El millonario negocio de los sustitutos de la carne

McDonald’s anunció la semana pasada un acuerdo con Beyond Meat para empezar a comercializar sus populares hamburguesas de proteína vegetal en algunos de los restaurantes de Canadá. Desde esta primavera, su principal competidor, Burger King , ofrece en sus establecimientos de Estados Unidos las hamburguesas de Impossible Foods , otra start-up de Silicon Valley que produce hamburguesas vegetales con textura y sabor a carne animal. Kentucky Fried Chicken también comercializa el pollo vegano de Beyond Meat y otras cadenas de fast food , como Subway o Pizza Hut ofrecen en su carta opciones veganas y vegetarianas.

Aunque en España estos movimientos aún no han llegado, la apuesta que hacen las grandes cadenas en Norteamérica confirma la democratización de la comida veggie , apunta Jordi Barri, director del grupo de restauración vegetariana flexitariana Flax and Kale. En pequeños restaurantes convencionales es cada vez más habitual ver platos adaptados a clientes veganos y vegetarianos, añade este empresario.

Cifras

Las ventas de productos de proteína vegetal alcanza los 40.600 millones de dólares a nivel global

El sector de la restauración ha abierto las puertas a esta tendencia y en los últimos dos años se ha más que duplicado el número de restaurantes aptos para este colectivo, hasta alcanzar los 1.800 establecimientos en España, señala el informe The Green Revolution 2019 de Lantern. A escala local, este año se ha creado la Barcelona Veg Friendly, una asociación que une clientes con restaurantes y comercios para veganos y vegetarianos. Y países como Reino Unido y Francia han lanzado la iniciativa de los lunes verdes para evitar el consumo de animales durante este día de la semana.

A la hora de llenar la nevera, los consumidores veggies también lo tienen cada vez más fácil. Grandes cadenas de supermercados ofrecen productos de esta categoría. Los mejores ejemplos son Mercadona, Lidl y Consum, opina el consultor Jaime Martín. En el extranjero, la británica Tesco, la alemana Aldi y la estadounidense Whole Foods han dado pasos semejantes. En algunos casos han lanzado marcas propias para este perfil de consumidor, añade Martín.


Una hamburguesa de Beyond Meat en un McDonald’s de Canadá.

La estrategia que siguen la mayoría de supermercados para vender productos veggies es ubicarlos justo al lado de los alimentos de procedencia animal, de forma que amplían la oferta tradicional. También hay otras cadenas, como Aldi, Carrefour o El Corte Inglés, que ubican los productos veggies en la sección de alimentos ecológicos o biológicos, categoría distinta que no debe confundirse aunque se le puede asemejar. De hecho, los productos veggies pueden ser industriales, incluso ultraprocesados. La hamburguesa de Impossible Foods lleva goma xantana, entre otros ingredientes.

Según Martín, los supermercados deben dar un paso más para consolidar el sector veggie . El consultor considera que ahora, las cadenas venden los productos de forma aislada. “Sería óptimo implantar una estrategia para fomentar la alimentación verde en su conjunto, incluyendo la promoción de la venta de fruta y verduras frescas”, apunta.

Caso distinto es el de las cadenas de supermercados que llevan años en el sector. En Catalunya, destaca la empresa Veritas, nacida en el 2002 y con 72 establecimientos en el conjunto de España. Fuentes de la compañía destacan que durante los últimos años, han sentido la necesidad de hacer pedagogía a nivel familiar debido a la inexperiencia de un consumidor de edad más avanzada que tiene que adaptarse a la nueva alimentación de los más jóvenes de la casa.

De hecho, el reto de toda la industria está en captar al cliente senior. Irina Costafreda, socia fundadora del supermercado Obbio, especializado en alimentación saludable y biológica, apunta que la estrategia para captar al consumidor de edad más avanzada es aumentar la oferta de productos saludables. Una visión que comparten desde Veritas y que confían reforzar con la mejora que está introduciendo toda la industria a nivel de sabores y texturas de alimentos.

