Eldiario.es: "La gran sustitución": una idea racista que inspira a asesinos popularizada desde Europa

“En realidad, la comunidad hispana no era mi objetivo hasta que leí La gran sustitución”. Esas palabras del manifiesto atribuido a Patrick Crusius, el asesino del ataque supremacista de El Paso, señalan al escritor Renaud Camus, considerado uno de los intelectuales de referencia de la extrema derecha francesa. Su libro Le Grand Remplacement, o La gran sustitución, versa sobre la sustitución de una población —supuestamente original de Francia— por otra de orígenes diversos, fruto de la inmigración.

“Uno tiene una población y, de golpe, en una generación, uno se encuentra que hay, en lugar de ese pueblo, otro o varios”, según Camus. La demencial cruzada contra la población hispana en El Paso de Crusius, que dejó 22 personas muertas y decenas de heridos, se habría inspirado de las señales de alarma que lleva formulando Camus desde hace años. La primera edición de La gran sustitución data de 2011.

A Camus se le conoce su actual militancia en la extrema derecha francesa. Preside el Consejo Nacional de la Resistencia Europea (CNRE), una organización destinada, entre otras cosas, a “oponerse al fenómeno de la sustitución de los pueblos que tiene actualmente lugar en nuestro continente, incluyendo su dimensión islámica”. La integra un grupo de ensayistas, escritores, historiadores exmilitares y otrora responsables políticos escorados ideológicamente a la derecha. Por ejemplo, entre sus miembros destaca Philippe Martel, quien ha sido jefe de gabinete de Marine Le Pen, líder del partido de ultraderecha francés Agrupación Nacional (RN).

Según recuerda a eldiario.es Stéphane François, historiador especializado en la extrema derecha del Centro Nacional francés de Investigaciones Científicas (CNRS), “Camus no ha inventado nada”. A su entender, el autor “ha retomado una temática” que la extrema derecha francesa lleva utilizando desde hace décadas. “En Europa, el primero que formula esta idea es un antiguo miembro francés de las SS alemanas, René Binet. Él desarrolló en los años cincuenta la idea según la cual estaría produciéndose una gran sustitución racial y étnica en Europa”, explica François.

Esa creencia surgida en los cincuenta, que Camus defiende ahora como un “fenómeno que está teniendo lugar” y no como una teoría, se ha mantenido viva en Francia durante décadas gracias a organizaciones de extrema derecha como Acción-Europa pero también por la corriente ideológica de ultraderecha de la Nueva Derecha, según recuerda François.

Para él, que ahora se hable de Camus como principal inspirador del ataque de El Paso tiene que ver con que Le Grand Remplacement se ha convertido en una obra que cuenta con una gran difusión, especialmente dentro de lo que se llama en Estados Unidos alt-right o derecha alternativa, un movimiento nacionalista con filias ideológicas racistas. “Camus es conocido en Francia, su obra está traducida al inglés en editoriales del ámbito de la alt-right”, dice el historiador del CNRS. Así, su obra se estaría beneficiando de “una moda” ideológica a todas luces peligrosa en vista del tipo de acciones que puede inspirar.

Con todo, Camus en Francia y también fuera del territorio galo, goza de una cierta “respetabilidad”, según François. De lo contrario, el diario conservador Die Welt no le habría dedicado una gran entrevista esta semana. “¿Cómo ha podido mi libro provocar semejantes atrocidades?”, se preguntaba este ideólogo en sus declaraciones al Die Welt.

Renaud Camus, autor francés de extrema derecha escritor de ‘La gran sustitución’, libro que inspiró al autor del ataque de El Paso.
La presencia mediática de Camus en los medios franceses tampoco es desdeñable. Homosexual y antiguo militante del Partido Socialista (PS) francés, su recorrido intelectual parece, aunque resulte paradójico, más atractivo para quienes hacen carrera en la extrema derecha gala que aquellos viejos autores franceses vinculados al nacionalsocialismo. “Parte de la estrategia de la Nueva Derecha es retomar esa temática de la gran sustitución pero no con autores reconocidos públicamente como malos, sino con autores reconocidos como más respetables en el debate público”, comenta François.

De esta circunstancia también parece estar beneficiándose Camus en Estados Unidos. Medios de prestigio como el periódico The New York Times o la revista Foreign Affairs han aludido al nombre de Camus para dar cuenta de qué es la ‘La gran sustitución’ a la que aludía el asesino de El Paso. Poca importancia se está dando en Estados Unidos, sin embargo, al hecho de que “la tradición ideológica estadounidense tiene esa idea más arraigada que en Francia”, según François. “Me parece raro ver a los periódicos de Estados Unidos hablar estos días de Camus”, comenta este estudioso de la extrema derecha.

Radicalización de la extrema derecha
“En Estados Unidos esta idea de la gran sustitución es aún más antigua. Data incluso de principios del siglo XX o finales del XIX, está en la idea de los famosos WASP [acrónimo de blancos anglosajones protestantes], que en su día decidieron establecer cuotas para evitar que a Estados Unidos llegaran personas que no fueran de la ‘buena religión’ ni del ‘buen color de piel’”, abunda el historiador.

Las creencias racistas de los WASP han estado inspirando a radicales de extrema derecha estadounidense desde hace décadas. Beben de ellas desde las sucesivas versiones del Ku Klux Klan que han existido hasta grupos neonazis, pasando por skinheads y otras formas de supremacismo blanco.

De esos grupúsculos han surgido libros cuya temática y visión no difiere, en esencia, de la que está reformulando Camus en Francia. Por ejemplo, eran estadounidenses Madison Grant, autor de principios del siglo pasado que firmó el libro ‘The Passing of The Great Race’, algo así como “El declive de la gran raza”, o el supremacista blanco Lothrop Stoddard, autor de ‘The Rising Tide of Color: The Threat Against White World-Supremacy’, es decir, ‘La creciente marea contra la supremacía mundial de los blancos’.

Esas obras, aunque antiguas, parecen no haberse superado. Al menos aún en la Francia actual, marcada por el auge e influencia de Marine Le Pen y su RN. “Actualmente hay una radicalización de la extrema derecha. Esas obras se están reeditando aquí”, dice François. “En Francia están macerando estas ideas, que circulan aunque sean peligrosas”, concluye.

(Lo digo por el diario.es, por si había duda)

1 me gusta

Ese tocho y el diario.es sin ningún tipo de TLDR, hard pass.

2 me gusta

Lo que es preocupante es que te quieran hacer pensar que no hay intención de una “sustitución” cuando ya ha habido declaraciones por parte de algunos político en este sentido. Vamos, que no es una conspiración, es algo que se dice o se deja caer sin mucho problema. Otra cosa es que alguien se crea que todos los sudamericanos (por ejemplo) son unos hijos de puta violadores, etc, que es falso a todas luces. Pero que no nos vengan con cuentos

4 me gusta

Y con este tipo de artículos se empieza a promover la idea de censurar libros.

9 me gusta

La “teoría” de la sustitución es verdad que está ahí, es peligrosa y conlleva a problemas. Pero a mi gusto vuelve a ser cosa de que precisamente los que se dedican a educar, al periodismo o a la política, no entienden que el “combate” que se le debe a hacer a este tipo de ideas no debe ser sentimental, moral o simplemente “progre”, sino racional y asertivo.

Vamos, que no te esperes que la gente comparta tus ideas porque son tuyas, molan mucho y todo lo que escape de ellas es facha, racista y nazi. Porque entonces cualquiera con un mínimo de inquietud o curiosidad va a descubrir que existen ideas contrarias y las va a entender como si fueran una epifanía, una cosa underground, prohibida, censurada o incluso romántica. Y todo porque la idea de lo “correcto” le viene dada como una imposición y no una cosa racional a la que se llega con mucho cuidado.

Además es que mira que son cosas fáciles de tratar desde una diplomacia muy tranquila y holística. Pero nada.

18 me gusta

basicamente es lo que hace este articulo, coquetea con la censura, sin pensar en las consecuencias de esto, ademas de la gran pregunta.

Quien decide que ideologia es peligrosa? El gobierno? Las empresas? Las ONGs? Quien?

para mi es lo mas decepcionante de esta epoca de internet y redes sociales, lo que menos abunda es el debate intelectual, y lo mas, la histeria colectiva y los “feelings”

3 me gusta

Cachondo que lo diga un heredero de emigrantes europeos que si realizaron la gran sustitución en Norteamerica.

6 me gusta

Buff, qué malentendido ha tenido el tío. Los hispanos sí son compatibles con la sociedad americana y eran parte de ella desde el principio.

Cristianos, capitalistas, cultura madre grecorromana y europea… Hermanos con matices.

Luego a parte es un zumbado psicópata, claro.

1 me gusta

Es lo que tiene establecer diferencias, que uno se pone estupendo contra un moromierda y te sale un caucasiano anglohablante llamndote hispano de mierda.

1 me gusta

Siguen sin entender que llorar y berrear FACHAEXTREMADERECHARACISTASMUHFEELINGS haciendo aspamientos no es el camino a seguir para “combatir” argumentos racionales y teorias mas o menos fundamentadas en evidencias observables y datos mensurables.

Mejor para nosotros, poco a poco estos enfermos pierden el poder y las formas, estan desesperados y se les nota, y eso nos beneficia.

Emigrantes no, conquistadores. No emigras dentro de las tierras que forman parte de tu pais.

Aclarado esto, 2019 esta siguiendo todo recto hacia la izquierda. Cuando llegues lo reconoceras por los smartphones, los manginas, twitter, los casos aislados de la moronegratada y la realidad virtual.

1 me gusta

Y levantaron desde cero ese país hasta hacerlo una potencia mundial.

1 me gusta

¿Que fueran matando, saqueando y violando, hace que sea menos sustitución?

Yo creo que lo mismo te crees que los saqueos o las violaciones se vitoreaban.

?

Estados Unidos, la primera potencial mundial, no existia cuando unos conquistadores españoles y britanicos se dedicaron a multiculturalizar por orden de sus respectivas monarquias unas tierras que llevaban milenios de retraso tecnologico y cultural.

A partir de ahi llamalo como quieras, llendo para atras podemos llegar al origen del Homo Sapiens y determinar que no hay sustitucion alguna porque compartimos origen, pero si queremos tomarnos el tema en serio mejor hablar del presente, lo que esta pasando, como, por que y a poder ser bajo el prisma de nuestros valores como occidentales en el presente que remontarnos a pasados milenios para juzgarlos en base a una combinacion de prisma actual que no puede aplicarse por contexto a aquella epoca y por supuesto nuestras neuras y sesgos particulares.

Intento de tirar balón fuera, pero no sale bien

Primero, que la moralidad o permisividad con los saqueos nada tiene que ver con el hecho de sustituir población, eliminando la original. Asi que te estas saliendo del tema

Segundo, que muchas veces se permitía a los ejércitos saquear a gusto, para evitar problemas con las tropas que se han jugado la vida

La colonización española fue mucho más benigna (si omitimos la viruela y la gripe) para los nativos, que la anglosajona. Además de que EEUU se independizó cuando eran 13 colonias en la costa Este, y aun quedaban muchos indios en dirección a la costa Oeste

Independientemente de la moralidad actual, sigue siendo válido decir que aquello que temen, lo realizaron ellos mismos en el pasado contra los habitantes originales. El hecho no prescribe por mucho tiempo que haya pasado. Aunque obviamente la reprimenda moral debería ser más severa que la que hay contra los españoles, que más que exterminar se dedicaron a asimilar a la población

Como digo, no es lo mismo conquistar nuevas tierras que “multiculturalizar” Estados-Nacion hechos y derechos con el apoyo activo de (mas o menos) el 50% del espectro politico de los mismos.

Leyendas negras al margen, en todo conflicto belico (y toda conquista) se producen actos de salvajismo contra la poblacion y quien diga lo contrario miente. No por ello considero que un estadounidense, un ruso o un britanico no tengan derecho a quejarse si les violan a ellos o alguno de sus seres queridos porque los ejercitos de sus paises en el siglo pasado se dedicaran a violar mujeres y niñas alemanas durante y despues de la 2ª GM.

Un detalle importante es que en los saqueos, y demás crímenes de los ejércitos, no se suele** buscar (ni llegar accidentalmente) al exterminio de etnias enteras (bueno, a Genghis Khan le daba como igual) La minoría tan ridícula de indios que quedaron en Norteamérica, sí que delata una campaña persistente para ir eliminándolos. El modus operandi me da igual, como si fueron 1000 campañas militares con sus correspondientes saqueos.

**aunque a veces sí se llega, o incluso en ciertos casos sí que ha sido dirigido con esa idea. Pero son más la excepción que la norma del Renacimiento al presente

Aprovecho (ya que dices que tiro balones fuera) y recomiendo fuertemente las ideas de Gustavo Bueno sobre que la formación de imperios a través de guerras fueron la única forma posible de establecer lo que son grandes unanimidades hoy en día. Vamos, el español no sería hoy en día una lengua tan hablada si no fuera por ese tema, y nuestras “conquistas” fueron especialmente blandas (de hecho, ni las nuestras, los que vivimos en España nos quedamos aquí; los que fueron allí fueron los que se quedaron en esas tierras y tuvieron descendientes, vaya).

Nada de lo que dices lo estoy negando. Lo que sí digo es que o se es permisivo con ambos sucesos, o se castigan ambos.

Lo que no puede ser es que cuando te invade A está bien, pero cuando te invade B está mal. Ni siquiera por mucho tiempo que haya pasado (aunque obviamente no vamos a ir, a día de hoy, a pedir la cabeza de ningún representante político por cosas que han pasado hace siglos)

Y sí, estoy dejando una excusa pragmática de:

  • Lo que yo hice está mal
  • Pero a día de hoy no me puedes castigar
  • Pero lo que hacen estos a día de hoy está mal y se les puede castigar