Estrasburgo avala las devoluciones en caliente de inmigrantes que saltan la valla en Ceuta y Melilla

Estrasburgo ha dado un giro de 180 grados a su postura sobre las devoluciones en caliente que tendrá importantes consecuencias para la legislación española y europea en materia migratoria. El fallo inapelable por unanimidad de la gran sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos considera, al contrario que en una primera sentencia de los jueces de Estrasburgo, que al realizar la devolución sumaria de dos inmigrantes subsaharianos que saltaron la valla de Melilla en 2014, España no violó la prohibición de realizar expulsiones colectivas de la Convención Europea de Derechos Humanos ni, tampoco, el artículo 13 sobre el derecho a un recurso efectivo.

“El tribunal consideró que los demandantes se pusieron ellos mismos, de hecho, en una situación ilegal cuando intentaron de forma deliberada entrar en territorio español el 13 de agosto de 2014 de una forma no autorizada al escalar las vallas que rodean el enclave español de Melilla en la costa norteafricana”, señala la sentencia, revelada este jueves por el presidente del tribunal europeo, el griego Linos-Alexandre Sicilianos.

En su decisión, los 17 jueces que analizaron a petición de España la demanda de la sentencia inicial, que obligaba al Estado español a indemnizar con 5.000 euros a cada uno de los dos demandantes, subrayan que estos “decidieron no usar los procedimientos legales que existían para entrar en territorio español de manera legal”. Por lo tanto, agrega el tribunal europeo, lo que sucedió después —su arresto por la Guardia Civil y su devolución inmediata y sin que se les permitiera consultar a un abogado o a un médico, entre otros— fue “consecuencia de su propia conducta”. En tanto que el TEDH consideró probado que “la falta de un procedimiento individualizado” para su expulsión fue consecuencia de lo que hicieron los demandantes, los jueces de Estrasburgo “no pueden hacer responsables al Estado de la falta de un recurso legal en Melilla que les permitiera impugnar esa expulsión”, agrega el tribunal.

El caso original solo se refería a la situación de dos subsaharianos expulsados en caliente en 2014 tras saltar la valla de Melilla y en la sentencia de 2017 la corte europea se limitaba a ordenar a España el pago de una indemnización de 5.000 euros a cada afectado. Pero el fallo adquirió una dimensión clave cuando el Gobierno de Mariano Rajoy decidió recurrirlo. El Ejecutivo conservador había legalizado la controvertida práctica de las devoluciones en caliente en 2015, mediante una disposición adicional en la ley de seguridad ciudadana, la denominada ley mordaza , y quería defenderla ante la institución internacional por miedo a una cascada de denuncias. Estrasburgo aceptó, algo que ocurre solo “si el asunto plantea una cuestión grave relativa a la interpretación o a la aplicación del convenio o de sus protocolos o una cuestión grave de carácter general”, según estipula el propio Convenio Europeo de Derechos Humanos.

El caso concreto es el de los jóvenes africanos N.D. (Mali, 1986) y N.T. (Costa de Marfil, 1985), que el 13 de agosto de 2014 realizaron junto un grupo de hasta 80 migrantes un intento de saltar la valla de Melilla. Agentes de la Guardia Civil los “arrestaron, los esposaron y los devolvieron” a Marruecos nada más bajar de la última barrera, según constató Estrasburgo. “En ningún momento fue comprobada su identidad. No tuvieron oportunidad de explicar sus circunstancias personales o de recibir ayuda de abogados, intérpretes o personal médico”, consideraron probado los jueces de Estrasburgo en el veredicto inicial, en 2017. Y por ello fallaron, de forma unánime, que España violó el Artículo 4 del Protocolo IV del Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, por el que “quedan prohibidas las expulsiones colectivas de extranjeros”.

5 Me gusta

Buenas noticias.

Se sabe a que se debe el cambio de doctrina? Ha habido renovacion de miembros? Han conseguido llegar algunos a Alemania?