Aún queda trabajo por hacer. En España, el nivel de insatisfacción del consumidor veggie es elevado, apunta Lantern. Excepto en las bebidas vegetales, los niveles de insatisfacción en el resto de categorías se encuentran entre el 45% y el 70%.

Yo quiero que avance lo de las hamburgesas hechas de manera artificial a partir de células madre.

Un saludo
DrPingas

6 Me gusta

Goma xantana, suena natural y saludable.

2 Me gusta

Ser idiota siempre ha sido caro.

5 Me gusta

¿Pero los transgénicos no eran malos? O ahora molan?

1 me gusta

Bueno, tampoco es que estén intentando imitar un filet mignon; les auguro un relativo éxito dado lo modesto de la meta.

He comido hamburguesas veganas que sabían a morcilla pero no están tan buenas como las de carne, además que están súper procesadas, para imitaciones prefiero comer tofu directamente por ejemplo.

Luego del “no pollo” me da asco hasta el nombre :rofl:.

El tofu es fantástico desde un punto de vista nutricional por su aporte proteico, pero no sabe a carne. Y mejor que el tofu es la yuba, que viene a ser un subproducto de la elaboración del mismo (básicamente la capa que cuaja más arriba).

A mí si inventan una máquina tipo la de Star Trek que a partir de polvo de leche de yak te hace tanto unas patatas bravas de bareto de barrio como un menú de veinte platos de los hermanos Roca, me vale. Que sigan investigando guarradas.

2 Me gusta

Para eso te haces unas lentejas. O una hamburguesa de lentejas.

1 me gusta

No, no sabe a carne, lo decía como sustituto de proteínas que te faltan al no comer carne, a mí me gusta mucho rebozado con alguna salsa porque es verdad que sabe poco a nada, a mí la hamburguesa que digo que probé me recordaba mucho a una cosa que se hace en Murcia que se llama morcilla de verano pero que no lleva cerdo, berenjena con cebolla, pimienta y piñones, se podría decir que era una receta vegana pero tradicional de la huerta :rofl:.

Nunca he probado la yuba pero si se parece al tofu me gustaría.

Es que el tofu es la cosa mas insipida que hay. Lo bueno que tiene es que es una esponja y, con lo que lo cocines, va a absorber todo el sabor.

Sobre los substitutos de la carne y el negocio, pues bueno, los productos carnicos tambien son negocios millonarios.

1 me gusta

El tofu es bueno cuando lo saben preparar. Asi solo no sabe a nada.

Aún queda trabajo por hacer. En España, el nivel de insatisfacción del consumidor veggie es elevado, apunta Lantern. Excepto en las bebidas vegetales, los niveles de insatisfacción en el resto de categorías se encuentran entre el 45% y el 70%.

Siempre que exista la posibilidad de que otros puedan comerse un sabroso chuletón la insatisfacción del consumidor “veggie” (me descojono con la palabreja :joy:) estará presente.

Los “veggies” solo estarán felices el día en el que no existan los sabrosos chuletones.

2 Me gusta

Pues normal que haya negocio, cada vez hay más gente que se mete al mundo vegetariano/vegano.

A mí no me sabía a nada, mira que lo intenté hacer de distintas formas durante tres años y siempre me sabía a lo mismo. Nada.

¡A mi la heura (no-pollo) me flipa! Me parece una de las cosas más logradas. En el otro lado de la balanza estaría el seitán, que no he visto un solo filete de eso que se parezca a carne.

Y hablando de hamburguesas, poca broma con la beyond burguer. Para mi si es un buen sustituto.

Bueno, ya sé qué comer cuando se acaben los pollos :sweat_smile:

1 me gusta

Un excelente plato vegano no tiene nada que envidiar a ningún notable plato no vegano.

2 Me gusta

Como dicen, los tontos siempre han sido de aparentar; ahí no me meto, pues es su pasta. Ahora bien, me toca muchísimo los cojones lo de que usen los nombres del producto real pero poniendo “vegano” al final, como si estubieras comiendo lo mismo: bacon vegano, pollo vegano, etc… ni es bacon ni es pollo

Yo solo como piedras.

1 me gusta

En los kebab también dicen que es carne de pollo o ternera y a saber qué cojones es lo que te sirven.