El Tribunal Supremo da la razón a los bancos y falla que el cliente pague el impuesto de las hipotecas


#81

Pues la otra opción me parece peor, prefiero un soborno a una amenaza. Aunque viendo como funcionan las cloacas del estado, cualquiera de las dos es viable.


#82

#83

Han hecho mal las cosas y han perdido credibilidad. Podrían haber tenido el mismo resultado (paga el cliente) si no hubieran dado esa esperanza. De todas maneras el cliente habría seguido pagando, aumento de comisiones o llámale X.


#84

Antes estaba en la radio un juez del supremo y su explicación básicamente ha sido que los jueces de la sala son casi todos nuevos y han interpretado la ley de forma demasiado estricta y sin tener en cuenta la práctica de 15 años de funcionamiento anterior.

Un saludo


#85

Quien maneja los billetes tiene el poder


#86

Pero qué coño…!?


#87

A ver si lo entiendo, llevamos 15 años donde la ley no se aplica correctamente? Que gran noticia!


#88

Como hacer que la gente vaya odiando a su país a través del populismo y de algo que no tiene nada que ver, capitulo 1

image

image

image


#89

Usas el modo diurno?!
Maximum disrespect


#90

Supongo que de manera electoralista se buscará cambiar esto mediante leyes en programas de partidos. Aunque tal vez lo mejor sería quitar directamente el impuesto no? Pues seguiríamos pagando los hipotecados de una manera u otra.


#91

Hay estudios que confirmen que el claro daña la vista?


#92


#93

Cosas jugosas de política:



*Lo curioso es que Ps y Cs ya lo habrían propuesto ANTES de la polémica


#94

¿Y por qué no lo han hecho antes? ¿Cambiaría algo? Menuda gentuza


#95

Ahora todos los politicuchos de mierda diciendo que van a cambiar la ley. Sí, claro. Y yo voy y me lo creo.

Alguien nos está tomando por gilipollas.


#96

Es lo que han hecho toda la vida


#97

Nunca hemos dejado de ser el rebaño.


#98


#99

Táctica sextera. Mezclan churras con merinas.


#100

Este hilo es aún mejor y más explicativo. Magnífico para el que quiera entender la situación más allá de los slóganes fáciles: