El Supremo condena a un homeópata y a su mujer por intrusismo y estafa

Tenía un título «superior» en Terapias Naturales del Real Centro Universitario Infanta María Cristina y se hacía pasar por doctor. Había fundad la «Clínica Esthetical Medical Center» de Vinarós, Valencia, y allí hacía rocambolescos diagnósticos, como el de un «fallo en las células entre neuronas que degeneraría en retraso metal cuando tuviese 18 o 19 años» a la hija de otro paciente, según la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia que le condena a cuatro años y seis meses de prisión por «intrusismo profesional» y estafa a más de veinte personas que pasaron por su centro. El homeópata, dice el Supremo, carecía de la «titulación necesaria para ejercer actos propios de la profesión médica y aprovechándose de la creencia generalizada de que sí la tenía».

En la misma causa se condena también a J. L. M. P., quien sí tendría títulos de Medicina pero no homologados en España. Ambas sentencias aumentan las penas con respectos a las de la Audiencia de Castellón, que habían sido recurridas. Entre 2002 y 2009 se dedicaron a inyectar en diversas partes del cuerpo sustancias «no determinadas» que en el mejor de los casos eran inocuas. El homeópata recetaba productos como imbergriphin, mercuril, alginehn y oscilogrip, especifica la sentencia. Decína curar la ansiedad, la obesidad, celulitis e incluso malformaciones raras, como la enfermedad de chiari, por cuyos tratamientos podían llegar a presupuestar hasta 8.000 euros. Ambos condenados hacían desde autotransfusiones de sangre hasta liposucciones.

En esta causa se admitió como prueba de la acusación una grabación con cámara oculta . Este material audiovisual fue transmitido por Telecinco en un programa serial, realizada por una reportera que acudió a tres citas en ese centro estético. El Supremo valoró que el uso de cámara oculta no era «ilítico» debido a que cumplía con «los principios de proporcionalidad, necesidad y racionalidad al respecto».

Como cómplice del delito de estafa continuada se ha condenado a M.J.A, esposa del homeópata, quien trabajaba en el centro y le llamaba «doctor», a un año y nueve meses. Además deben pagar indemnizaciones por 137.000 euros , de los que 110.000 (5.000 por demandante) son por «daño moral».

Fuente:

2 Me gusta

Aishhhh

1 me gusta

No tiene ni puta idea. Es un fallo en el cárter

Hay que ser hijo de puta.

Yo les inyectaba 2 balas a cada uno en el craneo y les curaba de su vida.

Lo minimo ademas de no ver el sol como poco durante el mismo tiempo que han estado estafando a la gente es que todos sus bienes, sus propiedades y su riqueza queden a disposicion de las autoridades para su venta y distribucion de cara a la devolucion, en la medida que sea posible, de todo lo que han estafado a sus victimas, ademas de las reparaciones por los denominados daños morales u otros perjuicios causados.

4 años a el, menos de 2 a ella y 137k€ de indemnización. Pues les ha salido barato la broma, que quereis que os diga.

1 me gusta

A ver si esto sienta precedente…

Pues yo espero que no, porque no es por homeopatía.

Es @onamu

1 me gusta

La que esta liando Onmau, ¿Cuantos fraudes homeópatas ha protagonizado ya?

1 me gusta

Como siempre, las corrientes científicas tradicionales censurando a personas que proponen ideas que podrían revolucionar totalmente el status quo.

Espero que sea sarcasmo…

6 de ellos con erótico resultado.

1 me gusta

Como dice el gran G. Tsoukalos, es necesario que los científicos abran su mente y admitan que no lo saben todo, que las pruebas están ahí y que solo hace falta analizarlas desde todos los puntos de vista.

1 me gusta

La medicina natural tarde o temprano se abrirá camino.

1 me gusta

Y la verdad sobre las pirámides.

1 me gusta

Está claro que los condenan porque saben que sus remedios funcionan y no quieren que las farmaceuticas pierdan dinero.