4 Me gusta

Pues a partir de ahora el que entre de forma ilegal por tierra, media vuelta.las ONGs no pueden hacer nada.

1 me gusta

https://mobile.twitter.com/Nikator/status/1227966659010400263
https://mobile.twitter.com/Nikator/status/1227985345347751936

Para los que se preguntan en que afecta a Boye esta sentencia del TEDH: era el abogado de uno de los inmigrantes.

Y parece que el Boye se ha hecho una amiga en el TEDH: la jueza Koskelo. Emitió una opinion particular pero concordante que merece la pena ser leída.

Es una sentencia que, guste más a unos o menos a otros, proviene de un tribunal que no es juez y parte y por lo tanto sospechas cero. Habrá que ver cómo afecta esto a las políticas de inmigración a partir de ahora.

1 me gusta

Milagro! Un ataque de sensatez!

Mientras tanto en España…

Murcia aprueba medidas para luchar contra los gorrillas con los votos en contra de podemos y psoe :roto2:

9 Me gusta

Y los que vengan por mar?
Si los devuelven entrando por tierra ya que entran ilegalmente, ¿qué pasa si entran ilegalmente pero por mar?

Mientra paguemos a Marruecos para que haga el trabajo sucio (concertinas, dejar a los inmigrantes tirados en el desierto etc.) yo me quedo con la conciencia tranquila.

2 Me gusta

Ojalá electrificadas.

2 Me gusta

Pues al agua :reverte:

3 Me gusta

Es que es fuerte eso, se llenan la boca con que quitan las concertinas el gobierno para enterarte al poco que las concertinas las pone ahora Marruecos. Es demasiado cantoso pero les da igual, la, sueltan y cuela.

1 me gusta

Yo nunca he visto el problema con las concertinas de marras. Las concertinas no atacan a la gente y la muerden. Si eres tan gilipollas de que te tiras contra ellas, Darwin te pondria en la lista de favoritos a su premio.

Pero esto es lo de siempre, que si una mujer española deja a su bebe 5 minutos solo en el coche y la pillan tiene a un ejercito de los servicios sociales encima e incluso igual pilla trullo, pero lanzarse en una colchoneta al mar con tu bebe es propio de una heroina, una amazona, que valor, que dignidad, un reportaje para ella en El Pais, por favor.

El racismo de las bajas expectativas. Los pobres negritos, no son responsables de hacer el gilipollas, pobrecitos, no dan para mas.

20 Me gusta

Pues nada, ahora tendrán que venir en Invierno.

3 Me gusta

Bueno, y las minas tampoco atacan a nadie, si no te acercas no pasa nada y si lo haces, buuuum por gilipollas.

Menudos argumentos, la hostia :joy:

1 me gusta

Podemos quitar las concertinas usando un poco de psicología.
Pero el gobierno nunca piensa.

Un foso con agua, unas pastillas de jabón flotando, y a las malas una catapulta de chuletas, y no entra ni el tato colegui.

Hombre, si llegas a descampado y ves un enorme cartel que pone “PELIGRO MINAS” y unas vallas alrededor y te la suda y te pones a bailar por alli al son de Guantanamera, pues si, eres un gilipollas de mucho cuidado.

6 Me gusta

Vaya argumento de mierda el tuyo.

La concertina la ves y sabes que si intentas colarte, algo que sabes que no debes hacer, te cortas.

Es una medida disuasoria, no una trampa.

Si te parece las cambiamos por carteles de welcome refugees en árabe y un icono de escalera portátil.

5 Me gusta

Es de sentido común, si no se hiciera así las fronteras no servirían de mucho.

2 Me gusta

No, si tu argumento ya lo he pillado :joy:

Hay medidas disuasorias aceptables y medidas disuasorias que son una puta salvajada, así de simple. Me recordais a un parguelas de Meri que propuso minar el estrecho para que las pateras se fueran a pique.