Krakoa, la isla mutante por excelencia, los mutantes de Excalibur no son una excepción, teniendo en este caso una alineación un tanto particular, a mi parecer: salvo Brian Braddock, nuestro Capitán Britania favorito, el grupo está compuesto por Betsy Braddock, Gambito, Pícara, Trinaria, Júbilo… y Apocalípsis, sí, Apocalípsis.

Tras un prólogo en una especie de Inglaterra medieval nacida en lo que se conoce como Otromundo, donde vemos a Morgana “ahogar” a alguien en una especie de estanque, Vemos como Betsy Braddok deja la Academia Braddock en Inglaterra para irse vía túnel, a Krakoa, su lugar de residencia, dejando a su hermano Brian y a Meggan, padres de una hija, al cargo de la Academia.

Mientras Betsy regresa a Krakoa, Apocalípsis decide investigar, con ayuda de Trinaria, un portal que da, precisamente, a Otromundo, pero que por alguna razón, está cerrado y no se puede entrar. Mientras, en Fairgreene Hall, Morgana Le Fay se aparece ante un grupo de devotos seguidores de la magia artúrica, pidiéndoles acabar con las interferencias a la magia que una flor mutante krakoana está haciendo. Por otro lado, Betsy es llevada al Criadero, lugar donde mutantes muertos resucitan o vuelven a la vida, volviendo de entre los muertos Jamie Braddock, hermano de Brian y Betsy.

A petición de Apocalípsis, Betsy regresa de nuevo a la Academia Braddock, solo para encontrarse con que Brian ya está listo y preparado para ir a la cita contra Morgana Le Fey, yendo ambos a dicho lugar. Mientras, Apocalípsis llama a Pícara, Gambito y Júbilo (la cual, por cierto, es madre de un bebé muy majo…), para tratar de ayudar a Betsy desde Krakoa, pero es imposible, ya que en Camelot, la magia de Morgana se apodera de Brian, convirtiéndolo en su “campeón”.

En Krakoa, la cosa se va complicando, ya que Pícara decide cooperar gracias a sus poderes de absorción, y Apocalípsis se comunica telepáticamente con Betsy, buscando que use sus poderes psíquicos en el portal dañado de Camelot. Las acciones combinadas en los diferentes lugares provocan que en Krakoa, algo pase con Pícara, y que en Camelot, Betsy obtiene un colgante que la lleva a Krakoaconvertida en la nueva Capitana Britania, terminando así el cómic.

Un cómic interesante que reinventa el grupo, metiendo miembros inesperados, situaciones novedosas sobre determinados personajes y sus familias… y un epílogo donde se nos presenta una nueva sociedad ocultista cuyo nombre, Aquelarre Akkaba, puede dar mucho de sí.

2 Me gusta